Virgen del Buen Suceso de Santiago Tianguisenco

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Nuestra Señora del Buen Suceso de Santiago Tianguistenco. Foto de Leobardo Olguin.

Nuestra Señora del Buen Suceso de Santiago Tianguistenco. Foto de Leobardo Olguin.

Escucha Señora el llanto,
y atiende piadosa el rezo
del pueblo que te ama tanto,
Oh Virgen del Buen Suceso.

Una antigua tradición de los pobladores del lugar narra que entre los años 1635 y 1650 un grupo de cuatro jóvenes españoles que se encargaban de la recolección de limosnas para el Hospital Real de Madrid iban acompañados de una imagen de la Virgen, tal parece que estos cuatro españoles venían con la imagen peregrina de Nuestra Señora del Buen Suceso que su original se veneraba en aquel momento en el Hospital Real de Madrid y que al pasar por el pueblo de Santiago Tianguistenco decidieron descansar ya que se acercaba la Navidad y por mientras dejaron la imagen de Nuestra Señora en un altar lateral de la iglesia dedicada al apóstol Santiago, al día siguiente Nochebuena intentaron emprender su camino nuevamente pero al intentar llevarse consigo la imagen mientras más se acercaban a la puerta del templo más y más pesada se iba volviendo la imagen de la Virgen impidiendo que fuera sacada de aquel templo, por lo que los viajeros decidieron esperar un día más para reemprender su viaje. A la mañana siguiente ya día de Navidad los cuatro jóvenes intentaron nuevamente reemprender su viaje y llevar consigo su preciada imagen de la Virgen pero aunque intentaron entre los cuatro moverla fue imposible y no se pudo sacar la imagen del templo.

Un religioso de la Orden de la Merced que había sido testigo de todo lo sucedido fray Ramón de Jesús Gutiérrez le ofreció a los forasteros pagarles por la imagen de la Virgen a cambio de que la dejaran nuevamente en el altar en el que estaba y para que estos no tuvieran problema alguno les dio una carta donde le explicaba a los superiores lo acontecido con la imagen de Nuestra Señora y el motivo por el cual se decidió que se quedara definitivamente en Santiago Tianguistenco, originalmente celebrada el 25 de diciembre de cada año. Hacia 1675 se fundó en la parroquia una cofradía dedicada a Nuestra Señora del Buen Suceso.

Nuestra Señora del Buen Suceso de Madrid, España.

Nuestra Señora del Buen Suceso de Madrid, España.

El título de Nuestra Señora del Buen Suceso como ya se explicó arriba hace referencia a la Virgen con el mismo título venerada en el Hospital Real de Madrid y esto se debe a que según la leyenda de esta imagen original en 1607 fue encontrada por dos religiosos que se dirigían a Roma para que su orden pudiera atender los hospitales, y pasando por una cueva en Aragón encontraron la imagen de la Virgen la cual llevaron consigo hasta Roma y al presentársela al Papa y contarle cual era el motivo de su visita, el Papa le dio su beneplácito y les dijo que la aparición de la imagen de la Virgen era un Buen Suceso y debido a esto los mismos religiosos comenzaron a llamarle Nuestra Señora del Buen Suceso, la imagen desde que fue colocada por los religiosos en el Hospital Real de Madrid gozó de mucha fama y devoción.

Regresando a la historia de la imagen venerada en México, también su culto debido a la milagrosa forma de elegir al pueblo de Santiago Tianguistenco como su morada creció pronto y fue así que ya para 1853 se libró de una epidemia de colera la hacienda de Atenco por su intercesión y en 1866 el pueblo vecino de san Pedro Tlaltizapan fue atacado por una terrible epidemia de viruela diezmando la población en especial la infantil por lo que se pidió que la imagen de Nuestra Señora del Buen Suceso fuera llevada al pueblo y al llegar la bendita imagen se detuvo la epidemia. Además se dice que días después de haber terminado la epidemia aparecieron las huellas de la viruela en la imagen del Niño Jesús que lleva la Virgen en sus brazos, por lo cual en acción de gracias por este milagro el pueblo de san Pedro Tlaltizapan recibe a la imagen cada 8 de diciembre con una misa y recepción solemne. En 1857 el general Miguel Miramón obsequió a la Virgen una corona de oro en agradecimiento ya que escapando de los liberales pudo esconderse en la población de Santiago Tianguistenco sin ser descubierto. Durante el siglo XIX y debido a la desamortización de bienes de la iglesia desapareció la Cofradía de Nuestra Señora del Buen Suceso y fue hasta 1919 que apareció la Sociedad Católica de Santa María del Buen Suceso para encargarse como lo hacía antiguamente la cofradía de las celebraciones en honor a la Virgen.

