Contestando a algunas breves preguntas (XXXIII)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Sacerdote ortodoxo con el “epigonation” y el “nabedrensk”.

Sacerdote ortodoxo con el “epigonation” y el “nabedrensk”.

Pregunta: Os envío esta foto en la que un sacerdote ortodoxo lleva colgada de la cintura dos bolsas. Os rogaría me indicaseis si son ornamentos litúrgicos. Gracias desde Holanda.

Respuesta: Pues sí lo son y te estás refiriendo al “epigonation” y al “nabedrensk”. El “epigonation”, llamado también “palitsa” es un losange en forma de rombo de unos treinta centímetros de lado, hecho de tela fuerte y resistente, que normalmente va adornado con bordados y con una cruz o una imagen. Lo llevan los obispos y algunos sacerdotes colocado a la altura de la rodilla derecha atado por una cinta que pasa por el hombro izquierdo o que está atada a la cintura. Hasta el siglo XII sólo lo llevaban los obispos, pero con posterioridad se les concedió a los “protosincellos” y a otros dignatarios eclesiásticos. El “epigonation” deriva del pañuelo o servilleta que se usaba en Roma como parte integrante de algunas vestimentas ceremoniales, como por ejemplo, cuando un cónsul inauguraba los juegos en el circo.

En la liturgia bizantina rusa existe otra especie de “epigonation”, que es alargado y rectangular, llamado “nabedrensk” (bolsa). Esta es la primera insignia que en la Iglesia Ortodoxa Rusa se concede a algunos sacerdotes en premio a sus méritos. Si el sacerdote que es así honrado tiene además el derecho de llevar el “epigonation” (como es el caso de esta foto), entonces suspende el “nabedrensk” sobre el otro costado.

Pregunta: Buenos días, quisiera saber algo sobre San Juvencio Mártir, y su iconografía. Muchísimas gracias y enhorabuena por el blog.

Respuesta: San Juvencio aparece en el Martirologio Jeronimiano el día 1 de junio con esta anotación: “Romae Joventi” y en esa misma fecha fue incluido en el Martirologio Romano. Los hagiógrafos críticos dicen que el nombre no es más que una mala transcripción del nombre de San Jovita, mártir de Brescia, que en el Martirologio Jeronimiano se conmemora el 16 de febrero, llamándolo “Juventiae”. Por otro lado quiero decirte también que a San Evencio, obispo de Pavía, también se le llama Juvencio, pero este nombre es incorrecto.

Resumiendo, que San Juvencio como tal santo histórico, no existe, luego sobre su iconografía no se puede decir nada. ¿Puede existir algún cuerpo santo con ese nombre? Es posible, pero yo no lo conozco.

Entrada a la Tumba del Huerto en Jerusalén.

Entrada a la Tumba del Huerto en Jerusalén.

Pregunta: ¿Es cierto que algunas confesiones protestantes veneran en Jerusalén otra supuesta tumba de Cristo distinta a la que se encuentra en la Basílica de la Anástasis? Gracias desde Canadá.

Respuesta: Es cierto y vamos a intentar explicarlo. El evangelio de San Juan nos dice: “En el lugar donde fue crucificado había un huerto, y en el huerto un sepulcro nuevo, en el cual todavía no habían sepultado a nadie” (Juan, 19, 41) y de hecho, actualmente en Jerusalén hay un huerto con una tumba y dentro de ella dos cámaras funerarias: es la llamada “Tumba del Huerto”. Pero San Juan escribió su evangelio en el siglo I y ahora estamos en el siglo XXI, luego en este tiempo “ha llovido mucho” como para que las cosas sigan igual. Esa tumba se puede visitar, existe dentro de ella una cruz bizantina pintada en la pared acompañada de las letras griegas Alfa y Omega (Principio y Fin) y cerca del sepulcro hay un pequeño promontorio en el que con un poco de imaginación puede adivinarse una especie de calavera. Estos signos son más que suficientes para que algunas confesiones protestantes – especialmente, evangélicos y mormones -, den por hecho que ese es el lugar señalado por San Juan, lo que hace que varios cientos de miles de personas la visiten cada año. La tumba fue adquirida en el año 1894 por una asociación británica que pagó por ella unas dos mil libras esterlinas de la época.

Interior de la Tumba del Huerto, en Jerusalén.

Interior de la Tumba del Huerto, en Jerusalén.

