Contestando a algunas breves preguntas (XXXVI)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Santos padres de Santa Teresita y la niña del milagro  llevando sus reliquias.

Santos padres de Santa Teresita y la niña del milagro llevando sus reliquias.

Pregunta: ¿Me podríais decir cual ha sido el milagro que ha llevado a la canonización de los padres de Santa Teresa de Lisieux? Muchísimas gracias desde Chile.

Respuesta: Pues claro que te lo vamos a relatar aunque sea de manera muy sucinta. Una niña llamada Carmen, que nació el día de Santa Teresa de Jesús en el año 2008, durante varias semanas estuvo a punto de morir a causa de una hemorragia cerebral. La madre tuvo un embarazo muy complicado y la niña nació con solo seis meses de gestación, por lo que sus órganos vitales aun no estaban definitivamente formados, o sea, que eran inmaduros. Como es lógico, pronto comenzaron las complicaciones: hemorragia cerebral, doble septicemia y trombopenia. Los padres estaban tremendamente angustiados porque veían que la niña se les iba y que los médicos no podían hacer casi nada ni les daban esperanza alguna. Cada día que pasaba, la niña empeoraba más. Como es lógico, el bebé estaba aislado y durante treinta y cinco días sus padres ni siquiera pudieron acercarse a ella. Los médicos, al ver la angustia de los padres y sabiendo que la niña se moría, permitieron que pudieran acercarse a ella y tocarla.

Los padres solo creían en un milagro y como la niña había nacido el día de Santa Teresa, se acercaron al monasterio carmelita de la localidad valenciana de Serra. Llegaron de noche y como el monasterio estaba cerrado, por el telefonillo le contaron a una monja lo que les estaba ocurriendo y les pidieron que rezaran por la niña. Como el hospital no estaba muy lejos del monasterio, los padres acudieron allí en varias ocasiones para rezar por la niña y fue allí donde conocieron a los padres de Santa Teresita, los cuales habían sido beatificados cuatro días antes de nacer la niña. En el monasterio les dieron unas estampas de los nuevos beatos con una pequeña biografía y una oración. Las monjas les insistieron para que ellos recurrieran a los nuevos beatos, prometiéndoles que ellas también lo harían. Aquella misma noche empezaron a hacerlo y a la mañana siguiente comenzaron una serie de cambios en el estado de salud del bebé.

Fotomontaje con los retratos de los esposos, realizado para su beatificación.

Fotomontaje con los retratos de los esposos, realizado para su beatificación.

La niña comenzó a respirar por sí sola, las infecciones comenzaron a remitir y al tercer día, salió de la UCI, aunque los médicos les dijeron que había que esperar unos años para saber si la hemorragia cerebral le había dejado secuelas. A principios de enero, el mismo día en el que se conmemoraba el nacimiento de Santa Teresita, a la niña le dieron el alta hospitalaria y como dos semanas más tarde las reliquias de los dos beatos fueron traídas a Lérida, ellos se animaron a ir y allí le contaron al postulador de la Causa lo que les había pasado. Pasados unos meses, concretamente en noviembre, los padres recibieron una llamada desde Roma diciéndoles que querían hablar con ellos, conocer a la niña – que ya tenía un añito -, y comprobar su estado de salud ya que veían en la inexplicable curación completa de la niña la posibilidad de que se hubiese producido un milagro.

Los padres fueron a Roma, allí vieron a la niña y recibieron todos los informes médicos que acreditaban la inesperada e inexplicable recuperación de Carmen. Pasados cinco años y medio, el 18 de marzo, en plenas fiestas de las Fallas de Valencia de este año, los padres de Carmen recibieron la confirmación de que la curación de la niña era considerada como un hecho sobrenatural que servía para canonizar a los padres de Santa Teresita. Ellos estaban precisamente en el acto de la ofrenda floral a la Virgen de los Desamparados, sonó el teléfono móvil y les dieron la gran noticia. Podemos imaginarnos la alegría que les invadió y ni que decir tiene, el que ellos y la niña estuvieron en la ceremonia de canonización que, como sabemos, se celebró el día 18 del mes pasado.

