Venerable Pío XII, papa (I)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Lienzo-retrato del Papa Pío XII.

Lienzo-retrato del Papa Pío XII.

Por sorprendente que pueda parecer, es el Papa Pío XII la figura más emblemática y más polémica de la Iglesia Católica del siglo XX, pues le tocó vivir un pontificado lleno de dificultades por los albores de la Segunda Guerra Mundial; un periodo donde las democracias capitalistas se enfrentaban a las ideologías nacionalistas en Europa.
Pío XII, cuya causa fue abierta durante el pontificado de Pablo VI el 18 de noviembre de 1965, dirigió la Barca de Pedro durante el tiempo de la guerra, siendo controvertida su actuación frente a los crímenes de guerra de los nazis contra los judíos. Algunos han calificado de pasiva la actuación del Sumo Pontífice, y se ha abierto una leyenda negra en torno a su figura; así también representa nuestro biografiado una figura en medio de la transición entre la antigua tradición pre-conciliar y el Concilio Vaticano II convocado por su sucesor Juan XXIII. No se pretende hacer con este artículo ninguna crítica ni apología a Pío XII, sino que pretende dar a conocer algunos datos biográficos de él, exponer los hechos tal cual son y cada quien sacar sus propias conclusiones, confiando mi humilde trabajo al juicio crítico de ustedes.

Biografía
Eugenio María Giuseppe Giovanni Pacelli, futuro papa Pío XII, nace el 2 de marzo de 1876 en Roma, Italia; siendo el tercer hijo de Filipo Pacelli y de su esposa Virginia Graziosi. Ambos pertenecían a una familia aristocrática cuya historia los unía por muchos años con el papado, siendo miembros de la llamada nobleza negra; es decir la nobleza que permaneció fiel a la sede de Roma cuando las tropas del rey Víctor Manuel II entraron a la ciudad eterna en 1870, poniendo fin a la independencia de los Estados Pontificios.

Su abuelo paterno Marcantonio Pacelli fue secretario segundo del ministerio de finanzas de los Estados Pontificios y luego Secretario del Interior bajo el pontificado del papa Pío IX (a quien acompañó a su exilio en Gaeta). Su primo Ernesto Pacelli fue uno de los más importantes consultores financieros durante el pontificado de León XIII, y su hermano Francesco Pacelli fue un prestigioso abogado especializado en el Derecho Canónigo, conocido por participar en las negociaciones del Pacto de Letrán en 1929 en que se pone en fin la Cuestión Romana que se venía tratando desde la Unificación Italiana.

Fotografía de Eugenio Pacelli en 1882.

Fotografía de Eugenio Pacelli en 1882.

A la edad de doce años tomó la decisión de ingresar al Seminario en lugar de estudiar para ser abogado, haciendo sus primeros estudios en una Escuela Católica Privada, para después ingresar en el Liceo Ennio Quirino Visconti, un colegio con tendencias anticlericales. En 1894, teniendo el joven Pacelli dieciocho años de edad ingresó en el Seminario de Capranica, siendo un estudiante dedicado y disciplinado caracterizado por sus ideales de nobleza y de servicio, debido en parte a su educación como hijo de nobles. Sin embargo no soportó el internado y lo abandonó para matricularse al año siguiente en el Seminario de San Apolinario. Recibió una dispensa para vivir en casa debido a problemas de salud. Desde 1895 a 1899 estudió filosofía en la Universidad de La Sapienza de Roma. Ese mismo año se doctoró en teología y en el derecho civil y canónico en la Pontificia Universidad Gregoriana.

Vida Sacerdotal
El 2 de abril de 1899 fue ordenado sacerdote de manos del obispo Francesco Paolo Cassetta, vice-regente de Roma y amigo de la familia y recibió su primera asignación en la Chiesa Nuova donde había servido de acólito. Ha gozado en su etapa estudiantil de la protección del cardenal Vincenzo Vannutelli que era amigo de su padre, siendo su participación fundamental para que el padre Pacelli fuera introducido en la Curia Romana. En 1901 ingresó en la Congregación de Asuntos Eclesiásticos Extraordinarios, una sub oficina de la Secretaría de Estado del Vaticano, y en 1904 se convirtió en Chambelán.

