Nuestra Señora de la Asunción del Barrio de Cuaco

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Nuestra Señora de la Asunción, de Santa María Cuaco, San Andrés Cholula. México.

Nuestra Señora de la Asunción, de Santa María Cuaco, San Andrés Cholula. México.

La devoción por el misterio de la Virgen en su Asunción gloriosa a los cielos, fue una de las más antiguas manifestaciones marianas en los primeros tiempos de la evangelización en el territorio de la Nueva España. Tantos franciscanos, dominicos y agustinos, desarrollaron culto por este privilegio de la Virgen, de tal manera que a lo largo del territorio la pusieron como titular de en sus conventos e iglesias.

En Cholula es una de las devociones más populares en la zona, gracias a la acción pastoral de los franciscanos que evangelizaron la zona. No existe en Cholula templo o capilla que no celebre esta fiesta de la Madre de Dios y son varios los lugares que la tienen como patrona: Santa María Xixitla, Santa María Coronango, Santa María Coronango o el Santuario de Tzocuilac; Santa María Xinaxtla, o Tecmanitla del pueblo de San Bernardino Tlaxcalancingo, Santa María Acueyeca en San Francisco Acatepec, por mencionar algunos. Esta vez queremos hablar de la imagen titular del barrio de Santa María Cuaco, de la parroquia y municipio de San Andrés Cholula.

La parroquia de San Andrés Cholula lo componen sus ocho barrios, antiguamente los cronistas dicen que eran 10, dos de ellos se perdieron por las convulsiones sociales de estos dos últimos siglos. Todos cuentan con una notable arquitectura propia de la región. La mayoría de estos fueron hechos como pequeños adoratorios donde se concentraban las familias y que después, tras los cambios artísticos fueron desarrollándose en templos para el culto religioso de las familias que estaban alrededor, poniendo alguna imagen de mayor devoción al que nombraban por su patrón. Así surge el barrio de Santa María Cuaco, siendo el segundo de los barrios en antigüedad e importancia.

Es posible que el templo fuera una sencilla capilla para inicios del siglo XVII, y que el edificio actual se concluyó en la década de los ochentas de ese siglo, siendo dedicado en 1686 como reza la inscripción de una de sus puertas. Para esa época contaba con un retablo salomónico del que aún se conserva fragmentos donde se encontraba una imagen estofada de la santa patrona. La imagen actual es una escultura de finales del siglo XVII, aunque para algunos expertos fuera originalmente una imagen de la Virgen Dolorosa dada la expresión del rostro y después cambiado a la advocación de la Asunción. Este tipo de situaciones fue muy frecuente en Cholula, como la Virgen Asunta del Templo de San Pedro Mexicalzingo que originalmente era una Virgen Dolorosa (teniendo como caso similar a la Virgen del Rayo en Guadalajara).

La Imagen peregrina.

La Imagen peregrina.

Para finales del siglo XIX se cambió el antiguo retablo para dar paso al ciprés neoclásico para alojar a la imagen patronal, y la imagen estofada fue a parar, olvidada, debajo del altar. Hasta que en el año de 1982, un síndigo del barrio la mandó a restaurar, pero el escultor encargado robó la imagen y entregó una talla para ser vestida, que actualmente es la imagen peregrina.

La imagen del altar mayor goza de gran veneración entre los habitantes de tal manera que no es llamada la Nuestra Señora de la Asunción, sino simplemente “la Virgen de Santa María”. Al ser un barrio de gente pobre, la Virgen no tenía alhajas, sólo unos aretes en oro en forma de peras, y tanto los objetos que la adornaban eran de latón dorado. No fue hasta que un devoto en 1925 le regala su actual corona. Durante ese tiempo el templo, como los de los demás barrios, solo se abría para una misa al mes dedicado a su patrón o fiesta de alguna devoción particular, y rara la vez se hacía alguna otra celebración eucarística pues todo se concentraba en la Parroquia de San Andrés Cholula. Uno de los elementos que le dieron nuevos bríos y actividad al pequeño templo, fue la llegada de Don Antonio Juárez León, vecino del templo, que era el Mayordomo segundo y que sustituye a don Joaquín Gallegos como sacristán de la iglesia en 1970. Gracias a su visión, se le da mejoras al recinto, pero aún más será con la llegada en agosto de 1990 del nuevo Cura, don Emigdio Palacios Vega, que empieza a abrir la mayoría de los templos de los barrios en las comunidades que pertenecen a su parroquia. Don Antonio, junto con el sacerdote hacen del barrio de Santa María uno de los templos más activos de la cabecera parroquial, colocando el Santísimo Sacramento y celebrando misa dominical vespertina.

