San Ponciano, Papa y mártir

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Medallón del Santo en la Basílica de San Pedro del Vaticano, Roma (Italia).

Medallón del Santo en la Basílica de San Pedro del Vaticano, Roma (Italia).

El Calendario Romano celebra el 13 de agosto a los santos mártires Ponciano, Papa y San Hipólito, presbítero. De este último ya se ha escrito un articulo muy interesante que vale la pena leer para conocerlo mejor; ahora, toca el turno al Santo Pontífice para que quede completa la información sobre este par de santos, cuyo martirio celebra la Iglesia con devoción.

San Ponciano es el Papa número 18 y sucedió al San Urbano I, gobernando la Iglesia de Roma del año 231 al año 235. A él le tocó enfrentar divisiones internas que rasgaron la unidad eclesial desde los anteriores pontificados de San Ceferino (198-217), San Calixto I (217-222) y de San Urbano I (222-230), dando como resultado un resquebrajamiento a causa de las doctrinas teológicas y de la disciplina eclesiástica. Se dice que durante su ministerio hubo un cisma y un antipapa, señalando como cabecilla de la rebelión a San Hipólito, dato que la crítica histórica moderna actualmente no acepta que se atribuya a su compañero de celebración.

San Jerónimo en su carta 33 refiere que en sus tiempos, un Sínodo presidido por él mismo, ratificó la condena de Orígenes que se había sentenciado ya en Alejandría. Los primeros años de su pontificado transcurrieron bajo el imperio de Alejandro Severo (222-235), quien fue tolerante para los cristianos, pero su sucesor, Maximino el Tracio, (235-238) no procedió como él y en el primer año de su reinado, desterró al obispo de Roma a la Isla de Cerdeña, probablemente condenado a ser obrero en las minas de sal.

Lápida del cubículo del Santo. Catacumbas de San Calixto, Roma (Italia).

Lápida del cubículo del Santo. Catacumbas de San Calixto, Roma (Italia).

preguntasantoral_anticopia_articulo20160129

San Ponciano comprendió que su ida no tendría vuelta, por lo que renunció a su ministerio petrino al frente de la comunidad de la Iglesia de Roma el 25 de septiembre de 235 para que no quedara sin cabeza ni pastor. Fue el primer Papa que dimitió y lo hizo por una causa ejemplar; esta fecha es desde entonces la primera que se conoce con exactitud en la historia del papado, así pues, clero y pueblo de Roma eligieron a su sucesor en la persona de San Antero. Las penalidades del viaje y los duros trabajos acabaron pronto con la vida de San Ponciano, quien moriría probablemente el 30 de octubre del mismo año, siendo víctima de la persecución a causa de su fe y su ministerio.

El “Catálogo Liberiano” informa que con San Ponciano fue desterrado el presbítero San Hipólito, que también murió mártir en ese lugar; a iniciativa de San Fabián, el año siguiente, los despojos de ambos mártires fueron retornados a Roma. San Hipólito fue sepultado en el Cementerio de la Vía Tiburtina que lleva su nombre, y San Ponciano fue sepultado en la cripta de los Papas en el Cementerio de San Calixto. El “Liber Pontificalis” da la noticia de que sus reliquias habrían sido trasladadas por el Papa San Pascual I a la Iglesia de Santa Praxedes en el Esquilino.

Relicario del cráneo del Santo venerado en Ágreda, Soria (España).

Relicario del cráneo del Santo venerado en Ágreda, Soria (España).

La fecha del 13 de agosto en que se celebra, figura como aniversario en la Depositio Martyrum, en el Martirologio Jeronimiano y en el Sacramentario Leoniano. La complejidad de noticias sobre la fecha de su muerte y su traslación ha causado la oscilación de fechas para su celebración: 19 y 20 de noviembre en los Martirologios de Floro, Odón de Vienne y Usardo, 30 de octubre en la anterior edición del Martirologio Romano y 19 de noviembre hasta la reforma del calendario litúrgico. Actualmente se le conmemora junto con San Hipólito como ya se ha dicho, el 13 de agosto, con el grado de memoria opcional.

Oración:
Que la sincera y abnegada lealtad de tus santos mártires Ponciano e Hipólito, nos obtenga, Señor, el don del amor y la inquebrantable firmeza de la fe. Por…

Humberto

Bibliografía:
– VV.AA. “Año Cristiano agosto”, Editorial BAC, Madrid, 2003, pp 392-396.
Diccionario de los Santos Volumen II, Editorial San Pablo, Madrid, pp.1935-1936.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

11 pensamientos en “San Ponciano, Papa y mártir

  1. Bueno, parece que en comentar soy el primero, Sobre el papa San Poncianp que solo conocía por su supuesto conflicto con San Hipólito, que en ningún caso fue antipapa ni cismático. Sobre su renuncia al ministerio petrino para evitar que la Iglesia de Roma se quedara sin pastor me parece muy loable. Que se tuvo que enfrentar (si no me confundo) al cisma de Novaciano pueda ser la razón de la mala leyenda que lo relaciona con San Hipólito

    • Gracias René por tu participación.
      Opino que que los modernos estudios de la historia nos proponen revaluar opiniones e ideas que no pueden seguir sosteniéndose.
      Sobre su renuncia pienso que fue un acto de valor, de mucha f y excelente caridad. Su conciencia y responsabilidad le hicieron tomar una decisión acertada.
      Saludos.