Icono ortodoxo griego de San Autónomo.

Icono ortodoxo griego de San Autónomo.

Pregunta: Soy sastre y trabajo como autónomo. He oído decir que existe San Autónomo y la verdad es que me gustaría saber algo sobre este santo. ¿Me podéis ayudar? Gracias.

Respuesta: Pues si que “existe”, aunque tengo que decirte que es un santo mártir totalmente desconocido en los martirologios anteriores al siglo VI. Sus “Actas”, que fueron redactadas en tiempos del emperador Justino (518-527) la verdad es que no merecen mucho crédito. Según estas “Actas”, San Autónomo habría nacido en Italia donde fue consagrado como obispo. Durante la persecución de Diocleciano se refugió en Bitinia, eligiendo como centro de su actividad apostólica una localidad llamada Sorea – localidad que los arqueólogos no han localizado -, y desde ella, mediante continuos viajes, desarrolló una intensa labor por toda el Asia Menor.

De vueltas a Sorea en uno de esos viajes, sufrió allí el martirio, siendo víctima de un grupo de paganos que estaban enfurecidos porque los cristianos habían destruidos a sus ídolos. Se dice que fue asesinado mientras celebraba la Eucaristía, un 12 de septiembre de un año no determinado. En tiempos del emperador Constantino, un cristiano llamado Severiano, construyó una capilla sobre el sepulcro del mártir, capilla que fue derruida, aunque de nuevo reconstruida en tiempos del emperador Justino. El autor de esta “passio” llega a decir que él personalmente había visitado esta capilla y había venerado sus reliquias.

Pregunta: Me perdonáis de nuevo, pero ¿podéis darme alguna información sobre San Libertino, si es cierto que este santo existe? Vaya nombrecito, ¿eh? Gracias.

Respuesta: Pues si que es cierto y, aunque su nombre no deja de ser “rarito” y la verdad es que las noticias históricas que tenemos sobre él habría que ponerlas en entredicho, estamos hablando de un santo obispo de Agrigento. Los datos más antiguos provienen del “Martyrium Sanctorum Peregrini et Libertini”, que es un relato escrito entre los siglos VI-VII solo sobre San Peregrino. En él se dice sin embargo que durante la persecución del emperador Valeriano, un tal Silvano enviado a Agrigento por orden del prefecto Quinciano, informó que “Libertinum episcopum corripi iubet. Non doli, non minae, nihil omissum quo revocaretur a Christo simulacra veneraretur. At Libertinus in aede Sancti Stephani protomartyris per aras Deum laudans oransque spiritum caelo reddidit, nec sine luctu in foro agrigentinorum sepultus”, que traducido, dice: “Mandó arrestar al Obispo Libertino. Engaños, amenazas, nada se omitió para que renegara de Cristo y venerara las imágenes de los dioses. Pero Libertino, en el templo de San Esteban protomártir, alabando a Dios y orando, entregó su alma al cielo y, no sin llanto, fue sepultado en el foro de los agrigentinos”. De este texto podemos deducir que el autor de esta obra sabía que Libertino había muerto en tiempos de Valeriano y que era venerado en la iglesia de San Esteban.

Lienzo de San Libertino de Agrigento ante San Pedro apóstol.

Lienzo de San Libertino de Agrigento ante San Pedro apóstol.

Esta misma noticia aparece en otro escrito del siglo VIII, que es un “encomio” (ya hemos dicho en otra ocasión que un encomio es un escrito de alabanza) en honor de San Marciano de Siracusa. En este escrito, que desde el punto de vista narrativo, depende del “Martyrium sanctórum Peregrini et Libertini” mencionado más arriba, dando un paso más, se llega a afirmar que San Peregrino sufrió el martirio junto con el obispo San Libertino durante la persecución de Valeriano. Pero a pesar de la precisión cronológica de estas dos fuentes, los escritores locales de Agrigento llegan a decir que San Libertino fue un discípulo de San Pedro, o sea, que fue un mártir del siglo I y no del siglo III y así, para hacernos creer la verdad de esta afirmación llegan al absurdo de fabricarse una “bula” firmada por el propio San Pedro nombrando obispo de Agrigento a San Libertino. ¡El colmo del despropósito!