Don Antonio Juárez y su esposa Doña Beatriz Tolama, grandes devotos de la Virgen Patrona, en 1991 regalan a su imagen la palma y media luna de plata, a partir de monedas de ese metal que conservaba don Antonio como herencia familiar, y hecha por el orfebre Ramón Valencia, oriundo de Amozoc. En 1994 la imagen patronal deja de salir a procesiones, solo a la anual en la víspera de su fiesta, a sugerencia del Padre Emigdio Palacios, restaurándose la imagen que actualmente es la peregrina. En 1996 don Antonio Juárez propone hacer una aureola para la patrona, y logra convencer a otros vecinos del barrio para aportar la suma necesaria para adquirirla, con el mismo artista que hizo la palma y la media luna, teniendo como modelo la aureola de la Virgen de San Juan de los Lagos en un grabado del siglo XVIII, los colaboradores fueron: Salvador Rojas, Heriberto Pérez, Pedro Gallegos y la Sra. Enriqueta Juárez, esta última regaló aparte uno par de aretes de oro con de rubíes y perlas. Desde entonces, no han faltado de parte de los devotos en todo el pueblo donaciones ni ofrendas como muestra de su piedad.

La Virgen el día de su Tránsito.

La Virgen el día de su Tránsito.

Su fiesta
La preparación para la fiesta de la Virgen de la Asunción en el Barrio de Santa María Cuaco es todo un gran acontecimiento, un mes antes la imagen peregrina es llevada por la encargada del arreglo floral y sus colaboradoras (responsables de cargar la imagen de la Virgen y que para ser parte del grupo es “ser señorita”), hacia la casa de sus “padrinos”, junto con las urnas donde la imagen será acostada, quienes la reciben a una cuadra de su casa en medio de cantos, oraciones, flores e incienso y colocada en el sitio principal de la casa. Los padrinos buscaran entre sus conocidos y amistades, quien done los rosarios en ese mes, pues una vez terminado el rezo se da de cenar a los asistentes. Mientras en el templo se hace misas al medio día y en la noche, desde el día 1ero de agosto.

El 13 de agosto, día de la Dormición o de la Acostada de la Virgen, el templo es convertido literalmente en un jardín por la gran cantidad de flores que la adornan, por la tarde, la comunidad se concentra en la casa del padrino donde ofrece a la gente, nieve, helado y galletas. Inicia la procesión hacia la iglesia llevando la imagen de la Virgen y alrededor de ella niñas y jovencitas con pequeños canastos con fruta de temporada, (manzana, pera y durazno) y atrás de ella las urnas adornadas con frutas. Una vez llegando al templo en medio de cohetes y repiques de campana, se realiza la misa y terminando ella, es bajada del altar mayor la imagen patronal y se acuesta en las urnas. Durante el resto del día y la noche, las jóvenes se alternaran para velar a la Virgen mientras los jóvenes encargados de los juegos pirotécnicos regalan a los fieles que han visitado a la Virgen elotes, antiguamente estos debían ser robados en los campos que abundaban en los límites del barrio.

Cetro del Síndigo con la imagen patronal.

Cetro del Síndigo con la imagen patronal.

Al siguiente día, por la tarde, la imagen es llevada en procesión por las principales calles del barrio, y los vecinos desde sus casas avientan fruta o dulces a los fieles, durante la procesión se hace una estación el templo de San Pedro Colomoxco donde se canta una Salve a la Virgen. La Virgen llega de nuevo a su templo donde se realiza la misa, una vez terminada la homilía, es levantada la imagen y llevada por las encargadas a la sacristía donde se le cambiara su ropa que le han donado los padrinos, una vez concluida la celebración eucarística, la Virgen es devuelta a su altar donde es coronada. La Iglesia queda abierta a altas horas de la noche para recibir a los devotos. Las encargadas de las flores junto con sus colaboradoras y demás jóvenes del barrio hacen una velada pero esta vez en la casa de la misma encargada, donde los rezos y oraciones serán sustituidos por música y baile.

En la madrugada del día 15 de agosto, las jóvenes se dirigen al templo a cantarle sus mañanitas a la Virgen y una vez terminada esta, se invita al desayuno que consiste en tamales, atole y gelatina. Al medio día es la misa solemne de la festividad, el síndigo del barrio invita a otros síndigos y fiscales además de su lista de mayordomos para esta celebración, al que dará antes de que empiece una cera y una flor para alumbrar la misa. Después se realiza una Procesión con el Santísimo Sacramento y terminado, el Síndigo invita a todos a comer el mole en su casa. Por la noche habrá baile y quema de juegos pirotécnicos a cargo de los jóvenes del barrio. El domingo siguiente a la festividad, se hace el cambio de síndigo y mayordomía del barrio, los nuevos encargados del templo darán de comer en la casa del síndigo entrante, y hasta el siguiente domingo se hará entrega del inventario del templo y una vez recibido este por el síndigo y mayordomos entrantes, repartirán a la gente presente tortas de sardina y pulque, con esto concluyen las fiesta a la Virgen.

