El padre Arsenio Boca: el Santo de Transilvania

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Fotografía en sepia del Padre Arsenio Boca.

Fotografía en sepia del Padre Arsenio Boca.

El padre Arsenio Boca, conocido como “el Santo de Transilvania”, es una importante figura de la espiritualidad rumana de la segunda mitad del siglo XX. Su tumba en el monasterio de Prislop, condado de Hunedoara, que es visitada por cientos o incluso miles de personas diariamente, muestra su popularidad entre los creyentes ortodoxos en Rumanía, de modo que su futura canonización sería cuestión de tiempo.

Niño y estudiante
Nacido el 29 de septiembre de 1910 en Vaţa de Jos, condado de Hunedoara, en aquel entonces formando parte del imperio austrohúngaro, con el nombre de Zian, fue un niño muy inteligente. Después de seguir los cursos del liceo nacional ortodoxo de Brad, que finalizó como líder de su generación en 1929, se marchó a Sibiu y comenzó los estudios de teología en la Academia Teológica de Sibiu, terminándolos en 1933. Como joven y estudiante no se sintió apasionado por lenguas extranjeras, aunque leyó estudios en francés de psicología, caracteriología, grafología, todo en el marco de un gran interés por entender la profundidad del ser humano. Ya de niño le gustaba dibujar, pintar y esculpir, y era un gran calígrafo.

Pero la teología no era suficiente para el joven pensador. Su inclinación por el arte, un interés constante que tuvo su vida entera, empezó prácticamente en 1933, cuando el metropolita Nicolás Bălan de Transilvania le dio una beca para que asistiera a los cursos de la Academia de Bellas Artes de Bucarest. Durante ese estudio de tres años, asistió paralelamente a cursos de medicina, antropología y mística cristiana. En esos días tradujo el poco conocido trabajo “La Escalera del divino ascenso”, de San Juan Clímaco, del griego. Pero destacó, por supuesto, como estudiante de artes plásticas. Su primer trabajo conocido es la figura del voivoda Mihai Viteazul (1595-1601) del Ateneo Rumano. Paralelamente, su carrera religiosa como eclesiástico comenzó en 1935, como lector y más tarde hipodiácono del monasterio de Sâmbăta de Sus, que es el monasterio más importante del sur de Transilvania. Aún no era monje, primero fue ordenado el 11 de septiembre de 1936 como diácono célibe y siguió los cursos de la Academia de Bellas Artes hasta su graduación en 1939. Es el mismo año en que marchó tres meses al monte Athos (a la sketa rumana de San Juan Prodromos), para una investigación de la vieja versión romana de la Philokalia. De vuelta en casa -es decir, al monasterio de Sâmbăta de Sus – fue tonsurado como monje el primer viernes después de la Pascua de 1940 y recibió el nombre de Arsenio.

Caligrafía del padre Arsenio Boca.

Caligrafía del padre Arsenio Boca.

Monje y padre espiritual
Arsenio comenzó su vida como monje en Sâmbăta en 1940, siendo visto como la “resurrección” de esta monasterio transilvano, con el gran apoyo del metropolita Nicolás Bălan, que quería que esta comunidad fuese un monasterio “de élite”. Como se puede ver, el interés del joven monje combinaba una comprensión sintética del ser humano, teniendo a la vista tanto la tradición patrística filocálica, los estudios de biología, incluso la genética -que era de gran interés en la generación de 1935-1940, conocida normalmente como el tiempo de movimientos como el nacionalsocialismo, el fascismo y los extremismos de izquierda-; este interés no impidió el misticismo y existencialismo que sacudió a los grandes pensadores de la Europa de aquel tiempo. Las notas del monje Arsenio de esta época se puede agrupar en dos temas principales, la familia cristiana y “la teología del dolor”.

Joven, pero muy bien preparado en la dirección teológica que el metropolita deseaba para sus monjes, Arsenio fue ordenado sacerdote y abad de Sâmbăta de Sus en 1942, donde empezó una reforma externa e interna. En 1943 comenzó la nueva traducción de la Philokalia completa al rumano, junto con el dogmatista Dumitru Stăniloae y Serafim Popescu, otro monje de Sâmbăta. El primero de los doce volúmenes de este trabajo fue publicado en 1946, y los otros ya en los años comunistas, siendo ésta la principal razón por la cual nunca es mencionado entre los colaboradores, a pesar de que los manuscritos traducidos fueron traídos por él del monte Athos.

