La Liturgia Copta y el Papa San Cirilo VI

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Un sacerdote canta el evangelio durante la Divina Liturgia.

El Rito Copto:
La liturgia copta, que es la más antigua de todas las liturgias cristianas, nació en los monasterios egipcios y está caracterizada por un marcado estilo penitencial, contemplativo, solemne y monótono. Las ceremonias son interminables, excesivamente largas. Ni los textos litúrgicos tienen el estilo poético de los textos bizantinos ni las ceremonias tienen su simbolismo. La lengua litúrgica es el copto y en determinadas partes de la ceremonia se utiliza el árabe.

El verdadero valor de esta liturgia está más en su antigüedad, con símbolos casi provenientes de la cultura faraónica, como por ejemplo los cubre-cabezas de los obispos. El ritmo musical en la liturgia lo marcan los timbales y los triángulos, que se usaban en los antiguos cultos egipcios anteriores al cristianismo así como el uso de algunas banderas que son agitadas en los momentos más solemnes de la ceremonia. Todos estos detalles refuerzan la idea de que se cristianizaron ciertos usos anteriores.

Normalmente, antes de celebrar la Divina Liturgiase reza el Oficio Divino, lo que alarga aun más la ceremonia. Las anáforas (oración eucarística) dela DivinaLiturgia en rito copto son tres. La primera de ellas es la llamada de San Cirilo que es su autor, pero que recogió la tradición de San Marcos. Este es el canon original de la primitiva liturgia alejandrina que, de alguna forma, recoge las primeras manifestaciones importadas desde Jerusalén. Es un texto muy complicado y largísimo que solamente se usa una vez al año, o sea, en el Domingo de Ramos. Las otras dos anáforas, como indican sus propios nombres,  tienen cierta proveniencia bizantina y son la de San Basilio y la de San Gregorio Nacianceno. La celebración litúrgica, al igual que en todos los ritos, se divide en tres partes: liturgia de la Palabra, Sacrificio eucarístico y posteriormente, la Comunión.

Un sacerdote reparte el pan bencedido después de la Divina Liturgia.

Los fieles y celebrantes, salvo excepciones, permanecen descalzos durante la celebración de la Divina Liturgia y generalmente se sientan en el suelo encima de alfombras, aunque últimamente se está imponiendo el sentarse sobre bancos. El sacerdote permanece descalzo durante toda la celebración dentro del Santuario. Normalmente, los hombres están separados de las mujeres: ellos frente al altar y ellas en la parte derecha del templo (los musulmanes creo que hacen igual). El rito de la purificación anterior a la ceremonia es otra peculiaridad de esta liturgia y se manifiesta no solo estando descalzo, sino con los típicos lavados de pies y manos, como también hacen los musulmanes.
En la Cuaresma, sobre todo en los monasterios, el ayuno es durísimo y dura cincuenta días, no permitiéndose tomar absolutamente nada antes del mediodía. Se mantiene también el ayuno antes de la Comuniónal estilo de cómo lo hacíamos nosotros antes de la última reforma litúrgica.

Quienes han dado a luz, o sea, las mujeres recién paridas, no pueden comulgar durante varias semanas después del parto y los niños recién nacidos no pueden bautizarse antes de los cuarenta días del nacimiento; las niñas tienen que esperar ochenta días para ser bautizadas. Durante siglos han mantenido el uso obligatorio de la circuncisión, aunque este uso se va perdiendo, pero no del todo.

Los coptos reconocen los Siete Sacramentos. El Bautismo es seguido de una larga ceremonia de unciones que constituyen la Confirmación. En el Matrimonio también se ungen a los esposos que son coronados, como en el rito bizantino. El esposo lleva puesto un manto lleno de cruces que le da el carácter de “ser el rey de la casa” al cual debe estar sometida la esposa (en esto hay también ciertas semejanzas con los musulmanes).La Iglesia admite el divorcio aunque con muchas restricciones.
El Sacramento de la Penitencia fue introducido durante la Edad Media y su introducción fue polémica. Hoy aunque es un Sacramento oficial, se utiliza muy pocas veces; por ejemplo, los obispos, sacerdotes y diáconos están dispensados de la Confesión. Sólo los fieles la usan, pero poco. Esto se suple mediante una ceremonia inscrita en la celebración litúrgica y que es llamada “Confesión del incensario”. Los sacerdotes y los fieles son incensados tras lo cual se formula una absolución general. Otra forma rápida de confesarse es decirle el pecado al sacerdote inmediatamente antes de recibir la Comunión. En este caso, el sacerdote absuelve primero y después da la comunión.

