Beatos Jaime Puig y XIX compañeros mártires

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Composición contemporánea con las fotografías de los Beatos.

Composición contemporánea con las fotografías de los Beatos.

Este grupo de religiosos Hijos de la Sagrada Familia – Congregación fundada por San José Manyanet, del que ya publicamos un artículo en este blog – forman parte de los mártires que serán beatificados el próximo día 13 de octubre en Tarragona. A fin de no hacer demasiado extenso el artículo, voy a reseñar brevemente la biografía de cada uno de los mártires, utilizando información facilitada por la propia Congregación, quién además nos ha autorizado a usarla.

Beato Jaime Puig Mirosa
Nació en Tarrasa (Barcelona), en el año 1908. El día de su bautismo, su abuelo Jaume ofreció una peseta por el bautismo de agua y otra por el bautismo de sangre. Sacerdote y educador, era de trato amable, superior de la comunidad y director del colegio Santa Maria, de Blanes (Gerona). Su fortaleza espiritual, su fina sensibilidad y su alma de artista eran reconocidas especialmente en la música. Con el ex alumno Sebastián Llorens, escondió la imagen de la Virgen del Vilar, patrona de Blanes y los dos fueron asesinados en plena calle hacia el atardecer del 30 de julio de 1936. Sus últimas palabras fueron: “¡Dios mío, Dios mío!”. Fue inhumado en un hoyo del cementerio porque era sacerdote. Hoy sus restos descansan en el “panteón de los mártires” en el santuario de San José Manyanet de Barcelona.

Beato Narciso Sitjá Basté
Nació en Sant Andreu de Palomar (Barcelona), en el año 1867. Fue uno de los primeros religiosos del Instituto, maestro de novicios y consultor general del fundador. Era un educador y un consejero espiritual incomparable. Sobresalió en la práctica de todas las virtudes religiosas, en el ministerio de la predicación, en el confesionario y en la promoción de la devoción a la Sagrada Familia. Además, era poeta y músico. Fue detenido en Barcelona, en casa de sus familiares donde ejercía también el ministerio sacerdotal y de quienes se despidió con estas palabras dirigidas a su cuñada: “¡Marieta, hasta el cielo!”. Fue asesinado en la Riera de Sant Andreu de Palomar, el día 9 de agosto de 1936. Quedó con la mano levantada en un gesto de perdonar a sus verdugos. Fue enterrado en el cementerio de la misma población.

Fotografía del Beato Beato Sebastián Llorens Telarroja.

Fotografía del Beato Beato Sebastián Llorens Telarroja.

Beato Sebastián Llorens Telarroja
Nació en Tordera (Gerona), en el año 1909. Fue ex alumno del colegio de Santa Maria, de Blanes y de los beatos Segismundo Sagalés y Jaime Puig. Era un joven del campo, piadoso y estudioso, congregante de San Luís, afiliado en la “Federació de Joves Cristians de Catalunya” y miembro de la Tercera Orden de San Francisco de Asís. La Eucaristía y la devoción a la Virgen fueron los dos grandes amores que le impulsaron con generosidad y sacrificio a toda clase de buenas obras. Su última empresa, mientras pensaba seriamente en el proyecto de su matrimonio, fue poner a salvo la imagen de la Virgen del Vilar, con riesgo de su vida. La madre del cielo lo asoció al beato Jaime Puig en el martirio, el día 30 de julio de 1936. Sus restos mortales descansan en el nicho familiar del cementerio de Blanes.

Beato Juan Cuscó Oliver
Nació en La Granada del Penedès (Barcelona) en el año 1872. Fue sacerdote, superior de la comunidad y director del colegio de San José en Tremp. Buen confesor de religiosas y director de almas, era también un verdadero maestro en quién resplandecían cualidades excelentes, apreciadas por sus alumnos tanto como por sus familiares. Obligado a abandonar el colegio, fue detenido en Alòs d’Isil al intentar cruzar la frontera para ir a Roma, y conducido a la cárcel de Esterri d’Àneu y a la provincial de Lérida el día 16 de agosto de 1936. Con otros 72 compañeros sacerdotes y religiosos y el beato Pedro Sadurní, atados con cuerdas de dos en dos por los codos y agrupados de cinco en cinco parejas, fueron conducidos en camiones hasta el cementerio y asesinados el día 21 del mismo mes. Con el beato Pedro Sadurní se habían preparado espiritualmente con el sacramento de la reconciliación.

