Iustin Pârvu del monasterio Petru Vodă

Fotografía del padre Iustin Pârvu.

Fotografía del padre Iustin Pârvu.

El padre Iustin Pârvu, que ha pasado al Señor recientemente, es uno de los más grandes líderes espirituales de la ortodoxia rumana del siglo XX. Su popularidad en las últimas décadas se debe a los consejos espirituales que dio a todos los que acudieron a él: ciudadanos de a pie, sacerdotes, obispos, dignatarios… pero también por su gran llamada a la preservación de la identidad espiritual y la lucha contra el secularismo y el relativismo de los últimos años.

Primeros años
El padre Iustin nació el 10 de febrero de 1919 en Poiana Largului, una ciudad en la comarca de Călugăreni, en algún lugar de las montañas del condado de Neamt, al norte de Rumanía. Bautizado con el nombre de Iosif (José), tuvo cuatro hermanos mayores. Entre 1926-1931 fue a la escuela primaria en su pueblo. Con 17 años entró como hermano novicio en el monasterio de Durău, no lejos de su hogar, y al año siguiente -1937- fue enviado al seminario teológico para monjes en el monasterio de Cernica, cerca de Bucarest. Continuó sus estudios en Vâlcea y regresó a Moldavia, en Rumanía, cerca de su hogar. Fue tonsurado como monje y recibió el nombre de Iustin (Justino) en 1940, siendo pronto ordenado sacerdote, en 1941.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el padre Iustin fue misionero en el frente oriental, primero en Odessa y después acompañando a la Cuarta división de Vânători de Munte (Cazadores de Montaña) en las batallas hasta el río Don. Poco antes del fin de la guerra regresó y terminó sus estudios teológicos en Rumanía. Durante un breve lapso de tiempo sirvió como sacerdote en la catedral episcopal de Roman, hasta el arresto que sufrió durante el régimen comunista, como tantos otros sacerdotes y participantes de la guerra en el frente oriental.

Fotografía del padre Iustin Pârvu con los "Cazadores de Montaña" en el frente oriental.

Fotografía del padre Iustin Pârvu con los “Cazadores de Montaña” en el frente oriental.

En las cárceles comunistas
El archivo de persecución de Seguridad Rumana, abierto tras los años 90 por la Comisia Națională de Studiere a Arhivelor Securității (Comisión Nacional para el Estudio de los Archivos de Seguridad) contiene diversos detalles de su arresto y detención. El movimiento legionario, un movimiento extremista de derechas a finales de los años 30 y principio de los 40, que funcionó algunos años como un partido ortodoxo que promovía los valores conservadores nacionales, fue prohibido por Marshall Antonescu en 1941 por algunos abusos cometidos, incluidos el antisemitismo y la ejecución pública de diversas personalidades. Posteriormente, los comunistas acusaron de legionarismo a todos sus adversarios ideológicos, como simple método de eliminación de personas indeseadas.

En la noche del 14 al 15 de mayo, los comunistas arrestaron la mayor parte de los “sospechosos” de conspiración legionarista contra el Estado. Entre los 44 arrestados en Roman -estudiantes, maestros, médicos pero también alumnos- estaba también el padre Iustin. La mayoría de los arrestados fueron investigados mediante denuncias anónimas, que normalmente no tenían manera de verificar los cargos. El padre Iustin fue acusado de legionarismo porque tenía contacto con un antiguo legionario, Dumitru Bârjoveanu, con el cual, según las acusaciones, habría organizado encuentros legionaristas dentro del seminario teológico de Roman y habría difundido la doctrina legionarista entre los alumnos de diversos institutos de la ciudad.

Ficha del padre Iustin Pârvu en los Archivos de Seguridad del Estado.

Ficha del padre Iustin Pârvu en los Archivos de Seguridad del Estado.

El padre Iustin fue condenado a doce años de trabajos forzados en Suceava y posteriormente en Aiud y Gherla, las más famosas prisiones de exterminio comunista en Rumanía. Posteriormente fue trasladado a Baia Sprie y Cavnic, prisiones en Maramureș (al norte de Rumanía), la prisión de “re-educación” de Pitești y de nuevo a las colonias de trabajo de Periprava (delta del Danubio) y Culmea (cerca del Mar Negro). Habiendo cumplido su condena en 1960, cuando se le preguntó si todavía creía en Dios, al responder afirmativamente, fue enviado otros 72 meses a trabajos forzados, considerando que era un “peligroso legionario”.

Solía decir que durante su detención sólo era consciente de la fecha de Pascua, porque observó una vez que un guardián de la prisión tenía huevos rojos en su ración de comida, y esto fue un gran peligro para él, pues estaba prohibido que un prisionero alzara la vista del suelo. Finalmente, fue liberado el 6 de mayo de 1964 y volvió a su casa, pero con la condición de que no regresase al monasterio de Durău.

Tras su detención
De vuelta en casa, el padre Iustin dijo una vez que su madre no lo reconoció, y que al decirle quién era él, murió poco tiempo después. Al no estarle permitido regresar al monasterio, trabajó como leñador, mientras las fuerzas de Seguridad lo seguían constantemente. Entre los años 1966-1974 fue sacerdote y confesor en el monasterio Secu, y después en Bistrița (1974-1989) para regresar nuevamente a Secu en 1990.

Icono ortodoxo rumano del padre Iustin Pârvu con sus monasterios de Petru Vodă y Paltin, fundados por él.

