Santa María Cristina Brando, virgen fundadora

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Lienzo-retrato de la Santa.

Lienzo-retrato de la Santa.

Adelaida Brando nació en Nápoles el día 1 de mayo del año 1856, en el seno de una familia napolitana religiosa y acomodada, siendo hija de Juan José Brando y de Concetta Marrazzo. Su padre era un hombre muy conocido y estimado en su ciudad, pues ocupaba un puesto de importante responsabilidad en el Banco de Nápoles. Fue educada cristianamente no sólo en la escuela, sino también en el seno de su vida familiar; por eso, la noche de Navidad del año 1868, cuando Adelaida apenas tenía doce años de edad, se consagró a Dios arrodillada a los pies del Niño Jesús, haciendo voto de perpetua virginidad.

Deseando entrar en el convento de las Hermanas Sacramentinas, se vio obstaculizada por la voluntad de su padre, el cual, sin embargo dejó que se acercara con su hermana María Pía al convento de las Clarisas de Fiorentine a Chiaia. Allí cayó gravemente enferma en dos ocasiones, por lo que se le permitió salir del monasterio a fin de recuperarse físicamente.

El día 11 de abril del año 1875 entró finalmente en las Sacramentinas del monasterio de San José dei Ruffi, y al año siguiente, el 4 de mayo, vistió el hábito tomando el nombre de María Cristina de la Inmaculada Concepción. Pero en el año 1877, siempre por motivos graves de salud, tuvo que abandonar a las Hermanas Sacramentinas, retirándose como huésped en el Conservatorio de las Teresianas de Torre del Greco situado en la colina denominada “Mater Dei”. Con su hermana María Pía, que también había dejado el convento por motivos de salud y con otras compañeras, se fueron a vivir a un apartamento cercano a Ventaglieri y posteriormente, a Montemiletto.

Estampa ilustrada de la Santa en adoración eucarística.

Estampa ilustrada de la Santa en adoración eucarística.

Bajo la tutela de don Rafael Ferraiolo y de don Polidoro Schioppa y aconsejada por San Ludovico de Casoria y por el siervo de Dios Miguel Ángel Longo, María Cristina se fue definitivamente a Casoria en el año 1884, siendo hospedada por el canónigo Maglione. En esta localidad, además de dedicarse a la adoración de la Eucaristía, se dedicó a la catequesis y a la enseñanza de los niños. Allí compró una casa y el 19 de febrero de 1893 se puso la primera piedra de la iglesia. En esta casa de Casoria reservó para sí una pequeña celda desde cuya ventana podía ver directamente el altar de la capilla y en la que, normalmente, dormía sentada en una silla.

Quienes la conocieron, la llamaban la “Madre Santa”, debido a su dulzura y bondad, su modestia, sencillez y el candor de su corazón. Tenía la capacidad de ejercer una fascinación extraordinaria sobre las personas que se dirigían a ella y en especial, con las religiosas de su Instituto, que eran sus hijas espirituales. Fue para ellas una verdadera madre, que las guiaba en la verdad, la mansedumbre y la justicia, ganando con facilidad sus corazones, pues era realmente una mujer santa.

El día 7 de julio de 1903, la Sagrada Congregación de los Obispos y Religiosos aprobó el Instituto de las Hermanas Víctimas Expiatorias de Jesús Sacramentado, fundado por ella en Casoria. El 14 de enero de 1906 enfermó gravemente, muriendo en la mañana del día 20, festividad de San Sebastián.

El carisma de Santa María Cristina Brando era profundamente eucarístico, se sentía víctima reparadora ante el Santísimo Sacramento, alegrándose por sentir dentro de sí a Jesús Sacramentado hecho pan y vino compartido con los hombres. Siempre cultivó en su alma la presencia de Jesús, vivo y verdadero, que había puesto su morada entre los hombres para acompañarlos hasta el fin de los tiempos. Vivió una adoración continua, pero no solo para deleitarse con las infinitas manifestaciones de su afectuosa intimidad, sino para reparar las ofensas que Jesús recibiese en el Sacramento de la Eucaristía. Su estilo de vida estaba caracterizado por un deseo de ofrecimiento y de inmolación a fin de atraer a los hombres hacia la salvación que supone el Pan Eucarístico. Para ella, Jesús dignificaba a todos aquellos que se alimentaban con su Pan.

Sepulcro de la Santa.

