San Teodoro, obispo de Octoduro

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Relieve gótico del Santo en el museo de Estrasburgo, Francia.

Relieve gótico del Santo en el museo de Estrasburgo, Francia.

Pregunta: ¿Qué relaciones tuvo San Teodoro de Octoduro y el diablo? ¿Qué versiones existen sobre este santo y su relación con el diablo que carga la campana? ¿Se relaciona con el Papa Cirilo I?

Respuesta: San Teodoro de Octoduro es más conocido como San Teodoro de Sitten. En el año 379 este santo obispo fue puesto al frente de la diócesis de Octodurum (la actual Martigny), que era la ciudad principal de la provincia romana de “Grais et Poeninae” (los Alpes Graian y Penninos), que son una sección de los Alpes que actualmente pertenecen a Francia, Italia y Suiza. En el año 381, junto con San Ambrosio de Milán, estuvo en el Sínodo de Aquilea convocado por el emperador Graciano, para que se condenaran a los obispos arrianos Paladio y Secundiano y para deliberar sobre algunos asuntos concernientes a la Iglesia y el Estado. Participó activamente en este Sínodo encontrándose su firma en las Actas del mismo, ocupando el décimo puesto.

Junto con otros obispos que estaban en comunión eclesial con San Ambrosio, estuvo también presente en el Sínodo de Milán del año 390, en el cual se estudió qué actitud tomar en los enfrentamientos con el obispo Félix de Treveris, que era favorable al obispo hispano Itacio, responsable de la condena a Prisciliano y sus discípulos. También se examinó el caso del monje Joviniano y el tema de la penitencia pública impuesta al emperador Teodosio el Grande. La firma de San Teodoro también consta en la carta que enviaron al Papa San Siricio al término de este Sínodo.

Según San Euquerio de Lyón, autor de la “Passio Acaunensium Martyrum”, fue el propio San Teodoro quién descubrió los cuerpos de los mártires de la Legión Tebea edificando en la vecina Agauno (lo que hoy es Saint-Maurice) el “martyrium” destinado a acoger los restos de los mártires.

No es cierto que deba atribuirse a San Teodoro o a su homónimo San Teodoro II obispo, los textos que hablan de un tercer Teodoro, contemporáneo de Carlomagno y no es cierto porque mientras los primeros vivieron en el siglo IV, el tercero vivió cuatro siglos más tarde. Evidentemente es un malentendido (por decirlo suavemente), al igual que todas las leyendas, milagros, etc. que se le atribuyen. Según una de estas leyendas – que apareció en el siglo XV y que es a la que te refieres en tu pregunta -, San Teodoro hizo que el demonio le llevara una campana desde Roma hasta su ciudad. La leyenda dice textualmente que, yendo Teodoro de camino, se encontró con una horda de pequeños demonios, quienes le dijeron que el Papa de Roma estaba siendo sometido a grandes tentaciones y que pronto caería en las manos de Satanás. Teodoro les dijo que él podría salvar al Papa si se encontraba en Roma, el diablo aceptó el reto y lo transportó a la Ciudad Eterna. Una vez en ella, Teodoro rescató al Papa que, como signo de agradecimiento, le regaló una campana, la cual tuvo que llevar a cuestas el diablo hasta Valais.

Escultura gótica en el Museo de Disentis, Suiza.

Escultura gótica en el Museo de Disentis, Suiza.

Otra leyenda dice que debido a que los viñedos de la zona de Valais habían quedado gravemente dañados por las heladas, antes de realizar la vendimia, el santo exhortó a los viñadores a preparar cuantos más barriles mejor, ya que la cosecha sería muy abundante. Hizo almacenar toda la uva en un mismo lugar, la bendijo, ordenó prensarlas y se llenaron a rebosar todos los barriles acumulados. Repito que esto es otra leyenda cuyo origen está en el siglo XV.

El culto a San Teodoro de Octoduro se difundió sobre todo por Valais, Saboya y en el Condado Franco, aunque también en menor medida, en Grisons y en Vorarlberg, debido a las migraciones de los valleses a esas regiones durante la Edad Media. En esa época, en Valais (donde también se le conocía como San Teódulo) tenía dedicada una quincena de iglesias y existían seis confraternidades que llevaban su nombre. Asimismo, en la Edad Media, en la diócesis de Lausanne tenía dedicado catorce santuarios, diez en Constanza y once en Saboya. Señalemos también que dos glaciares que se encuentran a los pies del Monte Cervino en los Alpes, llevan en su honor los nombres del Gran Teódulo y el Pequeño Teódulo.