Templo de Santa María Cuaco, San Andrés Cholula, México.

Templo de Santa María Cuaco, San Andrés Cholula, México.

El templo
Tiene un arco que da entrada al atrio, la fachada es sobria, solo adornada con motivos vegetales en las enjutas del arco circular de la portada y en la parte superior la ventana al coro y encima de echo un nicho que posiblemente albergo una imagen de piedra. Llama la atención a primera vista su inigualable torre con arcos y adornada con azulejos de vivos colores. Aunque el interior es muy pobre, siendo víctima de la revolución artística del siglo XIX, sin embargo es posible que tuviese un retablo gracias a que aún se conserva parte del sotabanco y la base del nicho principal donde actualmente sirve de trono a la santa patrona. Sobresalen en este templo la imagen de la Virgen de la Asunción patrona del recinto, el Cristo de la Agonías, San Antonio de Padua y San Rafael Arcángel, este último dicen las fuentes orales que era el primitivo patrón del vecino pueblo de Comac, en una procesión al Santuario de los Remedios, la lluvia impidió regresar a su templo, por lo que dado que la iglesia de Cuaco estaba sobre el camino, se decidió guarecerse y evitar el maltrato de la imagen, lo que los encargados no lo negaron, pero al otro día no quisieron devolverles la imagen. También existe una imagen del Eterno Padre, que preside el altar Mayor, talla del siglo XVIII, propiedad de la Familia Juárez Castillo y donada al templo en 1925.

Agradezco el apoyo facilitado por el Presidente Municipal de San Andrés Cholula, el C. Leoncio Paisano Arias y la Dirección de Turismo del Municipio a cargo de la Lic. Verónica Nava Saavedra, Alejandra Santamaría Llerandi y Ana Esperanza Elías Cocolotl.

Tacho de Santa María

preguntasantoral_anticopia_articulo20160425


[1] Síndigo: En San Andrés Cholula es uno de los sistemas de cargo de gran arraigo cultural en la población, es el encargado del Templo y es el primero de sus mayordomos. Siendo el administrador y custodios de todos los bienes del recinto así como el organizador de sus festividades.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Santa María la Redonda

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Cuadro de Santa María la Redonda conservado en el Museo de América en Madrid, España.

Cuadro de Santa María la Redonda conservado en el Museo de América en Madrid, España.

Pregunta: Hola. He estado buscando información sobre la imagen de la Virgen que adjunto (izqda). Encontré una referencia en el catálogo del Museo de América (Madrid). En él aparece una imagen del s. XVII-XVlll,con el título de “Nuestra Señora de la Asunción; Santa María de la Redonda”. Al parecer el nombre deriva de una talla de Nuestra Señora de la Asunción, la cual está en la iglesia de Santa María de la Redonda (Cd. de México), y por ello en el catálogo la obra tiene ambos nombres. He buscado iconografía de Nuestra Señora de la Asunción y no corresponde con la imagen que adjunto, y la única imagen que sí corresponde es la de Santa María de la Redonda (de acuerdo a la información del Museo de América). Agradeceré información que permita identificar de qué personaje mariano se trata (el adjunto), así como referencias sobre sus características iconográficas; datos relacionados con su historia, advocación, atributos y su aparición en la la pintura en América (periodo virreinal y posterior). Saludos. México

Respuesta: La imagen de Santa María la Redonda por la que preguntas y en la que se basa el cuadro que se encuentra en el Museo de América de Madrid, aunque no lo pareciera el significado de su curioso nombre de “la Redonda” tiene una explicación más sencilla de lo que parece.

Hacia 1524 llegan los primeros doce franciscanos a la recién conquistada ciudad de México por petición del conquistador Hernán Cortés, este grupo de franciscanos estaban al mando de fray Pedro de Gante, quien algunos biógrafos dicen era hijo de Maximiliano I de Habsburgo, emperador del Sacro Imperio Romano. Fray Pedro de Gante, reconocido como evangelizador y defensor de los indios, vio a bien fundar una capilla dedicada a la Asunción de María, aunque la construcción que actualmente se conserva es del siglo XVII, época en la que se reconstruyó en su totalidad el templo.

 Imagen de la Asunción de María, conocida como "Santa María la Redonda", venerada en su templo en la colonia Guerrero en la ciudad de México. Fotografía cortesía de Tacho de Santa María.

Imagen de la Asunción de María, conocida como “Santa María la Redonda”, venerada en su templo en la colonia Guerrero en la ciudad de México. Fotografía cortesía de Tacho de Santa María.

