Santa Virginia Centurione, viuda de Bracelli

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Lienzo de la Santa. Iglesia del Sagrado Corazón y San Jaime de Carignano, Génova (Italia).

Lienzo de la Santa. Iglesia del Sagrado Corazón y San Jaime de Carignano, Génova (Italia).

Pregunta: Hola, mucho gusto. Quisiera saber sobre la vida de Santa Virginia Centurioli. Gracias.

Respuesta: Santa Virginia Centurione (que no Centurioli) es la fundadora de las Hermanas de Nuestra Señora del Refugio en el Monte Calvario. Nació en Génova el día 2 de abril del año 1587, siendo hija de Jorge Centurione (Dux de la República durante los años 1621-1622) y de Lelia Spinola, perteneciente a una antigua familia de la nobleza local. Fue bautizada a los dos días de su nacimiento y fue criada y educada tanto por su madre como por un tutor privado.

preguntasantoral_anticopia_articulo20150714

Aunque ella sentía cierta atracción hacia la vida religiosa, cuando tenía quince años de edad, a fin de obedecer a su padre, se casó con Gaspar Bracelli, joven heredero de una ilustre familia, pero atrapado por el juego y otros vicios que lo apartaron de su familia. En su matrimonio tuvo dos hijas, llamadas Lelia e Isabel.

Virginia intentó por todos los medios a su alcance reconducir la vida de su esposo, pero éste, a pesar de que ya no era soltero y que tenía responsabilidades familiares, seguía con su viciosa vida, produciendo gran dolor en su esposa e hijas. Como consecuencia de esta vida de excesos, enfermó gravemente de los pulmones y los médicos aconsejaron que la familia se trasladase a Alejandría, cuyo clima era más saludable, y lo hicieron a casa de unos primos de Virginia. Ella le mostró, durante el corto espacio de su vida matrimonial, una infinita paciencia y un enorme cariño y, cuando estaba a punto de morir, no se movía de la cabecera de su cama, consiguiendo que pusiera en paz su espíritu y se reconciliase con Dios antes de morir en Alejandría el 13 de junio del 1607. Con quince años se había casado y con veinte años quedó viuda.

La Santa en oración, con el hábito de su instituto.

La Santa en oración, con el hábito de su instituto.

Desde aquel mismo día ella se consagró al Señor, hizo voto de castidad para el resto de su vida, rechazó una nueva propuesta de matrimonio que le hizo su padre y se dedicó exclusivamente al cuidado de sus hijas, a servir a los pobres, a quienes consideraba que eran el mismo Cristo, y a llevar una vida de oración y de penitencia. A pesar de que su padre la vigilaba y controlaba, sin descuidar a su familia, comenzó a realizar obras de caridad por las iglesias rurales más pobres, de allí pasó al cuidado de los niños abandonados, para los cuales fundó cuatro escuelas de formación tanto moral como de adiestramiento para el trabajo, y siguió extendiendo su actividad a los ancianos y a los enfermos. Respetando el bienestar de sus hijas, prácticamente dedicó todo su patrimonio a instituciones de caridad. Cuando sus hijas fueron mayores y tenían sus vidas resueltas, se dedicó a tiempo completo al cuidado de los más necesitados.

A finales de los años treinta del siglo XVII corrían tiempos calamitosos por el norte de Italia. La guerra entre la República de Liguria y el duque de Saboya, junto con la peste, el hambre y el desempleo, abatieron las tierras y las gentes de la Italia septentrional llegando el daño hasta la propia Génova. En el invierno del 1625 acogió en su casa a quince jóvenes abandonadas; en el mes de agosto del mismo año murió su madre y desde ese momento, renunció a todo en favor de los pobres, a los cuales ella misma iba a buscar en aquellos lugares en los que corrían un mayor peligro.

