Los niños mártires de Lucs-sur-Boulogne

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Estampa conmemorativa.

Estampa conmemorativa.

La Revolución Francesa, representó una alteración del orden social, político y cultural con repercusión mundial. Sin duda la caída del viejo régimen y el nacimiento de uno nuevo, supuso grandes avances como la igualdad, la libertad de ideas y la fraternidad, pero sin embargo por el otro lado, en su momento cayó en radicalismos sin precedentes y las consecuencias del desastre, la guerra y la violencia se tuvieron que pagar con las vidas de miles de inocentes. Aprovechando que este grupo de mártires tiene abierta una causa de beatificación, me propongo a narrar los acontecimientos que llevaron a cabo su cruento martirio en la masacre de Lucs-sur-Boulogne, en la zona de la Vendée.

Contexto histórico
Durante la Revolución Francesa se produjeron violentas insurrecciones contra el gobierno republicano nacido del derrocamiento de la monarquía de Luis XVI. En el ámbito político fue una rebelión realista en la que los monárquicos encabezaron la revuelta campesina aprovechando la fe religiosa profunda que tenían a raíz de las predicaciones de San Luis María Grignon de Montfort. En el ámbito religioso, frecuentemente es comparado este hecho con eventos posteriores, como por ejemplo, la Guerra Cristera en México. No es fácil resumir las causas que llevaron a la Guerra de la Vendée y la muerte de miles de personas en un solo artículo, pero es posible dar breves pinceladas para poder entrar en los hechos que desencadenaron en la masacre de Lucs-sur-Boulogne. La Vendée era una zona que durante años anteriores había sufrido los embates de las famosas Guerras de Religión y las dragonadas (es decir la represión contra los fieles de fe protestante) del Rey Luis XIV. Tras las misiones del padre Montfort entre la población, ésta es reconvertida al catolicismo.

Durante la Revolución Francesa y en 1790 la promulgación de la Constitución Civil del Clero por parte de la Asamblea Nacional, en la zona surgieron movimientos de resistencia, las posiciones se radicalizaron y el clero en su mayoría rechazó el juramentar al edicto, pues de consideraban a los sacerdotes juramentados como desviados de la fe católica. Preocupados por su salvación los vandeanos prefirieron seguir siendo dirigidos por sacerdotes refractarios, al principio con cierta tolerancia después con una violenta persecución. Sin embargo las revueltas no comenzaron ni con la muerte en la guillotina del monarca a principios de 1793, ni con la migración de nobles a las zonas que podían considerarse rebeldes o al exilio. Si bien las causas que originaron la chispa fueron muchas: económicas, políticas y culturales, la razón fue la persecución religiosa que contra el clero refractario y la leva masiva que requerían los ejércitos revolucionarios (recordemos que la Francia Revolucionaria estaba en guerra con Austria y Prusia).

Masacre de Lucs-sur-Boulogne. Vidriera de Fournier en la capilla de Petit-Luc, La Vendée (Francia).

Masacre de Lucs-sur-Boulogne. Vidriera de Fournier en la capilla de Petit-Luc, La Vendée (Francia).

La Masacre de Lucs-sur-Boulogne
En el curso de la guerra de la Vendée, la llamada Columna Infernal del general Cordellier se presentó en la localidad el 28 de febrero de 1794, viendo que Charette se había replegado con sus hombres a practicar la guerra de guerrillas. Los habitantes de la localidad apenas fueron capaces de defenderse siendo su población mayoritariamente ancianos, mujeres y niños, de ellos, nuestros 109 mártires eran menores de 7 años. El párroco local de la parroquia de Petit-Luc, el padre Voyneau, se presentó ante la tropa, para interceder a los soldados; sin embargo, éstos lo apresaron, lo torturaron y lo destriparon, asesinándolo con ensañamiento.