Sepulcro de la Santa.

Ella misma llegó a escribir: “El objetivo principal de nuestro trabajo es reparar los ultrajes que recibe el Sagrado Corazón de Jesús en el Santísimo Sacramento del altar, sacramento que es recibido con irreverencia y falta de cuidado en numerosas ocasiones, mediante comuniones sacrílegas… Tenemos que ser sublimes víctimas de la adoración perpetua y de la reparación al Divino Corazón, terriblemente ofendido en el Santísimo Sacramento”.

Desde el año 1927 al 1940 se realizaron los procesos ordinarios sobre la fama de santidad, los escritos y sobre el “non cultu”. El 4 de mayo de 1972 se introdujo la Causa de beatificación y entre ese año y el siguiente se realizó el proceso apostólico. El 2 de julio de 1994 se promulgó el decreto que reconocía sus virtudes heroicas, por lo que fue declarada Venerable. El 20 de diciembre del año 2001 se promulgó el decreto reconociendo el milagro previo a la beatificación, siendo beatificada por San Juan Pablo II el día 27 de abril del año 2003. El decreto que reconocía el milagro previo a la canonización fue aprobado el 17 de septiembre del año pasado, siendo canonizada por el Papa Francisco el 17 de mayo, o sea, anteayer.

Detalle de la urna de la Santa.

Detalle de la urna de la Santa.

El Instituto fundado por ella, que cuenta con el privilegio de tener siempre expuesto el Santísimo Sacramento, trabaja en el apostolado de la catequesis, en la educación, en casas de retiro espiritual, en orfanatos y asilos de ancianos. Cuenta en la actualidad con unas trescientas hermanas de votos perpetuos y con cerca de treinta casas, prácticamente todas en Italia, aunque con presencia también en Brasil, Colombia, Filipinas e Indonesia.

Antonio Barrero

Bibliografía:
– Cappasso, G., “Una ricostruttrice d’Amore, Madre Cristina Brando”, Nápoles, 1983
– Casieri, A., “Vittima Espiatrice”, Roma, 1972
– VV.AA., “Bibliotheca sanctórum, apéndice I”, Città Nuova Editrice, Roma, 1987.

Enlace consultado (24/04/015):
– www.mariacristinabrando.it

   

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

22 pensamientos en “Santa María Cristina Brando, virgen fundadora

  1. Muchas Gracias Antonio por presentarnos ahora a Santa Maria Cristina Brando, que se ofrecio como victima por las ofensas que se realizan a diario a Jesús Eucaristia, desde comuniones mal preparadas hasta robos y destrucción sacrilega del cuerpo del Señor.
    Que bueno es saber que hay religiosas que ofrecen sus vidas para consolar al Señor por estas ofensas.
    Me sorprendio cuando nos dices que dormia sentada en su celda junto a la capilla. Creo realmente que fue un alma nacida para ser como la vela que se quema dia y noche junto al Tabernaculo. Su consagración virginal a tan temprana edad ya nos da pista de ello.
    No sa bia que sus hijas estuviesen presentes aquí en Colombia, Gracias por presentarmela. Mis sentidas felicitaciones y saludos.

    • Gracias por el comentario, Jhonatan.
      De Santa María Cristina podemos decir que fue una santa eucarística, que vivió toda su vida en comunión permanente con Jesús Sacramentado, que se ofreció al completo como víctima propiciatoria para reparar los pecados contra ese Sacramento y que ese fue el principal encargo que dejó a sus hijas.
      Es muy feliz la comparación que haces con la vela que luce siempre junto al Tabernáculo, aunque ella fue una vela viviente, que lucía ante el Sagrario, pero que también seguía luciendo cuando no estaba junto a él.

      • PAZ Y BIEN
        ME GUSTARIA CONSEGUIR ESTAMPA CON RELIQUIA DE LA SANTA , SOY MÉDICO Y TRABAJO CON ENFERMOS,
        SI ES POSIBLE DOY NUEVO CORREO CON DIRECCIÓN
        GRACIAS .BENDICIONES