Esta tumba está aproximadamente a medio kilómetro de la Basílica del Santo Sepulcro. Fue encontrada por un campesino en el año 1867 dentro de sus tierras y como por entonces los otomanos empezaron a permitir la llegada de peregrinos extranjeros a Tierra Santa, algunos protestantes que al llegar a Jerusalén se encontraron con la Basílica de la Anástasis totalmente abandonada y disputada entre católicos y ortodoxos y como ellos buscaban cierta paz interior, vieron el cielo abierto cuando se descubrió esa tumba, que estaba a las afueras de la ciudad y que coincidía con lo que había escrito Juan en su evangelio. Un argumento más fue que la Basílica del Santo Sepulcro estaba dentro de la ciudad cuando todos sabemos que la crucifixión se realizó en el Gólgota, que estaba extramuros. Pero otra vez hay que recordar cómo estaban las cosas en el siglo I y como estaban en el siglo XIX.

Cierto es que cuando Jesús murió alrededor del año 30 de nuestra Era, el Gólgota estaba extra muros de Jerusalén, pero también es cierto que entre los años 41 al 44, Herodes Agripas construyó las murallas de esa parte de la ciudad dejando el Calvario dentro de la misma. Cuando Santa Elena encontró el sepulcro de Cristo en el año 326 se encontró con que existía una tradición no interrumpida de obispos que mantenían la tradición de que aquel era el lugar donde Cristo había muerto y había sido sepultado, aun a pesar de la construcción del templo de Venus que hizo el emperador Adriano cuando quiso rehacer la ciudad de Jerusalén al estilo de cualquier otra ciudad romana. No nos olvidemos que previamente, el emperador Tito había destruido la ciudad en el año 70.

Beatos mártires misioneros oblatos de María Inmaculada.

Beatos mártires misioneros oblatos de María Inmaculada.

Pregunta: ¿Me podríais decir qué mártires españoles beatificados están sepultados dentro del cementerio madrileño de Aravaca? Muchas gracias desde Venezuela.

Respuesta: Pues en distintas fosas comunes de ese cementerio están sepultados varios beatos mártires españoles. Como preguntas cuales son, solo te daré sus nombres sin entrar en explicaciones acerca de sus vidas y de sus martirios. Son éstos:

Beatos Germán Martín Martín, sacerdote salesiano y Dionisio Ullivarri Barjuán, coadjutor salesiano, ambos fusilados el 30 de agosto de 1936 y beatificados el 28 de octubre del año 2007.

Beatas Melchora Adoración Cortés Bueno, María Severina Díaz-Pardo Gauna, María Dolores Barroso Villaseñor, Estefanía Saldaña Mayoral y María Asunción Mayoral Peña, Hijas de la Caridad, fusiladas el 12 de agosto de 1936 y beatificadas el 13 de octubre del 2013.

Beatos Pablo Martínez Esteban, Braulio Álvarez Palacín, Luís Moreno Aliende y Aniceto Pablos Carvajal, maristas. Los dos primeros fueron fusilados el 24 de julio de 1936, el tercero lo fue el 26 de agosto y el cuarto, el 3 de noviembre del mismo año. Los cuatro fueron beatificados el 13 de octubre del año 2013.

Beatas Aurelia Arámburri Fuente, Aurora López González, Daría Andiarena Sagaseta y Agustina Peña Rodríguez, Siervas de María, fusiladas el 12 de diciembre de 1936 y beatificadas el 13 de octubre del año 2013.

Fosas del cementerio de Aravaca donde están sepultados los beatos mártires.

Fosas del cementerio de Aravaca donde están sepultados los beatos mártires.

preguntasantoral_anticopia_articulo20150724

Beatos Juan Antonio Pérez, Manuel Gutiérrez Martín, Cecilio Vega Domínguez, Francisco Polvorinos Gómez, Juan Pedro del Cotillo, Justo González Lorente y Pascual Aláez Medina, Misioneros Oblatos de María Inmaculada y Cándido Castán San José, seglar, fusilados el 24 de julio del 1936 y beatificados el 17 de diciembre del año 2012.