La imagen de la Asunción que preside el templo se cuenta que, originalmente, el sacerdote Rodrigo de Sequera trajo de España la cabeza y las manos, se las entregó al padre guardián del convento de los franciscanos y este se las mostró a una piadosa noble indígena, quien le pidió se las diera para mandar a esculpirle un cuerpo a la imagen, milagrosamente, al llegar la mujer a su casa con la cabeza y las manos, la estaban esperando tres escultores dispuestos a esculpir un cuerpo para la imagen, los escultores entraron en una habitación y al pasar tres días sin saber de ellos, la mujer entro en la habitación y su sorpresa fue encontrar la imagen de la Asunción terminada tal como la admiramos hoy, y los escultores habían desaparecido milagrosamente, por lo que muchas personas comenzaron a considerarla una imagen milagrosa y le pedían favores.

preguntasantoral_anticopia_articulo20151021

La curiosidad es que el templo, en su nave central, tiene una rotonda en forma de octágono, por lo que inmediatamente los indígenas comenzaron a llamarle ”Santa María la Redonda”, por ser el altar en el que estaba la imagen de una forma redondeada, y desde aquí tanto a la imagen como al templo se le quedó este nombre.

Debido a la gran devoción que suscitó la imagen en los primeros años, los franciscanos, cada año en la fiesta de la Asunción, hacían una procesión que iba desde el convento de san Francisco hasta el templo de santa María la Redonda, pero se cuenta que, en una ocasión, los clérigos seculares querían apropiarse del templo y quitárselo a los franciscanos, y decidieron impedir el paso de la procesión, al momento de llegar a mitad del camino los sacerdotes se opusieron a que esta continuara y a empujones tiraron a uno de los franciscanos, quien fue sostenido por el mismo fray Pedro de Gante, la situación fue tal que los indígenas, molestos por no dejar continuar la procesión y por la ofensa hecha a los franciscanos, hicieron escapar a los clérigos seculares tirándoles piedras y puños de tierra, y a parte de entonces ya nunca más hubo quien impidiera la procesión anual de la Asunción.

La rotonda del templo el cual le da nombre a esta advocación de "Santa María la Redonda".

La rotonda del templo el cual le da nombre a esta advocación de “Santa María la Redonda”.

Hay que decir que hace algunos años la imagen original se extravió y la sustituyeron por una de yeso, por suerte hace poco tiempo la imagen fue encontrada nuevamente arrumbada en un templo y se pudo identificar como Santa María la Redonda, la cual fue restaurada y devuelta a su templo original. La imagen antiguamente llevaba una palma en las manos como se muestra en el cuadro del Museo de América, este símbolo es particular de la Asunción y significa el triunfo de María, especialmente en el centro de México es común ver a las imágenes de la Asunción con este símbolo en las manos, aunque curiosamente actualmente la imagen de Santa María la Redonda ya no lo lleva.

Otra curiosidad de este templo es que al estar frente al famoso barrio de Garibaldi de la ciudad de México, es el templo por excelencia de los músicos, por lo que en su interior es venerada Santa Cecilia y cada domingo hay una misa amenizada con mariachis. Espero haber respondido satisfactoriamente a sus preguntas.

André Efrén

Enlaces consultados (20/10/2015):
– www.jornada.unam.mx/2004/07/11/034a1cap.php?origen=opinion.php&fly=2
– http://leyendascoloniales.blogspot.mx/2015/03/el-barrio-de-santa-maria-la-redonda.html

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Vírgenes de Cunduacán y Tacotalpa

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Nuestra Señora de la Natividad de Cunduacán. Fotografía del grupo de Monaguillos de la Parroquia de la Natividad de María.

Nuestra Señora de la Natividad de Cunduacán. Fotografía del grupo de Monaguillos de la Parroquia de la Natividad de María.

Nuestra Señora de la Natividad de Cunduacán y la Asunción de Tacotalpa
En el sureste de México, en el estado de Tabasco, en dos poblaciones se veneran dos imágenes de María Santísima, una en el misterio de su Natividad y la otra en el de su Asunción, ambas imágenes entrelazadas por la leyenda que las une en un portento, el cual marcó el inicio de su culto en aquellas poblaciones y que dura hasta el día de hoy.

