Nuestra Señora de Guanajuato

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Imagen de Nuestra Señora de Guanajuato sin sus habituales ropas que la cubren.

Imagen de Nuestra Señora de Guanajuato sin sus habituales ropas que la cubren.

Esta imagen de Nuestra Señora es considerada por muchos la más antigua en el territorio mexicano, a pesar, claro está, de que algunas otras también se disputan este título, pero lo que se cuenta de Nuestra Señora de Guanajuato es lo que muchos la consideren tal cual.

Todo esto nos lleva a empezar con nuestro relato, pues de esta imagen se dice, como de muchas otras, que hacia el año 714, durante la invasión musulmana a la península Ibérica, la imagen de Nuestra Señora se encontraba en Granada y, para que no fuera destruida por los musulmanes, fue escondida durante 800 años en una cueva y que, a pesar de permanecer tantos siglos escondida, la imagen permaneció incólume. Posteriormente, en el siglo XVI, dice la leyenda que la imagen fue encontrada de nuevo y se le entrego al emperador Carlos V, quien decidió donarla al pueblo de Guanajuato, en la Nueva España, en 1556, pero como un año después, en 1557, fue la época en que Carlos V abdico en favor de su hijo Felipe II, fue a este quien le toco expedir la Cédula Real por la cual obsequiaba dicha imagen al pueblo de Guanajuato. Este obsequio se explica debido a que Guanajuato, en esa época, era uno de los minerales más ricos de la Nueva España, y del cual la corona tenía grandes ganancias.

Le toco a un noble granadino, de nombre Don Perafán de Rivera, que había sido nombrado Alcalde Mayor, Juez de Minas de Guanajuato, llevar la imagen hasta su destino final, pero cuenta la leyenda que, estando ya cerca de dicha población, en un lugar llamado “La Yerbabuena”, perdió el camino don Perafán y su comitiva. Siendo ya de noche, don Perafán dio la orden que se sacara la imagen de la Virgen de la caja en que venía y, poniéndola sobre un tambor y encendiéndole dos velas, le suplicaron los ayudara a encontrar el camino hacia Guanajuato. A la mañana siguiente, la comitiva pudo divisar a dos palomas blancas, y fue un indicio de que estaban cerca de la población, y guiándose por estas aves, lograron llegar a Guanajuato un 8 de agosto de 1557.

A la llegada de la imagen, esta fue entronizada en la capilla de indios mexicanos conocida como “Los Hospitales”, que había sido fundada por don Vasco de Quiroga, donde estuvo hasta 1696, fecha en que se le construyó su nuevo y actual templo.

Plegaria a Nuestra Señora de Guanajuato para encontrar el camino.

Plegaria a Nuestra Señora de Guanajuato para encontrar el camino.

Cuando la imagen llegó a Guanajuato llevaba una rosa en su mano del mismo material de la imagen, y posteriormente se le agregó un rosario, esto causó, según narran algunas fuentes, que posteriormente, cuando la imagen iba tomando fama y devoción entre los pobladores, la Orden de Predicadores de Santo Domingo dijera que como se trataba de una Virgen del Rosario, les correspondía a ellos tener la imagen y administrarla, ya que dicha advocación era propia de su orden, ante tal demanda, se decidió entonces, para evitar más problemas y reclamos, retirarle tanto la rosa como el rosario, y sustituir estos por un cetro. La imagen posee una hermosa peana de plata donada en 1737 por José de Sardaneta y Legaspi.

En honor de que la imagen de la Virgen, se suponía, procedía de Santa Fe de Granada, se le concedió a la ciudad de Guanajuato el nombre de Real de Minas de Santa Fe de Guanajuato, así pues, la ciudad la honra por sus muchos favores que le ha concedido, se dice que en 1748 y 1854 libró a la ciudad de Guanajuato de unos terribles truenos que se escuchaban debajo de la tierra (¿temblores quizá? o ¿derrumbes por las minas?). En 1811 fue la ciudad atacada por una guerrilla y acudieron a la Virgen, y los invasores vieron un enorme ejército y en medio de este, a Nuestra Señora, por lo que decidieron huir.

De la misma manera se habla de que, en varias ocasiones, cuando la población se encontraba en una terrible sequía, se sacó en procesión a la imagen y al poco tiempo comenzó a llover, aun antes de terminar la procesión o poco después de haber sido regresada a su templo la imagen de la Virgen de Guanajuato.

Nuestra Señora de Guanajuato como luce revestida con ropa.

Nuestra Señora de Guanajuato como luce revestida con ropa.

Un milagro más que se narra trata sobre unos ladrones que intentaron robar las joyas que adornan la imagen y que, intentando romper el vidrio que la protege con fuertes golpes, no pudieron romperlo y que, al darse cuenta el sacristán por el ruido e ir a ahuyentarlos, este fue apuñalado varias veces, pero en su desesperación invocó a Nuestra Señora de Guanajuato y no sólo no murió, sino que en poco tiempo estuvo recuperado y pudo regresar a sus actividades.

El templo de Nuestra Señora de Guanajuato fue elevado a Basílica menor por S.S. Pío XII en 1957. Hace poco se decidió hacer una rosa de oro para restituirla a la mano de la Virgen como originalmente la llevaba, esta fue bendecida por S.S. Benedicto XVI en 2012 durante su visita a Guanajuato.

Nuestra Señora de Guanajuato es celebrada especialmente en la fiesta de su Patrocinio el segundo domingo de noviembre y en el mes de mayo, en memoria de que fue coronada un 31 de mayo y de que, como sabemos, mayo es el mes de María.

