Beatos José Tàpies Sirvent y seis compañeros mártires

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Fotografía del Beato Josep Tàpies.

Fotografía del Beato Josep Tàpies.

Pregunta: Me ha encantado su blog y lo leo cada día. El asunto es que he oído de un mártir en España llamado Josep Tapies, pero no he encontrado nada de información detallada. Quisiera pedirles que hablaran de los “Mártires de Urgell”. Gracias.

Respuesta: Pues con mucho gusto atendemos tu petición y diremos algunas cosas sobre estos beatos mártires. José Tàpies era el más pequeño de cinco hermanos y nació en Ponts (Lleida) el día 15 de marzo del año 1869. Vivía muy cerca de la parroquia, dedicada a Santa María. Estudió en el Seminario diocesano de La Seu d’Urgell, siendo ordenado de sacerdote en la antigua Colegiata de Santa María de Valldeflors en Tremp, por el obispo Salvador Casañas, el día 11 de junio de 1892.

Toda su labor pastoral tuvo lugar en el contexto de la parroquia de La Pobla de Segur, primero como vicario pastoral, después como ecónomo y finalmente, como beneficiado, viviendo en un piso propiedad de la esposa de Don Salvador Maluquer, con quienes tenía una profunda amistad. Era de carácter sensible y optimista, tenía predilección por la naturaleza y por la música, sabiendo apreciar cuando una composición musical era una obra de arte. Como he dicho, hasta 1910 fue el vicario coadjutor de la parroquia; desde 1905 al 1909 administró los fondos económicos relacionados con el órgano parroquial y hasta su muerte, actuó como beneficiado.

Fotografía del Beato Pascual Araguas Guardià.

Fotografía del Beato Pascual Araguas Guardià.

Su generosidad era bien conocida por todos; en su casa siempre había comida en la mesa para los necesitados y forasteros, especialmente si eran sacerdotes o religiosos y no desaprovechaba ninguna ocasión para aconsejar y ayudar en cualquier problema. Era un hombre muy popular y estimado y reconocido como un buen director espiritual. Iniciada la Guerra Civil en 1936, no se dejó intimidar por los peligros que se cernían sobre él y así, el 23 de julio, vestido con la sotana y el manteo, fue a protestar por el arresto del vicario y del ecónomo de la parroquia. Llegó a escribirle a un sobrino: “No daré ni un paso más ni un paso menos para librarme de quienes me persigan; siempre me encontrarán en casa y en lo que afecte a mi muerte, no te apures, porque habiendo consumado ya mi carrera, estoy completamente en las manos de la Divina Providencia. Justo es que queden sacerdotes para trabajar en la viña del Señor; los que huyen serán los confesores y quienes nos quedamos, podemos ser mártires. He pasado en la Pobla cuarenta y cuatro Domingos de Ramos y ¿qué tiene de particular pasar un Viernes de Pasión?”. Tuvo la oportunidad de marcharse a Barcelona acompañado de la familia del señor Maluquer, con un salvoconducto expedido en la Comisaría General de Orden Público, pero prefirió quedarse en La Pobla, ejerciendo su ministerio.

El día 12 de agosto habían salido del cuartel de Castell de Lleida, un grupo de milicianos acompañados con un fuerte contingente de soldados, en total unos cincuenta, montados en dos camiones y armados con fusiles y ametralladoras. Llegaron a la Pobla esa misma tarde y dijeron que habían venido tantos porque había que prevenir y sofocar un complot y controlar a algunos anarquistas que merodeaban por el entorno. De esta manera, ninguno se alarmó y todos quedaron tranquilizados.

Fotografía del Beato Pedro Maltret Moles.

Fotografía del Beato Pedro Maltret Moles.

