San Gregorio de Narek, monje armenio y Doctor de la Iglesia

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Miniatura del 1173 representando al santo.

Miniatura del 1173 representando al santo.

San Gregorio de Narek (Գրիգոր Նարեկացի, en armenio) fue un monje del monasterio de Narek, muy conocido no solo por su santidad, sino porque otro santo – San Nerses Lambronac’i -, hablando de él, lo denominó como un “ángel con cuerpo”. Es también muy conocido por su libro de oraciones que él mismo llamaba “Libro de Elegías” (al que el pueblo armenio denomina simplemente como “Narek” y que es un compendio de noventa y cinco oraciones), que es el texto más venerado y más difundido entre los armenios después de la Sagrada Biblia. También se le conoce como el sabio de Vaspurakán, ya que fue un monje que contribuyó grandemente en el florecimiento de la espiritualidad y de la cultura armenias.

De su vida, poco sabemos; solo aquello que nos ha llegado a través de sus propios escritos. Sobrino de Ananías Narekac’i, un insigne escritor y archimandrita del monasterio de Narek, fue educado en el propio monasterio junto con su hermano Juan, que era mayor que él. Fue monje y con unos veinticinco años de edad se ordenó de sacerdote en el mismo monasterio, convirtiéndose posteriormente en maestro de novicios y en abad. En aquella época el monasterio, situado en las orillas del lago Van en Vaspurakán (hoy Turquía) era muy floreciente tanto por sus numerosas vocaciones como por su vida espiritual. Hoy, está deshabitado.

Algunos historiadores afirman que era hijo de Khosrov Anjevac’i, quién al morir su esposa ingresó como monje y se convirtió en un piadoso obispo, al que se le atribuye el comentario más antiguo sobre la Divina Liturgia en Rito Armenio, pero un estudio llevado a cabo por el historiador armenio Kibarian, distingue a dos personas con el mismo nombre de Gregorio, contemporáneos y quizás, incluso, paisanos. Uno sería el hijo del obispo Khosrov – que es el autor de la obra “Comentario al Cantar de los Cantares” -, y el otro sería nuestro santo, que obviamente, no debemos considerarlo como el hijo del obispo Khosrov.

Iluminación armenia del Santo escribiendo su obra.

Iluminación armenia del Santo escribiendo su obra.

Según este estudio, la fecha de su nacimiento podemos encuadrarla entre los años 950-955, posiblemente en Andzevatsik (entonces Armenia, pero hoy Turquia) habiendo muerto “relativamente” joven en Narek conforme lo afirma N. Lambronac’i en su “Vita”. En ella dice que debió tener unos cincuenta años cuando compuso en el año 1003, su obra maestra, o sea, el “Libro de las sagradas Elegías”. Poco tiempo después se fija la fecha de su muerte, siendo sepultado en el monasterio de Narek, cercano a la iglesia de San Sanduxt. Inmediatamente, su tumba se convirtió en meta de peregrinación para los fieles pertenecientes a la Iglesia Apostólica Armenia hasta que los turcos causaron la gran masacre del pueblo armenio en el año 1915, lo que se la venido en llamar “el genocidio armenio”. El Sinaxario armenio, el día 27 de febrero, informa sobre una “Vita” del santo, aunque en la actualidad es conmemorado junto con los “santos traductores”, en la tercera semana después de la Asunción.

Estando aun vivo ya era considerado un santo por todos sus contemporáneos (el mismo lo cuenta en su oración número 71), aunque no le faltaron algunos enemigos que lo acusaron de herejía delante de algunos obispos (también lo narra en su oración 83, en la que implora el perdón de todos). En la “Vita” narrada por el Sinaxario se menciona un hecho muy significativo: habiendo sido acusado de herejía, reunidos en un Sínodo los obispos y los príncipes, enviaron a dos delegados para que lo trajeran y someterlo a juicio. Recibidos por Gregorio, los delegados fueron invitados a comer; era viernes y les pusieron dos palomas asadas, por lo que los delegados, escandalizados, lo arrestaron de inmediato. Gregorio se puso a orar, excusándose pues la idea no había sido suya y ordenó a las palomas que se fueran volando, cosa que ocurrió. Ante este milagro, los delegados se marcharon y se lo contaron a los obispos, los cuales reconocieron la inocencia y santidad de Gregorio.