Gracias a estas leyendas, San Teodoro es el patrono de todos los viñadores y enólogos de Valais, siendo invocado también contra los temporales y borrascas haciendo tocar una campana que llevaba su nombre. De hecho, se había creado la costumbre de insertarle a las nuevas campanas un pequeño trozo de la famosa campana que San Teodoro había hecho llevar a cuestas desde Roma al demonio. Así lo hicieron los habitantes de Lucerna en el año 1456, los de Bienne en el 1465 y los de Basilea en el año 1490. Sobre estas campañas se grababa la figura del santo. Repito, toda esta leyenda es un cuento chino aparecido en el siglo XV.

San Teodoro de Octoduro es festejado el día 16 de agosto. El Martirologio de Sión (Sitten) cita una conmemoración el día 4 de septiembre: “Eoden die revelatio Sacrarium reliquiarum cum corpore beati Theodori Sedunensis episcopi”. Se dice que estas reliquias se encontraban en una cripta situada bajo la catedral de Sitten, cripta que fue destruida por un incendio en el siglo XV. También existían reliquias en el Condado Franco e incluso un brazo del santo en la abadía de Ainay, en la diócesis de Lyón. Nada de esto existe en la actualidad, porque se perdieron durante la Revolución Francesa.

preguntasantoral_anticopia_articulo20151008

Estatua contemporánea del Santo en Sitten, Suiza.

Estatua contemporánea del Santo en Sitten, Suiza.

Una de las reproducciones más famosas del santo, es una escultura de madera policromada del siglo XVI, que se encuentra en el Museo de Valére en Sitten, donde aparece revestido con ornamentos episcopales portando un racimo de uvas sobre un libro que lleva en una mano. Con su mano izquierda empuña una espada que simboliza el poder temporal de los obispos de Sión (Sitten) y a sus pies, la legendaria campana sobre la cabeza del demonio.

Con San Cirilo I no tuvo ningún contacto, simplemente porque en aquella época no existía ningún santo con ese nombre. No se si habrás confundido el nombre de Siricio con el de Cirilo. Si te refieres a Siricio, ya lo digo más arriba: el único contacto es el envío de una carta firmada.

Antonio Barrero

Bibliografía:
– Besson, M., “Orígenes de los obispados de Ginebra, Lausana y Sión y sus primeros titulares hasta finales del siglo VI”, Paris, 1906.
– Lathion, L., “Essai sur Théodore d’Octodure”, Sión, 1956.
– Lathion, L., “Los tiempos de San Ambrosio, San Teodoro de Octoduro y los orígenes cristianos de la zona de Valais”, Lausanne, 1961.
– VV.AA., “Bibliotheca sanctórum, tomo XII”, Città Nuova Editrice, Roma, 1990.

Enlace consultado (05/09/2015):
– www.heiligenlexikon.de/BiographienT/Theodor_Teodul_von_Sitten.html

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

10 pensamientos en “San Teodoro, obispo de Octoduro

  1. Ayer Teodora, hoy Teodoro, te adoro Toño, jejejejeje….
    Pienso que después de Juan, Teodoro es el nombre más común en el santoral, de pronto me viene el de Amasea, el de Canterbury, creo que hay un Papa, Teodoro Esteban Cuenot, y los mártires que haya por allí.
    La anécdota de como el diablo es obligado a servir a un Santo, aún sin ser prolija, es común: el puente construido en Aviñon a instancias de San Benito el Jopven es otro ejemplo por un decir…
    Que el diablo tiene mucho poder sobre el hombre no es mentira, pero sus influencias se nulifican en la medida que uno esté unido a Cristo. El demonio como criatura angélica no puede soportar una misión incluida en su ser y que es la servir: “a los ángeles ha dado órdenes para que te cuiden….” Yo creo que el demonio tiene mucha derrota y sufrimiento cuando nosotros nos convertimos en servidores de los demás: “Yo estoy en medio de ustedes como el que sirve” y si Cristo se hace siervo por caridad, el amor lo vence todo cuando uno se convierte en servidor del hermano, ese es el sentido del diaconoi “servidor”. Si el demonio es humillado con estas circunstancias que son más bien leyenda, lo es más y si que lo es cuando servimos a Cristo en el necesitado: “a mi me lo han hecho”.
    Bueno, pues ya he conocido más a este santo, del que te digo como se lo he dicho a Ana María: le has dado una fisonomía concreta.
    Y pienso que cuando se hace este tipo de artículos sobre santos poco conocidos, que es una manera de honrarlos a ellos y merecer su protección. Alguna vez lei en un devocionario que es bueno tener devoción a los santos, peo que es muy agradable a Dios venerar y tener devoción a santos poco conocidos, los que sin duda sabrán corresponder a esta veneración.
    Una pregunta: haces referencia sobre que se conserva la firma de este santos en los documentos sinodales. No es la primera vez que se de algo semejante, He leído por ejemplo algo de esto sobre la firma de San Nicolás de Bari en el concilio de Nicea. ¡estos documentos sobrevivieron al paso de los siglos, la guerra y otros efectos o son facsímiles de los mismos o se sabe esto por alguna referencia? Si es que sobrevivieron, ¿dónde están?
    Gracias

    • Esos documentos a los que estamos haciendo referencia, en algunos casos han llegado hasta nosotros los textos originales, en otros solo son copias y otros muchos han desaparecido a lo largo de los siglos. ¿Donde están los que se conservan? Pues no se donde estará cada uno de ellos, pero me imagino que en los archivos de las sedes centrales de cada Iglesia, museos, etc.
      En los archivos vaticanos y en los del Patriarcado Ecuménico hay miles de documentos antiquísimos celosamente guardados, pero vaya, estos en concreto, no se donde estarán, solo se que se conservan.

