Beato Álvaro del Portillo, prelado del Opus Dei (II)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

El Beato junto al cuerpo presente de San Josemaría.

El Beato junto al cuerpo presente de San Josemaría.

“Todos, en la medida de lo posible, hemos de ponernos en contacto con la personas que sufren, con los enfermos, con los pobres, con los que están solos, abandonados”.

Sucesión
Como vimos en el artículo de ayer, muerto el fundador del Opus Dei, ahora le tocaba ocupar a él el cargo de “El Padre”. Su papel hasta ahora había sido estar en un sencillo y discreto segundo plano, pero no por ello menos importante y eficaz. Tan sólo tres meses después de que la Obra se quedara sin el fundador, el consejo de hombres y mujeres formados para elegir a al sucesor eligió por unanimidad a Álvaro del Portillo. Esta elección tuvo lugar en el congreso electivo del quince de septiembre de 1975. Para nadie resultó una sorpresa esta elección, él era el digno sucesor que tenía que afrontar los nuevos retos de la reformada Iglesia universal y del Opus Dei.

Empezada ya la etapa de continuidad y fidelidad al carisma fundacional, Dº Álvaro siguió velando por todos sus hijos espirituales, por las abundantes vocaciones que llegaban, por la expansión a otros países y por dar forma jurídica a la Obra. Todo esto no fue tarea fácil, pero sabía que aunque su condición de mortal se lo impidiera, Dios seguiría obrando como hasta ahora había hecho desde la fundación en 1928. “¡Qué bueno es Dios!, ¡Gracias a Dios!” solía decir el Beato, consciente de que contaba con su ayuda.

Ordenación episcopal.

Ordenación episcopal.

Primer obispo prelado del Opus Dei
Tras varios años de incansable y arduo trabajo de información, estudio y oración con diferentes organismos de la Santa Sede; por fin se veía resuelto el problema del perfil jurídico de la Obra, situación que fue alargándose por diferentes motivos, a pesar de que el Papa Pablo VI avanzó mucho al respecto.

El Papa Juan Pablo II erigió como prelatura personal al Opus Dei el veintiocho de noviembre de 1982, de esta manera Dº Álvaro pasó a ser el prelado, padre de una gran familia extendida por todo el mundo. A pesar de que ya hacía las veces de un obispo, vestía una sotana parecida y llevaba una cruz pectoral, no fue hasta nueve años después cuando recibió la ordenación episcopal. El seis de enero de 1991 tuvo lugar esta ordenación en la Basílica de San Pedro. Este día renovó su servicio y adhesión a la Iglesia y al Papa; también empezó a vestir con la vestimenta propia de un obispo.

Contribución a la obra
Durante los diecinueve años que estuvo al frente del Opus Dei, fueron muchas iniciativas las que emprendió. Su espíritu misionero, su apostolado, su fidelidad al carisma y su confianza en Dios y la Santísima Virgen fueron sin duda su hoja de ruta. Impulsó el trabajo apostólico de la Obra, en más de veinte países donde antes no estaba presente. Países tan dispares entre sí como por ejemplo: Nueva Zelanda, Polonia, Nicaragua, Camerún, Taiwan, Hong-Kong, Jerusalén etc. Por sugerencia del Papa Juan Pablo II llevó estas tareas apostólicas hasta los países nórdicos, en los que, según el pontífice, no se estaba haciendo lo necesario por la Fe.

En sus viajes por todo el mundo alentaba a sus hijos a ser buenos cristianos en medio del mundo, sembradores de paz y portadores de Cristo. Gracias a sus visiones de futuro, estimuló varias iniciativas de carácter social, educativo y benéfico a nivel internacional: Universidad Pontificia de la Santa Cruz, el centro hospitalario de el Congo, el seminario internacional Sedes Sapientiae en Roma, el colegio eclesiástico internacional Bidasoa, el Centro de investigación médica de Pamplona, además de numerosas escuelas profesiones y proyectos de desarrollo de los pueblos más desfavorecidos de África. Todas éstas estaban puestas al servicio la Iglesia y diócesis particular. Todos los años, por Semana Santa, recibía a miles de jóvenes universitarios/as de las jornadas de UNIV, les decía que fueran siempre jóvenes como el Evangelio, que nunca envejecía.

El Beato con Eduardo Ortiz de Landazuri y su esposa Laura Busca. Ambos en proceso de beaticación.

El Beato con Eduardo Ortiz de Landazuri y su esposa Laura Busca. Ambos en proceso de beaticación.