Foto del monasterio de Narek en el año 1900.

Foto del monasterio de Narek en el año 1900.

Aunque esta narración tiene todas las pintas de ser una leyenda, lo que si está claro es que fue acusado de herejía, algo explicable considerando que en aquel tiempo, la Iglesia Armenia atravesaba un período difícil por la presencia de unos herejes llamados “Thontrakec’i”, que fueron precursores de los albigenses. Esta Iglesia era muy antigua. En el año 451, junto con el Patriarcado de Alejandría y la Iglesia Jacobita, considerando que la ortodoxia había roto con lo acordado por el Concilio de Éfeso y se producía una recaída en el nestorianismo, rompieron formalmente su comunión con Roma y con los demás patriarcas, siendo escindidos y considerados como monofisitas. Por lo tanto, hay que decir que San Gregorio de Narek vivió en una época en la que la Iglesia Armenia no se encontraba formalmente en comunión ni con Roma ni con Constantinopla. Pero también hay que decir que en aquellos tiempos, finales del primer milenio de la cristiandad, estaba todo tan enmarañado que no es fácil hablar de cisma o de herejía cuando se trataba de las divisiones o discrepancias teológicas o eclesiales entre unos y otros.

Hay quienes afirman que San Gregorio pertenecía a esa secta debido a su estrecha amistad con el archimandrita del monasterio de Kc’va, quien de hecho, sí pertenecía a ella, pero esto no es asumible ya que existe una carta del propio Gregorio haciéndole ver los errores de dicha secta. Su propio tío, Ananías, había sido acusado de pertenecer a ella, por lo que tuvo que firmar una profesión de fe anatematizando a los herejes. Esto explica el por qué San Gregorio incluyó en su libro de oraciones una profesión de fe, dirigida de manera especial contra los herejes, a los cuales él llamaba paulicianos o maniqueos.

Relieve del santo en la fachada de la catedral moscovita de la Santa Cruz.

Relieve del santo en la fachada de la catedral moscovita de la Santa Cruz.

Como queda demostrado en su oración número 80, San Gregorio mostraba una veneración muy especial hacia la Santísima Virgen, de la que se afirma que se le apareció en una ocasión. Existe también un panegírico mariano escrito por el santo del que hablaremos posteriormente. En estos dos textos se puede escudriñar lo que podríamos llamar toda una teología mariana. Fue un escritor prolífico y en base a sus escritos es por lo que el Papa lo declara hoy Doctor de la Iglesia Universal, aunque ya la Iglesia Armenia lo tiene considerado como tal.

Sus obras las podríamos dividir en los siguientes grupos:
“Himnos y odas”, que es una veintena de poesías religiosas que conforman una obra poética escrita en su juventud.
“La Historia y el panegírico de la Cruz de Aparak’” y “El panegírico de la Virgen María”, compuesto en el año 984 a petición del obispo Esteban Mokac’i y que está inspirado en el himno “Akathistos”, profundizando en la doctrina de la Encarnación y, partiendo de ella, exaltando la dignidad, ternura y belleza de la Santísima Virgen. En la historia-panegírico de la cruz, describe el traslado de una reliquia de la Santa Cruz desde Constantinopla hasta Armenia. La reliquia fue recibida por los fieles con gran veneración, siendo expuesta en la iglesia de la Virgen, ocasión que San Gregorio aprovechó para escribir los dos panegíricos sobre la Cruz y sobre la Virgen. Estos dos escritos no solo tienen un enorme valor literario, sino que son dos preciosos documentos sobre la doctrina teológica de la Iglesia Armena.
– Tres discursos escritos bajo la forma de oración, conocidos como “Ganj” (tesoro), uno sobre el Espíritu Santo, un segundo sobre la Iglesia y el tercero sobre la cruz.
– Un panegírico escrito sobre los apóstoles y los discípulos de Cristo y otro sobre San Jacobo de Nisibe, un santo muy venerado por los armenios.
– Una carta dirigida al archimandrita del monasterio de Kc’av, condenando las doctrinas de los herejes llamados “Thontrakec’i”.
– El libro de oraciones, o “Libro de las sagradas Elegías”, del que hemos hablado antes y que fue escrito en el año 1003.