El año siguiente fue nombrado Prelado doméstico de Su Santidad y el papa Pío X lo nombró para una comisión junto con el cardenal Piero Gasparri para la codificación del derecho canónico. En 1908 representó al Vaticano en el Congreso Internacional Eucarístico de Londres donde conoció al futuro Primer Ministro Winston Churchill; en 1911 asistió a la coronación de Jorge V como rey de Inglaterra. Pudo también desempeñarse como profesor de Diplomacia Eclesiástica en la Academia Pontificia pero rechazó ser profesor en la Universidad Católica de América y en La Sapienza. En el mismo ministerio fue nombrado en 1911 sub-secretario, en 1912 secretario adjunto y en 1914 Secretario del Departamento de Asuntos Eclesiásticos al ser promovido el cardenal Gasparri a la Secretaría de Estado.

Como secretario Pacelli concluyó un Concordato con Serbia precisamente antes del asesinato del archiduque Francisco Fernando de Austria en Sarajevo, y durante el desarrollo de la Gran Guerra (la Primera Guerra Mundial) llevó el registro a la Santa Sede sobre los prisioneros de guerra. En 1915 viajó a Viena para asistir a Monseñor Scapinelli, nuncio apostólico en Viena en sus negociaciones con Francisco José I sobre Italia.

Fotografía del nuncio Pacelli.

Fotografía del nuncio Pacelli.

Nunciatura en Baviera y en la República de Weimar
Durante el pontificado de Benedicto XV, Pacelli fue designado como nuncio apostólico de Baviera el 23 de abril de 1917, así también fue consagrado obispo titular de Sardes, e inmediatamente fue elevado al arzobispado en la Capilla Sixtina el 13 de mayo del mismo año. Inmediatamente partió a Baviera donde se reuniría con el rey Luis III y con el káiser Guillermo II.

La nunciatura fue extendida a todo el Imperio Alemán por motivos prácticos, y a la creación de la República de Weimar la nunciatura fue establecida formalmente en 1920. Durante este periodo conocerá la dificultad para la Iglesia en Alemania debido a la inestabilidad política en el decadente gobierno, a veces no exento de incidentes. Un ejemplo es cuando la llamada Liga Espartaquista formada en su gran mayoría por comunistas alemanes, promueven una revolución y asaltan el edificio de la nunciatura siendo la puerta forcejeada, Pacelli se salvó gracias a la intervención de la que será su secretaria y ama de llaves Sor Pascalina Lehnert.

Secretario de Estado
El 19 de diciembre de 1929, el papa Pío XI lo nombra Cardenal Presbítero de los Santos Juan y Pablo y el 7 de febrero de 1930 es nombrado Secretario de Estado. Durante esta etapa, negoció importantes Concordatos con el Ducado de Baden (1932), la nacida República de Austria (1933), y el Reino de Yugoslavia (1935). Es importante la negociación del Concordato Imperial entre la Santa Sede y la Alemania Nacionalsocialista. Sin embargo en el fondo, ya se avecinaban tiempos de tormenta con el ascenso del partido nazi al mando de Adolf Hitler al poder, como resultado del descontento del pueblo alemán a la Crisis Económica de 1929 y las condiciones impuestas por los vencedores en la Primera Guerra Mundial tras el Tratado de Versalles en 1918.

El cardenal Pacelli como Secretario de Estado de la Santa Sede ayudó a escribir la famosa encíclica Mit brennender Sorge, la cual fue promulgada en 1937 como una dura advertencia para el Régimen Nazi, condenando el incumplimiento del Concordato, así también el neo-paganismo como parte de la ideología nazi, el proyecto sobre la eutanasia y la persecución de las minorías, instando a los católicos alemanes a permanecer fieles a Roma y a la Santa Sede.

Pío XII celebrando la Santa Misa.

Pío XII celebrando la Santa Misa.

A continuación transcribiré algunos puntos de la famosa Encíclica:

Venerables hermanos, la Bendición Apostólica.
– Con ardiente preocupación y creciente consternación observamos durante algún tiempo el sufrimiento de la iglesia, la creciente dificultad de su lealtad duradera en la mente y la defensa de confesores y profesores en el interior del centro del país y de la gente, que St. Bonifacio una vez que predicó la luz y la buena nueva de Cristo y ha traído el reino de Dios.
– Nuestro interés no ha disminuido por lo que el nosotros en nuestra cama de enfermo visitando representantes de Reverendo Episcopado con veracidad y han informado cumplidamente… Después de escuchar sus explicaciones, se nos permitió hablar en agradecimiento a Dios íntima con el apóstol del amor: “Yo no tengo una alegría mayor que cuando escucho a mis hijos andan en la verdad”
– Como Nosotros, Venerables Hermanos, grabaciones en el verano de 1933, los Estados Unidos por el gobierno en relación con algunos años del borrador anterior, pueden transmitirse negociaciones del Concordato y podría concluir a su toda su satisfacción por un acuerdo solemne, nos llevó la preocupación consciente de sus deberes por la libertad de la misión de salvación de la Iglesia en Alemania y por la salvación de sus almas confiadas – al mismo tiempo también el deseo sincero de desarrollo pacífico y el bienestar del pueblo alemán para hacer un servicio significativo.
– A pesar de algunas preocupaciones serias que han arrebatado, pues, a continuación, la decisión de no retener nuestro consentimiento. Queríamos que nuestros hijos e hijas de los hombres leales en Alemania como parte humanamente de las posibles tensiones y sufrimientos a evitar, que de otro modo se hubiera esperado en las condiciones imperantes con certeza. Queríamos demostrar a todo el mundo por el hecho de que, sólo Cristo y la búsqueda de lo que es Cristo, alguien se negó la mano de la paz a la iglesia madre, que ni siquiera se repele.
– La fe en Cristo no obtendrá pura y sin adulterar, si no se admite y valora en la fe en la Iglesia, “columna y fundamento de la verdad”. Cristo, Dios bendito por los siglos, tiene este pilar de la fe erigida…
– Está Cristo en el corazón y en las evaluaciones de los labios de Nosotros, como una promesa de ayuda divina, como asesor en sus resoluciones serias y responsables, como el fortalecimiento de la lucha, como un consuelo en el sufrimiento que, los pastores episcopales de tus fieles, los sacerdotes y religiosos, los apóstoles laicos de la acción Católica y todo, todos sus diocesanos, entre los enfermos y los presos, en paternal afecto la bendición apostólica.

Dado en el Vaticano, el Domingo de Pasión, 14 de marzo de 1937.

Coronación de Pío XII.

Coronación de Pío XII.

En 1937 consagra en Francia la Basílica de Liseux, ya que Pío XI era devoto de Santa Teresita del Niño Jesús. En 1938, en la capilla de la Orden de Malta, Eugenio Pacelli bautiza al futuro Juan Carlos I, rey de España. Además viajó a Estados Unidos, Argentina, Hungría y Francia dándole un prestigio internacional; acumuló cargos aparte de la Secretaría de Estado (cargo que no renunció aun siendo Papa) como arcipreste de la Patriarcal Basílica Vaticana, gran canciller del Instituto Pontificio de Arqueología Cristiana y de Camarlengo de la Santa Iglesia Romana.

Cónclave de 1939
En este último puesto estaba cuando murió el papa Pío XI en 1939, entonces la organización del periodo de Sede Vacante le correspondía a él. Los cardenales necesitaban a un pontífice diplomático de voz suave para dirigir a la Iglesia en una Europa al borde de la guerra. Pacelli no tenía experiencia pastoral, ya que no había sido designado para alguna parroquia o diócesis, a cambio tenía un amplio conocimiento de la Administración vaticana y en su actuación como Secretario de Estado demostró su capacidad organizativa y diplomática con varios Jefes de Estado y el Colegio Cardenalicio. Para la mayoría de los votantes era el candidato favorito.

El 1 de marzo de 1939 se convocó al cónclave. Entre los otros candidatos estaban el Siervo de Dios Elia Dalla Costa, Arzobispo de Florencia, Jean-Marie-Rodrigue Villeneuve, arzobispo de Quebec y Luigi Maglione. En el segundo día de votación, en la que Pacelli celebraba su 63° cumpleaños recibió dos tercios exactos de votaciones, sin embargo según rumores, pidió una tercera votación para confirmar la validez de la elección. Fue elegido con 61 votos de 62 votantes. En la capilla Sixtina, comenzó a emanarse el humo blanco a las 5:30 de la tarde, pero hubo una confusión entre los fieles reunidos en la plaza de San Pedro cuando se volvió negro. El secretario del cónclave envió una nota a “Radio Vaticana” aclarando el malentendido y confirmando la elección de Pacelli. Entonces sale el Cardenal Protodiácono Camilo Caccia-Dominioni a anunciar el “Habemus Papam” al pueblo romano desde el balcón central de la Basílica de San Pedro.