También ayudó a la congregación de las Hijas de Santa María del Corazón de Jesús. A su fundadora y a las demás hermanas las ayudo en todo lo necesario para que estas fueran una propia congregación y tuvieran sus propias reglas aprobadas por el Vaticano. Las consideraba hijas suyas. Esto demuestra su amor y hermanamiento por todas las instituciones de la Iglesia.

Muerte
Tras una dilatada y fructífera vida dedicada por y para la Iglesia, Dº Álvaro ya sentía el cansancio de la edad. Salvo unas pequeñas operaciones, no había demostrado debilidad en la salud, al revés, era muy vital. Durante toda su vida se olvidó de sí mismo para el bien de los demás.

Llegado el año 1994, emprendió un viaje a Tierra Santa. Aquí pudo visitar a sus hijos, ver de primera manos los proyectos que se estaban llevando a cabo y sobre todo sumergirse en el recogimiento de los santos lugares por donde había vivido y muerto Jesús. El día veintidós de marzo celebró la misa en el Cenáculo, donde el mismo Jesucristo había instituido la Eucaristía, ésta sería, sin él saberlo, su última misa. Al día siguiente, veintitrés de marzo, regresó a Roma, y al llegar la madrugada se sintió molesto. A las cuatro de la madrugada de este mismo día moría repentina y santamente el siervo bueno y fiel. La causa fue un grave infarto.

Juan Pablo II velando el cuerpo del difunto Beato.

Juan Pablo II velando el cuerpo del difunto Beato.

Enterándose el Papa Juan Pablo II de esta noticia, dispuso lo necesario para ir hasta la iglesia prelaticia de Sta María de la Paz y rezar antes sus restos mortales. El mismo pontífice dijo haber perdido un amigo. En todo el mundo se celebraron misas por su alma y sus funerales estuvieron repletos de gente que quería darle el último adiós.

Beatificación
Si ya en vida se le consideraba un santo, imaginemos a su muerte. Numerosas cartas y solicitudes llegan de todo el mundo para que se abriese su causa de beatificación. Esta comenzó oficialmente en Roma en el 2004, diez años después de su muerte. El día veintiocho de junio de 2012, se promulgó el decreto de virtudes heroicas, declarándose así Venerable.

El Papa Francisco aprobó el milagro que sirvió para su beatificación el día cinco de julio de 2013, y así la beatificación se fijó el día veintisiete de septiembre de 2014. Esta ceremonia tuvo lugar en su ciudad natal, Madrid, en el parque de Valdebebas. 150.000 personas de todo el mundo se reunieron allí. Presidió la ceremonia el cardenal Amato y numerosas autoridades concelebraron. Los días posteriores se celebraron misas de acción de gracias en la romana Iglesia de San Dámaso, hasta allí se llevaron sus restos metidos en su ataúd, que fue exhumando y expuesto a la publica veneración durante unos días. Después se volvió a llevar hasta la cripta de la iglesia prelaticia y debajo de la misma lápida que en su día tapaba los restos de San Josemaría, permanece enterrado con un epitafio que, además de poner “BEATUS ALVARVS DEL PORTILLO”, pone “EL PADRE”.

Tumba del Beato Álvaro en la cripta de la iglesia prelaticia.

Tumba del Beato Álvaro en la cripta de la iglesia prelaticia.

El milagro que sirvió para beatificación, proviene de la curación inexplicable del niño chileno José Ignacio Ureta. El niño, siendo muy pequeño, sufrió una grave parada cardiaca seguida de una hemorragia interna. Sus padres acudieron a la intercesión de Dº Álvaro y al poco tiempo el pequeño volvió a normalidad sin secuela alguna ni efectos secundarios. Hoy, doce de mayo, se celebra por primera vez su fiesta.

David Garrido

Bibliografía:
Álvaro del Portillo, el libro de la beatificación, Ed. Palabra, 2014.
– COVERDALE, John F., Saxum: Vida de Álvaro del Portillo, Ed. Palabra, 2014.

Enlace consultado (10/05/2015):
– www.opusdei.org

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

16 pensamientos en “Beato Álvaro del Portillo, prelado del Opus Dei (II)

  1. Sin duda David,este hombre merecia estar en los altares,y si no hubiera sido asi,seguiria siendo un santo tanto a ojos de los hombres como de Dios,por todas las labores que realizo durante su vida.
    Gracias por comentar el milagro aprobado para su beatificacion,estas curaciones por intercesiones no dejaran nunca de sorprenderme.
    No habia visto nunca estas fotos del Beato junto al cuerpo presente de su padre y maestro,asi como la de San Juan Pablo II velando el cuerpo del Beato.
    Por ultimo pedirte si mas adelante podrias realizar un articulo sobre el matrimonio de la fotografia (en la que se encuentran junto al beato) y que estan en proceso de beatificacion.
    Muchas gracias por este articulo David.