Entre los escritos de San Gregorio de Narek se tenía como auténtico el “Comentario sobre el Cantar de los Cantares”, escrito en el año 977, pero que como hemos dicho anteriormente, no se considera que sea una obra suya, aunque en muchas páginas de Internet se la siguen atribuyendo. Por todas estas obras, de San Gregorio de Narek se ha dicho que es el San Agustín de los armenios, no por su cantidad, sino por su contenido y por la influencia que ha tenido en esta Iglesia que, como también he dicho más arriba, ya lo veneraba como Santo Doctor.

Iglesia Patriarcal de Etchmiadzim.

Iglesia Patriarcal de Etchmiadzim.

Finalmente, quiero reproducir literalmente una oración escrita por el santo a la Santísima Virgen María. Dice así: “Me vuelvo hacia ti, Santa Madre de Dios, Tú que has sido fortificada y protegida por el Padre altísimo, preparada y consagrada por el Espíritu que reposó sobre Ti y embellecida por el Hijo, que en Ti habitó. Ayúdame con tus oraciones a fin de que socorrido siempre y colmado con tus beneficios, habiendo hallado luz y refugio junto a tu santa maternidad, viva yo para Cristo, tu Hijo y Señor. Sé mi abogada, demanda y súplica, pues como creo en tu inefable pureza, así también creo en la buena acogida que tu Hijo hace a tu palabra. Glorifica en mí a tu Hijo: que Él se digne obrar divinamente en mí el milagro del perdón y de la misericordia. ¡Oh servidora y Madre de Dios!, que por mí, tu honor sea exaltado y que por Ti, se manifieste mi salvación. Seguro que así ocurrirá, ¡oh Santa Madre de Dios!”.

Esta oración tiene una hondísima profundidad, muestra una confianza y un amor sublime a la Theotokos y nos da una prueba de la santidad de Gregorio, que desde luego, merece ser declarado Doctor de la Iglesia Universal, aunque en aquel tiempo, su Iglesia e incluso él mismo, no estuviesen en comunión con Roma. Esta declaración de Doctor Universal de la Iglesia, coincidente con el centenario del “genocidio armenio”, es equivalente a una canonización formal por parte de la Iglesia Católica. Todo se ha hecho siguiendo las normas marcadas por la Sagrada Congregación para las Causas de los Santos.

Divina Liturgia en Rito Armenio:


Antonio Barrero

Bibliografía:
– Kechichian, S., “Grégoire de Narek: le livre de Prières”, París, 1961.
– Mécérian, J., “La Virgen María en la literatura medieval de Armenia; Gregorio de Narek”, Beirouth, 1954.
– Padres Mechiratistas, “Panegírico a la beata Virgen de Tiroyan”, Venecia, 1904.
– VV.AA., “Bibliotheca sanctórum, tomo VII”, Città Nuova Editrice, Roma, 1988.

Enlaces consultados (22/03/2015):
– www.adelantelafe.com/roratecaeli-un-nuevo-doctor-de-la-iglesia
– www.diarioarmenia.org.ar/san-gregorio-de-narek-el-proximo-doctor-de-la-iglesia-catolica

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

21 pensamientos en “San Gregorio de Narek, monje armenio y Doctor de la Iglesia

  1. Hoy, nuestros hermanos ortodoxos celebran el día de Pascua. Mis felicitaciones a todos ellos. Que la luz, la gracia, la paz y la alegría del Resucitado inunde los corazones de todos los cristianos y nos ayude a comportarnos mejor como tales. Que Cristo Resucitado asista de manera muy especial a cuantos hermanos sufren persecución por su fe en Él.
    ¡Cristo ha Resucitado de entre los muertos, Aleluia!
    Ανέστη Χριστός εκ νεκρών, αλληλούια!