Un diácono recién ordenado junto a dos sacerdotes coptos.

El Sacramento de la Extremaunción no sólo se le administra a los moribundos, sino también a los enfermos e incluso a los fieles que manifiestan haber vivido en pecado. Es un rito complicadísimo y muy largo y es necesaria la presencia de varios sacerdotes, no uno solo. En los funerales se siguen usando algunos ritos de los antiguos egipcios de la época faraónica.
El Sacramento del Orden Sagrado tiene un ritual simplísimo que en la práctica se reduce a la simple imposición de las manos: una imposición si es para ordenar de presbítero y dos imposiciones si es para consagrar como obispo; al obispo también se le pone el evangelio sobre el pecho. Como en todos los ritos orientales, los obispos tienen que ser célibes y escogidos entre los monjes, mientras que los presbíteros y diáconos pueden ser casados o célibes. Si enviudan, no pueden casarse de nuevo. De todos modos, la mayoría de los presbíteros son monjes.

Los ornamentos litúrgicos son parecidos a los de rito bizantino. Los clérigos con órdenes menores visten una especie de alba blanca (Stoicharion) sin cíngulo y adornada con muchas cruces (sobre todo en la variante etiópica). Los diáconos llevan la estola al estilo bizantino, aunque al igual que en dicho rito, la cambian de posición a lo largo de la celebración (a veces, cruzada sobre el pecho). Los sacerdotes llevan el alba o Stoicharion, pero ceñida con un cíngulo (Zounarion), los puños (Kiman), la estola al estilo bizantino pero algo cuadrada detrás del cuello (Batrachil) y el Phelonion o casulla. También llevan una especie de turbante o mitra de tela con una cruz llamado Ballín. Los obispos llevan la mitra al estilo bizantino.

Diáconos coptos en una procesión en Alejandría (Egipto).

El culto a los santos está muy extendido sobre todo a los santos de origen egipcio y en el calendario litúrgico se celebran algunas fiestas con reminiscencias faraónicas, como por ejemplo la Fiesta del crecimiento del Nilo o la Fiesta de las cosechas.

Aunque la Iglesia Copta es considerada como monofisita, los Papas Shenouda III y Beato Pablo VI firmaron en Roma el día 10 de marzo del año 1973 una declaración cristológica común, reconociendo que las disputas del pasado eran unas disputas terminológicas, renunciaban a estas polémicas y se comprometían a no hacer proselitismo una Iglesia dentro de la otra, así como la colaboración en los campos sociales y culturales, abriendo sobre todo un diálogo teológico que restableciera de nuevo la unidad en la fe, aunque esto no significa “una unidad administrativa eclesiástica”.
Este diálogo teológico, seis años más tarde, hizo decir textualmente al Papa Shenouda: ”Está claro que nuestras dos Iglesias confiesan y profesan sustancialmente la misma doctrina, según la cual, Cristo nuestro Señor es el Dios encarnado, perfecto en su divinidad e igualmente perfecto en su humanidad”. Pero se sigue hablando sobre el tema del “Filioque”,  la doctrina sobre el Espíritu Santo y sobre el Purgatorio y sobre todo, si la Iglesia Universal tiene que estar o no sometida a la jurisdicción universal del Papa de Roma.
Las relaciones entre las dos Iglesias Coptas (católica y ortodoxa) siempre han sido correctas desde el patriarcado de Stephanos I Sidarous (al que yo conocía personalmente). Antes hubo sus más y sus menos. Dejo para otro artículo la historia y evolución de la Iglesia Copta.

Fotografía coloreada de San Cirilo VI.

San Cirilo VI, Papa de Alejandría y 116 Sucesor de la Sede de San Marcos:
Azer Youssef Atta, que así se llamaba, nació en Damanhour (Egipto) el día 8 de agosto del año 1902 en el seno de una familia ortodoxa copta. De pequeño ya llevaba una vida muy piadosa, comía frugalmente, se retiraba en soledad como un monje a una de las habitaciones de su casa y eran muchas las noches en las que dormía en el suelo.
Ya algo mayor, manifestó su deseo de retirarse al desierto para vivir en soledad pero se encontró con varios obstáculos como la negativa de sus padres y de algunos de sus amigos. Incluso el metropolita Youannes Amba se opuso. El motivo estaba claro: en aquella época se retiraban a los monasterios las personas pobres y de una limitada educación y Azer vivía en el seno de una familia acomodada, había estudiado e incluso hablaba fluidamente el inglés. Se creía que alguien que vivía en la ciudad y tenía cierta posición y cultura no podría sobrellevar la dureza de la vida en los monasterios.

