San Piato de Tournai, sacerdote mártir

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Escultura del Santo sujetando parte de su cráneo cortado.

Escultura del Santo sujetando parte de su cráneo cortado.

El Martirologio Romano, el día 1 de octubre, o sea hoy, dice que: “San Piato era un sacerdote que, habiendo salido desde Roma, al llegar a las Galias se quedó con San Quintín y sus compañeros a fin de predicar el evangelio. Habiéndole sido asignada como zona a evangelizar la región de Tournai, sufrió el martirio en tiempos del emperador Maximino”. Esta información proviene del martirologio de Usuardo, el cual se inspiró en la “passio Piatonis”, afirmando además que Piato era compañero de San Dionisio de París. El nombre de este santo se encuentra también en algunas ediciones del Martirologio Jeronimiano, donde a veces se le llama Piato, otras Piatón e incluso Platón, posiblemente dependiendo de la grafía del escribiente del texto en cada momento.

Del siglo VII tenemos información fiable sobre este santo, ya que en la “Vita” de San Eloy, obispo de Noyón-Tournai, su discípulo San Audoeno dice que San Eloy descubrió el cuerpo de San Quintín que había sido martirizado con unos clavos y, después de muchos esfuerzos, descubrió también el cuerpo de San Piato, martirizado de la misma forma en el pueblo de Seclin, en el territorio de Melantois. El obispo mostró a sus fieles los largos clavos que había extraído del cuerpo del mártir e hizo construir un mausoleo donde lo sepultó.

Pero antes, en el siglo VI, ya había comenzado a desarrollarse una tradición que duró hasta finales del siglo VIII según la cual, el territorio de la actual Bélgica fue evangelizado por algunos mártires: Victoriano, Fusciano, Quintín y Luciano, Crispín y Crispiniano y finalmente, Piato o Piatón. Este último habría acompañado desde Roma a San Dionisio de París y sus dos compañeros Rústico y Eleuterio, siendo San Dionisio quién lo ordenó de sacerdote y le encomendó evangelizar la región de Tournai.

Procesión con el relicario del cráneo del santo en Tournai (Bélgica).

Procesión con el relicario del cráneo del santo en Tournai (Bélgica).

Pero tenemos que avanzar hasta el siglo X para encontrar la primera biografía de San Piato, aunque una vez más nos encontramos con que su redactor copia la “passio” de San Luciano de Beauvais, añadiéndole por su cuenta algunas modificaciones. Según este relato, Piato, después de haber predicado el evangelio en la región de Tournai fue apresado junto con Quintín por el prefecto Riciovaro (que no es más que un personaje legendario) quién ajustició a ambos cortándoles la mitad del cráneo con una espada. Fijémonos que en este relato no se hace mención al suplicio con clavos del cual habla la “Vita” de San Eloy, (cambia los clavos por una espada) aunque si dice que el mártir fue sepultado en Seclin, cerca de Lille y que sobre su tumba se construyó una basílica.

Esta leyenda fue ampliada más tarde diciendo que Piato había convertido al cristianismo a más de treinta mil paganos y que después del martirio, el cuerpo del santo se levantó, cogió con sus manos la parte de su cabeza cortada, salió de Tournai y guiado por unos ángeles, lo llevó desde el lugar de la ejecución hasta Seclin donde fue sepultado. ¿Nos suena de algo esta historieta? ¡Pues ya tenemos a otro santo cefalóforo! Cefalóforo o no, San Piato fue nombrado patrono de Tournai, encontrándose su nombre en las letanías más antiguas de esta localidad, de la que aun sigue siendo su santo patrono. Hay quienes lo han convertido en el primer obispo de Tournai, pero esta afirmación es rotundamente falsa, ya que Piato era sólo sacerdote.

En tiempos de las invasiones normandas, las reliquias fueron llevadas a Saint-Omer, desde allí a Chartres y finalmente, a Tournai, donde quedó el cráneo. Más tarde las reliquias retornaron a Seclín, pero sin embargo, existe un documento del siglo XII en el que se dice que el cuerpo entero permanecía en Chartres. ¿En qué quedamos? El dilema quedó ahí hasta que en el año 1853 se hizo un reconocimiento de las reliquias de Seclin y solo se encontraron algunos pocos huesos. A San Piato le ocurrió lo que a Santo Toribio de Mogrevejo: que en el viaje de un sitio a otro, por donde iba pasando le iban quitando parte de los huesos.

Relicario del Santo en Seclín (Francia).

Relicario del Santo en Seclín (Francia).

La urna que estaba en Chartres sufrió diversas vicisitudes durante la Revolución Francesa: le quitaron la guarnición de plata que la adornaba y la enviaron a París mientras que las reliquias quedaron en la catedral de Chartres. En esos tiempos revolucionarios, ¿quedaron todas o se perdieron algunas? Hay que añadir que en la cripta situada debajo del coro de la Colegiata de Seclin, que es del siglo XIII, se conserva un sarcófago de época galo-romana que está identificado como la primitiva tumba del santo.

preguntasantoral_anticopia_articulo20151001

Aunque ningún hagiógrafo serio pone en dudas de la existencia histórica de San Piato, se ha formulado la hipótesis de que el santo de Chartres y el de Tournai, “deban su existencia”, o sea, no sean más que personajes creados a partir de algunas reliquias de San Platón mártir de Ancira que hubieran llegado a ambas ciudades y que es por eso por lo que en alguna edición del Martirologio Jeronimiano se le llama Platón. A mi entender, esa hipótesis tiene poca consistencia.