Beato Pedro Sadurní Raventós
Nació en Vilnova i La Geltrú (Barcelona) en el año 1883. Era sacerdote y profesor de ciencias en el colegio de San José de Tremp. Hombre de estudio, estaba dotado de un talento privilegiado y poseía una extensa cultura en todas las ramas del conocimiento humano. Tenía la habilidad de comunicar a los alumnos, junto con los conocimientos científicos, el amor al estudio y el deseo de aprender. Había sido profesor del seminario Sagrada Familia y especialmente, del colegio San Ramón de Peñafort de Vilafranca del Penedès. Acompañando al beato Juan Cuscó, que era su superior con el deseo de llegar a Roma, padeció los mismos sufrimientos que él y los otros 72 compañeros religiosos y sacerdotes. Consciente y preparado para el martirio, fue asesinado en la madrugada del día 21 de agosto de 1936.

Beato Fermín Martorell
Nació en Margalef (Tarragona) en el año 1879. Era sacerdote, vicario y ecónomo de la comunidad y profesor de primaria del colegio San Pedro apóstol de Reus. Austero consigo mismo, sabía respetar y contentar a todos. Tanto en el colegio de Reus como anteriormente, en el de Vilafranca del Penedés, fue muy apreciado por los alumnos gracias a la abnegación y dedicación constantes. Detenido por ser sacerdote el día 27 de julio de 1936, fue conducido al barco-prisión “Río Segre”, anclado en el puerto de Tarragona. Allí se encontró con otros cuatro religiosos de la comunidad. Un mes más tarde, el día 25 de agosto, fue trasladado en camión, atado de pies y manos, juntamente con otros 16 compañeros y asesinado a las diez de la mañana en la “Pujada de Vilardida” (Vila-rodona).

Vista de una pintura contemporánea que representa a los Beatos junto a la Sagrada Familia.

Vista de una pintura contemporánea que representa a los Beatos junto a la Sagrada Familia.

Beato Francisco Llach Candell
Nació en Torelló (Barcelona) en el año 1889. Era el más pequeño de cuatro hermanos del Instituto. Sacerdote, secretario de la comunidad y profesor de ciencias en el colegio de San Pedro apóstol de Reus. Renía una gran inteligencia y preparación para la docencia, destacando por la virtud de la paciencia. Había enseñado también en los colegios de Blanes y Vilafranca del Penedés. Encarcelado con otros religiosos, primero en Reus – en donde organizó unos ejercicios espirituales en preparación para la muerte -el 25 de julio de 1936 fue trasladado al barco-prisión “Cabo Cullera”, anclado en el puerto de Tarragona y, dos días después, al “Río Segre”. Conducido en camión y atado de pies y manos con otros 16 compañeros, fue asesinado en la “Pujada de Vilardida” (Vila-rodona), el día 25 de agosto de 1936.

Beato Eduardo Cabanach Majem
Nació en Bellmunt (Tarragona) en el año 1908. Fue sacerdote y director de la Congregación mariana postescolar del colegio de San Pedro apóstol de Reus. Era ex alumno del colegio San Miguel Arcángel de Molins de Rei. Había prometido vivir y morir en el Instituto, ofreciendo su vida y sus bienes patrimoniales por “las vocaciones nazarenas”. Tres de sus hermanos eran también religiosos, dos de ellos jesuitas. Consiguió llevarse el breviario a la prisión de Reus y a los barcos de Tarragona, donde lo rezaba diariamente. El día 25 de agosto de 1936 fue llevado desde el barco “Río Segre” en camión, atado de pies y manos junto con otros religiosos, siendo asesinado en la “Pujada de Vilardida” (Vila-rodona).