La población aterrorizada se refugió en la capilla, siendo ésta pequeña para que todos cupieran. Entonces los revolucionarios abrieron fuego contra los que estaban afuera, y los que eran heridos eran rematados a bayonetazos, las mujeres y los niños que estaban dentro del recinto con un rosario en la mano, fueron brutalmente asesinados y rematados y para asegurarse de que no hubieran supervivientes, redujeron la iglesia y el campanario a cañonazos, y los escombros cayeron con las personas restantes dentro. El total de víctimas varía siendo aproximadamente de 500 a 590 el número de asesinados. Las columnas infernales, venían desde semanas atrás dejando un rastro de destrucción y sangre, siendo masacradas en total durante la guerra de la Vendée entre veinte mil y cincuenta mil personas, en su mayoría civiles desarmados.

Estandarte de los mártires.

Estandarte de los mártires.

Los nombres de los mártires quedaron registrados a las pocas semanas de estos hechos gracias al sacerdote Carlos Vicente Barbedette:

María Airiau, 5 años.
Thomas Airiau, 10 meses.
Joseph Archambaud, 20 meses.
Agata Arnaud, 4 años y siete meses.
Stefano Bériau, 15 días.
María Magdalena Bériau, 2 años y 11 meses.
Giovanna Bériau, 4 años.
María Bernard, 3 años.
Celeste Boisseleau, 6 años.
Peter Boisseleau, 2 años y 9 meses.
Giovanni Boisseleau, 6 años y 7 meses.

Francisco Bossis, 7 meses.
Joseph Bossis, 23 meses.
Louis Bossis, 5 años y 1 mes.
Bouet Peter, 2 años y 3 meses.
Luigi Bouron, 3 meses.
Magdalena Bouron, 3 años.
John Charrier, 3 años.
María Charuau, 2 años.
María Magdalena Charuau, 4 años.
María Daviau, 1 mes.
Peter Daviau, 5 años y 8 meses.
Joan Daviau, 2 años y 11 meses.
Peter Daviau, 4 años y 10 meses.
Luigi Epiard, 5 años y 10 meses.
Gianfranco Erceau, 2 años y 3 meses.
Peter Fétivau, 2 años y 3 meses.
N.N. Fétivau, 3 meses. (no consta su nombre)

Masacre de Lucs-sur-Boulogne. Vidriera de Fournier en la capilla de Petit-Luc, La Vendée (Francia).

Masacre de Lucs-sur-Boulogne. Vidriera de Fournier en la capilla de Petit-Luc, La Vendée (Francia).

Jeanne Fevre, 5 años y 6 meses,
Susanna Forgeau, 20 meses.
Amata Rosa Fort, 2 años y 7 meses.
Renato Fort Pedro, 5 años y 9 meses.
Anna María Fournier, 2 años y 6 meses.
James Fournier, 5 años y 5 meses.
María Garreau, 7 años.
Anna María Gautret, 7 años.
Peter Geai, 2 años y un mes.
Giovanni Girard, 1 año.
Mary Jean Girard, 4 años y 2 meses.
Peter Girard, 6 años y 4 meses.
Peter Gouin, 1 año.
Luigi Gralepois, 13 meses.
Giovanna Gralepois, 4 años y 11 meses.
Peter Graton, 3 años y 4 meses.

Giovanna Gris, 5 meses.
Peter Gris, 5 años.
Lubin Guillet, 6 años.
María Guitet, 4 años y 6 meses.
María Hermouet, 5 meses.
Luigi Hiou, 2 años y 11 meses.
Anna Maria Jolie, 2 años y 3 meses.
María Malard, 4 años.
Giovanni Malidin, 18 meses.
María Malidin, 3 años y 11 meses.
Giovanna Malidin, 3 años.
Rosa Malidin, 6 años y 2 meses.
Joseph Mandin, 23 meses.
Louis Mandin, 5 años y 9 meses.
Verónica Martin, 1 año.
Mary Frances Martin, 2 años.
Anna Louise Martin, 5 años y 4 meses.
Rosalía Martin, 2 años y 10 meses.
Louise Martin, 5 años y 3 meses.
Rosalía Martinau, 2 años y 11 meses.
Giovanni Mignen, 1 año.