En 1626 fundó el “Centro Señor de la Misericordia, protectora de los Pobres de Jesucristo”. La eligieron como “señora de la misericordia” y se dedicó a visitar todos los barrios más peligrosos y de más mala fama, despreocupándose de los insultos y las amenazas, llevando a todos una palabra de consuelo acompañada de obras de caridad. Visitaba a los pobres y enfermos en sus propias casas, recogía a los abandonados encontrados por las calles y atendía de manera muy especial y sigilosa a todos cuantos mostraban una cierta vergüenza por el hecho de su pobreza.

Cuerpo incorrupto de Santa Virginia Centurione Bracelli.

Cuerpo incorrupto de Santa Virginia Centurione Bracelli.

Esta multiforme actividad caritativa tuvo su culminación en la “Obra del Refugio”, que surgió como recurso de emergencia para las jóvenes que estaban abandonadas y en peligro. Alquiló un convento vacío y allí se trasladó el 13 de abril del 1631, junto con sus protegidos y sus benefactores. Primero las había acogido en su casa y cuando en ella ya no había más cabida, alquiló el monasterio que puso bajo la protección de Nuestra Señora del Refugio. Tres años más tarde, ya tenía otras tres casas en las que atendía a más de trescientas personas abandonadas y enfermas. Con su actividad caritativa habían nacido dos nuevas Congregaciones Religiosas que desde entonces se dedicarían a favorecer a los más necesitados: “Las Hermanas de Nuestra Señora del Refugio en el Monte Calvario” y las “Hijas de Nuestra Señora en el monte Calvario”.

Decidió que sus casas de acogida fueran administradas por los que ella llamaba sus protectores; ella no quería estar al frente ejerciendo una labor administrativa, ella quería trabajar, ser sumisa, dedicarse a las jóvenes. Vivía como una religiosa más, se dedicaba a los trabajos de las Casas y buscaba ayudas tanto de día como de noche, para asegurar la supervivencia de sus casas y para que no les faltase lo necesario a los enfermos ni a los más humildes. Repartía trabajo entre las personas acogidas: los hombres tenían que trabajar manualmente, las mujeres tenían que dedicarse de las cuestiones domésticas y los pequeños estaban obligados a asistir a la escuela.

Era la misionera de los pobres. Sabía cual era la causa de Dios, pero también tenía pleno conocimiento de que tenía que tener el reconocimiento de las autoridades civiles y religiosas. Del Senado de la República obtuvo su reconocimiento oficial el 13 de diciembre del 1635 y el día de la Anunciación del año 1637 consiguió que la República declarase a la Virgen como su patrona. También se trabajó al cardenal arzobispo de la ciudad para que introdujera la práctica religiosa de las “Cuarenta Horas” y conseguir que a partir del 1642 se predicasen misiones populares por parte de los “Misioneros de San Carlos”.

Cuerpo incorrupto de Santa Virginia Centurione Bracelli.

Cuerpo incorrupto de Santa Virginia Centurione Bracelli.

También se empeñó en ser una mensajera de paz, haciendo de intermediaria entre las facciones políticas rivales, entre los nobles y los caballeros. Por cuestiones absurdas estaban enfrentados el Duce de la República y el arzobispo; con su intermediación se consiguió la reconciliación entre ambos en el año 1647.

Toda una vida de trabajo y de desvelo le pasó factura y aunque estuvo recompensada con éxtasis, visiones místicas y otros dones especiales como el de clarividencia, agotada, murió con sesenta y cuatro años de edad el día 15 de diciembre del 1651. Su cadáver fue sepultado provisionalmente en el monasterio de Santa Clara, pero allí permaneció por espacio de ciento cincuenta años.

Aunque en vida ya gozaba de fama de santidad, esta fama se incrementó después de su muerte y aun mucho más cuando, abierto su sepulcro el 20 de abril del año 1801, se encontró su cuerpo completamente incorrupto. Actualmente se encuentra en la Casa Madre en Génova.

Los procesos canónicos se iniciaron en Génova el 15 de diciembre de 1931 y se clausuraron el Roma el 6 de julio del 1985 con la publicación del decreto que reconocía el milagro previo a la beatificación. Fue beatificada en Génova por San Juan Pablo II el día 22 de septiembre de ese mismo año 1985. Finalmente fue canonizada el 18 de mayo del año 2003. Su fiesta se celebra el día 15 de diciembre.

