Santos Ferreolo y Ferjucio, mártires de Besançon

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Predicación de los dos santos. Obra de Charles Joseph Natoire (1700-1777).

Predicación de los dos santos. Obra de Charles Joseph Natoire (1700-1777).

Como hoy celebramos su festividad, aunque sea en un artículo corto quiero escribir sobre dos santos galos, de nombres un tanto raros, poco conocidos salvo en Francia: se trata de los santos Ferreolo y Ferjucio. Mientras la liturgia galicana los denomina Ferrucio y Ferrucius, en la diócesis francesa de Besançon, se les conoce por los nombres de Ferreolo y Ferjucio. La jerga popular les ha dado otras variantes: Frageau (a Ferreolo) y Fergeón y Ferrutio a Ferjucio, lo que ha hecho que algunos expertos en etimología hayan pensado que quizás pudiera tratarse de un solo personaje, del cual la tradición habría reduplicado su nombre, o sea, que tendríamos a un solo santo en vez de a dos. Esto no es cierto pues San Gregorio de Tours, en su obra “De gloria martyrum” nos dice claramente que son dos y que conoce sus historias.

El hagiógrafo Tillemont dice explícitamente que las “Actas” de estos dos santos “no tienen gran autoridad”, por lo que su valor histórico lo considera completamente nulo, o sea, que como en otros muchos casos que ya hemos visto, estamos tratando de santos históricos cuyas “vitas” están contaminadas por las leyendas. Estas actas, compuestas únicamente para ser utilizadas en la liturgia dicen que ambos eran griegos, que habían estudiado en Atenas donde fueron convertidos por San Policarpo de Esmirna, que posteriormente pasaron a las Galias donde llegaron a formar parte de la comunidad cristiana de Lyón y que allí, el obispo lionés San Ireneo ordenó de sacerdote a Ferreolo y de diácono a Ferrucio y los envió a evangelizar Vesontio (la actual Besançon) y sus regiones limítrofes. Recordemos que San Ireneo de Lyón fue discípulo de San Policarpo de Esmirna, quién a su vez, lo fue del apóstol San Juan.

San Ferreolo de Besançon. Iglesia de San Ferrucio, Saint-Ferjeux, Francia.

San Ferreolo de Besançon. Iglesia de San Ferrucio, Saint-Ferjeux, Francia.

En aquella zona, en Vesontio y alrededores, vivieron en unas cuevas y ejercieron su apostolado durante unos treinta años, en los cuales lograron numerosísimas conversiones, entre ellas la de la mujer de Claudio, que era el prefecto de las Galias Sequanas, o sea, el territorio más poderoso del este de la actual Francia. Fue este Claudio el que decidió arrestarlos y ordenó fueran torturados. Azotados y encadenados en una cárcel, continuaron allí predicando y orando hasta que les cortaron la lengua. Finalmente, después de sufrir otros tormentos, fueron decapitados. Una edición del Martirologio Jeronimiano del siglo VIII dice que con ellos fueron ejecutados otros compañeros cristianos y que estos acontecimientos ocurrieron al inicio del reinado de Caracalla, alrededor del año 212.

Aunque San Gregorio de Tours al hablar de Ferreolo no le atribuye la dignidad episcopal, algunos historiadores han querido ver en el apóstol de Besançon a un obispo y como tal lo han representado. Pero el catálogo episcopal más antiguo de aquella ciudad, que no es anterior al siglo XI, no lo menciona y solo a partir del siglo XVII se le ha inscrito encabezando dicho elenco. Estamos entonces ante una tradición muy tardía, debida al parecer a una mala interpretación de algunos textos litúrgicos. En realidad, la liturgia de Besançon siempre ha honrado como fundadores de su iglesia, al sacerdote Ferreolo y al diácono Ferrucio.

San Ferrucio de Besançon. Iglesia de San Ferrucio, Saint-Ferjeux, Francia.

San Ferrucio de Besançon. Iglesia de San Ferrucio, Saint-Ferjeux, Francia.