  2. Gracia por escribir sobre san Gregorio de Narek, deseo a nuestros hermanos ortodoxos una feliz pascua y muchos abrazos, Antonio, twngo una pregunta y tal vez no debería pero mi interrogante que quizá quisiera que me quede claro de una vez, es de si dicen que han hallado la tumba de San Pedro en Jerusalen que evidencias hay a favor y en contra, se dice que encontraron debajo de un convento franciscano la inscripción donde estan los supuestos restos Simon Bar Iona, y algunos lo instrumentalizan para decir que Pedro no fue el primer Papa y que junto a los restos, se encontraron a los de Lázaro, Marta y María, segundo, que dicen que hay ciertas practicas paganas dentro de la Iglesia Católica, y argumentan sobre el tema de lo surgido después del concilio de Nicea, hasta dicen que fue Constantino quien creó la Iglesia Católica, y que dicen que el Cardenal Newman recoboce que hay ciertas practicas paganas, me alejé del tema del artículo pero quisiera que me dieran su opinión, se que debo haverlo en el momento preciso pero que quisiera que me quede claro de una vez

    • Amigo René,
      Gracias por tu comentario aunque, como tu mismo reconoces, te sales totalmente del tema que hoy nos ocupa.
      Sobre el tema de la tumba de san Pedro me he pronunciado de forma meridianamente clara en el artículo que escribimos en este blog sobre su tumba en el Vaticano. La tradición siempre ha dicho que está en Roma y la arqueología lo ha confirmado. No tengo más que decir independientemente de lo que algunos arqueólogos encuentren en otros sitios que por encontrar han encontrado hasta la tumba de Cristo en la India, con huesos y todo dentro.
      Que Constantino fundó la Iglesia es una barbaridad de tal calibre que ni merece contestarse y que en la Iglesia existen ciertas prácticas paganas es otra estupidez que tampoco merece ser contestada y, a mi parecer, ni siquiera ser preguntada. En este blog tenemos como objetivo hacer hagiografía seria y no enredarnos en tantas y tantas barbaridades como se han dicho y se seguirán diciendo sobre la Iglesia de Cristo, que por supuesto ha cometido errores a lo largo de la historia, pero que es y seguirá siendo Una, Santa, Católica y Apostólica. Se que tu piensas exactamente igual que yo y, si me permites un consejo de amigo con más edad que tu, no deberías prestar atención a todas las tonterías que puedas escuchar o leer. De veras.

      • René,
        aunque no es el tema del artículo, en primer lugar hay que leerse las pruebas arqueológicas del sepulcro de San Pedro en Roma: http://www.preguntasantoral.es/2013/06/la-tumba-de-san-pedro/
        Simón era y sigue siendo un nombre común en el pueblo Israel, así como Jonás. Simones y Jonases los había a patadas, así que seguro que San Pedro no fue el único “Simón, hijo de Jonás” que pudo vivir en Israel en esa época y en otras cercanas y lejanas. No vamos a negar que se haya hallado la tumba de alguien llamado así, pero que sea San Pedro cuando todas las pruebas arqueológicas indican que está enterrado en Roma, son ganas de buscarle los tres pies al gato. Es como si yo me encuentro la tumba de un “Jesús, hijo de María” en cualquier parte y por narices tenga que referirse a Jesucristo y a la Virgen; cuando esos nombres, Jesús y María, eran y siguen siendo también frecuentísimos.

