Santos Benedicto, Juan, Isaac, Mateo y Cristiano, mártires polacos

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Urna-relicario y frescos narrando la vida y martirio de los Santos en Kazimierz (Polonia).

Urna-relicario y frescos narrando la vida y martirio de los Santos en Kazimierz (Polonia).

Pregunta: Quisiera saber si San Cristian que se celebra en Chile el 12 de noviembre es un santo católico y en ese caso saber su biografía. En el santoral oficial de la Iglesia Católica en esa fecha aparece otro santo, por lo que les agradecería me lo aclararan.

Respuesta: Estamos hablando de los llamados “Santos protomártires polacos”. La primera fuente informativa sobre la vida de estos Santos es la “Vita sancti Romualdi”, escrita por San Pedro Damián en el año 1041 y la “Brunonis Vita Quinque Fratrum” de San Bruno de Querfurt, el cual conoció personalmente a los Santos Benedicto y Juan y a su compañero Bernabé.

Benedicto (Benito) había nacido en Benevento (Italia) y había sido ordenado de sacerdote siendo muy joven, llegando a vivir cómodamente como canónigo de la catedral de su ciudad natal. Pero sintió la necesidad de vivir como un monje, por lo que abandonó su status social y se retiró al monasterio de San Salvador. Su vida interior era plena, sintiendo una profunda inclinación hacia la contemplación, por lo que solicitó permiso a sus superiores para vivir como eremita en una celda solitaria, algo muy común como ya hemos visto en otras ocasiones, pero entre los monjes orientales.

La convivencia con los otros monjes no estaba a la altura de sus pretensiones y sobre todo, la falta de silencio en el monasterio – ya que los monjes hablaban entre sí – no satisfacía sus aspiraciones espirituales. Por este motivo, abandonó su tierra y se fue al monte Sorate para vivir como un ermitaño y después de tres años, se fue a los alrededores de la abadía de Montecassino, conociendo allí a un discípulo de San Romualdo, llamado Juan Gradenigo.

Cuando en el año 999, San Romualdo fue a Montecassino, Benedicto se unió a él y nunca lo abandonó. Lo asistió en su enfermedad, fue con él a Roma y a Tívoli y marchó posteriormente a Pereo, en las cercanías de Ravenna. Pereo era una ermita muy bien organizada pero a la que le faltaba un cenobio que pudiera utilizarse como noviciado. En aquel tiempo estaba también en Ravenna el emperador Otón III, que era íntimo amigo de San Romualdo y con él estaba también su capellán, San Bruno de Querfurt, del que hemos hablado antes y que fue uno de los biógrafos de estos Santos. Allí, en la primavera del año 1001, por deseo del propio emperador, construyó un cenobio al frente del cual, San Romualdo puso a San Benedicto.

Relicario moderno de los Santos.

Relicario moderno de los Santos.

Mientras tanto, la fama de santidad de San Romualdo se propagaba por toda Europa, llegando hasta Polonia. El príncipe Boleslao el Valiente, que era quien gobernaba Polonia, quería tener consigo a los monjes de San Romualdo con la intención de fortalecer la fe cristiana en su pueblo, que hacía poco se había convertido al cristianismo. Aprovechando que el emperador Otón III había ido a Gniezno en el año 1000 a fin de rendirle culto a su amigo San Adalberto arzobispo de Praga, que tres años antes había sufrido el martirio por parte de los prusianos, Boleslao le solicitó que San Romualdo enviase a su país a un pequeño grupo de monjes. Esto le pareció bien a Otón III, el cual, aconsejado por San Bruno, quería crear en Polonia un centro misionero para convertir a los paganos de las tierras prusianas.

Otón III, en el año 1001, marchó nuevamente a Italia y fue a Ravenna para convencer a San Romualdo a fin de que enviase a Polonia a un grupo de sus monjes. El Santo accedió y envió a Benedicto acompañado de un monje de la ermita de Classe, llamado Juan, que era un hombre humilde – a pesar de proceder de una familia rica veneciana -, paciente y muy alegre y de otro monje llamado Bernabé. A aquel grupo pensaba unirse también San Bruno una vez que se viera liberado de la capellanía del emperador.

En el verano del año 1001, Benedicto, Juan y Bernabé, atravesando los Alpes y la actual Chequia, llegaron a Polonia siendo acogidos cordialmente por el príncipe Boleslao, el cual erigió para ellos un eremitorio que dedicaron a San Martín de Tours. No se sabe con exactitud en qué lugar fue levantada esta ermita, aunque algunos dicen que en Miedzyrzecze, al oeste de Poznan, mientras que otros mantienen que fue en Kazimierz, donde es cierto que aún se conserva una antiquísima ermita erigida en honor de San Martín.

Al grupo de Benedicto, Juan y Bernabé se unieron dos discípulos locales llamados Isaac y Mateo, que eran hermanos y que fueron quienes enseñaron el polaco a los tres monjes que venían de Italia. Mientras tanto, ellos esperaban la llegada de San Bruno, el cual debería llevar la licencia papal autorizando la misión entre los paganos. Pero como San Bruno no llegaba, Benedicto con uno de sus compañeros fueron a buscarlo. El príncipe Boleslao les dio dinero y provisiones para el camino, así como algunos regalos para el Papa con la intención de que el pontífice le concediera la corona de rey.

Martirio de los Santos. Pintura contemporánea en la abadía de Bieniszew (Polonia).

Martirio de los Santos. Pintura contemporánea en la abadía de Bieniszew (Polonia).