Antonio Barrero

Bibliografía:
– Sagrada Congregación para las Causas de los Santos, “Positio”, Roma 1971
– Stano, F., “Virginia Centurione Bracelli; ella respondió a Génova”, Génova, 1985
– Traverso, L., “Vida de Virginia Bracelli”, Génova, 1939.
– VV.AA., “Bibliotheca sanctórum, apéndice I”, Città Nuova Editrice, Roma, 1987.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

29 pensamientos en “Santa Virginia Centurione, viuda de Bracelli

  1. Gracias, Antonio, por hablarnos de esta fundadora genovesa que, después de haber enviudado muy joven y, en contra de lo que era costumbre en la época, no haberse vuelto a casar, dedicó el resto de su vida a los más necesitados.

    De ella siempre me ha impactado, en cuanto a imagen, ese contraste entre los lienzos y estampas que la muestran tan agraciada -supongo que idealizada, incluso- y la visión horrible, dicho sin querer faltar al respeto, del cadáver incorrupto. Entiendo que es uno de los casos más portentosos conocidos de incorrupción de un cadáver pero aún así, la exposición del mismo tal cual lo vemos no deja de adolecer de cierto mal gusto. Personalmente, sólo la expondría de esta manera con ocasión de su fiesta y reconocimiento de reliquias.

    • Ciertamente, debió ser una mujer excepcional, entregada, toda dulzura, un verdadero tesoro. Dichosos quienes la conocieron y trataron con ella.
      Desde el punto de vista físico, yo la veo más identificada con la segunda foto. La primera la veo excesivamente idealizada, propia del concepto que tenemos de que todos los santos tienen que ser altos, delgados y guapos. Una barbaridad.
      Y con respecto al cuerpo incorrupto, ¿qué quieres que te diga? Que es un caso perfecto de incorrupción, que se ve mucho mejor en fotos más grandes que tengo, una de ellas con Juan Pablo II. Si te digo que muchas veces cuando me acuesto a dormir lo hago pensando en estos cuerpos santos, ¿te lo crees? No me quitan el sueño, sino al revés, me dan paz.

      • A ver, lo que se dice miedo, miedo, no me dan. Tampoco me perturban. Y está bien que la gente vea que eso del somno pacis es cosa de cuerpos de cera y relicarios, no del aspecto de la muerte real, por más incorrupta que sea. Pero en general, buen gusto, lo que se dice buen gusto, no tiene. Al menos nuestros hermanos ortodoxos cubren el rostro del fallecido con una tela, aunque luego las manos y pies queden al descubierto para mostrar la incorrupción.

        • Llevas razón en eso que dices referente a la comparación de la estética de presentación de las reliquias por parte de los católicos y los ortodoxos. Es más estética la de los ortodoxos, pero yo no renuncio a la nuestra.

  2. A finales de la década de los noventa, en mi oficina me becaron para estudiar computación y fue así como me relacioné con el internet. Gracias a esta herramienta pude consultar muchos datos sobre santos y completar mi santoral. Conocí por entonces una página en francés sobre santos y gracias a ella conocí a Santa Virginia cuando era Beata, entonces aprendí también que en ese idioma Génova se dice Genes.
    En lo particular la vida de nuestra Santa me parece rica en matices, pues cada faceta de la misma es un ejemplo para cada bautizado, el hecho de ser mujer, viuda y otras limitaciones (que en realidad son etiquetas) no le impidieron ser protagonista de su tiempo y de la historia de su ciudad. Su nombre se une a Santa Mónica, Santa Rita, las Beatas Ana María Taigi e Isabel Canori. Incluso a Santa Francisca Romana. Supo santificarse como esposa, como madre de familia y como viuda.
    Fíjate que yo comparto algo de la idea de Ana, aunque su cuerpo esté incorrupto, su exposición me parece algo morboso. Yo si creo que en este caso particular debiera estar cubierta, pienso que no en todos los casos se exponen los cuerpos incorruptos y en muchos casos, como San Pío V, San Pío X, Santa Clara, San Jorge Pecca, tienen máscara y bien recubiertos como en el último caso.
    Una última pregunta: nunca he entendido la perspectiva de las fotos de su urna, está de frente y recagada sobre la pared, o está recostada, perpendicular al suelo. por el diseño de la urna y la manera como se ha de venerar, me he hecho muchas cuestiones acerca de su posición.
    Gracias.