Icono ortodoxo rumano del padre Iustin Pârvu con sus monasterios de Petru Vodă y Paltin, fundados por él.

Poco después, se decidió por una vida de soledad en los bosques cerca de su pueblo natal. Junto con los monjes Ignacio y Calínico fundó en el pueblo de Petru Vodă un monasterio dedicado a los mártires rumanos que murieron en las prisiones comunistas, bajo la protección de los arcángeles Gabriel y Rafael. El monasterio, situado en un lugar muy aislado, se convirtió en breve tiempo en un lugar de peregrinación para muchos cristianos que buscaban paz y recogimiento. En torno al año 2000 él trajo cinco cráneos de cristianos asesinados por los comunistas en Aiud e intensificó su misión de popularizar los mártires cristianos -todavía no oficialmente reconocidos por la Iglesia- entre los rumanos, algo que provocó diversas reacciones en los medios de comunicación, muchos de ellos acusándolo de legionarismo y antisemitismo. Además, su actitud contra el DNI electrónico, un instrumento de integración europea que él interpretaba como el inicio de la descristianización, fue interpretada por los medios de comunicación como retrógrada y conservadora, aunque muchos cristianos estaban de acuerdo con él.

En 1999, el padre Iustin fundó el monasterio Paltin, un convento de monjas situado a dos kilómetros de su monasterio, pero también otros monasterios y sketes como Huta (Bihor, Rumanía occidental), Sub Piatră (Alba, Rumanía central), la Cueva de San Juan Casiano y la Cueva de San Andrés (Constanța, Rumanía suroriental). Junto con los nuevos sketes, fundó una casa de acogida para personas mayores y un orfanato, y empezó a publicar en 2003 un periódico de actitud ortodoxa, Glasul Monahilor (“la Voz de los Monjes”) y desde 2008 el periódico Atitudini (“Actitudes”). En noviembre de 2008, el Patriarca Daniel le concedió el rango de archimandrita.

Funerales del padre Iustin Pârvu, el 17 de junio de 2013.

Funerales del padre Iustin Pârvu, el 17 de junio de 2013.

La popularidad del padre Iustin
El padre Iustin fue considerado el sucesor del abad Cleofás después de que éste último partiera al Señor en 1999. Sus predicaciones e instancias espirituales fueron considerados por muchos como una guía en años de dificultades y pérdida de identidad cristiana. En una entrevista concedida a los periodistas de Jurnalul Național (Diario Nacional) en abril de 2004 él afirmó que en 1989 la vida de los rumanos sufrió perjuicios porque se dejaron llevar por una loca libertad que los llevó a actitudes no cristianas e incluso anticristianas. Que habían perdido sus señas tradicionales y escala de valores, pero esto era esperable después de 50 años de ateísmo y comunismo. Lamentó el cristianismo superficial de muchos de los rumanos, que respetaban los rituales básicos sin entender qué hacían y admitió que, como confesor, afrontó una terrible época porque, oyendo tantos pecados, debía luchar no volverse ni indiferente ni demasiado sentimental, sino mantener el equilibrio y trabajar con la misma pureza concedida por el Espíritu Santo.

En los últimos años solía pasar 12 horas al día en el confesionario, y de 3 a 4 horas sirviendo en el altar, y solía recibir cientos de peregrinos al día, a quienes daba consejos espirituales, a veces considerados como profecías o actos de clarividencia. Sus predicaciones y artículos están recogidos en diversos libros, vídeos y grabaciones de audios, artículos de prensa, pero más que en ningún otro lugar, en la memoria de los cristianos.

40 días de réquiem ante el sepulcro del padre Iustin Pârvu.

40 días de réquiem ante el sepulcro del padre Iustin Pârvu.

Los últimos años sufrió de cáncer de estómago, que evolucionó en metástasis en marzo de 2013. Partió al Señor el 16 de junio de 2013, en la noche del domingo. Su entierro el 20 de junio fue un suceso registrado con gran cantidad de detalles en los medios de comunicación nacionales y su tumba sigue siendo lugar de peregrinación desde entonces. Sus representaciones en iconos bizantinos ya se han difundido en algunos monasterios e iglesias. El 16 de junio de 2014 se espera que decenas de miles de rumanos participarán en la Liturgia en Petru Vodă, en memoria del padre Iustin.

Mitrut Popoiu

Bibliografía:
– *** Duhovnicul a zeci de mii de români (“Confesor de decenas de miles de rumanos”), entrevista en: Jurnalul Național, 5 Abr. 2004
– Gheorghe-Cristian Popa, Părintele Justin Pârvu a trecut la Domnul (“El padre Iustin Pârvu partió al Señor”), en: Ziarul Lumina, Mart, 18 Jun. 2013
– Adrian Nicolae Petcu, Părintele Iustin Pârvu în documentele Securităţii (“El padre Iustin Pârvu en los documentos de Seguridad”), en: Ziarul Lumina, Viernes, 20 Dic. 2013.

Basílica de San Nicola in Carcere

Vista de la Basílica. Roma, Italia.

Vista de la Basílica. Roma, Italia.

Basílica menor de San Nicola in Carcere
Via del Teatro di Marcello, 46
Roma

A lo largo de la calle del teatro de Marcelo se encuentra esta iglesia, que en origen daba a una pequeña plaza abierta a la calle Montanara y que ahora, debido a las demoliciones de los años veinte para aislar el teatro de Marcelo y para abrir la calle del Mar, parece colocada encima de una especie de pedestal.