    • El Beato Álvaro tuvo una madre mexicana y según nuestra Constitución, el hijo de un mexicano tiene esta nacionalidad, así es que Don Álvaro puede ser contado entre los mexicanos, esto lo comento como mera anécdota. Lo que si es seguro que este Beato ha de haber platicado mucho de nuestro país a San Josemaría y por su medio habría escuchado mucho de Nuestra Señora de Guadalupe, a quien el Santo quería mucho. Y he de confesarte que este dato de la nacionalidad de su mamá lo conocí precisamente en los días previos a la Beatificación.
      En los procesos legales de crecimiento y ordenación de una orden, congregación o instituto religioso, entiendo yo que habrá problemas de todo índole, desde morales, hasta legales. Un detalle sobre el Opus Dei es el por qué San Juan Pablo II le dio esta salida jurídica de convertirlo en una prelatura personal. Hasta donde yo se es el único caso aunque bien pudiera haber otros ejemplos. Don Álvaro fue el primer obispo del Opus Dei y por ello te hago la pregunta: ¿qué razón llevaría a San Juan Pablo II a hacer este singular privilegio?

      • Gracias Humberto.
        Si, su madre era de México. Era de una familia acomodada y al conocer al que fue después su marido, se vino a España.
        Álvaro siempre guardo un especial cariño a tu tierra, México, y mas aún a la Virgen de Guadalupe a la que visito en muchas ocasiones para poner a la Obra bajo su protección.
        El Opus Dei es la única prelatura personal (creo que en su día se estudio otro caso para candidato, pero que aun hoy no ha sido creada).
        Desde los tiempos de Pablo VI se quiso buscar esta figura jurídica para que así el carisma fundacional no dependiese de las diócesis, sino de un mismo prelado a nivel mundial. La prelatura es una “diócesis del mundo” con hijos sacerdotes y laicos que siguen el mismo carisma.

    • Gracias Abel.
      Pues si, Álvaro del Portillo tuvo una vida de entrega total y esta entrega sin limite, para ningún hijo de Dios cae en saco roto.
      De este milagro hay mucha documentación, y por eso aunque de modo breve se a incluido en el articulo. Sabrás que no es fácil encontrar este tiempo de informaciones en respecto a los beatos y santos que se beatifican-canonizan.
      La foto de JPII ante los restos del Beato si que es bastante conocida, la otra ya no tanto. En algunos videos se pueden ver mejor.
      Si avanzan un poquito más las causas (van separadas) y la dirección del blog lo ve bien. Escribiremos algún día de ambos dos. Guadalupe Ortiz Landázuri es hermana de Eduardo y también tiene una causa de beatificación abierta.

  2. Dº Álvaro era una persona muy trabajadora y amable, y todos sus “hijos” siguen esta línea. Es la imagen del Opus Dei, pero ¿qué hay tras esa fachada? Hoy, por internet, podemos leer mucha biografía oficial y también informaciones discrepantes de estas, como opuslibros.org (en los centros de la Obra están censuradas) ¿Qué creer?
    En el libro de 2012 de Medina “Álvaro del Portillo. Un hombre fiel”, el Apéndice documental contiene muchas sorpresas: Todos los documentos (siempre transcripciones) hasta 1941 están a nombre de Álvaro Portillo ¿por qué empezó a utilizar la contracción “del”?.
    Dº Álvaro hizo una declaración jurada para ser readmitido en la Escuela de caminos en junio de 1939 y declaró que fue detenido tres veces por denuncias particulares y estar fichado como perteneciente a la A.E.T. y Juventud Tradicionalista siendo la tercera vez detenido tres meses ¿cuáles son esas tres veces? ¿no se conoce sólo la que estuvo en San Antón, del 3-5 de diciembre de 1936 al 29 de enero de 1937, menos de dos meses? ¿no había negado siempre pertenecer a alguna asociación, o sólo utilizaba uno de los carnets que sí se sabe tenía Juan Jiménez Vargas, que había sido secretario de AET en Madrid?. No contesta a la pregunta del cargo que desempeñaba el día 18 de julio de 1936 y su situación militar ¿tal vez porque ya estaba realizando el servicio militar?. Declaró que se presentó tres veces con nombres y edades falsas y desertó dos, para ser enviado al frente y poder evadirse de la zona republicana ¿por qué esa urgencia por cruzar en julio del 38, cuando la república ya estaba perdiendo y tenían medios e información de la situación general?. En su ficha de estudios del segundo año de ingeniería pone que lo realizó los años 1935-36-39 ¿por qué en 1939, cuando en las biografías pone que terminó en junio del 36, con calificación de bueno, antes de estallar la guerra en julio?. ¿todo vale?. Muchas de estas preguntas entran en contradicción con la imagen de Dº Álvaro y la historia contada por la Obra. No espero respuestas, sólo que cada uno se informe, contraste, piense. Lo importante son las personas y Dios está con Todos.