    • En efecto, mujeres como Santa Virginia nos muestran como la santidad no es patrimonio de la virginidad sino del amor. ¡Cuantas mujeres casadas y viudas no se habrán santificado a lo largo de la historia de la Iglesia, aunque por falta de medios (no ser fundadoras o no estar directamente relacionadas con alguna congregación religiosa) no hayan visto incoadas sus causas de beatificación y canonización!
      Santa Virginia está a la altura de esas santas y beatas que tu mencionas y a la altura de otras como Inés, Lucía, Águeda, Cecilia, Bárbara y un largo etc. de mujeres santas, que parecen que son de primera, por el hecho de haber sido vírgenes y/o mártires.

      La urna de la santa está a posición horizontal con respecto al suelo. Así al menos lo deduzco yo por las otras fotos que tengo.

      • Se me viene a la mente a la famosa Sierva de Dios Amparo Portilla, que fue madre de familia, comprometida con la Iglesia y la sociedad y segun tengo entendido no era de ninguna congregación,

        • Es cierto, la valenciana Amparo Portilla, cuya causa de beatificación se inició hace muy poco tiempo ya que su fallecimiento es relativamente reciente (1996), fue una madre de familia ejemplar y no estuvo relacionada de manera oficial con ninguna Congregación en concreto.
          La Causa ha sido incoada, principalmente, por el empeño particular del anterior cardenal de Madrid.

  3. Se me pasó una detalle, por el enlace que se hace en este articulo: no creo que sea posible que la obra de Nuestra Señora del Refugio que ella fundó tenga una relación con la advocación que promovió el Beato Antonio Baldinucci, que tiene su origen en el S. XVIII, pues ella murió en el siglo anterior. El nombre refiere una función de la Santísima Virgen María: ser refugio del pecador, pero la historia y particularidades de la misma no corresponden con el enlace.

    • El hecho de que la dirección del blog enlace unos artículos con otros, lo hace con el único objetivo de que pueda tenerse acceso a ellos; no busca ninguna otra cuestión ni temporal ni geográfica. Eso es al menos lo que yo tengo entendido.

  4. Antonio yo conoci a esta Santa por las fotografias de su cuerpo incorrupto en una revista en la que habia un reportaje sobre llos santos y la incorrupcion.
    Huelga decir que gracias a este articulo he podido conocer muchisimo mejor su vida,toda ella dedicada hasta el fin de sus dias al cuidado y atencion de los mas desfavorecidos.
    Personalmente no es agradable de ver un rostro incorrupto de esta forma,pero para mostrar solo manos y pies y cubrir el rostro con un velo como hacen los hermanos ortodoxos prefiero que o bien este cubierto por completo o tal como se muestra actualmente.
    ¿No es extraña la posicion en la que se ha quedado el cuerpo con la cabeza tan ladeada y la boca abierta?
    Vamos,no se como se ocuparon del cuerpo,pero no lo dejaon bien arreglado.

    • Está claro, Abel, que cuando sepultaron el cuerpo de la santa lo hicieron en la posición en que se encontró cuando fue exhumado. ¿Por qué no acondicionaron mejor su postura y la expresión de su rostro? Pues no lo se, aunque quizás también sea posible que el cadáver conforme se fue “momificando” pudo ir tomando esa posición. Un forense podría explicarlo mejor, pero tu sabes que yo no lo soy.

