Contestando a algunas breves preguntas (XVIII)

San Eugenio de Toledo, óleo del pintor manierista Domenikos Theotokopoulos  "El Greco".

San Eugenio de Toledo, óleo del pintor manierista Domenikos Theotokopoulos “El Greco”.

Pregunta: Estoy un poco confundido con la biografía de San Eugenio, obispo de Toledo ¿y mártir? Me da la sensación de que he mezclado datos de dos Eugenios de Toledo, uno del siglo I y otro del siglo VII. En principio parece que los dos fueron obispos, pero sobre su martirio ya no estoy tan seguro. Podrían arrojar un poco de luz sobre este asunto y, a ser posible, decirme cuáles son las diferencias iconográficas entre uno y otro. ¿Son el mismo Eugenio los obispos de los dos cuadros que les remito? Muchas gracias

Respuesta: El primer obispo documentado de Toledo es de finales del siglo III-principios del IV, luego no puede existir ningún San Eugenio obispo mártir de Toledo del siglo I. San Eugenio arzobispo de Toledo sólo hay uno, a quien se le llama San Eugenio I o San Eugenio II (porque se confunde un Eufemio del siglo VI con Eugenio). Este único San Eugenio, es el arzobispo inmediatamente anterior a San Ildefonso y murió en 657 (siglo VII). Fue teólogo, músico, escritor y poeta, discípulo de San Braulio de Zaragoza y desde luego, no fue mártir. Es también el primero que utilizó el título de arzobispo, porque todos los anteriores eran sólo obispos. En esta web tienes buena información sobre él.

En cuanto a la iconografía, tengo que decir que aunque no es mi fuerte, puede estar relacionada con lo que te voy a decir a continuación: hay un Eugenio mártir en Deuil, de quien se escribió una “passio” a finales del siglo IX, y en esta “passio” se dice que, aunque era de origen romano, fue ordenado de obispo por San Dionisio el Areopagita, quien le asignó la región de Toledo para que ejerciera allí su apostolado, pero esto es más falso que un billete de un euro.

Estampa devocional del Venerable Moisés Lira Serafín.

Estampa devocional del Venerable Moisés Lira Serafín.

Pregunta: Hola me encanta su pagina y pues me gustaría que alguien me hablara del venerable Padre Moisés Lira Serafín pues supe que hace poco el venerable nació donde yo misma nací pero no se nada sobre el me podrían hablar de el. Gracias y saludos a todos.

Respuesta: El Venerable Moisés Lira Serafín nació en Tlatempa el 16 de septiembre de 1893 y falleció en Ciudad de México el 25 de junio de 1950. Su padre era maestro. Con cinco años falleció su madre. Estudió en el seminario de Puebla y posteriormente, en el año 1912, invitado por el fundador de la propia congregación religiosa, entró en la Congregación de los Misioneros del Espíritu Santo. En ella hizo la profesión el 4 de febrero de 1917.

Se ordenó de sacerdote el 14 de mayo de 1922, por lo que vivió como sacerdote en tiempos de la Cristiada, aunque marchó a Roma, donde estuvo hasta el año 1928. El 29 de marzo de 1934 fundó la Congregación de Misioneras de la Caridad de María Inmaculada. En el año 2000 se inició su Causa de beatificación y el Jueves Santo del año pasado, el Papa Francisco promulgó el decreto por el que se le declaraba Venerable.

Pregunta: He leído atentamente vuestra entrada sobre Santa Paula. Recientemente he tenido una sobrina a la que mi hermana y cuñado han decidido llamar Paula. Buscando posibles días para celebrar su onomástica han elegido el 20 de Julio, que aparece como Santa Paula Mártir. Esta santa no aparece en la entrada anteriormente citada y quisiera saber cuál de las que nombráis podría ser, o si no es ninguna de ellas. Me gustaría saber algo sobre la vida de la Santa cuyo nombre va a llevar mi sobrina y ahijada.