preguntasantoral_anticopia_articulo20151129

Concluyendo todo esto, podemos decir que San Libertino quizás pudo ser el primer obispo de Agrigento, pero que no vivió en el siglo I, sino en el III y que su cuerpo era venerado a finales del siglo VI en la iglesia dedicada al protomártir San Esteban – iglesia que sabemos que existía porque así nos lo confirma San Gregorio Magno -, pero del que con toda seguridad, no podemos afirmar nada más. En el año 1624 se construyó una maravillosa iglesia en el lugar en el que, según la tradición, fue martirizado.

Si quieres tener una información más amplia, pero sabiendo que todo hay que ponerlo en “entredicho”, puedes consultar este enlace. Dicho todo esto y, rogándote me perdones la broma, no se te ocurra ponerle este nombrecito a ningún hijo o nieto tuyo, porque el nombre se las trae, jaja.

La Sagrada Eucaristía.

La Sagrada Eucaristía.

Pregunta: ¿Está permitido que un laico en el momento de comulgar, reciba la Hostia Santa y él la introduzca en la Sangre de Cristo y comulgue? No quisiera ser desobediente a mi párroco, pero ya llevamos bastantes discusiones y quisiera tener una confirmación autorizada sobre este tema. Quisiera saber lo que está permitido o no para comulgar correctamente. Agradezco su respuesta y aclaración sobre este tema, que por aquí se está tomando como una costumbre en cada parroquia. Saludos.

Respuesta: La respuesta está clara: NO. La Eucaristía es un don que se recibe, no es algo que uno toma. De hecho los diáconos, en las celebraciones en las que hay algún sacerdote u obispo, también reciben la comunión. Un diácono solo puede tocar la Eucaristía si da la comunión al pueblo o en un acto que sea presidido por él, como por ejemplo, una celebración de la Palabra. Lo mismo un seglar, que puede cogerla directamente si es ministro extraordinario de la comunión y solo en las funciones que le competen, pero nunca, puede darse la comunión a sí mismo. Y además, la Eucaristía en el rito latino, solo puede tomarse bajo las dos Especies en determinadas circunstancias, como por ejemplo, en las bodas.

En las Iglesias Orientales, en las celebraciones presididas por un obispo, incluso los sacerdotes reciben la Eucaristía de manos del obispo. En el blog hemos publicado dos artículos sobre este y otros temas relacionados con la Eucaristía.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

16 pensamientos en “Contestando a algunas breves preguntas (XXXVI)

  1. ¿36 ensaladas? Que pronto pasa el tiempo. Y lo que viene con el favor de Dios.
    Gracias por estos artículos tan amenos, tan precisos y tan claros.
    No conocía los nombres de Autónomo y de Libertino, hiciste que me acordara el chiste de Talco Gómez, cuando este se presenta en una oficina y le preguntan el nombre dice que se llama Talco Gómez, extrañado el interlocutor, le pregunta el por qué de su nombre, éste le dice que su madre murió cuando el nació y lo último que ella dijo fue: “pónganle talco al niño”. Chistes a parte, los nombres más raros para mi eran Sinclética y Burgundofora, estos de Autónomo y Libertino quedan como nombres de los que se están prohibiendo últimamente en el registro civil. ¿Que pensaría San Ambrosio del nombre de su hermano San Sátiro si viviera en nuestra época?
    Saludos.

    • ¡Ay si habláramos de nombres raros! ¿Donde dejamos a Pascasia, o a Espeusipo, Eleusipo y Meleusipo, o a Metrodora, Ninfodora y Menodora y…… mejor que lo dejemos, porque ya hemos hablado hasta de San Lucifer y San Herodes.
      Me alegra que este tipo de artículos te gusten y te puedo asegurar que hay preguntas respondidas como para hacer otros 36 artículos más. ¡Donde se ponga una buena ensalada!, jajaja.