  5. Esta Santa nos demuestra como hasta una ama de casa puede llegar a la santidad y ser fundadora, en una etapa de su vida que quizá cualquiera hubiera pensado que no se podía compaginar ya la vida religiosa, Dios acomodo todo y santa Virginia pudo y se dedico de lleno a la ayuda de los pobres. Su fundación me recordó que aquí en México existe también una congregación religiosa llamada “Franciscanas de Nuestra Señora del Refugio” fundadas por una religiosa de Guadalajara, seguramente Humberto sabrá más al respecto ya que esta en proceso de canonización la fundadora de este instituto

    • Está claro, André, que podemos santificarnos en todos los estados de la vida y que lo único imprescindible para ello es la práctica del amor tal y como nos lo mandó Cristo. Ella lo entendió a la perfección y lo puso en práctica con todo su ahinco.
      Sobre el caso en concreto de la fundación religiosa mexicana, esperemos que nuestro amigo Humberto pueda aportarnos alguna información adicional.

      • La Sierva de Dios Librada Orozco Santa Cruz, es originaria de Arandas, Jalisco y de de muy joven vivió en Guadalajara. En esta ciudad, por influencia de la espiritualidad franciscana, fundó la Congregación de Hermanas Franciscanas de Nuestra Señora de Refugio, la advocación la tomó por que la capilla donde comenzó su obra esta dedicada a Nuestra Señora del Refugio, en el barrio de la Capilla de Jesús. Este templo alberga sus restos desde 1969.
        En un colegio atendido por las religiosas de su congregación estudió mi tía, se llamaba Colegio Niños Héroes, que estaba pegado a dicho templo; este colegio se cambió de domicilio al ser abierta la calzada del Federalismo, cosa que no sucedió con el templo que se pretendió demoler y que finalmente no sucedió, al quedar en medio del camellón, siendo actualmente un templo lelno de vitalidad al encargarse estas religiosas de su pastoral evangelizadora. El pasado 4 de julio, fiesta de Nuestra Señora del Refugio estuve allí de visita y pude ver el sepulcro de esta sierva de Dios. En Zapopan exite el Colegio Isabel la Católica, también atendido por estas religiosas. No hay mucha información, pero en cuanto se pueda, haré un articulo sobre ella.
        Saludos.

        • Cuando tenia 10 anos, yo ingrese en un colegio de las Hermanas Franciscanas Hospitaleras de la Inmaculada Concepcion, que fueron fundadas por la beata Madre María Clara del Nino Jesus, y aprendi mucho sobre la espiritualidad franciscana. En el día 02 de Abril de 2007, recebi la llamada de Dios para que yo fundase un Instituto y yo dice “Pero, Senor, porque yo? Yo soy solo una nina”. Pero la llamada tuve un impacto muy grande en mi corazon y yo dice “Si.” 2 semanas depues de escribir las Constituciones, Dios me dice “El Instituto no puede ser aprobado por el Vaticano, porque ainda no terminaste la catequese”. La empresa italiana que estaba filmando la pelicula “Clara y Francisco” habia conocido el Instituto através del realizador, Fabrizio Costa, que es luso portugues, que contacto la embaxada portuguesa en la Itália para enviar algumas jovenes, para introducir el Instituto al mundo. Fue muy bueno y las jovenes pudieran conocer los atores Ettoro Bassi y Mary Petruolo, los protagonistas de la pelicula. Yo fiz mis votos solenes en el día 17 de Mayo de 2015, en mi confirmacion. Recentemente, algunas hermanas participaron como figurantes en la novela “Jardines Prohibidos” y fue fantastico. El nombre del Instituto es Instituto de los Hijos y Hijas de la Sagrada Pasion de Nuestro Senor Jesus Cristo y de la Ascension del Senor.