La leyenda nos dice que los poblados de Tacotalpa y Cunduacán mandaron a hacer a Guatemala dos imágenes de María, una de la Natividad para Tacotalpa, y la Asunción para Cunduacán, que eran sus respectivas patronas. Ambas imágenes fueron traídas a lomos de dos mulas desde Guatemala y llegaron a Tacotalpa el día 15 de agosto por la mañana, los pobladores se acercaron a recibir la imagen de su patrona, la Virgen de la Natividad, pero al tratar de destapar la caja que traía consigo la imagen, la mula no se dejó tocar, por más intentos que hicieron los pobladores, fue imposible quitarle su preciada carga al animal, cuando alguien se le acercaba, los golpeaba con sus patas traseras. Trataron de obligar a la mula, golpeándola y pinchándola con palos, pero nada servía, mientras, la mula se veía con los dientes al aire como riéndose de quienes intentaban descargarla. La otra mula se había echado pacíficamente sobre el pasto, mientras los pobladores se llevaron todo el día en sus intentos fallidos por descargar a su compañera.

Los pobladores convinieron de llamar al alcalde que era un hombre mayor, de gran sabiduría y fe, para que diera una resolución, pero como se encontraba muy enfermo, fue llevado hasta el lugar cargado en una silla. Al llegar, examinó el caso y quitó las dudas de los habitantes, que pensaban que eso era cosa del demonio, y les dijo que era una señal divina de que la Virgen de la Natividad quería ser venerada en Cunduacán y que la Asunción deseaba amparar a Tacotalpa, por lo tanto, fue descargada la mula que llevaba a la Virgen de Asunción con mucha facilidad, y esta imagen fue puesta en el altar principal del templo, y lo mismo se hizo en Cunduacán con la imagen de la Virgen de la Natividad.

Procesión de Nuestra Señora de la Asunción de Tacotalpa.

Procesión de Nuestra Señora de la Asunción de Tacotalpa.

Pero las leyendas alrededor de Nuestra Señora de la Natividad no terminan ahí. Se refiere en un novenario de principios del siglo XX que una antigua tradición narra que el 3 de mayo de 1693, debido a una terrible sequía que asolaba la región, el sacerdote y los fieles de Cunduacán acordaron sacar en procesión a la Virgen de la Natividad para pedirle que lloviera, y al pasar la imagen frente a una cruz de madera que se encontraba en el cementerio del templo, la cruz se inclinó dos veces, hasta tocar el suelo, en forma de reverencia ante Nuestra Señora. Debido a este milagro que todos constataron, el sacerdote decidió desenterrar la cruz y llevarla bajo palio en la procesión, detrás de la imagen de la Natividad, hasta ser colocada junto al altar mayor de la Iglesia. Posteriormente, el párroco del templo de la Natividad dio cuenta de lo sucedido al Papa y, después de ser autenticado el milagro, se decidió que la cruz fuera llevada a Roma y, ya en ese lugar, se dividió en tres partes con las que se formaron tres cruces: una se quedó en Roma, la otra fue enviada a España y la tercera se envió de vuelta al templo de la Natividad en Cunduacán, donde fue colocada a los pies de la imagen de María. Refiere esta novena que la bula por la cual se daba autenticidad a este milagro fue firmada en 1720, donde el Papa concedía indulgencias a quienes rezaran ante la Virgen de la Natividad, hicieran una peregrinación a su templo o rezaren su novena. Lo curioso del caso es que actualmente no se conserva ni la dicha bula ni la cruz que menciona este relato, muy posiblemente, de haber existido ambas cosas, se hayan perdido durante la persecución religiosa en Tabasco, que como es bien sabido, acostumbraban a quemar cuantos símbolos religiosos y documentos en los templos hubiera.

Ésta es una de las versiones de la novena, posiblemente la más fiable por estar en un documento antiguo que lo narra, pero también los fieles de Cunduacán narran oralmente otra versión de ésta, donde dicen que no fue una cruz la se que inclinó ante la imagen de María, sino que al ir en procesión, dos árboles de naranja con sus ramas estorbaban al paso de la imagen y que, al acercarse la procesión, estas ramas se inclinaron en reverencia dejando pasar a la Virgen, por lo cual ante el milagro se decidió cortar dichas ramas y hacer con ellas tres cruces, siendo enviada una a Roma, otra a España y la última resguardándose en ese mismo templo. Desgraciadamente tampoco se sabe si las dichas cruces enviadas a España y Roma aún existen.

Altar mayor del templo de Nuestra Señora de la Natividad de Cunduacán. Fotografía del grupo de Monaguillos de la Parroquia de la Natividad de María.

Altar mayor del templo de Nuestra Señora de la Natividad de Cunduacán. Fotografía del grupo de Monaguillos de la Parroquia de la Natividad de María.

Salves a la Virgen de la Natividad (fragmento)
Dios te salve, virgen pura,
Emperatriz celestial;
Amparo de pecadores
Patrona de Cunduacán.

Eres, Reina, la más linda
En vuestra Natividad
La más hermosa doncella
De la progenie de Adán.