Foto antigua del presbiterio de Lucs-sur-Boulogne.

Foto antigua del presbiterio de Lucs-sur-Boulogne.

Luigia Minaud, 15 días.
Maria Luigia Minaud, 15 meses.
Giovanni Minaud, 5 años y 3 meses.
Peter Minaud, 6 años y 11 meses.
Giovanna Minaud, 15 meses.
Andrea Minaud, 4 años y 2 meses.
Verónica Minaud, 6 años y 8 meses.
Peter Minaud, 4 años y 2 meses.
Luigia Minaud, 2 años y 9 meses.
Anna Maria Minaud, 6 años y 11 meses.
Anna Morilleau, 2 años y 1 mes.
Celeste Morilleau, 6 años y 5 meses.
Giovanni Perrocheau, 5 años.
Peter Pogue, 22 meses.
John Pogue, 5 años.
Rosa Prévit, 10 meses.
María Prévit, 6 años.
Rosa Remaud, 4 años y 11 meses.
María Remaud, 4 años y 8 meses.
Peter Renaud, 1 año y 6 meses.
Caterina Renaud, 3 años y 6 meses.
Jean Renaud, 3 años y 11 meses.
Maria Anna Renaud, 4 años.
Peter Renaud, 6 años y 7 meses.

Imagen actual de la iglesia de Lucs-sur-Boulogne.

Imagen actual de la iglesia de Lucs-sur-Boulogne.

María Ricouleau, 1 año y 10 meses.
Giovanna Robin, 5 años.
Maria Anna Rortais, 4 años.
Jean Rousseau, 23 meses.
Juan Rosseau, 3 años y 11 meses.
Luigi Rousseau, 7 años.
Vittoria Rousseau, 11 meses.
Jean Rousseau, 4 años.
Giovanna Savariau, 5 años.
Peter Simoneau, 6 meses.
John Simoneau, 4 años y 10 meses.
Giacomo Simoneau, 1 año y 6 meses.
James Joseph Simoneau, 4 años y 11 meses.
Perrin Simoneau, 8 meses.
Henry Soret, 2 años.
James Sorin, 5 meses.
Giovanni Sorin, 3 años y 3 meses.
Magdalena Tenet, 7 años.
Louis Vrignaud, 23 meses.
Maria Giovanna Vrignaud, 3 años.
Gian Battista Vrignaud, 4 años y 6 meses.

Martirio del párroco. Vidriera de Fournier en la capilla de Petit-Luc, La Vendée (Francia).

Martirio del párroco. Vidriera de Fournier en la capilla de Petit-Luc, La Vendée (Francia).

En 1947 se abrió la causa de beatificación del siervo de Dios Luis Minaud y compañeros y en 1948 se introdujo la Causa de la Sierva de Dios María Airiau y compañeros mártires, siendo enviada a Roma y en 1976, se revisó de nuevo el caso, estando pendiente hasta hoy.

René

preguntasantoral_anticopia_articulo20160314

Enlaces consultados (28/02/16):
-https://fr.wikipedia.org/…/Massacre_des_Lucs-sur-B…
-https://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_de_la_Vendée

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

19 pensamientos en “Los niños mártires de Lucs-sur-Boulogne

  1. La Revolución Francesa dio comienzo a la era moderna, fue un movimiento social que inevitablemente influyó en la vida de la Iglesia Católica y que sus estragos llegaron a afectarla dolorosamente. Tenemos ya varios grupos de mártires beatificados: los de Laval, los del 2 de septiembre, grupos de religiosas como las Carmelitas de Compiegne, las Ursulinas, personajes como el Beato Noel Pinot, el Beato Pedro Renato Rogue y otros ejemplos que se me escapan.
    Este caso que hoy presentas me parece de lo más insólito, pues estas hablando de puros niños, la mayoría de los cuales no alcanzó la edad decla razón, víctimas de odios, de resentimientos, de apasionamientos abyectos y despreciables. Cuando conocí hace ya tiempo este elenco, sentí una pena enorme por tratarse solamente de niños, ajenos a las diatribas sociales, filosóficas y políticas de los adultos que causaron su muerte. Y más pena sentí por esos adultos que no tuvieron sentimientos humanos al haber causado este verdadero infanticidio, hastadónde llega la ceguera de la pasión cuando los adultos no ven más allá de sus narices…
    Me parece que esta causa en lo particular no tendrá mucho avance, entiendo que no hay beatificaciones y canonizaciones de niños, salvo los Beatos Jacinta y Francisco de Fátima, la Santa Sede tiene muchas causas propuestas pero ninguna concluida.
    De cualquier mido es bueno traer a la conocimiento un episodio como este y los nombres de quienes lo han protagonizado para “Perpetua Res Memoria”.
    Saludos.

