Beato Francisco de Paula Víctor, sacerdote brasileño

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Estampa a partir de una foto del Beato.

Estampa a partir de una foto del Beato.

Hoy, en la ciudad de Três Pontas, perteneciente al estado brasileño de Minas Gerais, es beatificado el Venerable Francisco de Paula Víctor, sacerdote brasileño, hijo de una esclava, que vivió de forma heroica su ministerio sacerdotal y murió en olor de santidad. Por eso, como es nuestra costumbre, queremos publicar hoy un artículo sobre el nuevo beato.

Francisco de Paula nació en la localidad de Campanha el día 12 de abril del año 1827, siendo hijo de una esclava llamada Lourença Justiniana de Jesús y de padre desconocido. Fue bautizado ocho días más tarde por el sacerdote Antonio Manuel Teixeira, actuando de madrina la señora Mariana Bárbara Ferreira. De su infancia se sabe muy poco, pero siendo hijo de una esclava podemos imaginarnos cómo pudo transcurrir, aunque su madrina siempre fue su benefactora. Era de constitución robusta por lo que estuvo capacitado para realizar trabajos que requerían mucha fuerza, para custodiar objetos de valor e incluso para evitar peleas entre personas que podían llegar a las manos.

No se sabe donde realizó sus estudios primarios, pero sabía leer y escribir, pudiéndose decir que era un joven culto. Habiendo leído en un libro la frase: “Todo joven inteligente debe tener un ideal en la vida”, se quedó muy impresionado y quiso ponerla en práctica. Como los esclavos de la época solo solían ser carpinteros, albañiles o sastres, aprendió este último oficio, aunque sintiendo el deseo de hacerse sacerdote, cosa que intentó alguna que otra vez, aunque siempre recibía una respuesta de desprecio, ya que era un simple esclavo.

Pero en el año 1848, el obispo de Mariana, Monseñor Antonio Ferreira Viçoso, realizó una visita pastoral a su localidad natal y, ni corto ni perezoso, Francisco de Paula se presentó ante él expresándole su deseo de ser sacerdote. El obispo lo acogió con alegría y lo invitó para que se preparara a fin de ingresar en el seminario, por lo cual, tuvo que adquirir algunas nociones de latín y de música. Gracias a la ayuda de quién fue su madrina de bautismo, pudo dejar su pueblo natal, ingresando en el seminario de Mariana el 5 de junio del 1849.

Objetos pertenecientes al Beato.

Objetos pertenecientes al Beato.

Apoyado por el cariño que siempre le mostró el obispo, Francisco – a quien llamaban “el negro” -, pudo superar todas las humillaciones y sufrimientos que le infringían muchos de los seminaristas blancos, a los cuales terminó conquistando gracias a su humildad y a su disponibilidad. Fue ordenado de sacerdote solo dos años más tarde, el día 14 de junio del 1851, volviendo a su localidad natal como coadjutor el 17 de agosto de ese mismo año. Esto suscitó un cierto descontento entre la población que no quería tener a un sacerdote negro. Sufrió muchísimo pero no se amilanó y dedicándose generosamente a su ministerio, visitaba a los enfermos, protegía a los más débiles y a los niños pobres y socorría siempre a quienes a él recurrían. Siempre estaba disponible y eso hizo que poco a poco se fuera ganando la confianza y el cariño, no solo de sus feligreses, sino de todos los vecinos.

Su casa era la casa de todos y en su parroquia desarrolló una importante y celosa labor evangelizadora, no solo desde el punto de vista doctrinal y sacramental, sino, como he dicho y vuelvo a decir, dedicándose por completo a los enfermos, amparando a los niños indigentes y respondiendo con solicitud a cuantas necesidades le presentaban sus feligreses. Catequizaba a los jóvenes, instruía a los hijos de las familias humildes y llegó a crear y dirigir una escuela dedicada a la Sagrada Familia donde desarrolló una importante labor social. Era muy devoto de la Santísima Virgen y especialmente cuidadoso en las celebraciones litúrgicas. Allí permaneció hasta el 13 de junio del año siguiente, ya que fue destinado como vicario a la localidad de Três Pontas.

Ornamentos utilizados por el Beato.

Ornamentos utilizados por el Beato.

En esta localidad fue aceptado inmediatamente y, con el consentimiento de todos los vecinos, se dedicó a favorecer la constitución de una “junta abolicionista” que se dedicase a liberar a los esclavos mediante un contrato de compraventa: con la garantía de un juez, se valoraba el precio del esclavo y el patrono que lo compraba le concedía la libertad de forma inmediata. Además, para satisfacer las necesidades de sus parroquianos, llegó a hipotecar los pocos bienes de los que disponía.

Siempre predicó con el ejemplo, mostrándose continuamente como una persona muy prudente, justa y humilde y, sobre todo, caritativa. Siempre vivió de las limosnas, de las que hacía partícipes a quienes estaban tan necesitados o más que él. Por eso, siempre tuvo presente que Dios se manifestaba en el prójimo, especialmente en los más desfavorecidos y necesitados y no concebía que se pudiese amar a Dios si no se estaba completamente entregado a solucionar los problemas de los demás; por eso, aunque era muy enérgico, era conocido como “el padre bueno”.

preguntasantoral_anticopia_articulo20151114

En su parroquia de Três Pontas permaneció durante cincuenta y tres años hasta el día de su muerte, acaecida el 23 de septiembre del año 1905. Este hecho causó un gran trauma en toda la ciudad y su entorno, conmocionó a todo el mundo, ya que era un sacerdote muy popular y muy querido. Fue tanto el duelo que estuvo sin ser sepultado durante tres días para permitir que todos los feligreses y vecinos pudiesen despedirse de su pastor y de su amigo, los cuales acudieron también en muchedumbre a su sepelio, siendo llevado en procesión por las principales calles de la ciudad y sepultado en la iglesia de Nuestra Señora, que él mismo ayudó a construir. Según testigos presenciales, su cuerpo desprendía un delicioso perfume a rosas.

Sepulcro del Beato.

Sepulcro del Beato.

Su Causa de canonización se inició en Campanha. El 10 de agosto de 1992, la Congregación para las Causas de los Santos concedió el “Nihil obstat”. El proceso diocesano se inició en el mes de julio del año siguiente, concluyéndose el 3 de junio de 1995. El decreto que validaba el proceso diocesano se emitió el 18 de diciembre del 1998. Fue declarado Venerable el 10 de mayo del 2012 y el 5 de junio de este año, el Santo Padre promulgó el decreto que reconocía la validez del milagro previo a la beatificación, la cual, como dije al principio, se realiza en el día de hoy en Três Pontas (Brasil).

El 12 de junio del año 1998 fueron exhumados sus restos en presencia del postulador de la Causa, el franciscano Paolo Lombardo, del obispo diocesano Dom Frei Diamantino Carvalho Plata y de otras autoridades civiles y eclesiásticas. Estos restos fueron llevados al Carmelo de San José a fin de que fueran examinados por los médicos forenses. El día 28 de junio, acompañado por miles de personas, los restos del llamado “ángel guardián de Três Pontas”, fueron llevados nuevamente a su iglesia y puestos dentro de un sarcófago.

Antonio Barrero

Bibliografía
– Lefort, J.P., “Padre Vitor o campanhense Trespontano”, Campanha, 1995
– Lombardo, P., “Bibliotheca sanctórum, apéndice II”, Città Nuova Editrice, Roma, 2000.

Enlace consultado (05/11/2015):
– http://padrevictor.com.br

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es