Como verás, son bastantes por lo que este cementerio es lugar de peregrinación de muchos devotos que van a visitar las fosas comunes donde están sepultados para encomendarse a ellos.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

14 pensamientos en “Contestando a algunas breves preguntas (XXXIII)

  1. Gracias, Antonio. Fíjate que yo, es curioso, conocí antes el presunto sepulcro de Cristo que mencionas hoy, que el que está en la Basílica del Santo Sepulcro en el interior de las murallas de Jerusalén. Eso es porque, antes de empezar la carrera y descubrir que no estaban bien hechos, yo solía ver muchos documentales de historia de NatGeo y de otros canales y como suelen estar hechos por medios anglosajones y americanos, pues daban a conocer este sepulcro más que el otro (cada cual barre para su casa, supongo). Hace tiempo que dejé de ver estos reportajes porque, como luego pude descubrir, muchas veces carecen del suficiente rigor.

    De todos modos, sea el sepulcro de Cristo o no, es un lugar arqueológico interesante y quizá se debieran hacer -si no se han hecho ya- estudios serios para determinar su datación y quién pudo haberlos ocupado. Al final, lo único importante sobre este asunto, y estoy segura de que coincidirás conmigo, es lo que podemos leer en el cartel de la puerta que da acceso a la tumba, que se ve en la foto: HE IS NOT HERE FOR HE IS RISEN.

    Él no está aquí, porque ha resucitado. Y todo lo demás es secundario 🙂

    • Ana María,
      Estoy de acuerdo contigo en lo que es verdaderamente importante: “No está aquí porque ha Resucitado”.

      Yo no podría decirte si en ese lugar se han hecho excavaciones arquéológicas que puedan datarla como del siglo I, pero lo que si te digo es la afirmación que dijo Stephen Bridge, subdirector de la Asociación que está al cargo de la “Tumba del Huerto”: “Nosotros no decimos que esta o la otra tumba sea la verdadera, no proclamamos que este sea el lugar verdadero donde murió y fue sepultado Jesucristo. Lo que sin embargo si decimos es que este lugar cumple con varios requisitos históricos, sobre todo el que el lugar de la crucifixión estaba fuera de las murallas y que la tumba de José de Arimatea estaba cercana”. Las palabras de este hombre parecen sensatas, pero otra cosa es cómo se lo toman algunos peregrinos protestantes, por ejemplo, un grupo de peregrinos evangélicos brasileños, que en actitud desafiante, hace unos años decían que “solo visitaremos esta porque la otra no la reconocemos como verdadera”.

      Yo, por la tradición que existe ininterrumpidamente desde el siglo I, creo que la tumba de Cristo está dentro de la Edícula de la Basílica del Santo Sepulcro, o de la “Anástasis” como la llaman nuestros hermanos ortodoxos.

  2. Respecto a los ornamentos litúrgicos ortodoxos, me has hecho pensar como con la reforma el Concilio Vaticano II, los sacerdotes de la Iglesia Católica han simplificado mucho sus ornamentos, cierto es que algunos de ellos les dan un toque y estilo particulares, pero siguiendo el principio de que lo más sencillo es lo más estético, y además funcional, creo que es un tino la supresión del manípulo, el bonete, en cu caso la cauda del hábito cardenalicio y el mismo capelo.
    Que deban usarse ornamentos dignos, artísticos y otros calificativos en la misa, klas procesiones, y otros eventos litúrgicos o de piedad, no te lo niego, de hecho me gusta. Pero también pienso que la sencillez que se promueve y por muchos no aceptada y por otros abusada, es una pauta digna a seguir, en este punto, te pegunto, ¿las iglesias ortodoxas no han pensado en hacer un “aggionamento” para sus celebraciones litúrgicas como la impulsada por el Concilio Vaticano II? Una liturgia con lengua vernácula y con menos pompa tiene mucha potencialidad para evangelizar, claro, con la debida preparación y la debida responsabilidad.
    Por otro lado, apenas me estoy enterando que no existe ningún santo de nombre Juvencio, yo conocí a una persona que así se llamaba, jeje.
    Punto interesante sobre la tumba del huerto, yo soy de la opinión de que la tradición del lugar que era considerado como tal en tiempo de Santa Elena tiene un respaldo moral muy fuerte, pero también he leído que dicho lugar era un sitio tradicional, sin fundamento geográfico y arqueológico, y que sin más, fue considerado como tal por la santa Emperatriz, lo importante es como se ha dicho, Él no está aquí. Fíjate que yo le doy mucho valor a las reliquias de al cruz, y otras relacionadas con el Señor, incluyendo la Sínode, pero para mi experiencia de fe, todas ellas, en el supuesto que fueran verdaderas, son cero a la izquierda cuando tienes a Jesús en el Santísimo Sacramento del altar, Vivo, operante, atento y personalizado para cada uno de los que se acercan a comulgar o a adorarlo, lo demás se convierte en paja.
    Finalmente gracias por la información de estos sepulcros silenciosos, que resguardan los restos de nuestros testigos de la fe. Una pregunta Toño: con el paso del tiempo y suponiendo que los restos allí contenidos no se descompongan por el proceso natural del suelo, ¿en tiempos futuros la ciencia podría tener manera de identificar a cada persona allí sepultada?
    Gracias