El renacimiento de la ortodoxia rumana en los años 30 no fue sólo visto en Sâmbăta de Sus. Algunos fenómenos similares, normalmente conectados con la mística, el redescubrimiento eucarístico y la reforma moral, deben mencionarse: el movimiento popular de Maglavit (en el sureste, que toma el nombre del campesino Petrache Lupuhad, una visión de Dios Padre); el Rugul Aprins, movimiento de la Zarza Ardiente (iniciada por Sandu Tudor en el monasterio Antim de Bucarest, como un movimiento ortodoxo entre los intelectuales), Oaesta Domnului, la armada del Señor (iniciada en Transilvania por el padre Iosif Trifa y orientado hacia una renovación moral), Vladimireşti (iniciado al sur de Moldavia, llamado así por la hermana Vasilica, posteriormente Veronica Gurahhad, una visión de Cristo), Slatina-Sihăstria (una renovación monástica de los monasterios del norte de Moldavia). Todos ellos mostraron cómo la necesidad de una nueva comprensión de la fe ortodoxa, incluyendo visiones místicas y cambio de moralidad, se sentía al mismo tiempo en varias regiones de Rumanía.

El padre Arsenio Boca fotografiado con la familia del dogmatista Dumitru Staniloae.

El padre Arsenio Boca fotografiado con la familia del dogmatista Dumitru Staniloae.

Pero algunos de éstos tenían relación con el extremismo de derechas, como la Legión del Arcángel Miguel, iniciado por Corneliu Zelea Codreanu, que resultó ser una desastrosa combinación de ortodoxia con puntos de vista antisemitas y xenófobos. El padre Arsenio evitó todo contacto con movimientos políticos y sociales que no tuvieran mucho que ver con la ortodoxia tradicional. Incluso siendo muy joven, su figura carismática atraía miles de peregrinos a Sâmbăta. Si ya tenía fama de visionario en sus años de estudio de teología, ahora empezaba a ser visto como profeta o, como mínimo, como un lector de almas. Muchos testimonios muestran que era capaz de conocer las profundidades de alguien sólo con mirarles, y algunas veces él mostraba los pecados o debilidades de uno desde el primer contacto visual.

Con la ocupación soviética, el padre Arsenio fue primero encarcelado durante dos semanas, en julio de 1943 en Râmnicu Vâlcea, siendo liberado poco después. Las masas de gente que se reunían en Sâmbata eran problemáticas desde el punto de vista de las autoridades comunistas, que sospechaban que cualquier encuentro podía ser un complot contra el régimen. En el corto período de libertad que siguió, Arsenio escribió su principal trabajo, CărareaÎmpărăţiei, “El camino del Reino”, un libro de teología mística en siete capítulos, considerados los siete escalones de una escalera. Pero aun libre, empezó a ser vigilado por la policía secreta. Ya en 1945, una nota en su expediente decía que “el hieromonje Arsenio es un hombre de una vasta cultura, un predicador religioso con un extraordinario poder de persuasión, y, además, un misticista con un conocimiento muy serio del faquirismo (!¿)” y otro de 1953 lo asociaba con un movimiento antroposófico de Cluj, diciendo que “este monje tiene el don de la clarividencia y, después de entrar en el movimiento antoposófico, ha hecho un rápido progreso, siendo admirado por todos los miembros del grupo”. Es cierto que incluso hoy, muchos parapsicólogos, radioestesistas y yoguis en Rumanía miran a Arsenio Boca con gran admiración, pero no existen pruebas claras de que él se hubiese unido a ellos, no al menos por sus escritos.

Fotografía del padre Arsenio Boca durante su estancia en prisión.

Fotografía del padre Arsenio Boca durante su estancia en prisión.

Después de otro corto arresto en Brașov en 1946, el 14 de mayo de 1948 Arsenio fue arrestado de nuevo y enviado a Făgăraș, siendo acusado de legionarismo y de apoyar a los partisanos anticomunistas de las montañas de Făgăraș y, tras un mes y medio de torturas y declaraciones repetitivas, fue liberado. Las autoridades comunistas lo acusaban de reunir grandes masas y de haber lanzado mensajes subversivos en sus sermones, como “los lobos serán desgarrados por las ovejas atacadas”, explicado como “los creyentes, aunque escasos en número, no serán suprimidos por el poder de los descreídos, siempre que se reúnan en torno a la Iglesia”. En una declaración, para probar que nunca apoyó al movimiento legionarista, Arsenio escribió que, desde su punto de vista, los legionarios no tenían futuro y que “muchos pecados colgaban de sus cuellos”.

Para librarlo de más situaciones desagradables, el metropolita Nicolás lo trasladó al monasterio de Prislop en Hunedoara, con la misión oficial de atraer a los grecocatólicos de vuelta a la ortodoxia. Aquí se quedó como abad y posteriormente -cuando el monasterio se convirtió en un convento de monjas- como confesor. Los cortos períodos de libertad los iba alternando con cortos, pero repetidos períodos de encarcelamiento (1950, 1953), con un arresto más prolongado temporalmente en el canal del Danubio (enero de 1955-marzo de 1952) y seis meses en las prisiones de Jilava y Oradea (noviembre de 1955-abril de 1956).

Puede parecer extraño, pero en esta época él hizo amistad con importantes líderes comunistas, como Gheorghe Gheorghiu-Dej, el futuro presidente de Rumanía, y Petru Groza, el primer ministro comunista de Rumanía, y se ha dicho que el patriarca Justiniano quiso ordenarlo obispo, cosa que nunca llegó a suceder.