Respuesta: El 20 de julio se celebran los santos Sabino, Julián, Máximo, Macrobio, Casia, Paula y diez compañeros más, mártires en Damasco, luego verás que Paula es una de los componentes de este grupo. Por este orden y de esta forma, sin ni siquiera precisar cuándo fueron martirizados, son nombrados en ese día por el Martirologio Romano. Este mismo grupo se encuentra en los martirologios históricos occidentales, con la diferencia de que en algunos se nombra a Máximo antes que a Julián y de Casia se dice que es Casio. Esto lo hizo Floro en su martirologio y de él lo copiaron Adón y Usuardo.

La fuente utilizada por Floro no es otra que aquella que aparece en el Martirologio Jeronimiano exactamente el mismo día 20 de julio. Comentando este Martirologio, el bolandista Delehaye dice que ninguno de los santos de este grupo puede identificarse con absoluta certeza con la ciudad de Damasco. Según este bolandista, Sabino ha de localizarse en África y Casia no es más que una deformación de Besia, que es una mártir del grupo de los mártires Scillitanos, conmemorados tres días antes, o sea, el 17. Dice asimismo que la coletilla “y diez compañeros más” confirma como este grupo es una deformación del grupo de los mártires Scillitanos, proponiendo que esta expresión es una errata de lectura de “doce compañeros” que son los que realmente componen a los mártires de Scillicia. Por otro lado, Paula es una confusión del nombre de Pablo, el mártir de Cesarea de Palestina, que es conmemorado el 16 de julio.

Sin pretender resolver completamente el problema de la identificación de estos mártires, parece sugerente intentar una aproximación con otro grupo de mártires, localizados tradicionalmente en Damasco, ciudad en la que habrían dado testimonio de su fe, derramando su sangre durante la persecución del emperador Máximo o de Maximiano. En efecto, el 25 de septiembre, los sinaxarios bizantinos conmemoran a tres hermanos (Sabiniano, Pablo y Tata), mientras que los menologios, en ese mismo día, amplifican este grupo de mártires damascenos, diciendo que Pablo y Tata eran esposos que fueron martirizados con sus hijos Sabiniano, Máximo, Rufo y Eugenio. Pero como se puede ver, esta fecha del 25 de septiembre está muy lejana del 20 de julio.

Hay quienes han intentado identificar Casia con Tata, pero esto debe evitarse si no existen argumentos más sólidos que puedan servir como puntos de confrontación para poder avanzar una hipótesis algo más consistente. Por el momento, basta con concluir que la localización de Damasco que se encuentra en el Martirologio Jeronimiano el 20 de julio, no tiene ningún fundamento, pudiendo pensarse que se trata de un error arrastrado de la conmemoración de los sinaxarios bizantinos del 25 de septiembre, insertada de manera indebida en el Martirologio Jeronimiano y de este, en los otros. O sea, como ves, este es un grupo del que no se puede decir nada con certeza absoluta, y que es posible que ni tan siquiera, la mártir Paula no sea un mártir Pablo.

Fresco decimonónico de Santa Hunna de Alsacia, patrona de las lavanderas.

Fresco decimonónico de Santa Hunna de Alsacia, patrona de las lavanderas.

Pregunta: Por casualidad estaba navegando por Google buscando en vano imágenes sobre santa Huna, pues como ya sabrán santa Huna de Alsacia es la patrona de las lavanderas, murió en el 687, se celebra el 15 de abril y fue canonizada en 1520 por el papa León X. Si pueden hablen un poco de su vida cuando ustedes buenamente puedan. Estaré a la orden en lo que pueda ayudarles, en esta excelente pagina como punto de referencia en hagiografía y mariología. Un gran abrazo a todo el equipo de preguntasantoral.es que cada día dan mas aportes sobre información de santos, beatos y advocaciones marianas. Saludos desde Venezuela.