    • Como ya no se ha hablado mucho de los mártires de la Revolución Francesa (tal como tu lo has hecho con los papas) me propondría a largo plazo si es que Dios me permite, seguir hablando de ellos, siento lo mismo, una gran pena porque esta causa no avance, siendo abierta hace muchos años pero como dije, lo que ha hecho la revolución francesa fue introducirnos al mundo moderno, pero sabemos que el radicalismo no tiene religión ni ideología política, no se justifica, la guerra de la Vendée ni las otras que hubo en este convulso periodo, de estos mártires he escuchado porque se ha dado mayor conocimiento en páginas tradicionalistas, sin embargo yo pretendo ser neutral.
      Claro que me duele y espero sea ejemplo para generaciones futuras, porque aún hoy, los niños y la infancia sigue siendo omitida, y lo que me hace si no llorar si estar de coraje es como se utilizan para la guerra, para la prostitución y para muchas cosas a la niñez, y estamos en la edad Contemporánea.
      Humberto, cuando uno es cruel, es cruel sin más ni mas y estos son los resultados.
      Sobre las beatificaciones de los niños salvo, Domingo Savio, José Luis Sánchez, Jacinta y Francisco y algún caso aislado estoy de acuerdo contigo.

  2. Muchas gracias, René, por este artículo.
    Nos estremece y nos escandaliza estas matanzas de niños: las de los Inocentes de Belén, estas de Lucs-sur-Boulogne y alguna que otra más que puede haber ocurrido a lo largo de la historia, pero siendo todas estas unos actos de barbarie, tenemos el “consuelo” de que ya pasaron a la historia. Pero lo verdaderamente grave son las que siguen existiendo en la actualidad, como los cientos de niños cristianos iraquies enterrados vivos por los asesinos del terrorismo de ISIS, matanzas que, como ocurren en el tercer mundo, ni siquiera ocupan una información en un telediario. Esto es lo que nos debe preocupar: hay víctimas de primera y víctimas de segunda. Las cuatro mártires del Yemen, pertenecen a este segundo grupo, aunque tienen la ventaja de que ya gozan de la presencia de Dios, cosa que, por desgracia, no sabemos si sucede con todas las otras de primera clase.

    • Antonio. Siempre a la infancia, por mas que sobre un pobre papel estén escritos sus derechos, los gobiernos y la sociedad les importa un rábano defenderlos, infames son por entonces aquellas personas que no sirven para maldita cosa (con perdón de ustedes por ser tan fuerte) y son cómplices de estas atrocidades que se cometen contra la niñez, sea de la religión que sea. Esto queda como ejemplo para futuras generaciones

  3. Es estremecedor este caso de tantos niños de una edad minima asesinados, creo que son estos casos los que nos hacen pensar y agradecer la edad a la que muchos de nosotros hemos llegado y como otros infantes como estos a penas abiertos sus ojos al mundo fueron cegados de tajo sin deberla ni temerla, sin duda el ejemplo de estos mártires es importante pues a cualquier edad se puede entregar la vida por Cristo pero también para valorar la larga o mediana vida que muchos llevamos ya recorrida gracias a Dios y poder usarla en bien de los demás a ejemplo de estos menores de los que no se puede ni profundizar más porque no tuvieron tiempo de desarrollarse, muchas gracias ojalá y que se logrará su beatificación.