  2. Con lo que respecta a la Eucaristía, la Ignoracia son la causa de los abusos litúrgicos, como utilizar pan que no es ácimo, patenas de vidrio, o como este caso, tomar la hostia y mojarla en el vino. No entro en los temas de la comunión de mano o de boca, de por si demasiado polémicos entre el tradicionalismo y las nuevas corrientes litúrgicas. De por si en la misa hay de todo, desde que un ministro en vez de cantar el salmo se pone a “predicar” hasta no utilizar los vasos sagrados y en vez del cáliz es una copa de vidrio, ministros que se dan la comunión a si mismos y el abuso en el signo de la paz. Pero bueno, las normas litúrgicas están claras

    • Yo creo, René, que la inmensa mayoría de los cristianos no somos conscientes del regalo tan precioso que tenemos en la Divina Eucaristía. La vida de un solo hombre y la Eucaristía son los dones más preciosos que Dios nos ha dado.

      Yo soy también aficionado – cosa que nunca he dicho -, a la astronomía. Leyendo el otro día en una revista especializada el descubrimiento que se ha hecho de un planeta similar a la tierra en cuando tamaño pero que está compuesto solo por diamantes (una tierra hecha de diamante puro), pensaba cuantos no nos volveríamos locos si solo tuviésemos la oportunidad de verlo. Pues una pequeña traza de Pan consagrado o la gota más minúscula de Vino consagrado, valen infinitamente más. No somos conscientes de ese regalo que se nos ha dado y por eso, o no lo usamos o lo mal usamos, que no se qué será peor.

      • No somos conscientes y lo que es peor lo mal usamos, la Eucaristía es el mas grande e infinito regalo que Dios nos ha dado, no se pero siento ganas de llorar al comulgar (perdon ser demasiado sensible) de emoción, y es una tristeza que en nuestros hermanos ortodoxos muestren más respeto a la Eucaristía que nosotros, si valoraramos más el Cuerpo y la Sangre de Cristo, fuera más cercana la misa (perdon tambien pero amo muchísimo la Santa Misa)

  3. Gracias, Antonio, por esta nueva ensalada de consultas. Respecto al tema de la Eucaristía me ha sorprendido que en algún lugar se haga eso de tomar la hostia con las manos para mojarla en el cáliz. Yo, personalmente, no estoy en sintonía con los tradicionalistas radicales que hablan de las manos “inmundas” del laico, indignas de tocar el Cuerpo de Cristo. Más inmunda es la lengua, si de gérmenes hablamos, y recibimos la hostia sobre ella. Pero lo de mojar cada uno la hostia en el cáliz sí que me parece excesivo, aunque, en realidad, no se trata de lo que hagamos, sino de cómo lo hagamos. Recibir la comunión en la boca, pero hacerlo como quien se toma una pastilla, con total indiferencia, también es indigno.

    • Está claro que hay que recibir la Sagrada Eucaristia limpio de corazón y de mente. Ningún miembro del cuerpo humano es impuro, sino que las impurezas pueden estar en la voluntad, en la forma de ser. Yo, que soy partidario de recibir la Comunión bajo las dos especies, creo que lo ideal es que sea el propio sacerdote quién moje el pan en el vino y lo de al comulgante.

      Hay algo que a mi me maravilla, me asombra, me sorprende: todos sabemos como se da la Comunión en la Divina Liturgia Bizantina: se mezclan las dos Sagradas Especies y se da con una cucharilla. ¿Donde está lo que me maravilla? En que jamás, en los veinte siglos que lleva la Iglesia de historia, se ha dado un solo caso de contagio, sabiendo que la cucharilla se da en la boca y en más de una ocasión la ha tocado. ¿Milagro? No lo se, pero jamás se ha dado este caso.

      • Ana, estoy de acuerdo contigo en que la indiferencia es la mayor tristeza que puede haber, el amor a la Eucaristía es importante y no veo mover ni una sola conciencia de la indiferencia

  4. Antonio, primero felicitarte por este articulo ensalada # 35!!!

    Acerca del milagro de la pequeña Carmen desde cuando se hablo de él a principios del año pasado. Realmente es algo extraordinario y me conmovio de manera especial ver como ella y Pietro (el chico que sirvio de primer milagro para la beatificación) llevaron las reliquias de los santos padres de mi querida hermana. El el relicario y ella un ramito de flores, especificamente, y claro, acompañados de sus familias. Muchas veces he pensado en que los santos nos ayudan muchisimas veces, pero solo en muy pocos casos podemos hacer algo verdaderamente util para agradecerles como es el colaborar en su proceso de canonización.