La iglesia es de orígenes muy antiguos, y la intitulación al Santo taumaturgo de Bari hace pensar que surgiera como iglesia de rito griego, estando confirmada la presencia de una numerosa comunidad de origen bizantino. Su nombre se debe a la existencia, en época medieval, de una cárcel vecina. Fue reconstruida en 1128, enriquecida con muebles y pinturas, para ser después transformada en 1599, cuando fue construida la fachada actual, diseño de Giacomo della Porta. Posteriores restauraciones en el Ottocento condujeron al descubrimiento de templos romanos, sobre los cuales se alza la iglesia, mientras que en 1934 fue restaurada la torre-campanario medieval que conserva, todavía, dos campanas del año 1286.

Vista del interior del templo. Roma, Italia.

Vista del interior del templo. Roma, Italia.

Como ya se ha dicho, la iglesia surgió sobre tres templos de época republicana, llamados templos del Foro Olitorio, que en época romana ocupaba el área circundante. Los restos de los tres templos son todavía bien visibles: los dos laterales, a los lados de la iglesia, y el central correspondiente, grosso modo, a la misma iglesia. De éstos han sido reutilizadas diversas columnas y se pueden ver parte de sus cimientos en los subterráneos de San Nicola.

La iglesia es de planta basilical, con tres naves divididas por columnas reutilizadas. En la nave derecha se observa la inscripción conmemorativa de la dedicación de la iglesia (en 1128) y una Virgen con Niño, fragmento de un fresco de Antoniazzo Romano (ca. 1470), mientras que en el transepto izquierdo hay una tabla del Cristo Resucitado, obra de Lorenzo Costa. El altar mayor consta de una bellísima urna antigua, de porfirio verde, con las reliquias de los Santos Simplicio, Faustino y Beatriz, mártires.

Felice Stasio

Contestando a algunas breves preguntas (XVIII)

San Eugenio de Toledo, óleo del pintor manierista Domenikos Theotokopoulos  "El Greco".

San Eugenio de Toledo, óleo del pintor manierista Domenikos Theotokopoulos “El Greco”.

Pregunta: Estoy un poco confundido con la biografía de San Eugenio, obispo de Toledo ¿y mártir? Me da la sensación de que he mezclado datos de dos Eugenios de Toledo, uno del siglo I y otro del siglo VII. En principio parece que los dos fueron obispos, pero sobre su martirio ya no estoy tan seguro. Podrían arrojar un poco de luz sobre este asunto y, a ser posible, decirme cuáles son las diferencias iconográficas entre uno y otro. ¿Son el mismo Eugenio los obispos de los dos cuadros que les remito? Muchas gracias

Respuesta: El primer obispo documentado de Toledo es de finales del siglo III-principios del IV, luego no puede existir ningún San Eugenio obispo mártir de Toledo del siglo I. San Eugenio arzobispo de Toledo sólo hay uno, a quien se le llama San Eugenio I o San Eugenio II (porque se confunde un Eufemio del siglo VI con Eugenio). Este único San Eugenio, es el arzobispo inmediatamente anterior a San Ildefonso y murió en 657 (siglo VII). Fue teólogo, músico, escritor y poeta, discípulo de San Braulio de Zaragoza y desde luego, no fue mártir. Es también el primero que utilizó el título de arzobispo, porque todos los anteriores eran sólo obispos. En esta web tienes buena información sobre él.

En cuanto a la iconografía, tengo que decir que aunque no es mi fuerte, puede estar relacionada con lo que te voy a decir a continuación: hay un Eugenio mártir en Deuil, de quien se escribió una “passio” a finales del siglo IX, y en esta “passio” se dice que, aunque era de origen romano, fue ordenado de obispo por San Dionisio el Areopagita, quien le asignó la región de Toledo para que ejerciera allí su apostolado, pero esto es más falso que un billete de un euro.

Estampa devocional del Venerable Moisés Lira Serafín.

Estampa devocional del Venerable Moisés Lira Serafín.

Pregunta: Hola me encanta su pagina y pues me gustaría que alguien me hablara del venerable Padre Moisés Lira Serafín pues supe que hace poco el venerable nació donde yo misma nací pero no se nada sobre el me podrían hablar de el. Gracias y saludos a todos.

Respuesta: El Venerable Moisés Lira Serafín nació en Tlatempa el 16 de septiembre de 1893 y falleció en Ciudad de México el 25 de junio de 1950. Su padre era maestro. Con cinco años falleció su madre. Estudió en el seminario de Puebla y posteriormente, en el año 1912, invitado por el fundador de la propia congregación religiosa, entró en la Congregación de los Misioneros del Espíritu Santo. En ella hizo la profesión el 4 de febrero de 1917.

Se ordenó de sacerdote el 14 de mayo de 1922, por lo que vivió como sacerdote en tiempos de la Cristiada, aunque marchó a Roma, donde estuvo hasta el año 1928. El 29 de marzo de 1934 fundó la Congregación de Misioneras de la Caridad de María Inmaculada. En el año 2000 se inició su Causa de beatificación y el Jueves Santo del año pasado, el Papa Francisco promulgó el decreto por el que se le declaraba Venerable.

Pregunta: He leído atentamente vuestra entrada sobre Santa Paula. Recientemente he tenido una sobrina a la que mi hermana y cuñado han decidido llamar Paula. Buscando posibles días para celebrar su onomástica han elegido el 20 de Julio, que aparece como Santa Paula Mártir. Esta santa no aparece en la entrada anteriormente citada y quisiera saber cuál de las que nombráis podría ser, o si no es ninguna de ellas. Me gustaría saber algo sobre la vida de la Santa cuyo nombre va a llevar mi sobrina y ahijada.