Tu natividad gloriosa
Que hoy celebra Cunduacán
Así humilló a Satán
La cabeza presuntuosa,
Que tú huella majestuosa
En bien de la humanidad

Tanto esplendor y grandeza
Estos méritos te dan
Patrona de Cunduacán
Que eres celestial Princesa,
A cuya voz la ira cesa
De la excelsa majestad.

Tronos y dominaciones
Celebran tu nacimiento
Con respetuoso contento;
Que en las eternas regiones,
Causa gratas emociones
Tu grande festividad.

De tanta veneración
Una muerte dio la Cruz,
En donde tu hijo Jesús
Consumó la redención,
Como vio la población
Que exigía tu bondad.

Dos veces reverenciada
Fuiste Señora por ella
En tu imagen linda y bella
Que en el pueblo es venerada
Cuando en procesión llevada
Era con solemnidad.

André Efrén

Bibliografía:
– ORDÓÑEZ CAPETILLO, André Efrén, “Novena en piadosa prevención al festivo nacimiento de la sagrada aurora María Santísima en su advocación de Nuestra Señora de la Natividad de Cunduacán, Tabasco” (reedición), México, inédito, 2010.
– SANTA-ANNA, Justo Cecilio, “Tradiciones y leyendas tabasqueñas”, México, primera edición, Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, 2001.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Virgen de la Asunción de Tetiz, “la pobre de Loreto”

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Imagen de Nuestra Señora de Tetiz, conocida como "la peregrina de Loreto".

Imagen de Nuestra Señora de Tetiz, conocida como “la peregrina de Loreto”.

En el estado de Yucatán, México, en la población de Tetiz, nombre que significa “lugar del chorro”, se venera una imagen de la Virgen bajo la advocación de la Asunción, la cual es nombrada cariñosamente como “La pobre o la peregrina de Loreto o “La pobre de Dios”, esto basado en la antigua leyenda que de ella se cuenta y que narra el obispo Crescencio Carillo y Ancona en su Historia del obispado de Yucatán.

Se relata que hacia el año de 1730, en el Convento de Franciscanos Recoletos de la ciudad de Sevilla, España, que se ubicaba en un lugar conocido como de “Nuestra Señora de Loreto” un día sábado durante el tiempo de Adviento, al padre guardián, de nombre fray Francisco de San Buenaventura Martínez de Tejeda Díez de Velasco, conocido por su caridad, se le presentó una pobre peregrina pidiéndole caridad para reconstruir su hogar, el cual se encontraba en estado ruinoso según esta le relató, le dijo que vivía con su hijo a la intemperie y que padecía con él hambre, sed y desnudez. Fray Francisco hubiera querido ayudarla, pero ese día ya había repartido todas las ayudas que le habían dado, y mientras el religioso pensaba en cómo poder ayudar a la pobre mujer, ésta le dijo: “Padre mío, hoy sólo quiero de vos una limosna cualquiera, con la promesa de socorrerme después más largamente, o como podáis, porque yo os aseguro que otra vez hemos de volver a vernos. Yo os aseguro que contemplaréis con vuestros propios ojos el estado lamentable de mi humilde choza, y que entonces sabréis toda mi historia, y haréis por mí todo cuanto os inspira la santa caridad que en vuestro pecho arde. Estad persuadido de que yo quedo muy satisfecha y muy agradecida de vos, por cualquiera cosa que ahora me diereis, porque tomo además como hecho para mí, todo cuanto diariamente sé que practicáis a beneficio de todos los pobres”. Al momento el religioso fue a su celda y le dio a la mujer la única moneda que tenía, un peso fuerte de cuño español.

Cuatro años después de aquel suceso, fray Francisco de San Buenaventura fue nombrado obispo de Tricali y auxiliar de Cuba y la Florida. Hacia 1746 fray Francisco es nombrado nuevamente ahora para ser obispo de Yucatán en la Nueva España, diócesis de la que tomó posesión el 15 de junio de 1746.

Imagen de la Virgen de Tetiz  vestida con el traje tradicional el día de la vaquería en su honor. Fotografía cortesía del Antrop.  David Barthes Derrida .

Imagen de la Virgen de Tetiz vestida con el traje tradicional el día de la vaquería en su honor. Fotografía cortesía del Antrop. David Barthes Derrida .