    Y acerca de la Eucaristia, quede de cuadros cuando vi que el recibior la comunión uno mismo es contra la liturgia! Mira que aqui, los carmelitas algunas veces nos han puesto a tomar la comunión con nuestras propias manos en sus misas. Yo lo he tenido que hacer de mala gana porque aunque no sabia que era prohibido, si sentia que no era lo correcto o lo natural, pues habiendo sacerdotes presentes y con toda capacidad para distribuirla porque no la dan ellos mismos?

    Saludos.

    • Ya he dicho cuales son las normas, basadas en el principio de que la Eucaristía es un don que se nos da y no es algo que uno toma por si mismo.
      Yo se que las comparaciones son odiosas y más estas, pero por ejemplo, si vas por el campo y ves una fruta silvestre, la coges por ti mismo, tu la coges aunque no te la den. Sin embargo, la Eucaristía es el mayor regalo que Dios nos ha hecho y es Él quién nos la entrega de manos del sacerdote.
      Yo se que hay muchas prácticas no correctas pero bien intencionadas, como esa que tu explicas, pero lo dictaminado es lo que es. El sacerdote puede darte la comunión en la mano, pero eso es una cosa y que tu cojas la Eucaristía directamente del copón, es otra. Entiendo que no estamos hablando de casos de urgente necesidad, en los cuales, tu sabes que algunas normas no son estrictas.

  5. Me parece que ya hubo un artículo sobre los ahora Santos Luis y Celia Martín, pero al tratar de hacer el enlace en la etiqueta no se produce. A qué se debe? Gracias.

  6. Ha sido muy ameno e interesante leer el nuevo articulo ensalada.
    El milagro de la curacion de la niña es impresionante…todas las curaciones milagrosas lo son,pero algunas por ciertos motivos o la situacion en si,se te quedan mas en el corazon.
    Antonio mira que sabes que hemos tenido algunos rifi-rafes con el tema de la Eucaristia…pero tomar un laico de por si la sagrada forma,mojarla en el vino consagrado y tomarla me parece algo descabellado.
    Del milagro para la beatificacion de los padres de Santa Teresita creo que ya hablamos,el del niño Pietro,no?.

  7. Gracias Antonio.
    Hay que ver que obras más grandes hace Dios a través de sus santos, más aún cuando nosotros se las pedimos con confianza y fe. Este milagro no deja de sorprender, como todos los demás que vemos aquí, pero parece que cuando se trata de curaciones de niños que están enfermos de gravedad la alegría y el gozo es mayor.
    Dios no da puntada sin hilo y en este caso vemos como puso todo alineado para que en lo que en principio eran un caso angustioso tuviese un final doblemente feliz, por la curación de la niña y por la canonización del matrimonio.

    Por otra parte, me parece muy interesante esta pregunta de la eucaristía. Yo también soy partidario de recibir la comunión bajo las dos especies, pero como se debe hacer. En una ocasión presencie esto mismo de coger cada fiel la hostia y después introducirla en el vino, haciendo así dos filas. Aquí, en nuestro país no lo he visto, esto que acabo de contar lo vi en Dinamarca.

    Desde hoy le diré a mi padre que se encomiende a San Autónomo para que le ayude, que falta le hace a el y a los autónomos del país 🙂 🙂

    • Gracias, David, por tus comentarios.
      Comentas lo que has visto en Dinamarca, algo que te pareció insólito o anormal. Yo no lo justifico aunque puedo comprenderlo ya que allí conviven con algunas iglesias protestantes y es posible que, por táctica, les convenga hacerlo así.

      Y es cierto que San Autonomo y, sobre todos los políticos españoles – espero que lo haga el nuevo gobierno -, ayuden más a los empresarios autónomos, que están bastante desatendidos o desamparados en nuestro país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*