Respuesta Santa Huna (o Una) junto con su esposo Hunón, eran unos señores francos que vivieron en Hunaweier en el siglo VII. Allí edificaron una iglesia dedicada al apóstol Santiago Zebedeo, que poco después dejaron en herencia a la abadía de Saint Dié. Cuando murieron, fueron sepultados en dicha iglesia, convirtiéndose sus tumbas en meta de peregrinaciones.

Según algunas leyendas, estos señores se habían establecido en unas tierras que anteriormente pertenecían al fisco romano y sobre las cuales había una pequeña fuente termal. Parece que posteriormente, fueron dejadas en herencia a los duques de Alsacia y que tenían como protectores a unos monjes itinerantes escoceses, entre los cuales se encontraba San Deodato. Huna se dedicaba a curar a los enfermos que acudían a esas aguas termales y a socorrer a los pobres de la región.

Estas conclusiones se basan únicamente en la “Vita Deodati”, que cronológicamente es posterior en tres siglos y medio con respecto a la época en la que habían vivido estos santos esposos. No existe ningún testimonio ni documental, ni epigráfico, ni litúrgico con anterioridad a esta “Vita” que fue escrita por alguien a quien sobre todo le motivaban los intereses y los privilegios del monasterio de Ebersheimmüster. Y en esta “Vita”, dice que Huna y Hunón eran parientes de San Segismundo, rey de los burgundios, y que San Deodato era un obispo peregrino que bautizó al hijo de estos dos santos esposos, que llegó a ser monje de ese monasterio. En esta “Vita” se le da el papel preponderante como benefactor a Hunón y de Huna sólo se dice que era su compañera; fue una tradición popular posterior la que hizo que Huna, que quedó viuda, tuviera un rol más importante que su propio esposo.

En el año 1520 se procedió a la elevación de los restos de ambos que estaban sepultados en Hunaweier, como he dicho antes. Esa orden fue dada por el Papa León X, a petición de Ulrico – duque de Wüttemberg y señor de aquel lugar – y del obispo de Basilea, pero sobre todo, a instancia de los canónigos de la abadía de Saint-Dié. Poco tiempo después, Ulrico se hizo protestante y las reliquias de la santa fueron profanadas y dispersadas por los seguidores de Ulrico.

En el año 1865, la diócesis de Strasburgo empezó a conmemorar a santa Huna, viuda, el día 25 de abril (no el 15), fecha en la que se elevaron sus reliquias en el año 1520, mientras que la iglesia de Saint Dié la conmemora el 13 de junio. Como consecuencia de un detalle que incluye la “Vita Deodati”, se proclamó a la santa como patrona de las lavanderas, porque allí se dice que ella lavaba las ropas a los pobres, en un lejano arroyo, y que el obispo Deodato, para compensar este trabajo de la santa, hizo surgir una fuente más cercana a su casa de Hunaweier. Eso es todo.

Imágenes de los Santos Bonoso y Maximiano veneradas en Arjona (España).

Imágenes de los Santos Bonoso y Maximiano veneradas en Arjona (España).

Pregunta: Buenas, creo que en un pueblo del norte de Italia, concretamente en la región del Veneto, existe un cuerpo incorrupto de San Bonoso, ¿Tendría algo que ver este santo con el San Bonoso de Arjona?, gracias.

Respuesta:
No tiene absolutamente nada que ver. Se trata de un mártir extraído de las catacumbas romanas, al que le pusieron ese nombre, nombre que se ha dado asimismo a otros cuerpos santos.
Sobre San Bonoso de Arjona te recomiendo que leas este artículo.

Antonio Barrero

Santos Bonoso y Maximiano, mártires patrones de Arjona (Jaén)

Óleo moderno de los Santos (s.XX). Particular.