    • Yo a vecea pienso, que los ornamentos litúrgicos ortodoxos tienen su estilo, se que el Concilio Vaticano II simplificò los ornamentos pero cada rito tiene lo suyo, yo no estoy de acuerdo en que el rito bizantino pierda su solemnidad, se que fue un acierto en la Iglesia Romana en que la liturgia se celebre para que participe el pueblo, pero cada rito tiene su solemnidad, y su carisma, claro que es fundamental la participación del pueblo de Dios y no lo niego pero una liturgia bien preparada y bien vivida puede acercar mas a Dios que mil misas mal preparadas y con abusos liturgicos, so pretexto las reformas recientes

    • Yo recuerdo, cuando en la primera parte de la Vigilia Pascual, el sacerdote cambiaba los ornamentos del blanco al morado y del morado al blanco tres o cuatro veces antes de empezar la Liturgia Eucarística o cuando el Viernes Santo, no solo se celebraban los oficios con la extinguidas “planetas” sino que incluso se rezaban los Maitines de difuntos antes de la propia celebración de la Pasión del Señor. Podría poner muchos otros ejemplos, pero ya ha llovido tanto que las cosas han cambiado bastante para hacerlas más accesibles al pueblo de Dios.
      Sin embargo, tengo que confesarte, Humberto, que la pomposidad del Rito Romano preconciliar “sigo echándola de menos”, me gustaría que se conservara en algunos monasterios e incluso, me encantaría poder participar alguna vez en ella.
      Tu hablas del manípulo desaparecido, pero ¿qué me dices del amito? Ambos eran ornamentos litúrgicos, cosa que los capelos no lo son.

      Yo no concibo una Liturgia Oriental (del rito que sea) sin su solemnidad, por muy larga que sea, por sus interminables letanías y por la pomposidad de sus ritos. El Concilio Vaticano II también influyó en ellas (en las católicas), aunque infinitamente menos que en el Rito Romano. Si, por ejemplo, conoces muy bien la liturgia bizantina, distingues cuando la celebra un uniata de cuando la celebra un ortodoxo, pero si no la conoces al detalle, no eres capaz de distinguir una de la otra. Con eso quiero recalcarte, que la renovación del Vaticano II afectó principalmente al Rito Romano. Por cierto, las lenguas vernáculas siempre se han utilizado en las Liturgias Orientales, cosa que en Occidente no se ha hecho hasta después del Concilio.

      Con respecto al sepulcro de Cristo yo creo que hay información y tradición suficiente como para creer que el lugar del mismo se encuentra en la Edícula de la Anástasis. Y, por supuesto, aquel que compare la veneración de algún instrumento de la Pasión con la veneración (adoración) del Pan Eucarístico, es que es de otro planeta, es que, como decimos en mi pueblo: “no conoce de la Misa, ni la media”. La Sagrada Eucaristía es el tesoro más grande existente en el planeta Tierra. Una migaja de Pan Consagrado vale más que todos los tesoros del mundo.

      • René,
        Coincido contigo en que la solemnidad de las Liturgias Orientales no se perderá jamás, sobre todo, porque el pueblo es consciente de ella y participa en ella y no solo por la salvaguarda que puedan hacer las propias Iglesias y sus Comisiones Litúrgicas.
        Si el pueblo está preparado, participa activamente en la Liturgia, ya sea esta solemne o ya sea simple. Yo entiendo que un occidental de Rito Latino no aguantaría una Liturgia de tres horas porque está acostumbrado a una Misa de media hora, pero en Oriente, las cosas se ven de otra manera y el pueblo, generalmente, participa.