Santuario de Nuestra Señora del Buen Suceso de Santiago Tianguistenco.

Santuario de Nuestra Señora del Buen Suceso de Santiago Tianguistenco.

Durante el convulso periodo de la revolución mexicano entre 1912 y 1913 el pueblo fue atacado por las fuerzas zapatistas del cual logró librarse gracias a la intercesión de Nuestra Señora del Buen Suceso a la cual todo el pueblo le suplico de rodillas su auxilio para la liberación del pueblo y de los prisioneros. En 1947 S.S. Pío XII concedió la coronación pontificia a la imagen de Nuestra Señora del Buen Suceso de Santiago Tianguistenco.

Como ya se mencionó la festividad de la Virgen originalmente era celebrada el 25 de diciembre pero para poder realizar esta festividad con más solemnidad fue trasladada su festividad al 1 de enero, fiesta de Santa María Madre de Dios, de este modo actualmente su fiesta principal es el 1 de enero pero sus festividades comienzan desde el 25 de diciembre, celebrados también con un desfile de carros alegóricos donde se lleva la imagen de la Virgen y acompañada de niños vestidos como los Reyes Magos.

preguntasantoral_anticopia_articulo20160623

El templo dedicado actualmente a la Virgen del Buen Suceso fue construido hacia 1770 ya que el anterior templo dedicado al apóstol Santiago se encontraba ya en malas condiciones, pero la imagen de la Virgen pudo ser entronizada hasta 1797, se piensa que quien construyó este templo fue José de la Borda constructor a su vez también del templo de Santa Prisca, en Taxco, Guerrero. Fue hasta 1877 debido a problemas propiciados por la independencia de México que se logró que el arzobispo de México don Antonio de Labastida y Dávalos elevara a parroquia el templo de Nuestra Señora del Buen Suceso, hacia 1878 el párroco debido a su avanzada edad pidió retirarse de su parroquia y entonces el templo quedó bajo el cuidado de los religiosos mercedarios. El arzobispo de México don José Mora y del Río concedió cien días de indulgencias por cada día que devotamente se recé la siguiente oración a Nuestra Señora del Buen Suceso:

Festividades de la Virgen del Buen Suceso. Foto de Leobardo Olguin.

Festividades de la Virgen del Buen Suceso. Foto de Leobardo Olguin.

ORACIÓN A NUESTRA SEÑORA DEL BUEN SUCESO
Dulcísima, amabilísima y castísima Virgen María, trono de Dios, admiración de los cielos y de todo el universo, asilo seguro de los desamparados y salud infalible del género humano, yo venero, reverencio y ensalzó con el coro de los serafines y con todas las veras de mi inflamado corazón, vuestro sacratísimo y dulcísimo nombre y milagrosa advocación del Buen Suceso, os ofrezco los sublimes méritos de estos abrazados espíritus y estas oraciones, implorando vuestro favor y ayuda para que deteste todas las caducas cosas de este mundo y solo ame a vuestro amadísimo Hijo y mi Dios, de quien espero me alcancéis lo que llevo pedido en esta oración, siendo de su divina agrado y bien de mi alma. Amén

Agradezco especialmente a Leobardo Olguín por su apoyo y facilidades para realizar este artículo sobre Nuestra Señora del Buen Suceso.

André Efrén

BIBLIOGRAFÍA:
– Freyre. Gabriel, “La Compañía de María”, Tomo II, México, Apolo, primera edición, 2012.
– Velázquez Morales, Isaac, “Tu eres la honra de nuestro pueblo Santa María del Buen Suceso en Santiago Tianguistenco, Estado de México”, México, primera edición, s/a, s/e.

Consultado en línea:
– https://artedemadrid.wordpress.com/2009/06/29/historia-de-la-iglesia-del-buen-suceso-i

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es