Respuesta: El 20 de julio se celebran los santos Sabino, Julián, Máximo, Macrobio, Casia, Paula y diez compañeros más, mártires en Damasco, luego verás que Paula es una de los componentes de este grupo. Por este orden y de esta forma, sin ni siquiera precisar cuándo fueron martirizados, son nombrados en ese día por el Martirologio Romano. Este mismo grupo se encuentra en los martirologios históricos occidentales, con la diferencia de que en algunos se nombra a Máximo antes que a Julián y de Casia se dice que es Casio. Esto lo hizo Floro en su martirologio y de él lo copiaron Adón y Usuardo.

La fuente utilizada por Floro no es otra que aquella que aparece en el Martirologio Jeronimiano exactamente el mismo día 20 de julio. Comentando este Martirologio, el bolandista Delehaye dice que ninguno de los santos de este grupo puede identificarse con absoluta certeza con la ciudad de Damasco. Según este bolandista, Sabino ha de localizarse en África y Casia no es más que una deformación de Besia, que es una mártir del grupo de los mártires Scillitanos, conmemorados tres días antes, o sea, el 17. Dice asimismo que la coletilla “y diez compañeros más” confirma como este grupo es una deformación del grupo de los mártires Scillitanos, proponiendo que esta expresión es una errata de lectura de “doce compañeros” que son los que realmente componen a los mártires de Scillicia. Por otro lado, Paula es una confusión del nombre de Pablo, el mártir de Cesarea de Palestina, que es conmemorado el 16 de julio.

Sin pretender resolver completamente el problema de la identificación de estos mártires, parece sugerente intentar una aproximación con otro grupo de mártires, localizados tradicionalmente en Damasco, ciudad en la que habrían dado testimonio de su fe, derramando su sangre durante la persecución del emperador Máximo o de Maximiano. En efecto, el 25 de septiembre, los sinaxarios bizantinos conmemoran a tres hermanos (Sabiniano, Pablo y Tata), mientras que los menologios, en ese mismo día, amplifican este grupo de mártires damascenos, diciendo que Pablo y Tata eran esposos que fueron martirizados con sus hijos Sabiniano, Máximo, Rufo y Eugenio. Pero como se puede ver, esta fecha del 25 de septiembre está muy lejana del 20 de julio.

Hay quienes han intentado identificar Casia con Tata, pero esto debe evitarse si no existen argumentos más sólidos que puedan servir como puntos de confrontación para poder avanzar una hipótesis algo más consistente. Por el momento, basta con concluir que la localización de Damasco que se encuentra en el Martirologio Jeronimiano el 20 de julio, no tiene ningún fundamento, pudiendo pensarse que se trata de un error arrastrado de la conmemoración de los sinaxarios bizantinos del 25 de septiembre, insertada de manera indebida en el Martirologio Jeronimiano y de este, en los otros. O sea, como ves, este es un grupo del que no se puede decir nada con certeza absoluta, y que es posible que ni tan siquiera, la mártir Paula no sea un mártir Pablo.

Fresco decimonónico de Santa Hunna de Alsacia, patrona de las lavanderas.

Fresco decimonónico de Santa Hunna de Alsacia, patrona de las lavanderas.

Pregunta: Por casualidad estaba navegando por Google buscando en vano imágenes sobre santa Huna, pues como ya sabrán santa Huna de Alsacia es la patrona de las lavanderas, murió en el 687, se celebra el 15 de abril y fue canonizada en 1520 por el papa León X. Si pueden hablen un poco de su vida cuando ustedes buenamente puedan. Estaré a la orden en lo que pueda ayudarles, en esta excelente pagina como punto de referencia en hagiografía y mariología. Un gran abrazo a todo el equipo de preguntasantoral.es que cada día dan mas aportes sobre información de santos, beatos y advocaciones marianas. Saludos desde Venezuela.

Respuesta Santa Huna (o Una) junto con su esposo Hunón, eran unos señores francos que vivieron en Hunaweier en el siglo VII. Allí edificaron una iglesia dedicada al apóstol Santiago Zebedeo, que poco después dejaron en herencia a la abadía de Saint Dié. Cuando murieron, fueron sepultados en dicha iglesia, convirtiéndose sus tumbas en meta de peregrinaciones.

Según algunas leyendas, estos señores se habían establecido en unas tierras que anteriormente pertenecían al fisco romano y sobre las cuales había una pequeña fuente termal. Parece que posteriormente, fueron dejadas en herencia a los duques de Alsacia y que tenían como protectores a unos monjes itinerantes escoceses, entre los cuales se encontraba San Deodato. Huna se dedicaba a curar a los enfermos que acudían a esas aguas termales y a socorrer a los pobres de la región.

Estas conclusiones se basan únicamente en la “Vita Deodati”, que cronológicamente es posterior en tres siglos y medio con respecto a la época en la que habían vivido estos santos esposos. No existe ningún testimonio ni documental, ni epigráfico, ni litúrgico con anterioridad a esta “Vita” que fue escrita por alguien a quien sobre todo le motivaban los intereses y los privilegios del monasterio de Ebersheimmüster. Y en esta “Vita”, dice que Huna y Hunón eran parientes de San Segismundo, rey de los burgundios, y que San Deodato era un obispo peregrino que bautizó al hijo de estos dos santos esposos, que llegó a ser monje de ese monasterio. En esta “Vita” se le da el papel preponderante como benefactor a Hunón y de Huna sólo se dice que era su compañera; fue una tradición popular posterior la que hizo que Huna, que quedó viuda, tuviera un rol más importante que su propio esposo.