  3. El cementerio de Aravaca en el año 1936 era un cementerio ampliado, y solo anterior a la guerra civil había mas o menos seis enterramientos, sin embargo entre agosto y octubre los milicianos comenzaron a usarlo para fusilamientos masivos, entre los muertos hay algunos militares, sacerdotes, religiosos y muchos falangistas, creo que la mayoría de los que visitan las fosas son miembros de la Falange, aunque haya algunos mártires que fueron asesinados ahí, solo los fusilamientos en Aravaca se paralizaron cuando las tropas de Franco comenzaron a avanzar sobre Madrid, siendo otros lugares escogidos Torrejón de Ardoz y Paracuellos

    • Ciertamente, el cementerio de Aravaca es uno de los puntos claves del falangismo, sobre todo porque allí está enterrado Ramiro Ledesma Ramos, el fundador de la JONS. Cierto que allí también están sepultados otros muchos falangistas, pero no es menos cierto, que en sus fosas comunes reposan los cuerpos de estos beatos a los que debemos veneración.
      Hablando en cierta ocasión con el párroco del pueblo, me decía que estaban hartos de los excesos de los falangistas y de los ataques de los antifascistas. Las paredes de aquel cementerio, aun hoy en día, siguen convirtiéndose en lugares de enfrentamientos de unos y otros.

      • Pues, en ves de que estos lugares sean de reconciliación siguen siendo de disputa, parece que la contienda todavía no se ha apagado ¿hasta cuando aprenderemos?, si yo como mexicano siento que la política divide, como será en España donde todavía las heridas de la guerra civil no sanan, todo fallecido en tal inhumana guerra, sea republicano o nacional merece el mismo respeto, dejemonos de la política de héroes y villanos y veanse como hermanos

  4. Hay algunas preguntas “breves” que alargando la respuesta un poco mas se podrian convertir en un pequeño articulo,pero esta bien incluirlas en esta seccion habitual de “Contestando algunas breves preguntas”.
    Sobre esta segunda tumba de Jesus algo habia leido,aunque siempre he tenido como referencia la que se haya en la Basilica del Santo Sepulcro.
    No creo que haya que darle tan poca importancia como he leido en algun comentario el saber en cual de las dos tumbas es la que estuvo el cuerpo de Nuestro Señor Jesucristo,hay que darle la importancia que merece pero siempre atendiendo al mensaje principipal al que hacia referencia Ana Maria.
    Igualmente opino sobre las reliquias de la Pasion,me refiero como no, a la Sabana Santa y el Santo sudario de Oviedo.

    • Te reitero lo dicho anteriormente: creo que hay datos históricos más que suficientes como para creer que la tumba de Cristo está dentro de la Basílica del Santo Sepulcro.
      Y con respecto a las reliquias de la Pasión, de las que ya hemos hablado más de una vez, para mi, las dos más auténticas son las dos que tu nombras: Síndone y Sudario.

  5. Gracias Antonio.
    Ya me conoces y sabes de mi curiosidad por la iglesia Ortodoxa, sus santos, tradiciones y liturgia. Es muy interesante conocer el simbolismo del epigonatión, este complemento de la vestimentas de nuestros hermanos es muy llamativo y viendo puesto en algún sacerdote, podemos adivinar que este tiene cierta autoridad eclesiástica.
    Ellos no han renunciado a muchas de sus antiguas tradiciones, entre ellas las vestimentas litúrgicas. Nosotros en cambio las simplificamos y adaptamos en los tiempos en el Concilio Vaticano II, para nada estoy en contra, todo lo contrario, pero si que soy de la opinión de que en la actualidad se están viendo autenticas faltas de respecto a la liturgia y todo lo que conlleva.

    Por otra parte, ayer vimos como los restos de unos beatos se perdieron dentro de un cementerio y por esa razón no pueden ser exhumados. Y hoy vemos como aún sabiendo donde están todos estos diferentes grupos de beatos, tampoco se pueden exhumar por estar mezclados con cantidad de otros cadáveres. Bueno, pues vuelvo a decir que lo importante es su legado y aunque a todas sus congregaciones y devotos les gustaría tenerlos localizados y venerados en lugares digno, ¿Cuantas victimas de ambos bandos habrá así sin que ni siquiera estén localizados!!?.
    Gloria a los muertos y paz, reconciliación, respeto fraterno a los vivos.

    • Opino igual que tu: sería deseable poder recuperar los restos de los santos, pero lo más importante es su legado. Casos como el de Aravaca hay muchos, en España principalmente, Paracuellos y en Rusia, Butovo. Sabemos que nuestros santos están sepultados allí, consideramos aquellos lugares como sagrados (todos los cementerios en si mismo lo son), pero lo importante es su testimonio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*