Beato Ramón Cabanach Majem
Nació en Barcelona en el año 1911. Era hermano del beato Eduardo y fue sacerdote y director de la Congregación mariana escolar del colegio San Pedro apóstol de Reus. Era consciente de que “su vocación era buscar y formar vocaciones religiosas y sacerdotales” para el Instituto. Destacó por su amor a la Eucaristía; de hecho, el día 20 de julio de 1936, cuando el colegio ya estaba rodeado de milicianos, revestido de roquete y estola, retiró la reserva del Santísimo y la puso a salvo, pasando sorprendentemente en medio de los milicianos. Encarcelado con los otros religiosos de la comunidad, los animaba con las palabras de Santa Felicidad, la mártir africana: “Mañana no estaremos solos al sufrir, pues Cristo estará con nosotros”. Salió del barco “Río Segre” hasta la “Pujada de Vilardida” (Vila-rodona), donde fue asesinado el día 25 de agosto de 1936.

Beato Juan Franquesa Costa
Nació en Santa Fe (Lérida) en el año 1867. Era sacerdote, poeta y apóstol de la devoción a la Sagrada Familia que propagó con todos los medios a su alcance, tanto en el confesionario, como en el púlpito y en la prensa. San José Manyanet lo nombró primer director de la revista “Sagrada Familia”. Escribió varios libros sobre la Eucaristía y un mes dedicado a la Sagrada Familia, trescientas décimas tituladas “Nazarenas” y numerosísimas poesías. Escribió también sobre otros temas religiosos que divulgaba en diversas publicaciones. La persecución le sorprendió predicando unos ejercicios espirituales en Barcelona y se refugió en San Boi de Llobregat y en Santa Fe. Fue detenido en la estación de ferrocarril de Sant Guim de Freixenet por ser sacerdote y asesinado en Cervera, el día 2 de septiembre de 1936.

Ilustración contemporánea de los Beatos, junto a la Sagrada Familia y al fundador, San José Manyanet.

Ilustración contemporánea de los Beatos, junto a la Sagrada Familia y al fundador, San José Manyanet.

Beato Segismundo Sagalés Vila
Nació en Vic (Barcelona) en el año 1888. Era religioso coadjutor, maestro de párvulos en el colegio de Jesús, María y José de Barcelona. Tanto en Barcelona, como antes en Reus y Blanes, las familias querían que sus hijos fueran a la clase del beato Segismundo porque, además de ser eficiente, era una persona que irradiaba paz y alegría, le encantaba tener flores, pájaros, peces y un mono, que era “el ayudante de la clase”. Siempre estaba alegre y de buen humor, a pesar del cáncer de cuello que padecía y que le producía grandes dolores. Puso a salvo los restos mortales de San José Manyanet. No temía a la muerte, pero sí caer en manos de las milicias. Detenido en Calldetenes, fue asesinado en Múnter el día 8 de septiembre de 1936. Hoy reposa en el “panteón de los mártires” en el santuario de San José Manyanet de Barcelona.

Beato José Vila Barri
Nació en Camprodón (Gerona) en el año 1910. Ordenado sacerdote en Gerona el 7 de marzo de 1936, al estallar la guerra, residía con trece religiosos filósofos bajo su cuidado, en el pueblo de Mosqueroles (Barcelona). No descansó hasta haber encontrado refugio para todos. Huyendo a través del bosque con dos de ellos, llegó a Vic, a casa de su hermana, en donde se alojó con un tío suyo que era escolapio. Juntos rezaban el breviario y el rosario. El 20 de septiembre de 1936, el escolapio salió para marcharse a Roma, pero fue detenido. Al atardecer del mismo día, lo fueron también el beato José y su cuñado. Encarcelados los tres en Vic, los sacerdotes fueron asesinados en la “Terma llarga” (Granollers de la Plana) la noche del día 21 de septiembre. El beato José reposa en “el panteón de los mártires” en el santuario de San José Manyanet en Barcelona.