Las reliquias de estos dos mártires estuvieron perdidas durante mucho tiempo, aunque fueron encontradas en tiempos del obispo San Aniano de Besançon, el cual construyó una basílica sobre la cripta donde se encontró su tumba. Las fechas relativas a San Aniano son discutidas, porque se le enmarca entre los siglos IV al VI, pero es realmente cierto que esta basílica existía en tiempos de San Gregorio de Tours (538-594), el cual dice que un cuñado suyo fue milagrosamente curado cuando tomó una infusión realizada con algunas hojas de salvia provenientes de la cripta de los mártires.

En el siglo VI, el culto a estos dos mártires estaba ya firmemente asentado: en el año 558, San Germán consagró en su honor uno de los cuatro altares de la iglesia que el rey Childeberto había construido en París. El “Missale gothicum”, que es un sacramentario de la época merovingia, incluye delante de la fiesta de la Natividad de San Juan Bautista, una misa propia dedicada a estos dos santos, aunque es cierto que en el Martirologio Jeronimiano se le conmemora el 5 de septiembre, fecha que aun se conserva en la diócesis de Besançon, pero para celebrar no su martirio, sino la invención de las reliquias.

El culto a estos dos santos ha permanecido siempre vivo en toda la Franche Comté, que es una región oriental francesa cuya capital es Besançon. El Martirologio de Beda y, posteriormente, el Martirologio Romano, los conmemora el 16 de junio, o sea hoy, fecha de conmemoración también en Besançon y en Saint-Claude, pero en esta ocasión, como sus patronos que han favorecido con intervenciones milagrosas a estas dos ciudades a lo largo de la historia. Chifflet, en su “Histoire de Besançon”, escrita en el siglo XVII, dice que cuando la ciudad se veía amenazada por cualquier calamidad, siempre acudía a sus santos patronos “pudiéndose ver las luces que sus habitantes ponían en las paredes de sus casas solicitando esta protección”.

Reliquias de los dos santos. Besançon (Francia).

Reliquias de los dos santos. Besançon (Francia).

Como testimonio de la devoción a sus patronos nos quedan numerosas vidrieras, pinturas y esculturas, que se encuentran en numerosísimas iglesias y capillas de estas dos diócesis de la Franche Comté. Su legendario recuerdo también permanece en algunas calles antiguas, sobre todo en Lyon y Besançon, las cuales están asociadas a leyendas que en realidad no tienen ningún fundamento histórico. A principios del siglo pasado se erigió en su honor una iglesia en Besançon, que tiene el título de basílica menor y que es la que conserva las reliquias de los santos.

Antonio Barrero

Bibliografía:
– Pidoux, A., “Vie des Saints de Franche-Comté”, Lons-le-Saunier, 1908
– Deléhaye, “Vies des Saints, IV”.
– VV.AA., “Bibliotheca sanctórum, tomo V”, Città Nuova Editrice, Roma, 1991.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

17 pensamientos en “Santos Ferreolo y Ferjucio, mártires de Besançon

  1. Gracias Toño por dar a conocer la vida de estos santos, a los cuales conocía de nombre y que eran mártires en Bezancon, (¿es la misma ciudad natal de Santa Teresita?) ciudad que creo tiene más santos aparte de estos dos y San Aniano ¿ es correcto?
    Me da gusto que publiques este tipo de artículos en los que santos poco conocidos se pueden llegar a conocer mejor.
    Como anécdota te platico que el nombre de Ferruccio es conocido aquí en México como Ferruco, en el juego de la lotería que jugamos aquí, consistente en una carta hasta con 12 o más ilustraciones, hay una carta, la número 4 que se llama El Catrin, y para enunciar la carta, muchas veces en lugar del nombre, se dice: don Ferruco en la Alameda, así, el nombre de Ferruco es sinónimo de catrín, un hombre rico y presumido.
    Saludos.

    • Humberto,
      Santa Teresa de Lisieux no nació en Besançon, sino en Alençon. Son dos ciudades francesas distintas; la primera está en el departamento de Doubs, mientras que la segunda está en Normandía.
      Esta es la web de la diócesis de Besançon. En ella puedes encontrar información sobre los santos de la diócesis: http://besancon.mondio16.com/
      Te envío las fotos.