        Segundo, Constantino no creó la Iglesia porque Constantino fue un emperador romano que encima fue pagano toda su vida, sólo se bautizó en el lecho de muerte y seguramente influenciado por su entorno y atemorizado por la perspectiva de su propio final. A este emperador romano sólo debe atribuírsele el fin de las persecuciones oficiales con el Edicto de Milán de 313 y la pacificación del Imperio con la asimilación del cristianismo, lo que no implica fundar nada porque él era un gobernante político, no eclesiástico. Vamos, tonterías al canto, como hacer de él un Santo.

        Por último; los rituales pretendidamente “paganos” de la cultura cristiana me gustaría saber cuáles son, pero ya sé por dónde va eso. El cristianismo es una religión sincrética que auna lenguajes y elementos simbólicos de las religiones hebrea, griega y romana, porque se desarrolló en esas culturas, pero hablamos, ante todo, de arte y de simbolismo. Pero de ahí a decir que hace rituales paganos es soltar la mentira bien gorda. ¿Qué rituales paganos? ¿El sacrificio de animales? ¿La castración de sacerdotes? ¿El mantenimiento de una llama encendida? ¿La purificación con sangre de un ejército? ¿Los ritos de iniciación sexual? Esto no te suena de nada, ¿verdad?

        No es como en México, donde tantas prácticas actuales del pueblo llano siguen siendo una mezcolanza de cristianismo y cultos prehispánicos y otras cosas raras a las que prefiero no poner nombre. En Europa, la Iglesia erradicó bien pronto cualquier práctica extraña, tenida por herejía, y no pasó de la alta Edad Media. En cambio, en el México actual, o en otros sitios como en Perú… mejor ni hablemos, ¿verdad?

        Mi consejo, René, es que leas mucho, estudies y te documentes, porque burradas te las cuelan en cualquier parte y hay que saber discernir con cultura y espíritu crítico.

  3. Antonio, que alegria que nos hayas podido comentar sobre la vida de este nuevo Santo Doctor que con temor a equivocarme, diria que al igual que Santa Hildegarda de Bingen, el Doctorado será lo que lo haga famoso en toda la Iglesia y lo exponga al cristianismo occidental.

    Saludos!!!

    • Yo estoy contigo, Jhonatan, en que la declaración de Doctor de la Iglesia, hará que san Gregorio de Narek sea más conocido en la Iglesia universal, ya que hay que reconocer que hasta ahora prácticamente solo lo ha sido en la Iglesia Apostólica Armena.
      Fue un hombre que aportó muchísimo a la Iglesia en su época, que lo sigue aportando con sus escritos y que ya era hora de que se le reconociera, aunque tengamos que decir que no estaba en comunión ni con Roma ni con Constantinopla, aunque no por culpa suya sino de las circunstancias de su tiempo.

  4. Gracias, Antonio. Celebro el reconocimiento de este Santo, hasta hoy desconocido para mí, como Doctor de la Iglesia porque me parece un paso más en el camino de reconocer y valorar la dignidad e igual aporte de las demás Iglesias cristianas a la cristiandad universal. Todo lo que sea que Roma deje de mirarse el ombligo es bueno. Además, el aporte de la Iglesia armenia es de un valor incalculable en este sentido, y por ello mismo, la indiferencia o laxitud con que se ha condenado y reclamado la memoria histórica del llamado genocidio armenio es, si cabe, más horrorosa y más digna de vergüenza para todos los que se llaman cristianos.

    • La Iglesia Armenia es una de las grandes desconocidas en Occidente, junto con la Siria, Asiria y las de tradición alejandrina. Cuando nos referimos a Iglesias Ortodoxas normalmente nos referimos a las de rito bizantino y estas otras, de distintos ritos, también están englobadas en esa especie de cajón de sastre, pero de las que desconocemos casi todo, al menos en paises como España donde la diáspora producida por el Genocidio Armenio no tuvo practicamente ninguna influencia.
      Cuando el día 23 publiquemos el artículo sobre los Santos mártires del Genocidio Armenio lo veremos más claro, genocidio que vergonzosamente no es reconocido por algunos paises, como España, que si que reconocen los otros dos grandes genocidios del siglo XX: el nazi y el estalinista.