  3. Hoy es la fiesta de D.Alvaro, por que no le pedimos algún favor y le felicitamos por ello? David, has plasmado muy bien la vida de este santo del siglo XX, al que tantas veces acompañar a san Josemaria en sus tertulias. Gracias por acercárnoslo en su primera celebración.

    • Gracias Carmen.
      Seguro que ya esta felicitado y favores se le piden a diario a él y todos los santos que como él interceden desde el cielo por todos nosotros.

  4. Gracias, David, por esta segunda parte.
    Si me lo permites, tengo una duda: ¿por qué el cuerpo del fundador y de su sucesor están siendo velados en el suelo? ¿No suelen usarse catafalcos o ataúdes -aunque sean modestos- para estos casos?

    • Con el permiso de David, Ana, te comento que el poner el cuerpo en el suelo es un signo penitencial, expresando así a Dios la humildad del hombre ante la muerte que vuelve a la tierra de donde ha salido. En el artículo de Santa Maravillas la foto de su cadáver es en el mismo tenor. De hecho, el los funerales papales el féretro es colocado sobre el suelo y no sobre una mesa o catafalco.
      Hay casos de santos que han querido morir en el suelo, San Francisco quiso morir desnudo y en un lecho de ceniza.

      • Gracias, Humberto. No me sorprende en el caso de Santa Maravillas, ni de San Francisco, pero para estos casos que estamos tratando… para qué mentir, sí que me ha sorprendido un rato.
        Sí, los Papas están en el suelo, pero dentro de un ataúd.

        • Gracias Ana María.
          Ya Humberto te ha dado la respuesta y en lo que dice tiene razón.
          En su día al ver las fotos yo también me hice la misma pregunta.
          A lo que dice Humberto añado que ese pasillo de la Iglesia prelaticia es estrecho y no cabrían catafalcos y demás ornamentos. También, un cuerpo que no es embalsamado y esta expuesto largo tiempo, en el suelo se conserva mejor.

  5. David me da gusto conocer algo sobre este Beato, no sabía que tuviera una madre mexicana y si el apellido de su madre es de una familia aristocrática mexicana, de grandes Obispos sobre todo. Así que México también se congratula con esta beatificación. a Don Álvaro lo conocí cuando visite Madrid y en la Basílica de San Miguel me regalaron una estampa suya pero yo ignoraba por completo de quien se trataba luego supe que era el sucesor de San José María pero nada más, así que tus artículos me han sido de mucha información y ayuda. Por otro lado quiero preguntarte aunque esto no tenga mucho que ver, eh escuchado de algunas personas que sus familiares han estado en el Opus Dei, que ellos tienen permiso para celebrar la misa el latín y que desde siempre la celebraban con el ahora llamado rito latino extraordinario, ¿es esto cierto?.

    • Gracias Andre.
      Me alegra saber que has conocido mejor al Beato Álvaro. Tanto España como México tiene un intercesor más antes Dios.
      Como ya dije ayer, a México siempre le tuvo un cariño especial y sobre todo al Virgen de Guadalupe. Todas las jaculatorias marianas que decía a diario se las enseño su madre y estaban compuestas en honor a esta advocación de Guadalupe.
      La singular Basílica de San Miguel la lleva el Opus Dei, además es la sede de la nunciatura apostólica. La mayoría de las estampas que yo tengo del Beato, también son de allí.
      Respecto a esto que me preguntas, te puedo decir que algunas veces si que se celebra la misa en latín ademas de algunos retiros etc.
      Que celebren siempre con el rito latino extraordinario, me parece que no es así. En algunas ocasiones o en determinadas iglesias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*