André Efrén

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

7 pensamientos en “Nuestra Señora de Guanajuato

  1. Gracias, André. Bueno, la leyenda es totalmente carente de fundamento histórico, aunque sea de perogrullo decirlo. En primer lugar, porque es un refrito de mil leyendas idénticas de cualquier Virgen hispana. Sin embargo la razón de más peso es la Virgen misma. Basta con observarla para ver que no es una talla medieval, vamos, ni en broma. No es que sea del siglo VIII, es que ni siquiera es románica ni gótica. Es, como muy temprana, tardorrenacentista, o sea, manierista, hasta diría que barroca. Más antigua no es y de ahí que la leyenda de que date de los tiempos de la conquista musulmana sea una tontería gorda, pero gorda. Tampoco tiene mucho sentido atribuirle la advocación del Rosario simplemente por tener una rosa en la mano. Muchas Vírgenes la llevan, entre ellas, la famosa y querida Virgen de la Antigua de Sevilla, que es una advocación de la Purificación de María.

    Y por último decir lo de siempre: es criminal -estéticamente hablando- y de muy mal gusto vestir una imagen de bulto tan bella, que ni necesita ni está diseñada para ser vestida, que sólo la afea y estropea, y que además le viene sobrando el cetro y el rosario. La pieza artística debería ser respetada para lo que fue concebida y además una tan hermosa, tan bien esculpida y decorada. Sois muy afortunados de tenerla y yo me plantearía respetar la imagen en su belleza original.

    • Concuerdo contigo Ana, lógicamente esta imagen no es gótica yo lo que pienso es que posiblemente fue una imagen hecha en el siglo XVI obsequiada a Carlos V o Felipe II, estos la regalan a Guanajuato y la gente para darle más “renombre” a su imagen le inventan esta leyenda. Y bueno para tu alegría puedo decirte que actualmente la imagen de la Virgen esta vestida o sin vestir indeterminadamente, a veces la visten y a veces la dejan así tal cual, solo con una cauda, porque ciertamente la imagen es bellísima y no necesita de telas que escondan el maravillosos estofado que tiene.

  2. Conozco esta advocación desde hace años y tuve la fortuna de estar en su Basílica hace cinco años aproximadamente donde tuve la oportunidad de venerarla.
    Estando allí en Guanajuato, tuve la oportunidad de visitar la Mina de la Valenciana y el magnifico templo que tienen allí. Entonces tuve la oportunidad de preguntar al guía de turístas sobre la historia de esta imagen, porque yo no me cuadraban fechas y estilos, el guía, no se si acertadamente o para salir de paso, me dijo que la imagen no correspondía al estilo y época, porque más bien databa de la época de la toma de Granada, por eso su estilo no era románico como ya ha aportado Ana María, pero que si cuadraba a una época bajo el dominio árabe.
    Yo incluso llegué a pensar que pudiera haberse dado el caso de una imagen guardada dentro de otra, como sería el caso de la Virgen de la Almudena de Madrid y algunos casos que ya se han comentado en este blog.
    Bueno, fuera de estos asuntos, los compatriotas guanajuatenses deben sentirse muy afortunados por estar bajo la protección de Nuestra Señora en esta Advocación. Esta imagen, como otras tantas en todo el mundo, son el signo de la presencia maternal de Nuestra Madre, la Santísima Virgen María.
    Por último, comentarte que en la Catedral de Guadalajara se venera a Nuestra Señora de la Rosa, con su historia y leyenda propia; un autor, de no muy de mi agrado, insinua que es una copia de la Virgen de Guanajuato. Cuando se de la oportunidad de escribir sobre ella, podremos platicar más al respecto.
    Saludos.

    • ¿De la toma de Granada? Lo dudo mucho. Granada se toma en el año 1492, para lo cual la Virgen tendría que haber sido gótica. Esa imagen es posterior. ¡Pero si la Capilla Real de Granada, que mandaron construir los reyes para enterrarse allí después de la toma, aún está en estilo gótico!

      Esto es una Virgen hispanoflamenca del siglo XV, o sea, de esa época: http://www.laredonda.org/wp-content/uploads/angele3-reduccion1.jpg

      Como se ve, la Virgen de Guanajuato está mucho más desarrollada en expresión y naturalismo, tanto en el rostro, como en los acabados, en la caída y en los pliegues de los ropajes, la colocación del Niño… lo que evidencia un estilo posterior.

    • Pues don Humberto yo pienso que la imagen de la Virgen de Guanajuato es Barroca, algunos autores dicen que es una replica barroca de una Virgen gótica o románica la cual si es la de la leyenda granadina, pudiera ser, pero la verdad yo opino como ya le comente a Ana que posiblemente es una imagen barroca que le obsequiaron al rey y el decidió donarla a Guanajuato y ya aquí le sacaron esa leyenda para darle más renombre.

  3. Gracias, André, por este artículo.
    Yo estos temas no los domino y por eso no puedo opinar sobre arte; esto no obsta para que me parezca que la talla es bellísima, que está mejor sin vestir y que estoy convencido de que invita a la devoción a la Madre de Dios.
    Sobre las historias (a veces, historietas) ya sabes como opino, pero lo importante es que la imagen arranque sentimientos de amor hacia María y a mi entender, esta preciosa imagen, lo hace.

    • Tienes toda la razón Antonio, esta imagen despierta mucha devoción entre los pobladores de Guanajuato en la ocasión que yo la visite pude percatarme que no había negocio o casa familiar donde no tuvieran imagen de Nuestra Señora de Guanajuato, lo que significa que su devoción esta muy vigente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*