En el año 1520 se procedió a la elevación de los restos de ambos que estaban sepultados en Hunaweier, como he dicho antes. Esa orden fue dada por el Papa León X, a petición de Ulrico – duque de Wüttemberg y señor de aquel lugar – y del obispo de Basilea, pero sobre todo, a instancia de los canónigos de la abadía de Saint-Dié. Poco tiempo después, Ulrico se hizo protestante y las reliquias de la santa fueron profanadas y dispersadas por los seguidores de Ulrico.

En el año 1865, la diócesis de Strasburgo empezó a conmemorar a santa Huna, viuda, el día 25 de abril (no el 15), fecha en la que se elevaron sus reliquias en el año 1520, mientras que la iglesia de Saint Dié la conmemora el 13 de junio. Como consecuencia de un detalle que incluye la “Vita Deodati”, se proclamó a la santa como patrona de las lavanderas, porque allí se dice que ella lavaba las ropas a los pobres, en un lejano arroyo, y que el obispo Deodato, para compensar este trabajo de la santa, hizo surgir una fuente más cercana a su casa de Hunaweier. Eso es todo.

Imágenes de los Santos Bonoso y Maximiano veneradas en Arjona (España).

Imágenes de los Santos Bonoso y Maximiano veneradas en Arjona (España).

Pregunta: Buenas, creo que en un pueblo del norte de Italia, concretamente en la región del Veneto, existe un cuerpo incorrupto de San Bonoso, ¿Tendría algo que ver este santo con el San Bonoso de Arjona?, gracias.

Respuesta:
No tiene absolutamente nada que ver. Se trata de un mártir extraído de las catacumbas romanas, al que le pusieron ese nombre, nombre que se ha dado asimismo a otros cuerpos santos.
Sobre San Bonoso de Arjona te recomiendo que leas este artículo.

Antonio Barrero

Sobre sepulcros y reliquias de Santas: dos consultas

Detalle del sepulcro de Santa Cristina en su basílica de Bolsena, Italia. La imagen yacente es obra de Benedetto Buglioni.

Detalle del sepulcro de Santa Cristina en su basílica de Bolsena, Italia. La imagen yacente es obra de Benedetto Buglioni.

Pregunta: No sé si te he comentado alguna vez que una de mis pasiones dentro de todo el tema de santos es saber donde se hayan sus cuerpos o restos. Seguro que podras ayudarme a saber en qué iglesia, basilica, convento etc y ciudad se hayan los cuerpos(o los restos más importantes o cuasi completos) de estas santas: Cristina, Inés, Cecilia, Quiteria, Lucía, Engracia (¿en qué iglesia de Zaragoza?), Eugenia (la que va acompañada de San Proto y San Jacinto), Bárbara, Dorotea (he leído sobre ella que media Europa afirma poseer sus reliquias). España

Respuesta: Me alegro de que me hagas esta pregunta, porque la mayoría de veces son datos que se ignoran y por ignorarse se pone hasta en duda la existencia de estas Santas, cuyas reliquias, por cierto, están todas autentificadas, sin posibilidad de discusión. Hasta hace relativamente poco yo no había trabajado mucho el tema, centrándome más en las vidas y certezas históricas de su existencia, pero gracias a la ayuda de Antonio Barrero he podido aprender casi todo lo que sé del tema -y lo que me queda por aprender-. Sintetizando lo máximo que puedo, aquí tienes las ubicaciones básicas:

Santa Cristina, virgen y mártir (24 de julio): La niña mártir de Bolsena está enterrada, valga la redundancia, en Bolsena (Italia). Concretamente en la Basílica de Santa Cristina, que fue construida sobre el lóculo original donde fue depositado y venerado su cuerpo después del martirio. En cierto momento su cuerpo fue desenterrado y llevado a Palermo. Luego fue devuelta, pero algunos restos se quedaron allí, en una esplendorosa tumba en el Duomo de Palermo.

Detalle del cráneo de Santa Inés. La inscripción del relicario dice: AGNE SANCTISSIMA (Santísima Inés). Iglesia de Sant'Agnese In Agone, Roma (Italia).

Detalle del cráneo de Santa Inés. La inscripción del relicario dice: AGNE SANCTISSIMA (Santísima Inés). Iglesia de Sant’Agnese In Agone, Roma (Italia).

Santa Inés, virgen y mártir de Roma (21 enero): Estuvo, tras su martirio, enterrada en la catacumba de la Via Nomentana en Roma, que tomaría su nombre. Actualmente su cuerpo está, junto con el de Santa Emerenciana, en la iglesia de Sant’Agnese Fuori le Mure. El cráneo, separado del cuerpo, se venera en la iglesia de Sant’Agnese In Agone. Por tanto, la mayor parte del cuerpo sigue en Roma. Sin embargo pequeños fragmentos de reliquias se han enviado a muchas zonas de Europa.