El día 27 de julio del año 1927, habiendo renunciado a un puesto civil importante, entró como monje en el monasterio El-Baramos y después de realizar el período de prueba o noviciado, hizo los votos monásticos el día 25 de febrero de 1928  tomando el nombre de Padre Mina el-Baramos, aunque también fue conocido como Padre Mina el viejo. En el monasterio se dedicó a los trabajos más humildes como acarrear el agua, lavar la ropa, cuidar a los monjes ancianos y enfermos y otros trabajos similares. Fue ordenado de sacerdote el día 18 de julio de 1931.

Como quería vivir más intensamente una vida de unión con Dios mediante la ascesis, después de haber evitado ser nombrado obispo se fue durante un tiempo a vivir en soledad en el monasterio de Amba Shenouda, en Sohag, en Wadi El Natrum; tenía unos treinta años de edad y en dicho monasterio se encontró con algunas dificultades ya que los monjes, debido a su ascendencia, creyeron que no se adaptaría. Pero consiguió su objetivo: vivir en soledad en el desierto y acudir al monasterio los sábados y domingos para aprender de su maestro, El Komos Abdel Messih El Massoudi, asistiendo a las oraciones de la tarde del sábado y a la celebración de la Divina Liturgia el domingo. Así, vivió en soledad en una cueva que antes había sido habitada por otro monje solitario. Posteriormente marchó a la cima del monte Mokkatan, donde vivió en un molino abandonado y en ruinas. Se cuentan numerosas anécdotas que le ocurrieron cuando vivía en soledad pues sufría tentaciones por parte del demonio que se le presentó de diversas maneras y en diversas circunstancias: ladrones que le golpeaban, animales que le atacaban, impedirle el acceso al agua, etc. En cierta ocasión fue herido de tal manera que tuvo que acudir a un hospital para que le curasen.

San Cirilo VI montado en un asno.

En el año 1947 construyó la Iglesia de San Mina (San Menas) en El Cairo Viejo y junto a ella, un colegio para estudiantes y un edificio para enseñar a los niños los oficios de electricista, mecánica, soldadura, manufactura en nácar y manufactura textil; vivió en dicha iglesia hasta el día de su consagración patriarcal, aunque en aquella ciudad frecuentaba también la iglesia copta dela Santísima Virgen en Babilonia. Antes de su consagración, fue nombrado responsable del monasterio de San Samuel el Confesor, en Zora.

Fue elegido Papa de Alejandría el día 10 de mayo del año 1959 (el 2 de Pashons de 1675, según el calendario copto). El mes de Pashons es el noveno mes del calendario copto y corresponde a los días que van desde el 9 de mayo al 7 de junio según el calendario gregoriano. Según la tradición de la Iglesia Copta, los Papas son elegidos entre los monjes obispos, siendo San Cirilo VI el único monje del siglo XX elegido Papa de Alejandría sin haber sido antes obispo o metropolita. Los Papas anteriores a él fueron Juan XIX, Macario III y Yousab II. El Papa que a su muerte le sucedió en la Sede de San Marcos es el actual, Su Santidad Shenouda III.

Durante su pontificado realizó la remodelación de la antigua Catedral de San Marcos, la fundación del monasterio de San Menas en Mariout, la nueva Catedral de Amba Rueïs en El Cairo, la construcción de iglesias coptas en Asia, América y Australia, el envío de sacerdotes y monjes coptos a Europa y África, consiguió la recuperación de parte de las reliquias de San Marcos, renovó la vida monástica así como los servicios sociales que prestaba la Iglesia Copta y muchas otras cosas. Aunque su principal responsabilidad era la dirección espiritual dela Iglesia, se mostró siempre como un padre bondadoso, que recibía y saludaba a todos los presentes en cualquier ceremonia, uno a uno, que lloraba con quienes lloraban y reía con quienes reía, que visitaba las escuelas y jugaba con los niños, que visitaba a los enfermos y animaba a los estudiantes: que era el padre de todos. Su pontificado dejó huella no solo entre los coptos ortodoxos sino también entre quienes lo conocieron, cristianos o musulmanes.