  2. Toño:
    Santa María Cristina es una de la santas con carrera meteórica en su proceso de santificación. Claro hay otra más rápidas, pero en este caso me ha llamado mucho la atención.
    El culto eucarístico que es un carisma nuclear de su obra es de actualidad porque la Iglesia vive de la Eucaristía y necesitamos seguir profundizando este tema, porque a veces hasta por ignorancia se cometen los sacrilegios que ella trata de desagraviar. Realmente debemos darle a la Eucaristía el lugar y el respeto que merece, yo he comprobado como se ofende al Señor Sacramentado en este don y sintonizo con Santa María Cristina de pedir a Dios perdón por los pecados que se cometen contra el Santísimo Sacramento, desde la profanación de las hostias consagradas, el robo de los vasos sagrados con todo y sagrada forma, hasta la tibieza e indiferencia de quien debiera ser como los serafines de ardiente en su culto.
    Fíjate que hace unos días reflexionaba sobre las penitencias que hacían los santos y caí en cuenta de que dormir sentado es una penitencia muy extraña, aunque quien lo haga con intención ante Dios deberá tener su recompensa. Me sorprendió a leer este artículo que ella lo hiciera. No conozco mucho de ascetica, pero además del ayuno, las disciplinas, las inclinaciones, todo ello debe llevar a un dominio del cuerpo o por lo menos a un estado donde el alma no sufre tanto las rebeldías del cuerpo. Sin juzgar lo material del hecho, ¿Qué opinas tú de esto?

    • Humberto,
      Que la Eucaristia es el centro de la vida de la Iglesia es algo tan obvio que ningún cristiano en su sano juicio debiera ponerlo en dudas. Yo se que hay quienes niegan o tienen dudas acerca de la presencia real de Cristo en las Sagradas Especies, muchos de buena fe y otros con no tan buenas intenciones, pero eso no es óbice para que lo que es cierto, deje de serlo. Yo me atrevería a decir que sin Eucaristia no hay Iglesia.

      En una cosa disiento de ti: por ignorancia no se puede cometer un sacrilegio. Tu sabes que para cometer un pecado grave tiene que haber pleno conocimiento y pleno consentimiento. Y te pongo un ejemplo: a mi se me mató un hermano con veinte años en accidente de trabajo. En la misa de uno de los aniversarios, un amigo mío marroquí y musulmán que estaba unos días en Huelva, asistió a la misa y se acercó a comulgar. Cuando me di cuenta, había comulgado y si no lo hubiera hecho, como conocía su buena intención, no se lo hubiera impedido y menos en público. Al terminar la Eucaristía le pregunté extrañado el por qué lo había hecho y me contestó: tu sabes que soy musulmán pero creo en el mismo Dios que tu y como se que estaban dando al profeta Jesús, yo también lo quise recibir. ¿Tu crees que ahí hay pecado? Yo no lo creo.

      • Me has dado un ejemplo muy elocuente, pero a lo que voy son caso mas ordinarios y consuetudinarios. Muchas personas viven en unión libre y otras son esposas de casa chica o que viven en franco adulterio. Me consta que se acercan a comulgar. En unos casos me doy cuenta que dicen: ¿A poco es pecado vivir en unión libre?. Un chamaco de escasos 20 años hozo lo mismo este domingo. Su foemación religiosa es deficiente, yo le di catequesis para el bautismo de su hijo y lo invité a regularizar su situación. Luego me dice el padre: ¿como ves que este muchacho comulgó? Lo disculpó por su ignorancia, pero hay cada caso. Y en este punto me fui muy alto, cuantas personas comulgan sin estar preparadas y lo hacen por respeto humano, porque van a ser padrinos o chambelanes o x razón, y comulgan.
        Ahora, hay robos sacrílegos, en mi Diócesis se han presentado con cierta frecuencia el robo del Sagrario y profanación de las Formas, el uso de hostias consagradas para ritos satánicos.
        Mira, te pongo un ejemplo muy curioso que pasó en mi comunidad: las señoras que van a misa se dieron cuenta que una mujer llevaba un devocionario grueso con muchas novenas y hojas sueltas, se acercaba a comulgar y luego se sacaba la hostia y la depositaba dentro del libro y antes que se acabara la misa se iba a otro templo a misa y alli al parecer consumía la hostia. Esto sucedió bastantes ocasiones y nadie hizo algo por impedirlo. ni el sacerdote de mi comunidad que estaba enterado ni las personas que se dieron cuenta y siguieron a la mujer. Tal vez esta estaba perturbada de sus facultades mentales pero ¿ y los otros?