Santa Cecilia, virgen y mártir romana (22 de noviembre): Su cuerpo, luego de ser extraído de las catacumbas, ha reposado en la cripta de la iglesia de Santa Cecilia In Trastevere, en Roma. Son dos urnas de mármol donde están Cecilia, Valeriano y Tiburcio. No se puede acceder a ellas, están detrás de una celosía de mármol, pero un con reclinatorio frente al cual se puede rezar. La gente suele creer que el sepulcro está bajo la imagen yacente que esculpió Stefano Maderno para el altar, pero no es verdad.

Santa Quiteria, virgen y mártir (22 de mayo): Su cuerpo reposa en un hermoso sarcófago en su iglesia de Aire sur l’Adour, Landes (Francia).

Santa Lucía, virgen y mártir de Siracusa (13 de diciembre): Su cuerpo está actualmente en la iglesia de los Santos Jeremías y Lucía en Venecia (Italia). El rostro de la Santa fue recubierto con una máscara de plata ante las quejas de cierto santo varón que decía que era desagradable mirar el cadáver directamente. Un brazo, el izquierdo, fue sin embargo arrancado del cuerpo y actualmente se venera en el santuario de la isla de Ortigia, en Siracusa. También se veneran allí el vestido, el velo y las sandalias de la mártir, pero cuya autenticidad queda a la sombra de la duda. Como en las otras, existen muchas otras reliquias diseminadas por ahí, éstas son las principales.

Vista superior del cuerpo de Santa Lucía. Iglesia de los Santos Jeremías y Lucía. Venecia (Italia)

Vista superior del cuerpo de Santa Lucía. Iglesia de los Santos Jeremías y Lucía. Venecia (Italia)

Santa Engracia, virgen y mártir hispana (16 de abril): Ella, sus esclavos y las Santas Masas –también llamados los Innumerables Mártires de Zaragoza- están en la cripta de la iglesia de Santa Engracia en Zaragoza (España). Ella y los dieciocho en una urna bajo el altar, los demás, en un pozo en el suelo.

Santa Eugenia, virgen y mártir romana (25 de diciembre): Está junto con su madre Claudia, también mártir, y otros doce compañeros, en un altar de la Basílica de los Doce Apóstoles en Roma.

Santa Bárbara, virgen y mártir de Nicomedia (4 de diciembre): Al ser trofeo disputado entre católicos y ortodoxos y botín de saqueo durante las Cruzadas, su cuerpo está un poco más fragmentado. Hay una gran parte en Burano (Venecia, Italia), otra en la catedral ortodoxa de Kiev (Ucrania), y en la llamada Cripta de Santa Bárbara en Rieti (Italia). Hice hace algún tiempo un artículo con una reseña más extensa sobre las localizaciones de las reliquias, para hacerse una idea de lo “desmembrada” que está. Es la consulta que he publicado más abajo.

Santa Dorotea, virgen y mártir de Capadocia (6 de febrero): El cuerpo está bajo el altar de la iglesia de Santa Dorotea en el Transtíber (Roma). Dentro de una muñeca, por cierto, bastante decepcionante para tratarse de una santa tan famosa. Es verdad, como dices, que también hay muchas otras reliquias de ella por Europa, pero aquí está la mayor parte del cuerpo.

Meldelen

Santa Bárbara: estatus y reliquias
(Esta consulta se desarrolló como un diálogo, de modo que así lo reproduzco).

Detalle de la figura que contiene las presuntas reliquias de Santa Bárbara en Burano, Venecia.

Detalle de la figura que contiene las presuntas reliquias de Santa Bárbara en Burano, Venecia.

Comentario: Santa Bárbara siempre ha sido mi preferida de toda la corte celestial. Ella me cuida mucho y me ha hecho muchos milagros, entonces por eso le digo mi Santa Patrona. Aunque mitológica y como la quieran llamar los modernistas, ¡es mi Santa! :) Estados Unidos

Respuesta: Santa Bárbara, virgen y mártir de Nicomedia en Asia Menor, conmemorada el 4 de diciembre, no es en absoluto una santa mitológica. Es una santa real, cuya existencia histórica está fuera de toda duda, después de que la Sociedad de los Bolandistas, los más prestigiosos investigadores en hagiografía, determinaran la veracidad de su existencia a través de la antigüedad de su culto y de sus reliquias. A pesar de ello fue retirada del calendario oficial romano en 1960 junto con una serie de santos considerados de dudosa existencia histórica. Es evidente que se han cometido errores en esta gestión, en principio bienintencionada, porque hemos visto rectificaciones de la misma, como el caso de Santa Catalina mártir, retirada en 1960 y devuelta al calendario en 2005.

Comentario: Ignoraba yo toda aquella información…aun así siempre la he querido muchísimo y me da mucho gusto el saber que existan datos historicos sobre ella. Lo unico que he leido de ella es el relato que se encuentra en el libro de santos de Jacopo de Voragine. Por cierto nunca la he creído mitológica en realidad, eso lo dije con tono de burla/sarcasmo/coraje en referencia a que los modernistas quieran descanonizar o llamar mitológicos a todos los santos que puedan, sobre todo cualquier santo cuya historia sea un poco dificil de creer. Ya lograron destruir la Santa Misa.

Respuesta: Los datos históricos fehacientes sobre Santa Bárbara se encuentran en la Bibliotheca Sanctorum, obra fundamental de los Bolandistas, que por desgracia se trata de una publicación extensa y carísima, de modo que sólo unos pocos privilegiados tienen acceso a ella (ya quisiera yo ser una de ellos…). En cuanto a la Leyenda Áurea de Jacopo Della Voragine, que citas, es una obra amena y entretenida para conocer leyendas de santos, pero en modo alguno es una fuente histórica: únicamente es respetable en cuanto a antigüedad y por el rico bagaje cultural que compiló Della Voragine, pero no debe tomarse en serio más allá de esto.