  2. Gracias Antonio por presentarnos a estos dos santos que eran muy desconocidos para mi: que pueden ser mártires reales o sea que si existieron pero cuya vita no tiene ningún valor histórico igual que muchos mártires de la época romana. Yo nunca he entendido eso de “invención de sus reliquias” si me puedes explicar un poquito porque a parte de estos santos, San Esteban y otros mas se les celebran la fiesta de “invención de sus reliquias” lo que asombra es de que se atribuye ser discípulos de San Policarpo para despues ir a la Galia a evangelizar, asi como ocurre con San Dionisio atribuyendo ser discípulo de Pedro y enviado a la misma zona: sobre mi aficción a los santos nación en secundaria cuando leí un libro que define así a un santo (recordando que son libros laicos y la educación que recibo es laica): Santo- ser creado que puedes recurrir a el con devoción a pedir ayuda a tus necesidades como dinero o trabajo. Para mi estaba fuera de la realidad, los santos son personas que existieron, que fueron humanos, pero que conocierob a Dios, y quise demostrar que los santos son personas que cometieron errores, ser creado asi como se interpreta (porqud todos somos criaturas e hijos de Dios) como un ser perfecto, casi tratan de asociar el culto a los santos como semidioses paganos, cosa que es mas falso que nada, y de ahí quise saber de los santos, que son personas intercesoras mas no fetiche u otra cosa

    • René,
      No existe ningún género de dudas de que son dos santos mártires reales, históricos. Así lo he explicado en el artículo, por lo que no se debe poner en condicional el hecho de su existencia.
      Cuando decimos “invención de las reliquias” nos estamos refiriendo a su descubrimiento, a su hallazgo. Tu sabes que en más de una ocasión, las reliquias de santos históricos, estando perdidas han sido encontradas o estando sepultadas han sido exhumadas. A ese acto se le llama “invención”.
      Es algo distinto a la elevación de las reliquias, que supone que han sido puestas en un altar. En la antigüedad, en muchísimos lugares, esta elevación era equivalente a la canonización.
      Y por supuesto, estoy de acuerdo contigo en que no debemos idealizar a los santos, ya que fueron personas como nosotros, con sus aciertos y con sus fallos, pero con la diferencia de que siempre estuvieron dispuestos a seguir la llamada de Dios.
      La perfección solo está en Dios, que es la santidad por excelencia, que es la santidad en Si misma, quien por extensión, se la comunicó de manera muy especial a su bendita Madre.

      • Lo que si es de entender es el motivo de atribuirse un origen apostólico la Iglesia en Francia, como en España y otros lugares. Menos mal que son santos históricos, aunque la vita no tiene valor, sobre el sepulcro de los santos concuerdo con Ana sobre su hermosura, da un aire de ascetismo medieval, gracias por su blog, me ha dado motivación para conocer a aquellas personas que se santificaron en Dios y me motivaron a conocer el arte

        • René,
          Hablando del Viejo Continente, raro es el pais que no ha intentado llevar los orígines de su fe cristiana hasta la mismísima época apostólica. O un apóstol fue allí (en nuestro caso Santiago Zebedeo y Pablo) o envió a uno de sus discípulos más directos. Eso es intrínsico en el chovinismo nacional de Hispania, las Galias, Germania…. Es inevitable.
          A ver quién es el guapo que niega abiertamente que aqui estuvieron Pablo y Santiago. Yo personalmente creo que no estuvieron ninguno de los dos, pero al menos San Pablo, en una de sus cartas, dijo que pensaba venir. Si después vino o no vino….. ¡vete tu a saber!

          • Esto de la invención de las reliquias era una duda que yo también. Me imaginaba que invención como tal no podía significar lo que en realidad se estaba celebrando cuando se dice “invención de las reliquias”.

          • Pues mi querido amigo Fray Servando Teresa de Mier, (perdon la ironía) dijo en un sermón con motivo de la festividad de la Virgen de Guadalupe que la tilma no era tal sino la capa de Santo Tomás, el apóstol si es posible que predicara en la India pero en América? Dice que Santo Tomás evangelizó estas tierras pero después los nativos se levantaron contra el cristianismo y la “tilma” fue ocultada hasta que siglos mas tarde la virgen se le aparece a Juan Diego y le entrega la tilma. Obviamente dijo esa barbaridad por no justificar la conquista española en “nombre de Dios”

  3. Desde luego, vaya nombrecitos. Espero que no haya mucha gente en Besançon y alrededores al que les hayan nacido un par de gemelos y se les haya ocurrido llamarlos… Ferreolo y Ferjucio. Jajajajajaja.