    • Pero también nos hacen pensar en lo insensibles que somos y a donde llegamos como sociedad, para más INRI sequimos haciendo las mismas atrocidades que nuestros antepasados lo cual nos hace dudar del progreso y de las ideologías mismas, lo malo es que la sociedad es en si insensible, es infame que no se proteja la niñez y la juventud y se sigue masacrando y asesinando pero no solo eso, se usan como soldados, para la prostitución y más. Los derechos del niño son una Utopía irreal gracias a nuestra indiferencia y nuestro egoísmo

  4. Abran paso, que viene la mala de la película. Porque no puedo evitar hacer la pregunta incómoda: ¿es el asesinato de estos niños un martirio? ¿No estamos hablando más bien de bajas de guerra? Al fin y al cabo, estamos en el marco de la guerra de la Vendée.
    Los soldados masacraron a toda la población indefensa de Lucs-sur-Boulogne, pero, ¿podemos decir que lo hicieron por motivos religiosos? Si de verdad los soldados querían castigar al clero refractario y la resistencia de éste al juramento revolucionario, ¿por qué no castigar simplemente al sacerdote? ¿Por qué emprenderla contra una población indefensa e infantil, que al fin y al cabo, no tienen ni uso de raciocinio como para definirse o no creyentes? ¿No es esta matanza cruel y absurda otro caso más de abuso de poder y violencia por parte de las tropas, como ocurre por desgracia en todas las guerras, donde la población civil es la que directamente sufre las consecuencias de algo de lo que casi siempre nunca es culpable?

    Otro dato que me hace dudar de la calificación de mártires a estos pobres niños es que, con toda probabilidad, sus madres y padres también fueron masacrados con ellos, y éstos sí que tenían uso de razón para definirse como cristianos y opositores al régimen revolucionario. ¿Por qué sólo se recuerda a los niños? En la causa de estas pequeñas, pequeñísimas víctimas, veo más una propaganda política antirrevolucionaria que un auténtico martirio, en el sentido de la palabra. Y creo que ya hay demasiados casos así.

    La masacre de La Vendée merece una memoria indudable sobre los horrores que conllevan este tipo de procesos revolucionarios y guerras civiles; pero estoy lejos de ver en estos niños a unos mártires como lo son las carmelitas de Compiègne o las Hijas de la Caridad ejecutadas por no querer jurar la revolución. Ellas tuvieron ocasión de decidir y de manifestar su negativa, estos niños, por desgracia, sólo fueron carne de bayoneta, y de la forma más cruel y arbitraria posible. No creo que se trate del mismo caso.

    • Me pusiste una pregunta difícil, jejeje. Ciertamente considerar martirio es difícil. Es mas cuando no tienen edad para razonar. Incluso es difícil para mi, este caso. Concuerdo contigo ¿es realmente martirio o mera masacre injustificada?
      Incluso he leido que es comparado este episodio con la matanza de los inocentes incluso fue uno de los motivos que hicieron impulsar la causa. Propaganda? Pues por supuesto Ana, de eso no hay duda yo solo me centré en los hechos no en la propaganda creada en el entorno. Creo que es importante analizar el contexto para emitir un juicio pero las causas son mas complejas

      • y lo que le contesté a Israel lo complemento con lo que ya dije, estoy de acuerdo contigo. y solo un dato más, esto no solo es propaganda realista, sino también lefevbrista

    • Si tú eres Maléfica, yo soy el cuervito que revolotea alrededor de ella. Porque sin querer ofender a René o menospreciar su trabajo, cuando leí el título de esta entrada, yo pensé exactamente lo mismo.

      Pobres niños, ninguno de ellos se merecía una muerte tan horrorosa, pero tampoco se merecen ser utilizados como propaganda religioso-política. Y el hecho de que se les asocie con grupos lefebvristas hace todo esto peor.