  5. Sobre San Gregorio de Narek, me es un gusto saber sobre el. Si desde un momento pensé en la Iglesia Armenia, aunque fue declarado doctor de la Iglesia mas bien para mi creo que influyó de manera importante en la mariología, como en la época en que vivió atestada de constantes herejías, y de divisiones, la Iglesia Armenia fue una de las mas perseguidas durante la dominación otomana, sobretodo durante la Primera Guerra Mundial, se me hace injusto que a nuestro Santo fuera acusado de pertenecer a una secta,

    • En la Iglesia Apostólica Armenia si que ha tenido mucha influencia, pero en el resto de las Iglesias, no tanto. Ahora que se le reconoce su valor declarándolo Doctor de la Iglesia Universal, seguro que su doctrina influirá mucho más. Creo que este acto es un gran acierto eclesial del Santo Padre que, además, nos acerca a una de las cristiandades más antiguas, más puras y menos contaminada.

  6. Al final del artículo acabamos de incluir un video de la ceremenia que hoy se ha llevado a cabo en la Basílica de San Pedro y en la que se ha declarado a san Gregorio de Narek como Doctor de la Iglesia.
    La misa ha sido concelebrada por el Santo Padre, el Patriarca Católico Armenio, todos los obispos católicos armenios y numerosos sacerdotes de ese rito y han estado presentes Su Santitad Karekin II, Supremo Patriarca y Catholicos de Todos los Armenios y Su Santitad Aram I, Catholicos de la Gran Casa de Cilicia.
    La ceremonia, aunque es larga ha estado cargada de simbolismos, se han usado los dos ritos 8el latino y el armenio) y ha habido actuaciones ecuménicas como por ejemplo la bendición común de los Patriarcas con el Papa.
    Es este, aunque ya está puesto en el blog:
    https://www.youtube.com/watch?v=OYCQZVIDAx8

  7. Gracias Antonio.
    Para mi este Santo, Gregorio de Narek, era un desconocido. Hoy ya doctor de la Iglesia, me alegra conocer todo lo que aporto para el bien de esta y de su país de origen.
    La ceremonia ha sido muy bonita y me alegra ver estos pasos ecumenicos que cada día avanzan más con nuestros hermanos armenios, para el bien todos.

    • Yo se que para ti, el tiempo es un bien muy preciado porque andas escaso de él, pero te recomiendo que cuando lo tengas, veas el vídeo al completo. Es riquísimo por su simbolismo y aunque el meollo del rito ha sido el latino, la concelebración ha sido latino-armena. Ha habido dos momentos que a mi me han causado especial impresión: el canto del evangelio según el rito armenio y la bendición final colegiada entre el Papa, el Patriarca católico y los dos Patriarcas ortodoxos.

  8. Antonio

    San Gregorio de Narek era un total desconocido para mi. Ermosa suplica/oración de San Gregorio a la virgen Maria.

    Antonio si san Gregorio como cristiano Armenio no estando en comunión en ese tiempo ni con Roma ni Constantinopla me extraña que se le de el título de Doctor. ¿Esto sería posible en otros pontificados?