        • Muchas gracias Humberto por responder a mi duda referente a la madre Libradita y pues esperare con ansias a que hagas un artículo referente a ella

  6. Muchísimas gracias Antonio, ya tenía ganas de conocer al detalle la vida de esta santa fundadora.
    Y es que, ¿ en que blog, libro, web etc que trate de sant@s no aparece la foto del cuerpo incorrupto de Santa Virginia Centurione?, pues prácticamente en todos junto al del Padre Pio, Santa Bernadita, Juan XXIII y unos cuantos más. Al igual que Humberto, también me pregunta desde que angulo se ve este cuerpo, en las fotos parece ser que esta fotografiado desde arriba, pero los fieles me da la impresión que lo veneran desde un lateral. ¿ sabes si forma parte de alta-retablo?.
    Dicho esto, esta santa mujer hizo suyo el dicho de: “querer es poder”, vemos como con su esfuerzo y ayuda de Dios todo se le antojo poco para socorrer a los necesitados. A pesar de las dificultades sufridas en su juventud, no se limito a lamentarse y recurrir a la posición de su padre, sino que salio y emprendió caminos en busca del desnudo, del hambriento, del sediento etc.
    La santificación en todos los trabajos, más si cabe el más humilde de todos ellos, nunca pasan desapercibidos para Dios. Hace muy poco también se abrió la causa de beatificación de una ama de casa.
    Por ultimo, yo también creo que en esta famosa pintura que abre el articulo esta idealizada. Su caso me trae a la memoria a la Sierva de Dios Teresa Enriquez ” la loca del sacramento”, esta mujer también permanece incorrupta desde hace siglos, y todas las pinturas se la representa con una belleza incomparable a la de cualquier santa.

    • David,
      Hablas de cuerpos incorruptos que no lo están tal cual se entiende por incorrupción. Sabes, por ejemplo, que San Juan XXIII está embalsamado y eso no es lo mismo que incorrupto. Ya lo hemos hablado varias veces en el blog: un cuerpo embalsamado recibe un tratamiento químico para evitar la corrupción natural, luego no es un cuerpo incorrupto natural como lo es el cadáver de Santa Virginia. Podríamos poner otros muchos ejemplos, pero no viene al caso.
      Yo las fotos que he visto de esta urna nunca la he visto bajo un altar, siempre la he visto aparte. Con eso no quiero decirte que no lo esté, sino que yo no la he visto.

      • Antonio, me refería a que en cualquier pagina web o libro que consultes y hable de santos o reliquias de estos, siempre aparecen estos mismos cuerpos “incorruptos”, los cuelan al montón sin explicar si verdaderamente o no son cuerpos propiamente incorruptos, ya sabes que hasta incluso dan por validos a cuerpos santos que son figuras yacientes totalmente hechas de cera. El cuerpo de Santa Virginia si que no tiene ningún recubrimiento y es de los incorruptos reales.
        Ya se que San Juan XXIII propiamente dicho no esta incorrupto, ¿ quien no conoce la anécdota del Doctore Glogia que invento un liquido para este embalsamamiento y gasto gran cantidad de este para embalsamar al Papa Bueno? 🙂

        • Mira, yo he visto en una web una escultura yacente de madera de San Elias de Muróm, que se ve a la legua que es una escultura de madera y le ponen como pie de foto “cuerpo incorrupto”. Es el colmo.
          Cierto es que el cuerpo de San Elias de Murón está incorrupto pero es uno de los cuerpos santos que está en los subterráneos de las Lauras de las Grutas de Kiev y no esa figura de madera.

          Y por cierto, no conozco esa anécdota del Doctor Glogia. Cuéntala.

          • La cuento; Cuando se embalsamo el cuerpo de Pio XII resulto ser una autentica chapuza, no se hicieron las cosas bien y el olor que desprendía en los velatorios públicos era insoportable. A la muerte del Papa Juan XXIII el Doctor Glogia, que era un prestigioso medico invento/mejoro los métodos y líquidos de embalsamamiento. Como el Papa bueno estaba bastante relleno (gordo, sin ofender al Papa ni a nadie) este doctor gasto más de diez litros de este liquido. Al exhumar el cuerpo con motivo de la beatificación, algunos presentes ya apuntaban a milagro hasta que un cardenal dijo: ” milagro sí, pero del Doctore Glogia.