Las primeras acciones que realizó como obispo de Yucatán fue comenzar la visita pastoral por toda su diócesis y, cuando se encontraba en la villa de Hunucmá, quiso ir a visitar la aldea de Tetiz, en donde supo que no había iglesia sino tan sólo una pequeña choza de paja en muy mal estado. Y por cosa curiosa, llegó a Tetiz en un sábado de Adviento y, al entrar a la pequeña choza que fungía como templo, quedó sorprendido al contemplar la imagen de la Virgen que estaba vestida con telas ya muy deterioradas, y sin dudar se percató que el rostro era el mismo de la pobre peregrina que hacía 14 años le había pedido una limosna en el convento de Sevilla. Al acercarse el ilustrísimo obispo a querer besar la imagen, vio con asombro que, engarzado con otros ex-votos de plata y oro que colgaban del vestido de la Virgen se encontraba aquel peso fuerte de cuño español que le entregara a la pobre peregrina en aquella ocasión. Este palpable milagro logró que el obispo se volviera fiel devoto de la Virgen de Tetiz, por lo que hizo que le fuera construido un Santuario para venerarla, al que acudía los viernes caminando desde el vecino pueblo de Hunucmá, mientras rezaba el Vía Crucis. Posteriormente, fray Francisco de San Buenaventura es nombrado obispo de Guadalajara, México, pero para cuando esto sucedió, ya había logrado extender la devoción a la Virgen de Tetiz entre los fieles de Yucatán.

Las festividades en honor a la Asunción de Tetiz se realizan del 1 al 18 de agosto de cada año. El día 1 de agosto inician las peregrinaciones de gremios en honor a la “Pobre de Dios”, cada día a las once de la mañana se realiza una misa para los gremios de señoras y señoritas que acuden a visitar a la Virgen y, al entrar a la iglesia, sus estandartes y pabellones son bendecidos por el sacerdote. Al retirarse los gremios son acompañados con música de charanga o mariachis. Desde el día 1 de agosto la imagen de Nuestra Señora de Tetiz es sacada en procesión cada noche para visitar algún lugar de la ciudad, donde se le celebra una misa y, al regresar a su templo, se reza el rosario.

Uno de los eventos de mayor importancia en la fiesta de la Virgen de Tetiz y en las festividades religiosas en todo Yucatán es la vaquería, la cual consiste en la realización de danzas tradicionales al son de la orquesta, mientras hombres y mujeres visten el traje tradicional yucateco. Esa única noche en que se realiza la vaquería la imagen de la Virgen es ataviada con el traje regional femenino. La vaquería inicia a las once de la noche y dura hasta las cuatro de la mañana.

Procesión en honor a Nuestra Señora de Tetiz durante sus festividades de agosto.

Procesión en honor a Nuestra Señora de Tetiz durante sus festividades de agosto.

En la víspera de la fiesta de la “Peregrina de Loreto”, numerosos grupos de mariachis acuden al templo de la Virgen a entonar serenatas durante la noche para festejar a la patrona del lugar.

André Efrén

Bibliografía:
– LÓPEZ MÉNDEZ, Roberto, “Leyendas de Vírgenes y Santos de Yucatán”, México, editorial Área Maya, s/e, s/a.
– RANSOM CARTY, Maureen (coord.), “Fiestas patronales y gastronomía de la cultura maya-yucateca”, México, Patrimonio Cultural, s/e, 2007.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

El Misteri d’Elx

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Vista de la representación del Misteri: la Virgen María en oración sobre su lecho de muerte, rodeada de ángeles y frente a las otras dos Marías.

Vista de la representación del Misteri: la Virgen María en oración sobre su lecho de muerte, rodeada de ángeles y frente a las otras dos Marías.

La Festa, Misteri d´Elx o Misterio de Elche es una obra teatral de raíces medievales que se divide en dos actos y que se pone en escena cada año durante los días 14 y 15 de agosto en el interior de la Basílica de Santa María de Elche. En esta obra escrita en valenciano se representa la muerte, Asunción y Coronación de la Virgen y, en conjunto, muestra numerosos aspectos artísticos e históricos acreedores de estudio. Si además tenemos en cuenta que se trata de la única obra de su género que se ha representado sin interrupción hasta la actualidad, a pesar de las prohibiciones oficiales derivadas del Concilio de Trento, no dudamos en aseverar que nos encontramos ante una obra clave del teatro religioso europeo de origen medieval. Así lo reconocía también la UNESCO al declararla en 2001 “Obra Maestra”, la primera española, “del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad”.

Respecto a su origen, no somos capaces de datar con precisión cuándo nació, debido a la falta de documentación al respecto. No faltan sin embargo dos tradiciones que pretenden ubicar su génesis en el tiempo: una de ellas vincula la creación de la Festa con la conquista de la Elche musulmana por las tropas de Jaime I El Conquistador, en 1265. Otra leyenda relaciona la obra con la aparición o venida de la imagen de la Virgen ilicitana en 1370, de modo que la “consueta” o libreto de la representación se habría encontrado junto a la figura mariana, aparecida milagrosamente. No obstante, los expertos, tanto sobre la obra de Elx como sobre el teatro medieval europeo en general, la ubican en la segunda mitad del siglo XV, por ser ésta etapa en la que se revela un auge en el teatro de temática asuncionista.