        • Yo se que por desgracia esos casos se dan pero también es verdad que la Iglesia debe ser más acogedora con estas personas que viven en esas condiciones. Esta es la nueva forma de evangelizar que tiene Francisco: atraer a los “descarriados” con amor y cariño y no terminar de espantarlos con amenazas eternas.
          Y con respecto a recoger la Sagrada Forma y no comulgar con ella, además de la culpa de quién lo hace también está la culpa de quién lo deja hacer, ¿o no?

  3. Gracias, Antonio. De esta nueva Santa he recibido y enviado muchas estampas, cuando todavía era Beata, pues me han llegado bastantes desde Italia, a diferencia de las de Mariam Bauoardy de la cual me han llegado menos, más bien pocas.

    Humberto comenta un par de cosas interesantes: en primer lugar, la penitencia de dormir sentada en una silla. La adoración eucarística perpetua ya es bastante agotadora sin necesidad de hacer eso, que es malísimo para el cuerpo. Pero quien le vea mucha utilidad a estas cosas -lo de dormir sentado-, no podrá eludir una obviedad: que esta mujer tiene poco que envidiarle a los míticos estilitas.

    Sobre el tema de las profanaciones eucarísticas, en mi opinión una de las peores es darle la comunión a alguien manifiestamente indigno de ella, por ejemplo a un asesino confeso y que no se haya arrepentido públicamente de sus crímenes. Ya cada cuál sabrá a quién implica esto. Pero se habla mucho de casuística de profanaciones y se olvidan de ésa que para mí, es de las peores.

    • Sobre las maneras de mortificarse ya hemos debatido en más de una ocasión y lo que está claro es que ascetas y penitentes los ha habido, los hay y los habrá independientemente de que comprendamos o no comprendamos sus intenciones. Yo los comprendo, aunque creo que podemos mortificarnos sin hacer daño al cuerpo. El reprimirte de un vicio o un capricho puede tener tanto o más valor que la disciplina más austera.

      Con respecto al tema del sacrilegio al comulgar, se a quién o quienes te refieres. Para mi fue un verdadero escándalo y un sacrilegio cometido por el receptor y por el dador, el dar públicamente la Comunión a asesinos tan canallas como Franco o Pinochet. Se que incluso esos asesinos pudieron arrepentirse, ser perdonados y tener derecho a recibir la Eucaristia, pero eso se hace en privado y no en público escandalizando al Pueblo de Dios y a las personas de buena voluntad. Y en eso estuvo como cómplice alguna parte de la jerarquía.

      • Cierto, pero unos crímenes como ésos, asesinar a tanta gente por su oposición a las dictaduras y por sus ideas políticas, no se “ventilan” rápidamente con una confesión privada, por más que eso les autorice supuestamente a comulgar. Lo mínimo era que todo el mundo, empezando por los familiares de las víctimas, supiera que había arrepentimiento y deseo de reparación, y yo no veo eso ni en un caso ni en otro, sino que murieron en sus trece, uno de ellos, por cierto, a dos meses de morir seguía firmando sentencias de muerte. Así que permíteme que dude del arrepentimiento real de estas personas. Para mí no hubo conversión alguna y sí profanación eucarística.

        • Yo por esos dos criminales no pongo las manos en el fuego, pero quiero decir que si un pecador, en general, se arrepiente de veras, después de reparar el daño realizado, tiene derecho al perdón y a la Eucaristía. Por supuesto que de esta gente y otros parecidos no hablo y desde luego critico que públicamente se congraciara con ellos y se les diera el Sacramento y ya sabemos quienes lo hicieron.
          Mientras el Beato Pablo VI amenazaba con la excomunión a Franco por sus crímenes (y el dictador tuvo que recular en alguna que otra ocasión ante esta amenaza), otros pontífices más modernos y presentados como modelos, fueron más condescendientes con estos criminales.Y mejor que me calle porque me “embalo”.

  4. Es maravillosa la obra de reparación que hizo esta Santa sin importarle aun poner en riesgo su salud, es un carisma muy bello el estas reparando las ofensas cometidas contra Nuestro Señor y una gracia aun más grande el que su congregación siempre le tenga expuesto. Gracias Antonio.

    • Muchas gracias, André.
      A lo largo de todos los siglos, siempre han existido santos (reconocidos o no como tales) que han vivido el carisma de la reparación y que se han ofrecido ellos mismos como víctima propiciatoria. Este fue el principal carisma de Santa Maria Cristina Brando y de él emanaba todo el bien que hacía entre los níños y los jóvenes. Creo que es bueno el recordarnos que la Eucaristia es la centro de la vida espiritual y eclesial y ha hecho bien el Santo Padre cuando nos la ha puesto como modelo.