  2. Muchas gracias, Humberto, por este artículo sobre San Ponciano.
    Solo un apunte: no se por qué llamamos “Papas” a los obispos de Roma de los primeros siglos cuando solo eran eso: obispos de Roma. Sabemos que por esa condición de ser el obispo de Roma, es el sucesor de San Pedro y de ahí le viene su autoridad, pero ese era su verdadero título.

    • Toño, el título de Papa no era exclusivo de los Obispos de Roma, entiendo que la mayoría de los Obispos tenían usaban ese nombre, ente ellos, estoy seguro haber leído que San Cipriano de Cartago lo uso también, el murió unos 20 años luego de San Ponciano. Este título con el tiempo se fue luego utilizando unicamente por los sucesores de San Pedro, luego, yo creo que es correcto llamarlos así.
      Por lo que se, no hay una etimología unánime de Papa, hay quien dice que es un acrónimo de Potestas ascipe Petrus Apostolum, en este sentido esta muy forzada la interpretación pero si quedaría con sentido para que lo usara el Obispo de Roma.
      Por cierto, actualmente hay tres Papas en el mundo: Francisco, Benedicto XVI, emérito, y el Patriarca Copto de Alejandría, éste último es el único Obispo del mundo que comparte el nombre de Papa con el Obispo de Roma.
      Saludos.

  3. Muchas gracias por profundizarnos sobre la vida de san Ponciano nunca imagine que el hubiera sido el primer Papa en dimitir de su cargo, que interesante.

  4. La renuncia al solio pontificio, actualizada por el papa Benedicto XVI, no es un hecho aislado, no es frecuente pero si se ha dado en a historia, San Pedro Celestino V es otro caso, luego de los cismas de Occidente hay por ahí algunas renuncias, unas forzadas y otras no tanto.
    Saludos.

  5. Gracias Humberto, el nombre de Ponciano a menudo lo recuerdo ( por un tema que no viene al caso) y me viene a la memoria este Papa.
    Tenemos suerte de poder conocer algo de las vidas de los primeros Papas, en parte gracias al Liber Pontificalis, en este caso en concreto vemos como su acto de renuncia fue para beneficio de la Iglesia. En mi opinión fue una decisión acertada y dolorosa, pero a la vez valiente ya que él sabía que iba a morir o con suerte trabajar duramente año tras año y no podría hacerse cargo de los fieles de Roma. Este acto, por su humildad, se puede comparar con los otros dos casos de renuncia más famosos como el de Benedicto XVI o Celestino V ( aunque varíen las circunstancias).
    Por suerte sus restos regresaron a Roma a las catacumbas de San Calixto y no quedaron perdidas en Cerdeña en cualquier lugar.
    ¿Amigo Humberto, nos puedes contar algo más acerca de la reliquia de Ágreda?. Como sabrás en este pueblo había una monja Concepcionista con fama de mística y santa que fue famosa en la época de Felipe II. Este monarca era coleccionista de reliquias, ¿ acaso se la regalo él?, tenían muy buena relación y hasta le daba consejos de gobierno.

    • Gracias David por tu participación.
      Es difícil tener datos seguros sobre los primeros Papas, en el caso de San Ponciano, se tiene el primer dato seguro: la fecha de su abdicación. No estoy muy seguro, pero creo que la información que da el Liber Pontificalis, también hay que tomarla con mucha precaución.
      Sobre la reliquia de Ágreda no te sabría decir algo al respecto, voy a pedirle a Toño que nos haga el favor de dar información, aunque siguiendo sus enseñanzas, pienso que podría ser apócrifa.
      Por cierto, hay una canción en México que se llama el Charro Ponciano, entre jocosa y pícara, el nombre de Ponciano me recuerda esta canción.
      Saludos.

      • Poca cosa puedo deciros. He buscado la foto en el álbum y solo tiene las anotaciones del nombre del santo, localidad de origen y recibida por correo en el año 1987. Me consta que el relicario tiene auténtica, pero para mi eso no significa nada porque existen muchas reliquias falsas con autentica. ¿Cuando llegó el relicario al pueblo y quién lo envío? Pues ni idea.
        Se admiten interpretaciones, jajaja.

  6. Como he tenido la suerte de visitar las catacumbas de Calixto en mi luna de miel en Roma, pude ver el lóculo de San Ponciano in situ. Está en una capilla retranqueada donde, actualmente, se sigue celebrando misa para los peregrinos que así lo solicitan. De hecho el lóculo del mártir se usaba a modo de “estantería” para guardar los ornamentos de la misma, cosa con la que no estoy del todo de acuerdo, aunque cierto es que esa roca es muy dura y que difícilmente se verá dañada por eso.

  7. Gracias Ana por tu participación.
    Me da gusto que hayas conocido tantos lugares relacionados con tantos personajes de los cuales hablamos en este blog. Espero que pronto puedas platicarnos más de estas andanzas. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*