El elegido tomó el nombre de su antecesor convirtiéndose en el papa Pío XII, Sucesor 260° del Apóstol San Pedro; comenzaba para la Iglesia Católica el pontificado más difícil y controvertido de toda la historia contemporánea; en Europa los vientos de la guerra amenazaban con desestabilizar el Orden Mundial, y las minorías religiosas y étnicas como los judíos se verán amenazados por la política xenófoba y nacionalista del gobierno nazi.

preguntasantoral_anticopia_articulo20160804

René

Webs consultadas (02/08/16)
– http://w2.vatican.va/content/pius-xi/de/encyclicals/documents/hf_p-xi_enc_14031937_mit-brennender-sorge.html
– ec.aciprensa.com/wiki/Papa_Pío_XII
– https://es.wikipedia.org/wiki/Pío_XII
– https://en.wikipedia.org/wiki/Pope_Pius_XII

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

6 pensamientos en “Venerable Pío XII, papa (I)

  1. René me alegra que por fin alguien se haya decidido a realizar un articulo sobre el Venerable Pio XII,al que desgraciadamente le han llovido las criticas por todos lados.
    Nadie parece entender la terrible situacion que debio vivir este Papa durante la Segunda Guerra Mundial,el mayor conflicto belico del siglo XX.
    Esperare al articulo de mañana para dar comentar mas sobre mi opinion personal del tema.
    Nuevamente darte las gracias por este articulo del que varios compañeros estuvieron tentados de realizarlo ya hace su tiempo.

    • Abel, era hora de debatir sobre este papa el cual no podemos negar su importancia para la Iglesia y el mundo, yo solo he expuesto los hechos tal y como lo vivió y como actuó, para mi es una injusticia que no hayamos reivindicado su papel aunque algunas acciones merecen ser debatidas y criticadas (constructivamente claro). Claro que a su muerte, su figura exaltada por los medios internacionales fue enegrecida por su controvertida actuación en la Segunda Guerra Mundial

  2. Me alegra inmensamente saber de este venerable Papa Pio XII, donde rece en su tumba cuando vivía en Roma.
    Cristóbal.

  3. Gracias por el articulo René, yo soy uno de los que también tenía ganas de hablar de este Papa. Son muchas y diversas cosas las que se hablan de él.
    No cabe duda que por su posición social estaba destinado a ser alguien dentro de la jerarquía, no podemos obviar su talento, pero la impresión que me da es que su carrera eclesiástica creció rapidísimo en cierto modo gracias a esto.
    Por otra parte, destaco en Pio XII su gran labor de diplomático, embajador y mediador. Corrió medio mundo llevando el mensaje de la Iglesia y en especial el del Papa, por lo que he leído en el tiempo que estuvo en Alemania despeño una gran labor y dejo una gran huella.Por todo esto es normal que se convirtiera en “papable” incluso antes de ser nombrado cardenal.
    Mañana veremos su difícil etapa como sucesor de San Pedro. No seré yo quien critique o alabe determinadas decisiones que todos conocemos y que forman parte de su leyenda negra, pero si que creo que fue muy prudente y que incluso hasta hoy no se saben determinadas decisiones que llevo a cabo para salvar vidas y echar abajo planes bélicos.
    Hace muy poco tiempo el Papa Francisco comento en publico varios hechos de su vida que no se conocían, como por ejemplo dejar su cuarto en el palacio de Castelgandolfo como paritorio de la mujeres judías que allí estaban refugias. También se supo no hace mucho que los Nazi tenían un plan muy avanzado y elaborado para secuestrarlo e incluso acabar con el.

    Por último, y sin que este comentario sea de mucho interés, diré que de su ama de llaves, Sor Pascalina, se ha hablado mucho. Parece ser que era una mujer que no se amilanaba con nada y le decía las cosas claras al Papa sin rodeos, lo que llamaba mucho la atención de la curia. En una película que sobre Pio XII no me gusto el papel que le dieron, poco menos la presentaron como un mujer enamorada del Papa y hasta me atrevería a decir que despechada.

    Gracias René.

    • No he ahondado sobre la figura de Sor Pascalina, ya que el tema central del artículo era sobre la controversia de la causa de beatificación de Pío XII, pero que bueno que mencionas su papel, ya que era una mujer no solo consejera y secretaria, sino una mujer de carácter fuerte que incluso llegó a abofetear al Cardenal Tisserant, pero muy respetada por la misma curia romana.
      Sobre los planes de secuestrarlo, no he ahondado ni tocado tema mas que del apoyo a algunos grupos de resistencia alemana, incluso intentos de golpes de Estado como la Operación Valkiria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*