Celda del padre Arsenio Boca en el monasterio de Prislop, Rumanía.

Celda del padre Arsenio Boca en el monasterio de Prislop, Rumanía.

Vida como laico y pintor de iglesias
Finalmente, en 1959, los comunistas cerraron el monasterio de Prislop, dispersaron a las monjas y orquestaron un proceso de irregularidades financieras en torno al padre Arsenio, que fueron seguidas por trabajos forzados en el canal del Danubio. Se le prohibió servir en el altar (decisión que fue cancelada sólo post-mortem, en 1998), fue expulsado de la orden monástica, apartado del sacerdocio por el obispo de Arad -del que era sufragáneo- ya que “él lleva a cabo diversas actividades que dañan los intereses eclesiásticos” y, para ser controlado en todas sus acciones, fue colocado bajo arresto domiciliario en Bucarest.

Con sus dos licenciaturas (teología y artes plásticas) sólo pudo ser aceptado como pintor eclesiástico en 1968, cuando se jubiló, recibiendo una pequeñísima cantidad de dinero como pensión estatal. A partir de este año se le permitió permanecer en Sinaia, en una pequeña habitación alquilada, de donde podía salir de vez en cuando a distintos lugares, donde recibía encargos de pintar iconos.

Todavía en su “exilio” de Bucarest él pintó algunas figuras destacadas, como la Virgen Madre con el Niño vestido con zeghe (las ropas de los condenados a prisión) en la iglesia de San Eleuterio. Su obra maestra sigue siendo el conjunto de pinturas de la iglesia del pueblo de Draganescu, cerca de Bucarest.

El padre Arsenio Boca pintando la iglesia de Draganescu, Bucarest (Rumanía).

El padre Arsenio Boca pintando la iglesia de Draganescu, Bucarest (Rumanía).

Como pintor de iglesias él no respetó el canon bizantino “al pie de la letra”, pero sí espiritualmente. Eso significa que, usando las normas básicas de la hermeneia clásica, se sintió libre de interpretar la imagen de Cristo, de los Santos, de realizar iconos totalmente nuevos, como la escena de la segunda venida de Cristo, el Juicio Final, las bodas del Hijo del Rey, pero también los peligros y las tentaciones del nuevo mundo, imágenes que están fuertemente asociadas a profecías todavía no cumplidas.

Las pinturas de Drăgănescu fueron terminadas en 1984 y constituyen su obra maestra. Los intérpretes de su iconografía entienden su trabajo a varios niveles semánticos, como el catequético (enseñanza), doxológico (alabanza) y simbólico-escatológico, siendo éste el que tiende a prevalecer. Las figuras dogmáticas son secundarias y las figuras son como apariciones luminosas, parcialmente transparentes, y su materialidad tiende a intrigar a los que las ven.

Aunque no podía desempeñar su misión de sacerdote y confesor y estaba incesantemente perseguido y vigilado por la policía secreta (Securitatea), el padre Arsenio no dejó de aconsejar a los que acudían a él. Las afirmaciones sobre su clarividencia y sorprendentes recomendaciones llenan hasta hoy muchos libros y están presentes en la tradición ortodoxa contemporánea, de modo que a veces es difícil diferencias entre sus palabras reales y las mistificaciones hechas sobre él. Aún así, él ya no se atrevió a celebrar la Divina Liturgia, al estarle formalmente prohibidos todos los actos litúrgicos.

"La boda del Hijo del Rey", fresco del padre Arsenio Boca. Iglesia de Draganescu, Bucarest (Rumanía).

“La boda del Hijo del Rey”, fresco del padre Arsenio Boca. Iglesia de Draganescu, Bucarest (Rumanía).

Falleció en Sinaia, justo algunos días antes de la revolución rumana, el 28 de noviembre de 1981, siendo enterrado en Prislop el 4 de diciembre. Dejó claramente dicho que no quería ser exhumado de su tumba hasta la segunda venida de Cristo. Las circunstancias de su muerte son sospechosas hasta hoy; hay voces que dicen que él profetizó una terrible muerte para el dictador Ceaușescu, el cual se vengó enviando a un sicario que lo envenenó.

Otro dato extraño es que él pintó en Drăgănescu, en muchas escenas, el martirio de San Esteban el Nuevo, un Santo que entonces era aún poco conocido en Rumanía y que se celebra el 28 de noviembre, el día en que el padre Arsenio murió.

Veneración
La tumba del padre Arsenio es hoy uno de los lugares de peregrinación más importantes de Rumanía y, aunque no hay todavía una decisión oficial sobre su canonización, fue un santo que influyó la ortodoxia rumana durante su vida, pero todavía más desde su descanso eterno.

Tumba del padre Arsenio Boca.

Tumba del padre Arsenio Boca.

Sus libros han sido traducidos al inglés y hay proyectos de traducción a otras lenguas europeas. Su popularidad es notoria también en el hecho de que cada año aparecen muchos libros que recogen memorias nuevas sobre el santo.

Mitrut Popoiu

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es