Pero muy de mañana, el día 13, pequeños grupos de milicianos locales y de soldados, comenzaron a buscar casa por casa a todos los sacerdotes. Por eso, ese día, un miliciano y dos soldados golpearon la puerta de su casa ordenándole que inmediatamente se presentara ante el Comité Popular. Su sobrina, María Tapies Rius, fue quién abrió la puerta y fue a buscarlo, muy preocupada por la actitud de los milicianos. El se presentó vestido de sacerdote y dispuesto a acompañarles. Allí encontró a sus otros compañeros sacerdotes, que también habían sido arrestados, entre ellos a monseñor Juan Mora, rector de Barruera y que residía en La Pobla y a Serafín Oliva Fort, rector de Montsor y regente de San Juan de Vinya-Frescal.

Ninguno había opuesto resistencia y todos se habían presentado ante el Comité. Constituyeron una especie de tribunal en el convento-colegio de la Sagrada Familia e iniciaron una farsa de juicios contra los arrestados. Los maltrataron, ofendieron, blasfemaron delante de ellos y presentaron acusaciones falsas. El jefe de los milicianos insistía en que el Padre Tapies se quitara la sotana, pero él le respondió: “Este es el uniforme que siempre he llevado con honor y con dignidad”. Ellos prosiguieron los interrogatorios a los padres Martrete, Arnau, Araguas y, finalmente, a los padres Boher y Perot.

Fotografía del Beato Silvestre Arnau Pasqüet.

Fotografía del Beato Silvestre Arnau Pasqüet.

Concluida la falsa, fueron condenados a muerte y subidos a un camión, fueron conducidos al cementerio de Salas de Pallars. Ellos viajaron en silencio y recogidos, sabiendo que iban a morir por ser sacerdotes y que recibirían la palma del martirio. Los milicianos los fusilaron y con una pistola, les dieron el tiro de gracia. Antes de morir, dijo a sus compañeros de martirio: “Tenéis la palma del martirio en vuestras manos; no la dejéis escapar”. Los cuerpos fueron sepultados a la sombra de un viejo abeto en Sant Pere el Vell, en una fosa común, pero el 24 de noviembre de 1938, con la ayuda de algunos familiares fueron identificados sin dificultad los cuerpos gracias a sus efectos personales. El día 27 decidieron sepultarlos solemnemente en La Pobla. Finalmente, el 29 de septiembre de 1941 fueron transferidos definitivamente a la capilla del cementerio. Actualmente se encuentran sepultados en la cripta de la catedral de La Seu d’Urgell.

El decreto de introducción de la Causa es del 19 de junio 1982. El decreto de validez informativa y el proceso apostólico son de fecha 27 de marzo de 1992. Como en un principio, en esta Causa iba solo el padre Tapies, en Roma se unificó con otras incoadas a los sacerdotes mártires Pascual Araguas Guardià, Pedro Maltret Moles, Silvestre Arnau Pasqüet, José Boher Foix, Francisco Castells Brenui y José Juan Perot Juanmartí. La promulgación del decreto de martirio fue el 19 de abril del año 2004 y finalmente, fueron beatificados el día 29 de octubre del año 2005.

Fotografía del Beato José Boher Foix.

Fotografía del Beato José Boher Foix.

A fin de no alargar mucho el artículo daremos algunas breves notas biográficas del resto de los beatos:

Beato Pascual Araguas Guardià
Nació en el Pont de Claverol, el 17 de mayo de 1899. Fue ordenado de sacerdote el 26 de mayo de 1923, ejerciendo su labor pastoral como vicario parroquial de Puigcerver y Mencui; fue ecónomo de Josa del Cadí y Mont-rosso y desde 1929 hasta su muerte, rector de Noals. Era una persona equilibrada y afectuosa y de una gran formación intelectual. Se le recuerda por su trato especial con los niños, por su devoción al Sagrado Corazón de Jesús y a la Virgen. Fue fusilado el 13 de agosto de 1936 en el cementerio de Salas de Pallars.