Beato Pedro Verdaguer Taurina
Nació en Manlleu (Barcelona) en el año 1908. Era sacerdote, secretario del colegio San Ramón de Vilafranca del Penedés y prefecto de la Congregación mariana. Era buen dibujante y realizó en grandes dimensiones el escudo de la Congregación, que presidía el comedor del seminario. Obligada la comunidad a abandonar el colegio en mayo de 1936, permaneció en el colegio de San Luís de Begues mientras arreglaba los papeles para trasladarse a la delegación argentina del Instituto. Refugiado en Manlleu, tuvo que atravesar el río Ter por la noche a fin de evitar a los milicianos; llegado a Barcelona, mientras residía en una pensión en el distrito de Ciutat Vella, fue reconocido como sacerdote y detenido en un control. Encarcelado en la cárcel de San Elías, fue asesinado en el cementerio de Montcada el día 15 de octubre de 1936.

Medalla contemporánea de los mártires (anverso), realizada con ocasión de su inminente beatificación.

Medalla conmemorativa de los mártires (anverso), realizada con ocasión de su inminente beatificación.

Beato Roberto Montserrat Beliart
Nació en Reus (Tarragona) en el año 1911. Ordenado sacerdote en Gerona el 7 de marzo de 1936, estaba destinado a la delegación argentina del Instituto. Era serio, formal y muy buen músico. El sábado 18 de julio celebró una misa para despedirse de sus familiares en el santuario de la Misericordia de su ciudad natal. Al regresar a Barcelona el domingo 19, pudo llegar todavía hasta el seminario Sagrada Familia de Les Corts. Escondido en varios domicilios y dando clases de música, a primeros de noviembre de 1936, los milicianos acordonaron el perímetro de la pensión en donde se alojaba en el Ensanche y registraron piso por piso hasta que lo encontraron. Detenido juntamente con el dueño de la pensión y trasladado a la cárcel de San Elías, fue asesinado el día 13 del mismo mes en la pared del cementerio de Montcada, por ser sacerdote.

Beato Antonio Mascaró Colomina
Nació en Albelda (Huesca) en 1913. Era un religioso profeso de segundo año de teología y había recibido las órdenes menores. Tenía dos tíos sacerdotes en el Instituto. Había hecho las prácticas pedagógicas en el colegio de San Pedro apóstol de Reus. Durante el curso 1935-36 cumplía el servicio militar en el batallón 10 de Pedralbes de Barcelona, como cuota, y por eso frecuentaba el seminario de Les Corts los fines de semana. El domingo 19 de julio se incorporó al cuartel después de oír misa y llegó cuando todo el batallón se encontraba luchando en la ciudad. Se refugió en casa de una hermana suya y trabajaba en una casa de aceites y jabones y después, en un bar en la calle de la Palla. En enero de 1937 fue detenido y encarcelado en San Elías con su tío Fernando Mascaró, siendo los dos asesinados el día 27 de enero de 1937 en la pared del cementerio de Montcada.

Beato Pedro Ruiz Ortega
Nació en Vilviestre de Muñó (Burgos) en el año 1912. Era estudiante de tercer año de teología y había recibido las órdenes menores. Feliz de su vocación, soñaba con la ordenación sacerdotal. En Mosqueroles, era viceprefecto de los filósofos. El acompañó al beato José Vila hasta Vic y, con Casimiro Roca, se trasladó a Mura y a Manresa. En esta ciudad trabajó en las “Escoles del Poble” con el siervo de Dios Magín Morera, formando una verdadera comunidad religiosa. El día 4 de abril de 1937, con el deseo de completar sus estudios teológicos, después de haber oído misa, se puso e camino hacia el Pirineo con el propósito de llegar a Roma, junto con el beato Pedro Roca. Detenido en la Pobla de Lillet, fue devuelto y encarcelado en Manresa hasta el día 12 de abril. Este mismo día, fue asesinado en la carretera de Moià, en el término municipal de Sant Fruitós de Bages.

Medalla contemporánea de los mártires (reverso) realizada con objeto de su inminente beatificación.

Medalla conmemorativa de los mártires (reverso) realizada con objeto de su inminente beatificación.