Momento de la representación del Misteri: el ángel del Señor desciende de las alturas -el techo de la Basílica- en la tramoya o "magrana celestial" para llevarse a la Virgen al cielo.

Momento de la representación del Misteri: el ángel del Señor desciende de las alturas -el techo de la Basílica- en la tramoya o “magrana celestial” para llevar a la Virgen la palma dorada, anuncio de su muerte.

La acción dramática de la Festa está basada en los cuentos tradicionales alrededor de la Asunción de la Virgen que se transmitieron oralmente durante los primeros años del cristianismo y que, desde el siglo IV, se recogieron en los denominados “Evangelios Apócrifos”. Santiago de la Vorágine refundió estos evangelios de forma fantasiosa en el siglo XIII en su “Leyenda Aurea”, obra que tuvo una gran difusión en la Europa medieval y que ejerció su influjo también sobre el drama ilicitano. Sin duda, los aspectos que más llaman la atención de la Festa son la compleja tramoya que permite las apariciones de personajes celestiales desde la cúpula de la iglesia, la “magrana celestial”, y su vertiente artística más notable que es la musical.

El drama ilicitano es totalmente cantado y contiene melodías que proceden de diversas épocas: así, junto a cantos de clara ascendencia medieval, existe una interesante parte renacentista y se revelan también adornos y añadidos de la época barroca e incluso posteriores. El texto literario del “Misterio de Elche” consta de un total de doscientos cincuenta y nueve versos que aparecen distribuidos en estrofas de diversos tipos. Sin embargo, su homogeneidad musical es extraordinaria y en conjunto se presenta como una obra unitaria que destaca por su valor esencial. Hay que recordar que todos los personajes son representados por varones -adultos en el caso de los apóstoles y niños en el caso de los ángeles y las tres Marías-, tratando de respetar así el origen litúrgico-medieval de la misma, que prohibía expresamente la aparición de mujeres en este tipo de representaciones.

Momento de la representación del Misteri: la tramoya desciende de nuevo, llevando el alma de María, para reunirla con su cuerpo y llevársela al cielo. El niño que interpreta a la Virgen ha sido sustituido por una pequeña imagen que representa el alma de la Virgen y, posteriormente, por la imagen de la patrona.

Momento de la representación del Misteri: la tramoya desciende de nuevo, llevando el alma de María, para reunirla con su cuerpo y llevársela al cielo. El niño que interpreta a la Virgen ha sido sustituido por una pequeña imagen que representa el alma de la Virgen y, posteriormente, por la imagen de la patrona.

En sus comienzos estuvo organizada por algunas familias de la pequeña nobleza local y es en el año 1609 cuando, de manera definitiva, el Consejo de la villa tomó el acuerdo de hacerse cargo de la organización y financiación de la Festa. Por otra parte, hay documentos que constatan que la obra ha sido interpretada por una importante capilla de instrumentistas y cantores existente en la iglesia de Santa María de Elche que alcanzó su máximo esplendor en el siglo XVIII. Esta capilla musical profesional desapareció en 1835 y, con el fin de asegurar la continuidad de la representación del Misterio, cantores aficionados de la ciudad la tomaron a su cargo y evitaron de este modo su desaparición.

La escena propiamente dicha se divide en dos partes bien diferenciadas: el escenario horizontal o “terrestre” y el vertical o “aéreo” que simboliza el cielo. La cúpula se cubre totalmente en la base de su anillo toral con una gran lona pintada con nubes y ángeles. En la actualidad son los miembros de la “Capilla del Misterio de Elche”, alrededor de setenta adultos y treinta niños, los que recitan el drama asuncionista. Y aunque, con pocas excepciones, ninguno de ellos sea profesional del canto, la alta calidad que alcanzan las voces y el buen trabajo de estos cantores se hace patente en las puestas en escena anuales.

Momento de la representación del Misteri: los apóstoles, que han visto a María ascender al cielo, reciben el rocío celestial.

Momento de la representación del Misteri: los apóstoles, que han visto a María ascender al cielo, reciben el rocío celestial.

El gran escenario del Misterio de Elche, la Basílica de Santa María, es un templo barroco cuya construcción se inició en el año 1673 bajo la dirección del arquitecto Francesc Verde. Se levantó sobre el solar que ocuparon otros edificios religiosos dedicados a Santa María en su Tránsito: la mezquita musulmana, consagrada al culto cristiano por Jaime I tras la conquista de 1265, una iglesia de estilo gótico (1334-1492) y otra de estilo renacentista.

Salvador

Vídeo con la representación completa del Misteri

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es