  7. Amigo Antonio, comentado un poco tarde pero aquí estoy.

    Se me hizo algo impresionante que ya a los 15 años estuviera casada!!! Aunque es muy normal de esa epoca.
    Serai interesante saber que paso con sus hijas. En un caso parecido con Santa María de la Encarnación Guyart (que ojala tengamos pronto en el blog) el hijo, que ella “dejo” para ir a misionar a Canada, se volvio monje.
    Concuerdo con lo de que es una mania mala eso de estar pintando a los santos como reinas de belleza. Como si Dios solo santificara a gente con cara de portada de revista….
    Y respecto a su cuerpo incorrupto, yo creo que tanto ella como Santa Paula Frassinetti son casos extraordinarios dentro de nuestra Iglesia. Pero seria mucho mas digno si les colocaran a ambas una buena mascara de cera o plata. Las manos si se podrian dejar visibles para que den testimonio seguro de si incorrupción.

    Saludos.

    • Jhonatan,
      Yo no se que pasó finalmente con las hijas de Santa Virginia porque no he indagado sobre este tema pues mi interés está en la vida de la madre y no de las hijas. Lo que si se es que ella atendió sus deberes maternales hasta que vio garantizado el porvenir de sus hijas. Seguro que después siguió interesada en ellas, pero ya no con esa preocupación inicial.
      Si que es cierto que una mascarilla sobre el rostro puede hacer más agradable la vista del cadáver de la santa, pero eso no quiere decir que todo cuerpo santo que te encuentres con mascarilla está incorrupto. Hay muchos santos con mascarilla que tienen el cráneo solo en los huesos. Una cosa no conlleva la otra. Solo es pura estética.

  8. Antonio me encanto la historia de Santa Virgnia Centurione, el cuerpo esta incorrupto aunque yo diria mas momificado que incorrupto en si, es una momificacion muy bien conservada, al igual que los cuerpos de santa rita, santa clara de montefalco, santa margarita de cortona, que estan mas bien momificadas muy bien conservadas, sin llegar a la incorrupcion como santa bernardette o santa catalina laboure que podrian ser mas bien baño de cera.

    en cuanto asus hijas no se supo mas de ellas, se casarian mas adelante o serian religiosas, me di cuenta que cuando fundo la orden del refugio no tenian habito religioso, de hecho cuando murio y el cuerpo incorrupto esta vestida de seglar de laica del siglo XVII, lo comento porque entre sus hijas ya hay una beata, La Beata María Repetto (1807-1890) que me encantria que hablaran de ella mas adelante en otro blog, era la misma congregacion fundada por santa Virginia? se les impuso el habito despues de su muerte (de virginia)? o ella simplemente dirigio la congregacion sin ser religiosa?

    es una lastima que en sus biografias no hallan hondado mas sobre sus experiencias misticas, dicen que tuvo visiones misticas, hubiera sido muy edificante enterarnos de sus visiones beatificas con el divino salvador y la madre santisima, escelente historia Antonio, saludos desde Venezuela.

    • Juan,
      Decimos que un cuerpo está incorrupto cuando, después de la muerte, no se sigue el proceso natural de descomposición a pesar de no haber sido embalsamado o de no haber recibido ningún tratamiento similar. En algunos casos, estos cuerpos incorruptos muestran un olor agradable, cierta flexibilidad, frescura en la sangre y algunos otros fenómenos completamente inexplicables.
      Sin embargo, la momificación significa que el cadáver ha sido tratado de una u otra manera después de la muerte, a fin de que no se pudra. Luego, desde este punto de vista, si queremos hablar con propiedad, el cuerpo de Santa Virginia no está momificado sino incorrupto, aunque parezca una momia.

      No te preocupes que, si Dios quiere, escribiremos sobre la beata María Repetto.

  9. Hola gracias por atender mi mensaje, habia escuchado antes de esta santa y me causo curiosidad que se haya casado a los quince años, y quise saber mas de ella, ya que algunos sitios web no tienen la informacion completa.
    Tambien me impacto, que, han pasado siglos y todavia se conserva su cuerpo incorrupto (Como otros santos).
    A veces la juventud necesita saber que fuera de las cosas materiales y vida de placeres, Dios compensa si sabemos llevar una vida virtuosa o piadosa como la de esta santa que saco esfuerzos para salir adelante.
    Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*