Beato Pedro Maltret Moles
Fue ordenado de sacerdote el día 16 de junio de 1925 e inmediatamente nombrado vicario parroquial de Puigcerdà. Posteriormente estuvo destinado en Organyà y en Tremp. En 1931 fue nombrado ecónomo de La Pobla de Segur, donde permaneció hasta su muerte. Era un hombre muy bondadoso, entregado a sus feligreses sin hacer distinciones sociales, un sacerdote de espíritu abierto y renovador y un propagandista de la Federación de Jóvenes Cristianos. Vivía en compañía del beato Silvestre Arnau a quién acompañó también en el martirio. Fue fusilado el 13 de agosto de 1936 en el cementerio de Salas de Pallars.

Fotografía del Beato Francisco Castells Brenui.

Fotografía del Beato Francisco Castells Brenui.

Beato Silvestre Arnau Pasqüet
Nació en Gósol el 30 de mayo de 1911. Estudió en el seminario de Urgel y en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, siendo ordenado de sacerdote el 21 de septiembre de 1935 en la parroquia de Santa María de Puigcerdà. Fue destinado como vicario pastoral a La Pobla de Segur, donde permaneció hasta su muerte. Era un místico: espiritual, sencillo, humilde y caritativo, demostrando siempre una gran serenidad espiritual. Sus feligreses lo comparaban con San Luís Gonzaga. No se separaba del padre Silvestre a quién acompañó en el martirio, siendo fusilado el 13 de agosto de 1936 en el cementerio de Salas de Pallars.

Beato José Boher Foix
Nació en San Salvador de Tolón (Lérida), el 2 de noviembre de 1887, siendo ordenado de sacerdote el 11 de abril de 1914. Desarrolló su labor apostólica en varias localidades de la diócesis de Urgell, ejerciendo con gran celo su ministerio y teniendo una bien merecida fama de intelectual. En 1936 estaba destinado en la Pobleta, donde fue arrestado y trasladado a La Pobla de Segur. Fue fusilado con el resto de sus compañeros el 13 de agosto de 1936 en el cementerio de Salas de Pallars.

Tumba de los beatos en la cripta de la catedral de Urgell (España).

Tumba de los beatos en la cripta de la catedral de Urgell (España).

Beato Francisco Castells Brenui
Nació en La Pobla de Segur el 31 de julio de 1866, siendo ordenado de sacerdote el 21 de diciembre de 1899. Recién ordenado sacerdote fue nombrado Prefecto del seminario Menor y un año mas tarde, del Mayor y profesor de filosofía. En Roma se doctoró en Teología y se licenció en Derecho Canónico. De vueltas a Cataluña, desarrolló su actividad pastoral en diversas poblaciones de la diócesis de la Seu d’Urgell. Era un hombre profundamente equilibrado, muy inteligente y piadoso y dedicado totalmente a su ministerio sacerdotal. Fue detenido en Linyola y trasladado a La Pobla de Segur, siendo fusilado el 13 de agosto de 1936 en el cementerio de Salas de Pallars.

Beato José Juan Perot Juanmartí
Era francés; había nacido en Boulonge, Toulouse, aunque desde niño residía en Oliana. Se ordenó de sacerdote en Urgel el día 28 de marzo de 1903. Fue nombrado profesor de francés del colegio de Oliana y en el año 1914, vicario parroquial de Castell-llebre. También desarrolló su actividad pastoral en Coll de Nargò, Vinyafrescal y Toralla. El 13 de agosto de 1936 fue detenido en Toralla y llevado a La Pobla de Segur, siendo asimismo fusilado en el cementerio de Salas de Pallars.

Antonio Barrero

Bibliografía:
– CASTELLS, J., “Martirologi de l’Esglesia d’Urgell”, La seu d’Urgell, 1975.
“Index ac Satus Causarum”, Sagrada Congregación papa Las Causas de los Santos, Vaticano, 1985
– RICART, J.; “Mártir por ser sacerdote”, Barcelona, 1963.
– VV.AA., “Bibliotheca sanctórum, Apéndice I2, Città Nuova Editrice, Roma, 1987.

Enlace consultado (17/09/2014):
http://www.bisbaturgell.org

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es