Antonio Barrero

Bibliografía:
– Moreau, E., “Historia de la Iglesia de Bélgica”, Bruselas, 1945
– Moretus Plantin, H., “Les passions de Saint Lucien et leurs dérivés céphalophoriques”, Namur, 1953.
– Pruvost, S., “San Piato, patrón de Seclin”, Lille, 1922
– VV.AA., “Bibliotheca sanctórum, tomo X”, Città Nuova Editrice, Roma, 1990.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

10 pensamientos en “San Piato de Tournai, sacerdote mártir

  1. Mira que estoy acostumbrada a la iconografía cruenta y horrorosa, pero esto de Piato portando la tapa de los sesos en las manos es algo que me repatea en el estómago. Te hace preguntarte hasta qué punto habrá detallado el artista el contenido de su cráneo si pudiéramos verlo desde la parte de arriba.

    Personalmente, creo que el martirio con clavos es más probable que el saltarle la parte superior del cráneo. Esto último no es un método de ejecución romano, sino una porquería de la que ningún verdugo profesional se sentiría orgulloso, aparte de que hacer un corte así de limpio es muy complicado. En cambio, los clavos los vemos en muchos otros casos, hace poco veíamos el de Santa Fausta de Cízico. Pero honestamente, casi preferiría que el martirio del Santo se hubiese reducido a la decapitación. Al final, el dolor es el dolor.

    • Cómo fue el martirio de San Piato, ya sabes que depende a la fuente a la que vayas, pero hay una realidad: la iconografía siempre lo representa con medio cráneo cortado, lo cual – perdón por la expresión -, no deja de ser una forma original, rara.
      Yo tengo otras fotos del relicario de Tournai que conserva el cráneo del santo, pero ninguna foto es visto desde arriba, así que no se cual será la morfologia superior del relicario.
      Todos los martirios son crueles y bárbaros, pero este y el de los clavos en la cabeza, son horrorosos, aunque supongo que supondrían la muerte instantánea del ajusticiado.

  2. Iba a hacer un chiste sobre este santo cefalóforo…que no se puede adscribir a dicho grupo ya que el no portaba la cabeza completa..¡¡sino la parte superior del craneo!!
    Bueno,ya en serio una muerte asi me da nauseas de imaginarla,menos mal que como decis casi al 100% su muerte se debio por los clavos…que tampoco es que sea mejor,bufff.
    Me pregunto que mentes tan enfermizas y crueles serian las que ideasen las torturas de las que tanto hemos leido en los martires romanos…
    Bueno,romanos,medievales y hasta en la actualidad,que existen algunos que ni nombrarlo quiero.

    • Tu sabes, Abel, que lo de los santos cefalóforos es un cuento chino, que todos los casos son absolutamente falsos los adornen como los adornen, con ángeles y sin ángeles, con milagritos y sin ellos. En ese sentido, a San Piato también se le ha colgado este sambenito, pero en fin, supongo que cada vez habrá menos gente que se lo crea.

      Cualquier martirio es una atrocidad, lo es cualquier asesinato por incruento que pueda parecer, pero vamos, lo de los clavos en la cabeza o las cabezas a medio cortar ya supone el colmo de la perversión.

  3. Gracias por este artículo en el que he conocido mejor a este Santo, del cual sólo conocía su apostolado y su martirio. Con lo que nos informas me he enterado de más cosas, como su tipo de martirio y el destino de sus reliquias. Compárteme por favor las fotos.

    • Me alegra que el artículo te haya sido de utilidad.
      Por e-mail te envio otras fotos del relicario del cráneo y de su tumba. Esta última no ha podido ponerse en el artículo a fin de no recargarlo.

  4. Como siempre es interesante conocer a estos santos galos, tengo una duda ¿su nombre vendra de la misma raíz de piadoso?. Es la primera ves que le escucho y vaya que su iconografía si que es original jeje

  5. Piato viene del latin “Piatus”, que supongo que será un “derivado” de piadoso, ya que en latín piadoso es “pius”.
    La iconografía es original porque según algunas fuentes no lo decapitaron sino que le cortaron la cabeza por la parte superior de los ojos, por la frente. De hecho verás que la imagen lleva medio cráneo en las manos.

  6. Toño, he revisado mis registros para con este santo en el 1 de octubre y lo tengo bien definido, conforme a la información que presentas. Aprovechando la revisión, en los mártires del elenco de ese día, me percaté que hay un Platón, presbítero, por lo que he dado por un hecho que Piato y Platón son el mismo personaje, así pues, hice las anotaciones correspondientes. No se si yo sea el único que registra santorales en el mundo, pero en lo que a mi toca, hoy y en otras ocasiones tu trabajo en el blog me ha servido para depurar duplicidades, ya has trascendido mi estimado Starests.

    • Humberto,
      Los dos únicos santos de nombre Platón que están bien identificados son el mártir de Ancira, que aparece en el Martirologio Romano el 20 de julio y el abad de Bitinia, que se conmemora el 4 de abril. En las Iglesias Ortodoxas son conmemorados otros santos de este nombre, pero son santos del Segundo Milenio, concretamente mártires del siglo XX.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*