  5. En su vida se comento que ingreso a las sacramentinas, me imagino que a la congregación de Santa Gertrudis Comensoli que es la que conozco, son ordenes muy similares, me llama la atencion que no son completamente comtemplativas, es decir conozco de ordenes de caracter eucaristico que viven contemplativamente y se dedican a la adoración perpetua, a veces por turnos, las Victimas Expiatorias de Jesús Sacramentado, son de caracter semi contemplativo por un lado se dedican a la adoración al santísimo sacramento, y a la vez al catecismo, a la educación a los horfanatos y hasta tienen asilos de ancianos. saben equilibrar su vida religiosa.

    • Muchas gracias, Juan, por recalcar el carácter o carisma de esta Congregación: una mezcla de las actividades de Marta y Maria.

  6. Muchas gracias Antonio.
    Esta Santa era una completa desconocida para mi, ni tan siquiera estampas he recibido de ella.
    Me llama mucho la atención su vida de idas y venias, sabemos que fue por enfermedad, pero de no haber salido del monasterio donde estaba, probablemente no habría sido inspirada para fundar esta familia que fundó. Pero bueno eso solo Dios lo sabe.
    Como los compañeros, ami también me alegra saber que hay religiosas que ofrecen sus vidas en reparación de las ofensas, agravios, profanaciones y indiferencias que recibe a diario el Santísimo Sacramento. La verdad es que es muy necesario rezar por esta causa y más en estos días en los que vemos imagenes de iglesias quemadas en donde solo quedan los hierros de los bancos, los candelabros del altar y apenas el indistinguible sagrario totalmente calcinado.
    El conjunto del sepulcro es muy bonito. Me alegra ver que su cuerpo (o reliquias en figura yaciente) están expuestos a la publica veneración.
    Me llama la atención el inconfundible faji que lleva con los signos de la pasión. Me recuerdan a las especie de hábito que lleven algunos hermanos nuestro de otro rito (no lo recuerdo ahora mismo).
    Supongo aluden a la pasión, ¿ pero sabes que significan en concreto?. Como instituto eucarístico ya hacen referencia a su carisma con el broche en forma de custodia que tienen sobre el pecho.

    • Deja que vea si me queda alguna estampa de ella para ti, David. Tener si que he tenido y seguro que con estas canonizaciones, me van a llegar muchas más, de ella y de las otras.

      • Gracias Ana María.
        De antemano te lo agradezco, aunque finalmente no las tengas y no me las puedas mandar en el próximo envío.

    • Sabía que me ibas a preguntar sobre el significado del fajin rojo que lleva la santa (que por cierto ahora no lo llevan las religiosas de su Instituto) y como no lo se, hace varios días escribí a la Casa Generalicia preguntándolo, pero aun no me han contestado. Si lo hacen – y eso espero -, enseguida te lo comunico.
      Te estás refiriendo al rito bizantino.

      • Gracias Antonio.
        Te agradezco que te hayas adelantado a buscarme la respuesta. Eso es razón de que ya me conoces jaaja. 🙂

  7. Ay Antonio,ojala llegue algun dia a sentir una decima parte de lo que sintio la nueva Santa Maria Cristina Brando ante Jesus Sacramentado.
    Ya sabes a que me refiero y no quiero explayarme en ello.
    Entiendo perfectamente el sacramento,pero una cosa es entenderlo y otra sentirlo.
    Dios quiera que algun dia pueda ser asi.
    No me importaria comulgar,pero pienso que si no se hace como “toca”,prefiero no hacer un sacrilegio y esperar a que llegue el momento.
    ¿O piensas que puedo comulgar aun asi?
    Gracias por el articulo.

    • Tu, al igual que yo, tienes una fe ciega en las palabras de Cristo y cuando él nos dijo: “pedid y recibireis, buscad y encontraréis; llamad y se os abrirá; porque todo el que pide recibe, y el que busca encuentra, y a quien llama se le abre”, ya sabes lo que quiso decir, así que constantemente debemos pedirle que aumente nuestra fe y que asumamos más plenamente su evangelio de amor. Yo lo hago y seguro que tu también lo haces.
      Del otro tema, hablamos personalmente, ¿vale?
      Un abrazo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*