Virgen de Gracia del antiguo Convento de San Agustín de Valencia

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Virgen de Gracia, siglo XIV. Iglesia de San Agustín y Santa Catalina, Valencia (España).

Virgen de Gracia, siglo XIV. Iglesia de San Agustín y Santa Catalina, Valencia (España).

Ejemplos de iconos venerados en la Comunidad Valenciana tenemos unos cuantos. Pero en el ranking de los que han tenido una trascendencia histórica mayor, el de la Virgen de Gracia de la iglesia de San Agustín de Valencia, ocuparía quizás el primer lugar. Esta es una pieza de estilo bizantino que tuvo gran devoción en su época y por eso en el entorno de la iglesia hay una calle que lleva el nombre de esta imagen. Dada la escasa tradición en España en esta clase de imágenes, es posible que el icono tenga su origen en Italia. Su origen arrancaría en el siglo XIII o principios del XIV, y es una tabla que representa a una Virgen orientalizada, que sujeta al Niño con su brazo izquierdo y apoya su mano derecha en la rodilla de un Niño, que sujeta con un cordel la pata de un pajarillo.

La tradición de su origen no es menos bella, pues se cuenta que en 1307 ya estaba construido el monasterio agustino y dos monjes salieron del cenobio con la intención de encargar una imagen de Nuestra Señora a algún artesano de la ciudad. En el camino se encontraron con un extranjero vestido de peregrino que les preguntó por su misión. Cuando conoció el propósito de los monjes, el peregrino les entregó un icono de la virgen y les dijo: “DO VOBIS DE GRATIA” (Os la doy de Gracia), es decir gratuitamente. El aderezo piadoso de los fieles convirtió tiempo después a aquel peregrino de la historia en un ángel.

Así relata Teodoro Llorente aquel hecho; “A poco de su fundación, deseando los frailes tener una buena efigie de la Virgen, encaminábanse dos de ellos á la ciudad por la senda que conducía a la puerta de la Boatella, para encargar la obra á algún diestro imaginero. Les salió al encuentro un peregrino y les preguntó á dónde iban. Dijéronselo, y presentándoles al punto una pintura de la Madre de Dios, tal cual la querían, les dijo: “De gracia os la doy”, y éste fue el nombre de la milagrosa imagen, que alcanzó con el tiempo gran veneración. El rey de Castilla D. Enrique II restauró su capilla, poniéndola bajo su patronato real y dándole rentas sobre los puertos de Requena, las cuales fueron confirmadas y aumentadas por Dª Isabel y Don Fernando. Dos hijas naturales de este rey, las infantas Dª Juana y Dª María, recibieron sepultura en ella. La devoción á la Virgen de Gracia era tan general, que le ofrecían ricas dádivas pontífices y monarcas, príncipes y prelados. Su imagen estaba continuamente iluminada por seis lámparas de plata; ante ella hacían estación las procesiones más solemnes”.

Vista del icono instalado en el altar mayor. Iglesia de San Agustín y Santa Catalina, Valencia (España).

Vista del icono instalado en el altar mayor. Iglesia de San Agustín y Santa Catalina, Valencia (España).

A la posesión del icono de Santa María de Gracia pronto se atribuyó la leyenda de un origen milagroso, y tuvo una importancia decisiva para el desarrollo y el prestigio del monasterio en el ámbito ciudadano, pues la imagen alcanzó una extraordinaria veneración no sólo entre el pueblo, sino también en las más altas instancias políticas. Tan es así, que se le adjudicó el patronazgo de la ciudad, celebrado con solemnes cultos. Por ello se construyó una primera capilla gótica en 1370 que fue sufragada por el rey de Castilla, Enrique II Trastámara, y que sería renovada en 1692. Esta fue a su vez sustituida entre 1750 y 1754 por una nueva capilla de grandes dimensiones, con planta de cruz griega y cubierta con cúpula. El retablo de la capilla era obra de Francisco Vergara el Mayor y fue continuada por su hijo, el escultor Ignacio Vergara Gimeno, tras la muerte de aquél. En 1835, con la exclaustración motivada por la desamortización, la capilla fue destruida, pero la tabla se salvó al ser llevada al convento agustino de monjas de la Presentación, que se levantaba en la calle Marqués de Sotelo.

Cuando en 1836 fue reabierta la iglesia, la muy antigua Cofradía de Nuestra Señora de Gracia devolvió el icono al templo, pero las dependencias conventuales y sus dos claustros fueron utilizados como presidio hasta su derribo en el año 1904. No sería hasta después de la Guerra Civil, en que la tabla había sido escondida en casa de un feligrés, cuando sería colocada en el altar mayor, en un retablo de piedra neogótico realizado en alabastro por José Justo Villalba. En 1912 se edificó un nuevo campanario en ladrillo a cargo del arquitecto Luis Ferreres, con una singular estética neogótica.

Vista de la iglesia de San Agustín y Santa Catalina, Valencia, España.

Vista de la iglesia de San Agustín y Santa Catalina, Valencia, España.

En el ámbito agustino, el título de Nuestra Señora de Gracia tiene sus orígenes en el saludo que el ángel Gabriel hace a María en Nazaret: “Alégrate, favorecida –agraciada–, el Señor está contigo” (Lucas 1,28). Se convierte así en el título más antiguo en el culto mariano de la Orden. A partir del siglo XVI, la devoción adquirió gran difusión en toda la Orden, ya que contribuyó a ello que se comenzaran a edificar conventos bajo este título mariano en Italia y América Latina.

Salvador Raga

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Un pensamiento en “Virgen de Gracia del antiguo Convento de San Agustín de Valencia

  1. Gracias, Salvador. Qué puedo decir de este hermoso icono que no hayas dicho tú -medieval, de sabor bizantino aunque cronológicamente gótica ya, con ese toque que preludia el dolce stil nuovo de Simone Martini y otros; y probablemente de origen italiano, una donación valiosa desde luego- salvo que es un viejo conocido para mí, pues paso casi cada vez que estoy en Valencia por delante de esta iglesia, ya sea que vengo del metro en Plaza España, o de la Estación del Norte. Pero solía pillar esta iglesia cerrada y no fue hasta hace relativamente poco tiempo que pude entrar. A pesar de la insulsa apariencia que le da esa torre neogótica, en mi opinión poco acertada, la iglesia es de origen medieval y ha sido “depurada” de reformas posteriores que fueron encubriendo su sabor gótico primigenio. Dejo imágenes del exterior, el hermoso altar mayor en alabastro y de la Virgen en sí:

    http://fav.me/d2emmv1

    http://fav.me/d2emn6o

    http://fav.me/d47jzmu

    http://fav.me/d47jzwf

    No me he podido acercar más a la Virgen porque las veces que por fin he conseguido acceder estaban de adoración eucarística y las señoras te fulminan con la mirada con el solo hecho de acercarte con una cámara.

    Recuerdo, también, como tú mismo me enseñaste, que la iglesia no está sólo intitulada a San Agustín sino también a Santa Catalina de Alejandría, que preside junto al otro titular a ambos lados del icono, de la cual dejo un detalle: http://fav.me/d47k013

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*