      • Lu, solo es una investigación de los hechos, a mi me cuesta creer que declarados mártires ppr mero acto de propaganda creada. Te sugiero lerr los demas comentarios

  5. No se si me podrías aclarar algo:
    por lo visto los niños en mi opinión si son martires pero, y los papás de los niños y demás mas personas acaso no cuentan ya que tambien murieron en el mismo templo.
    Entonces los martires seria toda la población Lucs sur Boulogne ¿hay alguna razón de que nomas se tome en cuenta a los niños?

    • Bueno cuando el postulante (según lo que he leído hace mucho tiempo) decidió iniciar la causa de beatificación solamente se centró en los infantes, también puede entrar aquí la propaganda antirrevolucionaria para que sea comparado este episodio (porque hubo muchas matanzas masivas aparte de esa) con la de los santos niños inocentes. De hecho este episodio fue comparado con este pasaje bíblico y más de algún autor o en otro blog se les ha mencionado así. Claro también sabemos como se las gastaban los revolucionarios así como los realistas de Charette que no se quedan cortos. Para perpetua memoria, yo si creo que merecen estar en los altares, pero junto a sus padres. Pero como hemos visto a lo largo de la existencia de este blog, que fueron asesinadas familias enteras por su fe, y esto incluye niños y bebés sin edad para razonar. Pero considerarlos mártires en el sentido estricto de la palabra, me cuesta un poco creerlo

  6. Es estremecedor que en cada momento de la historia se vuelve a repetir brutales agravios a los mas inocentes, por el egoísmo y ambición de un puñado de hombres, todo lo que viven los perseguidos de nuestra época y los que vivirán en el futuro por la falta de humanidad que se va perdiendo en cada siglo. Gracias por estas historias de grandes personas.
    Desde la Patagonía chilena

  7. me parte el alma que existieran monstruos capaces de asesinar bebes en plena revolución francesa, que hipocrecía que ellos exigiendo libertad civil, no depender mas de la iglesia ni de la monarquía, se cobren la vida de bebes inocentes, es lo mas dantesco que he visto, muchos bebes ni siquiera eran conscientes de lo que les iba a suceder, parte el corazón de verdad, ver la miseria humana que ha existido donde no tienen ni un ápice de piedad hacia bebes recién nacidos, yo los llamaría los “Santos Inocentes de Lucs-Sur-Boulogne”.

    una duda, la madre de los niños asesinados también fueron asesinadas, están en proceso de beatificación, ya que la causa solo están los niños asesinados, muchos saludos desde Venezuela, Excelente artículo.

    • Gracias Juan, pues solo he encontrado la causa de beatificación de los niños, sus padres asi como el sacerdote asesinado brutalmente no tienen causa que yo sepa. Ahora Juan, se que en plena revolución francesa se cometieron este tipo de atrocidades pero lo que mas nos debería partir el corazón es como he dicho, que la niñez no sea protegida, contra quienes los utilizan como soldados para las guerras, quienes los trafican en pro de la pederastia y la prostitución, quienes los matan como en Siria, y nosotros somos tan insensibles para darnos cuenta

  8. Muchas gracias René por el articulo.
    Me ha horrorizado este hecho y ver que a lo largo de los siglos la humanidad continua igual,en ese aspecto no evoluciona.
    Cuando llega una guerra se desata lo peor del ser humano que participa en ella y no logro comprenderlo.
    Los niños siguen siendo carne de cañon en las guerra y utilizados para los mas viles actos como tu bien mencionas.
    Ojala llegara a avanzar este proceso,pese a lo dificil que este,y que los padres de los niños asesinados y el sacerdote fueran tambien beatificados.

    • También espero que se reconozca el martirio de sus padres, yo tampoco puedo comprender como llega un ser humano a ser una bestia cruel, sin embargo creo que mientras hay personas buenas en este mundo creo que hay una luz de esperanza, y todavía tengo esa esperanza, que Cristo nos la da. La niñez digan lo que digan uno papeluchos o políticos den su don de oratoria una y otra vez, la niñez sigue en las mismas o en peores condiciones que antes, no se respeta la dignidad humana, y casos como este y muchos son buen ejemplo de ello

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*