Beato Pedro Roca Toscas
Nació en Mura (Barcelona) en el año 1916. Era estudiante de primer año de teología, de carácter jovial y alegre y tenía una gran afición por la literatura y la cultura catalana. Por las obras de juventud que se conservan, se puede adivinar que hubiera sido un buen poeta. Abandonó el seminario de Les Corts el 19 de julio de 1936 y se refugió, primero en Mura y después en Manresa, dando un gran ejemplo de paz, paciencia y fortaleza. El 4 de abril de 1937, con el deseo de llegar a Roma para completar los estudios de teología, después de haber oído misa, intentó atravesar los Pirineos junto con el beato Pedro Ruiz y su hermano Pablo. Detenido en la Pobla de Lillet, fue devuelto y encarcelado en Manresa hasta el día 12 de abril de 1937. En este mismo día, fue asesinado en la carretera de Moià.

Beato Ramón Llach Candell
Nació en Torrelló (Barcelona) en el año 1875. Era el mayor de los cuatro hermanos religiosos del Instituto, sacerdote y ecónomo general. Era pedagogo, buen maestro, sobre todo de matemáticas y había sido un director de prestigio en varios colegios. Era también un buen poeta y literato. Residía en la Casa General de Les Corts y el domingo 19 de julio fue a celebrar la misa en la capilla de las Arrepentidas, no pudiendo regresar a casa. Refugiado primero en Barcelona y después en Gerona, daba clases en la Academia Guiu de Barcelona hasta que, detenido el 17 de abril de 1937 en la plaza Sepúlveda de Barcelona, junto con su hermano el beato Jaime y la señora propietaria del piso, fueron trasladados a la central de las patrullas. Finalmente fue conducido a San Elías y asesinado en la pared del ementerio de Montcada el día 19 de abril de 1937.

Beato Jaime Llach Candell
Nació en Torrelló (Barcelona) en el año 1878. Era otro miembro de la familia Llach, que fue sacerdote, vicario y ecónomo del colegio San Ramón de Vilafranca del Penedés. Era también examinador general, hombre de gran cultura eclesiástica y civil, destacando en ciencias y en matemáticas. Incautado el colegio de Vilafranca en mayo de 1936, trabajó en el colegio de Sant Julià de Vilatorta hasta que estalló la guerra. Bajó a Barcelona para acompañar a su hermano el beato Ramón en los varios refugios y trabajos de Barcelona y Gerona. Después de pagar una fuerte cantidad para garantizar sus vidas, fue detenido el día 17 de abril de 1937 en la plaza Sepúlveda de Barcelona, junto con su hermano y la dueña del piso. Fue llevado a la cárcel de San Elías y asesinado en la pared del cementerio de Montcada el 19 de abril de 1937.

Beato Ramón Oromí Sullà
Nació en Salàs de Pallars (Lérida) en el año 1875. Era sacerdote, consultor y durante muchos años, también secretario general del Instituto, director de la revista “La Sagrada Familia” y autor de la primera biografía de San José Manyanet. Dedicó largos años a la formación religiosa y científica de los jóvenes religiosos y fue un constante propagador de las virtudes y ejemplos de la Sagrada Familia de Nazareth. Salvó buena parte del valioso patrimonio moral y material de San José Manyanet y del Instituto. Acogido generosamente por dos familias de Barcelona, se refugió posteriormente en una pensión de la calle Tallers, donde fue detenido el día 19 de abril de 1937 y trasladado a la central de patrullas, en donde confesó su condición de sacerdote. Conducido a la cárcel de San Elías, fue asesinado en la pared del cementerio de Montcada el 26 de abril de 1937.

Vista del panteón de los mártires, donde están enterrados los Beatos, en el Santuario de San José Manyanet, Barcelona (España).

Vista del panteón de los mártires, donde están enterrados los Beatos, en el Santuario de San José Manyanet, Barcelona (España).

Estos son los mártires del Instituto de la Sagrada Familia que serán beatificados en octubre y, como su decreto de martirio ha sido ya aprobado por la Santa Sede, nos hemos permitido darles ya la condición de beatos en este artículo.

Antonio Barrero

Bibliografía:
– Actas del Proceso para la declaración de martirio de los siervos de Dios Jaime Puig y 19 compañeros Hijos de la Sagrada Familia (Barcelona, 1996).
– BLANQUET, Josep M. “Mártires por la familia” (Barcelona, 1994).
Positio super Martyrio (Roma, 1999)
Relatio et vota super Martyrio (Roma, 2010)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es