  2. Muchas gracias Antonio siempre me parece interesante conocer a estos santos cuya iconografía es muy propia como en este caso del diablo con la campana, porque como bien sabemos aunque sean leyendas mal que bien las mismas han influido en la devoción y persistencia al culto del santo y se ve retratada casi siempre en su iconografía, al menos da gusto saber que no es un santo totalmente legendario sino que si consta su existencia, gracias.

    • Está clarísimo, André, que si no llega a ser por estas leyendas, San Teodoro sería un perfecto desconocido, como muchos otros santos de la antigüedad. La realidad es así, aunque no nos guste. Es una lástima que casi no exista ningún santo histórico cuya biografía no se haya visto contaminada con las fábulas más peregrinas. En este caso incluso ha hecho especial hincapié en la iconografía, que por cierto es muy curiosa, con ese diablillo con cara de malo a los pies del santo.

  3. Por un momento he pensado que estábamos hablando de un Santo del que se dice que le vendió su alma al diablo y tuvo que recurrir a la Virgen María para que ella lo salvara, pero ya veo que me he confundido, vaya. Ni siquiera estoy segura ya de que ese otro Santo tentado y salvado se llamara también Teodoro. ¿Puede que fuera Teófilo?

        • Yo este tema no lo he tocado porque no era el objeto de la pregunta. Se preguntaba sobre San Teodoro de Octoduro y no sobre San Teófilo de Cilicia o “el penitente”.
          Dice la leyenda que Teófilo era el ecónomo de la Iglesia de Cilicia y que cuando el obispo murió, a él lo propusieron como obispo pero lo rechazó, por lo que eligieron a otro. El nuevo obispo lo privó de sus funciones e hizo que Teófilo cayera en desgracia. Entonces, más por desesperación que por venganza, Teófilo recurrió a la magia a través de un judío que decía tener relaciones con el demonio. Este le hizo saber que si quería triunfar tenía que renegar de Cristo y de su Madre y que además, tenía que hacerlo por escrito, a lo que Teófilo accedió.
          Pero muy pronto se dió cuenta de su pecado, imploró la ayuda de la Virgen e hizo 40 días de ayuno. La Virgen finalmente lo perdonó, le pidió que confesara públicamente su pecado y cuando lo hizo, fue admitido a la Comunión. Poco tiempo después murió santamente habiendo repartido todas tus riquezas entre los pobres.

          La leyenda da muchos más detalles que no viene a cuento relatarlos ahora, pero lo que está claro es que este relato, que en parte puede ser verídico, fue escrito para convencer a los fieles de la importancia de la intercesión de la Virgen María.

  4. A mi me han hecho mucha gracia las representaciones del santo con el demonio y la campana,muy curiosas Antonio.
    Y como te gusta recalcar una y otra vez que son leyendas o cuentos chinos como a ti te gusta llamarlas,ayayay.¡¡Con una vez tenemos suficiente!! 😉
    ¿Que penitencia publica se le impuso al emperador Teodosio el Grande?

    • La “Historia Tripartita” narra que el emperador Teodosio el Grande (que era oriundo de la provincia de Segovia), dejándose llevar de su indignación, sin hacer distinción entre responsables e inocentes, mandó matar a casi cinco mil hombres de Tesalónica porque algunos de ellos, durante una sedición, habían apedreado a los jueces de la ciudad. Ante esto, San Ambrosio de Milán lo excomulgó, prohibiéndole la entrada en la iglesia.
      El emperador fue a implorarle que le levantara la excomunión, que se arrepentía igual que David se había arrepentido de su adulterio y que le impusiera la penitencia que estimase oportuna.
      San Ambrosio le impuso que hiciera penitencia pública (no se especifica en qué consistió) y cuando la hizo, le dejó entrar en la iglesia. El emperador intentó subir al presbiterio durante la celebración de la Misa, pero San Ambrosio le dijo que el prebiterio estaba reservado a los sacerdotes y que él, por muy emperador que fuera, tenía que ponerse con los fieles.
      La historia dice que San Ambrosio le dijo: “La púrpura te ha convertido en emperador, pero no en presbítero; ni siquiera en simple clérigo. Ante Dios eres uno más entre los fieles”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*