La mayor información sobre estos dos santos mártires la he recabado de la página web de la localidad de Arjona, de la cual son patronos, y de la Analecta Bolandista. Primero relataré la historia que ha llegado a nuestros días, luego lo que dicen los bolandistas y por último los sucesos que los llevaron a ser los patrones de la localidad de Arjona (Jaén).

Se cree que eran soldados del emperador Juliano el Apostata; Maximiano tenia 18 años y Bonoso 20. Encarcelados por pertenecer a la religión cristiana, el emperador, como acto de bondad, les envió pan empaquetado y sellado con lacre en el que figuraba el escudo del Apostata. Sabiendo de donde procedía la comida la rechazaron, lo que les supuso su posterior martirio en el año 363. El lugar de su martirio es lugar de dudas, muchas fuentes lo señalan en Antioquia (Siria). Otras fuentes los convierten en hermanos (es en esta fuente donde cambian el nombre de Maximiliano por Maximiano) y sufriendo el martirio en la antigua Hispania durante la persecución del emperador Diocleciano en el año 308, siendo en esa época prefecto de la península ibérica Publio Daciano.

Según las “Actas” del martirio, admitidas por Ruinart pero puestas en duda por Tillemont, ambos mártires eran oficiales del cuerpo especial de los “Veteranos Hercúleos”, cuerpo que había sido organizado por el emperador Maximiliano Hercúleo durante su estancia en Antioquia. Pero un tío del emperador Julián el Apóstata había hecho quitar el monograma de Constantino en las insignias de la legión lo que provocó la negativa de Bonoso, quién fue arrestado y torturado junto con su compañero Maximiliano. En la cárcel, Bonoso y Maximiliano rechazaban comer el pan que les daban los carceleros porque en dicho pan iban impresos algunos signos idólatras y allí, en la cárcel, recibieron la visita de Ormizda, hermano de Sapor II, rey de Persia, que los reconfortó y se encomendó a sus oraciones. Sometidos a otros numerosos tormentos, finalmente fueron decapitados junto con otros muchos cristianos que también estaban en prisión. Eso ocurrió en Antioquia alrededor del año 362. También se dice que los mártires fueron asistidos en sus últimos momentos por un obispo llamado Melecio.

Para impugnar la autenticidad de estas “Actas”, Tillemont dice que la orden de modificar las insignias de la legión no podía haber salido de la corte imperial, ya que habían transcurrido casi tres años desde la restauración del paganismo, objetando también que en un principio, Julián el Apóstata prefería abstenerse de martirizar a los cristianos. Asimismo, hay que señalar que Bonoso y Maximiliano eran oficiales del ejército, que habían incitado a otros soldados a desobedecer las órdenes del emperador y que no fue el emperador, sino un tío suyo llamado igualmente Julián el que los hizo atormentar y decapitar. (“Historia Eclesiástica”, V, capítulo 7, de Sozomeno). Hay que hacer constar también que esta y otras muchas “Actas” fueron descubiertas por Ruinart en el monasterio de Sauve-Majeure, en la diócesis de Burdeos,  Actas, de cuya autenticidad dudan la mayoría de los hagiógrafos.

Urna con las reliquias de los Santos. Santuario de las Reliquias, Arjona (Jaén, España).

Según Floro y el Martirologio Romano, Bonoso y Maximiliano fueron martirizados el día 21 de agosto (XII Kalendas September), pero otros martirologios dicen que fue el día 20 de septiembre (XII Kalendas Octobris). Además, entre la “passio” y el Martirologio Romano existe la discrepancia sobre si el compañero de Bonoso se llamaba Maximiliano o Maximiano y esto ha ayudado a la confusión creada con los santos de Arjona, que además identifica a estos mártires como vecinos de esa localidad y los data en tiempos de Diocleciano, quien habría enviado ejecutar a todos los habitantes de la ciudad al negarse éstos a ofrecer sacrificios a los dioses paganos.