Relicario del cráneo de Santa Bárbara en Montecatini Alto, Italia.

Relicario del cráneo de Santa Bárbara en Montecatini Alto, Italia.

Por otra parte, no sé muy bien a quién te refieres con “modernistas”, quizás hagas referencia a las nuevas corrientes surgidas tras el Concilio Vaticano II. La retirada de los santos de dudosa existencia histórica, como digo, fue bienintencionada, pero equivocada e injusta respecto a algunos santos, como por ejemplo, Santa Catalina mártir, Santa Apolonia, y desde luego, Santa Bárbara. Ninguna de las tres es “de dudosa existencia histórica”. Quien pasa el filtro de los Bolandistas, supera la última de las barreras. Con esto no digo que sean infalibles: sólo digo que no hay quien investigue más y mejor que ellos.

Por otra parte, ningún santo se descanoniza, el culto puede seguir en ámbito local o privado. Y respecto a lo de destruir la Santa Misa, creo que más podrían contribuir otros en eso que yo, que no le veo nada malo a la misa de ahora.

Comentario: Por cierto ¿en dónde se veneran las reliquias de mi Santita?

Respuesta: Aquí he tenido que recurrir a la cortesía de mi buen amigo Antonio Barrero, experto en reliquias de santos. Él es quien me ha facilitado la lista de los lugares donde se veneran reliquias de Santa Bárbara:

Burano (Venezia): parte del cuerpo.
Rieti (Italia): sarcófago con reliquias
Mantova (Italia): presunto cráneo
Montecatini (Italia): “parte del cráneo”
Piacenza (Italia): “reliquias”
Sevilla (España): “parte del cráneo”
Pamplona (España): “reliquias”
Paternò (Catania): reliquias
Kiev (Ucrania): parte del cuerpo
Old Cairo (Egipto): reliquias
Ravello (Salerno): reliquias (creo que del cráneo)
Roma (Italia): “parte del cráneo”
Braine le Comte (Bélgica): reliquias.
Lviv (Ucrania): reliquias.
Mechelen (Bélgica): reliquias
Dignano (Croacia): pie incorrupto

Con todo, Antonio me advierte que todas no son auténticas, sino que pasa lo que a otros santos: si se juntaran sus reliquias, aparecerían varios cuerpos y varias cabezas. Las más verosímiles son las de Burano, Rieti, Dignano y de Kiev.

Detalle del pie incorrupto de Santa Bárbara en Dignano (Croacia).

Detalle del pie incorrupto de Santa Bárbara en Dignano (Croacia).

Comentario: (viendo la fotografía del pie, que también es cortesía de Antonio Barrero) WOW, que reliquia, válgame. ¡El pie sagrado de mi santita! La verdád no pense que existieran ya reliquias suyas. Gracias. Ademas gracias por cualquiera información al respeto, te agradezco muchísimo que me ayudes a saber mas de mi santita querida.

Respuesta: De nada, es un placer ayudar. Para eso estamos aquí.

Meldelen

Santo Tomás de Villanueva y el primer seminario preconciliar

El Santo repartiendo limosna entre los pobres. Lienzo de Bartolomé Esteban Murillo (ca. 1678). Museo Provincial de Bellas Artes de Sevilla, España.

El Santo repartiendo limosna entre los pobres. Lienzo de Bartolomé Esteban Murillo (ca. 1678). Museo Provincial de Bellas Artes de Sevilla, España.

Ya realizamos, en otra época, un artículo resaltando la obra caritativa de Santo Tomás de Villanueva, y en este queremos incidir en el hecho de que su intervención fue decisiva para que en Valencia se estableciera el primer colegio con tintes de seminario, tal y como hoy conocemos estas instituciones. Así, Santo Tomás de Villanueva, religioso agustino y Arzobispo de Valencia de 1544 a 1555, fundó el 21 de Noviembre de 1550 el Colegio Mayor de la Presen­tación de la Bienaventurada Virgen en el Templo, considerado comúnmente el único seminario diocesano para la formación de sacerdotes que se instituyó con anterioridad al Concilio de Trento. Tal y como prescribe el Art.4 de las Constituciones Fundacionales del Santo; “que en él se instituyan aquellos que quieran recibir el Orden del Presbiterado” primando en sus colegiales la pureza de vida y la honestidad de costumbres al brillo de la sabiduría. Dicho Colegio todavía hoy subsiste como seminario. También en ellas se manifiesta que “Declaramos que nuestro propósito ha sido fundar este colegio para estudiantes pobres, quienes formados e instruidos en él con suma pureza y santidad puedan llegar al sagrado orden del presbiterado y, una vez hubieren salido del colegio, sean en esta nuestra diócesis valentina celosos sacerdotes que lleven las almas a Dios con su predicación, su saber y su ejemplo.”