    • Cierto es que en tiempos de San Gregorio de Narek, la Iglesia Armenia, al igual que ahora, no estaba en comunión ni con Roma ni con Constantinopla; era y es lo que llamamos una Iglesia monofisita, que como tu sabes defiende que en Cristo hay solo una naturaleza, que es la divina. La verdad es que en aquellos tiempos, confusos en terminologías, los monofisitas temían que la ortodoxia cayera en manos del nestorianismo y por eso no aceptó la doctrina del Concilio Ecuménico de Constantinopla del año 381.
      Pero esto no era tan simple como yo lo estoy exponiendo porque la verdad es que detrás de cada postura religiosa también había motivaciones políticas, pues entraron en disputas las primacías de los patriarcados de Constantinopla y de Alejandría y tuvo que intervenir el Papa de Roma. Aun así, la cosa siguió complicándose y decididamente se dió la primera ruptura de la Iglesia.
      Pero lo que está claro es que en las iglesias monofisitas también floreció la santidad, quienes se dejaban de disquisiciones teológicas y se dedicaban al prójimo, a la oración o al ascetismo, por ejemplo. Con San Gregorio de Narek se ha hecho justicia porque él no fue un defensor acérrimo de ninguna herejía anterior sino que fue lo contrario, combatió las herejías de su época.
      Por sus escritos merece ser Doctor de la Iglesia y yo creo que el Papa Francisco – que está cambiando muchas cosas que no son fundamentales – ha dado un paso de gigante en el terreno ecuménico. Por lo pronto se ha ganado a todos los armenios y las relaciones con esta Iglesia seguro que van a ir a mejor.
      Sin lugar a dudas que otros papas les hubieran buscado los cinco pies al gato.

  9. Conozco a la Iglesia Armenia precisamente por mis investigaciones sobre San Gergorio el Iluminador, ya sabía yo que no tenía la plena comunión con Roma debido a los problemas doctrinales que se suscitaron con la doble naturaleza de Cristo, problemas que se comenzaron a zanjar con San Juan Pablo II y el patriarca Armenio Kerekin I al firmar un acuerdo sobre este asunto.
    Me di cuenta entonces que había santos armenios dentro del santoral católico, como este Obispo que acabo de referir, y en un libro que compre de pinturas hay una obra muy bonita con varis santos armenios pintados, entre ellos, san Gregorio de Narek, que por cierto, por lo que me doy cuenta, siempre ha estado dentro de nuestro santoral. A me se me hacía raro entonces que los armenios lo consideraran Doctor y nosotros no. (algo pareceido pasa con San Ildefonso de Toledo, que varías fuentes lo consideran doctor).
    Opino sobre lo que se menciona que no haya estado en comunión con Roma o Constantinopla, se debe en primer lugar a que no había una ruptura tan señalada como fue el cisma de Oriente en 1054, el que bien sabemos no fue automático. Además, Armenia es el primer pais que adoptó el cristianismo oficialmente y al estar fuera de la influencia del imperio romano, los conceptos de gobierno y de religión tuvieron que variar a como era conocido en occidente.
    ya has hecho referencia como él mismo observó una correcta ortodoxia, saber si fue simpatizante o no el monofisismo, será un problema para la historia y que en verdad no creo que lleve a cosas útiles el descubrirlo.
    Me alegra mucho que haya sido reconocido como Doctor y que este hecho sea útil para el ecumenismo. Sin duda ha sido un gran paso el que se dio este domingo.
    Solamente me queda una inquietud.¿ existen reliquias suyas o se han perdido a causa de las guerras y del tiempo?
    Saludos.

    • Bueno, Humberto. Las reliquias de San Gregorio de Narek se perdieron cuando los turcos destruyeron el monasterio durante el Genocidio del 1915. Creo que en el artículo del día 23 se menciona algo de esto.

  10. Iba a a hacerte una pregunta Antonio que realmente yo no se…¿cuantos doctores hay reconocidos oficialmente por la iglesia?.
    ¿Los hay que son considerados doctores sin estar reconocidos oficialmente?l
    Para ser declarado doctor o doctora me imagino que hay que ser canonizado,no puede haber ningun beato doctor,no?
    Muchas gracias por este articulo de San Gregorio Narek,como siempre me entero de vicisitudes historicas,en este caso referente a la iglesia armenia.

  11. En estos días de la visita del Papa Francisco a Armenia, se habla mucho de San Gregorio de Narek y de San Gregorio el Iluminador, como si fueran la misma persona.
    Pero buscando datos, veo que se trata de dos Santos distintos.
    San Gregorio el Iluminador es del Siglo IV, mientras que San Gregorio de Narek (a quien declararon Doctor) es del Siglo X.
    ¿Estoy en lo cierto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*