El hallazgo de las reliquias en Arjona es bastante extenso, tratare de resumirlo lo mejor posible. Entre el año 1612 y 1616 empezaron a manifestarse sucesos sobrenaturales en la localidad de Arjona; luces, ruidos, apariciones, cruces luminiscentes etc, hicieron acto de presencia. Uno de los sucesos tuvo como protagonistas a Juan Muñoz, vecino de la localidad de Andujar que se encontraba en Arjona, y al prior de San Martín de Arjona. Así se relata el suceso:

“En 1616 encontrándose en Arjona Juan Muñoz, a eso de las once de la noche, entre la torre Mocha y la torre del Reloj oyó tres golpes de esquila, le parecieron los sones de la campanilla que anuncia el Santo Viático. Divisó una luz y se descubrió la cabeza para esperar el paso del Santísimo, pero allí nadie se acercaba. Lo tuvo como cosas de duendes (cosa inexplicable, extraña o sobrenatural) y al día siguiente fue a confesarse al prior de San Martín.

Detalle de las reliquias de los Santos. Santuario de las Reliquias, Arjona, Jaén (España).

El prior prometió acompañarlo al día siguiente al lugar de los fenómenos. Así fue como a las once de la noche, en el mismo lugar y entre las dos torres se oyó un tañido de campanilla apareciéndose un niño de unos doce años con hábito de fraile. El prior asustado, sacó su espada y dijo: “Si eres cosa del otro mundo di lo que vienes a buscar de nosotros”, a lo que el niño respondió “No es tiempo”, desvaneciéndose acto seguido.

Tras los numerosos fenómenos que se sucedieron emprendieron al fin la búsqueda de los restos mortales de los santos que el Cabildo dijo que fueron martirizados en tiempos de los romanos. Tras una serie de excavaciones se sacaron a la luz restos humanos que el pueblo da por hecho que son los de los santos Bonoso y Maximiano. No cesaron las excavaciones y aparecieron pruebas de una antigua matanza; instrumentos de tortura, cráneos claveteados,  huesos taladrados…

El hallazgo de una moneda en las riberas del Guadalquivir con la inscripción SUPERTITIONE CHRISTIAN DELETA/MUNICIPIO ALBENSE URGAVONENSE (“la superstición cristiana fue destruida en el municipio de Alba urgabonense”) no dejaba lugar a muchas dudas. Este antiguo municipio romano se corresponde según el criterio de la mayor parte de historiadores con la actual Arjona.

Vista de las imágenes procesionales y reliquias de los Santos expuestas a veneración en Arjona, Jaén (España).

Reliquias de estos mártires fueron distribuidas por algunos pueblos andaluces, pero la inmensa mayoría quedó en Arjona. En el mes de julio del año 1936 los milicianos republicanos profanaron el templo, pero no tocaron los huesos ordenando que fuesen trasladados al cementerio, cosa que no se hizo, por lo cual las reliquias se salvaron. Terminada la guerra, se arregló la iglesia, que no había sido destruida,  los huesos se pusieron en unas vitrinas y las supuestas cabezas de los dos santos, en una urna. Así permanecen en la actualidad.

Comento a continuación los días mas importantes en las semanas de fiestas que les dedica la localidad de Arjona durante el mes de agosto. Esta fiesta se conoce con el nombre de “Fiestasantos”.
Día 11 de agosto: “La Campanica Turrón”. Repique de la campana del santuario de los santos que anuncia el inicio de las fiestas. Todos los días durante las fiestas se repite a la misma hora y congrega a los más pequeños que recogen los caramelos que se lanzan desde el campanario.
Día 19: “La Luminaria”. Procesión en la que los niños portan farolillos vegetales conmemorando las misteriosas luces que se vieron en la población antes del descubrimiento de los restos de los mártires. Tras la procesión se realiza la quema de Daciano (un muñeco que representa al gobernador romano que en el año 308 ordeno el martirio de los santos).
Día 21: Procesión de los Santos.
Día 22: Traslado de las reliquias al Santuario.

Abel