Carlos Martínez Herrer, Profesor de la Universidad Católica San Vicente Mártir, señala en su trabajo “SANTO TOMÁS DE VILLANUEVA O. S. A. Y LOS COLEGIOS JESUITAS DE VALENCIA Y GANDÍA” que existió una íntima vinculación de patronazgo de Santo Tomás de Villanueva con la entonces incipiente Compañía de Jesús, y que los colegios de Valencia y Gandía de esta orden fueron incluso anteriores a la creación de la institución tomasiana. Es por ello por lo que afirma que éste conocía las iniciativas pioneras que los jesuitas desarrollaban, y que bien pudieron ser la experiencia piloto que desembocaron en las disposiciones trentinas en cuestiones de promoción de la formación de sacerdotes. No debe sorprendernos que se diga, por tanto, que los jesuitas fueran, por tanto, los grandes promotores de dicha formación sacerdotal después del Concilio de Trento.

Santo Tomás de Villanueva había sido estudiante y maestro de Artes y Teología en Alcalá. Como su intención fue la de profesar en el Convento de San Agustín de Salamanca, rehusó una cátedra de Filosofía Natural en la Universidad. Es por eso por lo que su conocimiento de la vida de los “colegios” o “colegios mayores”, antes de llegar a Valencia, debió ser muy profunda. Prosigue Carlos Martínez diciendo que: “Desde la Baja Edad Media hasta fines del S.XVIII, especialmente en las universidades españolas, un colegio mayor era una institución que impartía formación universitaria de grados mayores (licenciatura y doctorado) y daba alojamiento a los estudiantes. Los colegios mayores funcionaban con una gran autonomía; los profesores iban a dar clases en ellos, aunque luego los colegiales debían rendir examen en la Universidad. Los propios colegiales regían su Colegio en los aspectos administrativos y económicos y nombraban rector de entre ellos. Los estu­diantes de los colegios más renombrados presumían durante toda su vida de haber pertenecido a ellos. Este es el régimen que, mutatis mutandi, se contiene en las Cons­tituciones del Colegio Mayor de la Presentación”.

Colegio de la Presentación a finales del siglo XIX. Calle Pintor Sorolla, Valencia (España).

Colegio de la Presentación a finales del siglo XIX. Calle Pintor Sorolla, Valencia (España).

Presenciamos aquí igualmente el caso de estudiantes pobres, cuya formación era costeada por algún miembro adinerado, y cuyo conocimiento también tuvo Santo Tomás por su estancia, pasada en Alcalá en el Colegio de San Ildefonso. Por tanto, la fundación del considerado primer seminario del mundo viene precedida del conocimiento de la existencia previa del colegio-seminario jesuita de Valencia (1544), del colegio-seminario jesuita de Gandía (1545) y de la erección de la Universidad jesuita de Gandía (1547), cuyos modelos sirvieron de ejemplo. Todas estas instituciones son muy anteriores, y por tanto antecedentes causales, de la reforma en materia de formación sacerdotal del Concilio de Trento.

Por la evidente relajación de costumbres y actitudes impropias existente en el clero valenciano en el momento de la llegada de Santo Tomás de Villanueva a la sede valentina, éste creó el “Colegio de la Presentación”, que fue el precursor de los seminarios posteriores al Concilio de Trento. El 2 de agosto de 1544, el provincial de la orden de los agustinos había obligado a aceptar a Tomás de Villanueva el Arzobispado de Valencia, condición que le había sido ofrecida por el Papa a petición del Emperador Carlos V. Aquél se vio obligado a aceptar por estricta obediencia, y no pudo exonerarse como años antes había hecho, rehusando el de Granada. La creación del colegio, como decimos, le pareció una medida adecuada para enderezar conductas poco aleccionadoras que se habían instalado entre muchos canónigos valencianos, sin duda alentados porque la sede episcopal valenciana había estado vacante durante unos años. Para ello, convocó un sínodo diocesano en el año 1548, en que ya los canónigos díscolos se negaron en principio a reconocer la autoridad del prelado para tomar tal determinación. Pero, al poco tiempo, se vieron obligados a rectificar, no por convicción, sino para que el fuero del arzobispo rescatara del gobernador a un canónigo que había sido encarcelado por tentativa de homicidio en el año 1548. Conocido popularmente como el “Colegio dels Tomasins”, éste fue tomado como seminario modelo que el Concilio de Trento estableció después en todos los obispados. En la fundación del Colegio y la orden de registrar en los libros las partidas bautismales y fallecimientos, el Santo se adelantó, en aquel sínodo, a algunas directrices del Concilio. Finalmente, el 7 de Noviembre de 1550, el escribano Miguel Real legalizaba el auto definitivo de fundación y el Arzobispo de Valencia Tomás de Villanueva imponía la beca a varios colegiales. Existe un cuadro de Ribalta que muestra la escena, imponiendo la beca a dos colegiales tomasinos.

Colegio de la Presentación de Santo Tomás de Villanueva, Valencia (España). Fotografía de los años 30.

Colegio de la Presentación de Santo Tomás de Villanueva, Valencia (España). Fotografía de los años 30.

Para Martínez, “tras la re­solución 18 de la Sesión XXII del Concilio de Trento, en 1563, una de las principales bases de la reforma eclesiástica, los papas Pío IV, Pío V y Gregorio XIII suscitaron en todo el orbe católico iniciativas educativas dirigidas al clero que no eran otras que los seminarios de formación, poniéndose en funcionamiento estas instituciones educativas por parte de los obispos en sus respectivas diócesis. Al año de ultimarse el Concilio, en 1564, y sirviéndose de una real cédula de Felipe II que lo declaraba ley de Estado, comenzaron a proliferar los seminarios en España”.

Salvador Raga Navarro
PRESIDENTE
Asociación Cultural VIA VICENTIUS – GOGISTES VALENCIANS