En aquella época no era frecuente celebrar diariamente la Divina Liturgia y él como sacerdote y como Papa se propuso hacerlo porque decía sentir una gran alegría al acercarse al altar de Dios:”Si el sacerdote está presente, la harina está disponible, el altar está ahí y nosotros no oramos, ¿qué le decimos a Dios”, solía decir.  Su sucesor, el Papa Shenouda III, dijo de él:”No ha habido un hombre en toda la historia de la Iglesia capaz de rezar tanto como el Papa Cirilo VI; celebró más de doce mil liturgias. Esto nunca había sucedido anteriormente en la historia de los Papas de Alejandría ni incluso entre los monjes. Fue realmente maravilloso como hombre de oración”.

San Cirilo VI elevó el arzobispado de la Iglesia Ortodoxa Tewahido Etiópica al rango de Patriarca-Catholicós. Abuna Basilios había sido el primer etíope que había sido nombrado arzobispo de Etiopia por parte del Papa Yousab II, por lo que se convirtió en el primer Patriarca-Catholicós etíope. Por ello y por su ayuda a la Iglesia Etiópica, en agradecimiento, fue galardonado por el emperador Haile Selassie con el Gran Cordón de la Estrella de Salomón.

San Cirilo VI vestido de pontifical.

En el mes de noviembre de 1959 colocó la primera piedra del nuevo monasterio de San Mina (San Menas) en el desierto de Mariout en el lugar donde había estado la tumba de este célebre santo mártir egipcio y donde actualmente está él sepultado.
En enero de 1965 presidió la Comisión de las Iglesias Orientales Ortodoxas, celebrado en Addis Abeba (Etiopía). Era el primer Sínodo Ecuménico no Calcedoniano de los tiempos modernos.
En el mes de julio del año 1968, el Papa Pablo VI hizo entrega a San Cirilo VI de parte de las reliquias del evangelista San Marcos, que once siglos antes habían sido llevadas desde Alejandría hasta Venecia. Estas reliquias fueron puestas en el altar de la recién terminada Catedral Patriarcal de San Marcos en El Cairo, catedral que fue construida bajo el pontificado de San Cirilo VI y que fue inaugurada en un acto al que asistieron el presidente egipcio Gamal Abdel Nasser, el emperador de Etiopía Haile Selassie y delegados de las otras iglesias ortodoxas y católicas. Durante su pontificado ocurrieron las famosas apariciones marianas de la iglesia de Zeitoun, en El Cairo, apariciones que se iniciaron el día 2 de abril del año 1968.

San Cirilo estaba dotado del don de la presciencia, sabía qué necesidades tenían quienes acudían a él y las respuestas que debía dar a dichas necesidades. Por ejemplo, es sabido que anunció con bastante anterioridad cuál iba a ser el día de su muerte. Tuvo también el don de bilocación (estar en dos o varios sitios distintos al mismo tiempo), así como el don de milagros, tanto en vida como después de muerto. De él se cuenta una anécdota muy curiosa: estando gravemente enfermo en su lecho de muerte, una monja quería hablar por teléfono personalmente con él, pero sus asistentes no le facilitaban en número telefónico. Él se apareció a la monja, le dio su número privado y ambos pudieron hablar durante largo rato.

Tras una corta aunque grave enfermedad de flebitis (coágulos en las piernas), en su lecho de muerte, San Cirilo comentó a los sacerdotes que estaban presentes: “Me voy con el Señor; Él vigilará y defenderá a la Iglesia, ya que el Señor es su pastor”. Era el día 9 de marzo del año 1971. Inicialmente fue sepultado en la Catedral Copto Ortodoxa de San Marcos en Azbakeya, El Cairo, pero cuando su sucesor, el Papa Shenouda III, leyó su testamento, tuvo que cumplirlo, por lo que llevó su cuerpo al desierto, al sur de Alejandría, al monasterio de San Menas en Mariout. Allí está sepultado actualmente.

Ya es venerado como santo por parte de la Iglesia Copta pero no oficialmente; la Iglesia tiene que seguir una antigua tradición y tiene que esperar a que transcurran cincuenta años después de su muerte para que sea canonizado solemnemente.

Antonio Barrero 

Enlaces:
http://en.wikipedia.org/wiki/Pope_Cyril_VI_of_Alexandria
http://st-takla.org/Pope-Kyrellos-1.html
http://www.copticchurch.net/topics/synexarion/popecyril4.html
http://st-takla.org/Saints/Coptic-Synaxarium-Orthodox-Saints-Biography-00-Coptic-Orthodox-Popes/Life-of-Coptic-Pope-116-Pope-Cyril-VI_.html

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es