    Yo eso de que fueran discípulos de Policarpo de Esmirna y éste de San Juan… tururú que te vi. Otro intento de la Iglesia gala de remontarse directamente a los tiempos apstólicos y a las primeras comunidades orientales (¿saltándose la romanización?) cuando sabemos que todo eso debió ser muy posterior.

    Eso sí, la capilla de las reliquias es preciosa y se ve así como rupestre y semiexcavada, ¿puede ser que esté alzada directamente sobre la estructura de la tumba original? Si fuera así, sería un lugar delicioso de visitar.

    • Ana María,
      Ya digo que las “actas” no tienen ningún valor histórico, lo que da a entender que querer buscar los orígenes de estos santos en épocas apostólicas, no deja de ser un intento del autor por afianzar el origen de la Iglesia de las Galias, pero dicho esto, hay que recordar que San Policarpo de Esmirna si fue un discípulo de San Juan Evangelista. De esto no existe la menor duda.

      Cierto es que la capilla donde están las urnas de las reliquias es verdaderamente hermosa, pero lo que no sabría decirte es si allí estuvo la tumba original de ambos santos.

  4. Gracias Antonio.
    Hay que ver la cantidad de artículos que estamos teniendo este mes de los que me gustan a mí, de nombres raros y poco conocidos.
    Estos santos tan antiguos hicieron muchos méritos por la Fe en Francia, por eso no me extraña que su culto no se haya desvanecido en el tiempo y sigan siendo venerado, a pesar de lo difícil que resulta recordar sus nombres 🙂
    Que San Ferreolo y Ferjucio intercedan por la santidad de todas las vocaciones de sacerdotes y diáconos.
    Yo también coincido en que la cripta donde se veneran las reliquias así como las urnas, son realmente bonitas y sobrias.

    • En Francia hay tantos santos de esos que tu dices “de nombres raros” que podríamos llevarnos más de dos años escribiendo sobre ellos sin repetir ningún artículo. Ten en cuenta que, dejando aparte el tema de las catacumbas, Francia es de los paises que más santos y beatos ha dado a la Iglesia; por eso se la conocía como la hija predilecta de la Iglesia.

      • Fíjate Antonio que yo habría asegurado que la “hija predilecta” de la Iglesia era España. No me preguntes por qué pero pensaba que nuestro país estaba a la cabeza de santos dados a la iglesia después de Italia.

        • David,
          A Francia siempre se la ha conocido como la hija predilecta de la Iglesia. Eso es así, nos guste o no a los españoles.

          • Toño y David, el nombre de hija predilecta de la Iglesia para Francia, tengo entendido que proviene de haber sido la primera nación que se bautizó luego de las persecusiones, habría que descartar a Armenia, que se hizo cristiana mucho tiempo antes y que como es bien sabido, quedó en un ambito fuera de la orbita de Roma y Constantinopla, además los francos fueron como el brazo secular en el proceso evangelizador de la Europa por parte de Roma,.

  5. Antonio gracias de nuevo por hablar de dos santos comepletamente desconocidos para mi y que tanta fama gozan en respectivas zonas de Francia.
    Las preguntas o dudas ya las han formulado otros antes que yo,asi que solo pedirte que en los proximos meses y años venideros sigas hablandonos tanto de santos desconocidos para nosotros como de los conocidos que aun no tienen su articulo,asi de (como no) los santos ortodoxos a los que tienes gran cariño.

    • Tu sabes. mi querido amigo, que como dicen los camareros “el menú lo tenemos muy variado”: santos y santas antiguos y modernos, mártires, confesores, vírgenes, beatos/as…. y que no hacemos distinción entre si son católicos u ortodoxos, porque todos nos sirven como modelos de vida.
      Si Dios quiere, seguiremos en esta línea y te seguirás llevando gratas sorpresas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*