Benedicto no quiso aceptar el encargo, devolvió los regalos y encargó a su compañero que prosiguiera el viaje, regresando él a su ermita. La noticia de que a los dos monjes les habían dado unos regalos se difundió entre el pueblo suscitando la envidia y la codicia. Algunos sirvientes de Boleslao, viendo los regalos, tramaron matar a los monjes aprovechando la primera ocasión que se les presentara. Así, la noche del 10 al 11 de noviembre del año 1003, estos sirvientes entraron violentamente en la ermita y mataron a Benedicto, Juan, Isaac y Mateo y a un joven sirviente polaco – posiblemente era el cocinero – llamado Cristiano (Cristian) que estaba plenamente integrado en la vida de los monjes. Se salvó el monje Bernabé, que en ese momento no estaba en el eremitorio. No encontrando el dinero que buscaban, intentaron sin éxito incendiar la ermita.

Conocida la noticia de este estrago, el pueblo junto con el obispo de la misión llamado Unger, que había venido desde Poznan, sepultaron los cuerpos de los cinco ermitaños en la misma iglesia de San Martín, donde permanecieron hasta el año 1038. En este año, el príncipe bohemio Bratislav, aprovechándose de los problemas que existían en el país, atacó Polonia y se adueño del cuerpo de San Adalberto y de los cinco eremitas mártires. Sin embargo, la tradición afirma que los cuerpos de los cinco ermitaños permanecieron siempre en la iglesia de San Martín de Kazimierz porque el príncipe polaco Boleslao habría entregado al bohemio unas reliquias falsas. Sin embargo, el cráneo de San Benedicto fue enviado a Italia, encontrándose actualmente en Ascoli Piceno.

Su culto empezó inmediatamente después de su muerte y se mantuvo en el monasterio de Międzyrzecki. Un año después de su muerte, el Papa Juan XVIII reconoció oficialmente el martirio. El Papa Julio II aprobó oficialmente el culto a estos cinco mártires que son festejados en Polonia el día 12 de noviembre. Reliquias de estos Santos existen en Kazimierz, Mniszewo, Dalewo, Bieniszew, Miedzyrzecse, etc.

Urna-relicario de los Santos en Kazimierz, Polonia.

Urna-relicario de los Santos en Kazimierz, Polonia.

Como ves, amigo, este Cristian (o Cristiano) es un santo católico y de él se sabe tan poco que no puedo facilitarte lo que se dice una biografía. De todos modos, seguro que este relato habrá sido de tu interés.

Antonio Barrero

Bibliografía:
– DA QUERFURT, B., “Vita dei cinque fratelli”, Camaldoli, 1951.
– NARUSZEWICS, P., “Biliotheca sanctorum” tomo II, Città N. Editrice, Roma, 1990

Enlace consultado (12/10/2013):
– http://pl.wikipedia.org/wiki/Pi%C4%99ciu_Braci_M%C4%99czennik%C3%B3w

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Varios santos para Cristian

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Urna de San Cristiano, mártir de las catacumbas venerado en Lol (Polonia)

Pregunta: Hola a todos los que continúan con esta página tan enriquecedora: mis más sinceras felicitaciones a todos los que retomaron este trabajo (que cuando es por gusto siempre sale muy bien). Queda pendiente la contestación a una de mis preguntas, es sobre el nombre de Cristian, que así se llama uno de mis hijos y quisiera saber su origen, cuando se festeja y que santos hay con ese nombre. Felicidades nuevamente y un afectuoso saludo.

Respuesta: Hola. Muy buenas. Gracias por tus bonitas palabras dirigidas al blog.  Ahora vamos con la respuesta a tu pregunta: Cristian es un variante de ‘’Cristiano’’ nombre masculino de origen latino “Christianus“, cuyo significado es “Aquel que es cristiano” o “Aquel que es creyente en Cristo“. Los santos y beatos con este nombre son los siguientes:

-San Cristiano, obispo de Prusia (4 de diciembre): Monje cisterciense que nació en Alemania en el S.XIII y murió en el año 1245 en Polonia. Evangelizó parte de la región de Prusia.

San Cristiano O’Conarchy, obispo de Lismore y Waterford (18 de marzo): Monje de Bangor, en el Ulster (Irlanda) a finales del siglo XI, siendo nombrado obispo y legado pontificio para Irlanda. Murió en el año 1186.

San Cristiano y compañeros, mártires (12 de noviembre): Religiosos que murieron protomártires de Polonia en el año 1003.

Martirio de los Santos. Pintura contemporánea en la abadía de Bieniszew (Polonia).

Martirio de los Santos. Pintura contemporánea en la abadía de Bieniszew (Polonia).

San Cristiano, obispo de Auxerre (22 de noviembre): Obispo de Auxerre en el siglo IX ocupando el lugar 37 en la lista de obispos de esta ciudad.

San Cristiano, monje de Landais (26 de julio): Monje lego, que vivió como eremita dentro de dicho monasterio y que murió en el año 1145.

– San Cristiano, mártir de las catacumbas: La urna de este presunto mártir, con sus restos extraídos de las catacumbas romanas, se venera en la ciudad polaca de Lol.

Beato Cristiano, patriarca mártir de Antioquia (18 de mayo): Fue martirizado por los sarracenos, junto con cuatro frailes dominicos, en el año 1270.

Beato Cristiano de Douai, sacerdote (primer lunes de Pascua): Sacerdote de la parroquia de San Aubino de Douai, patrono de las parturientas. No se conoce en qué época vivió.

Beato Cristiano de Himmerod (4 de febrero): Monje del monasterio benedictino de Himmerod en el siglo XII.

Urna-relicario de los Santos en Kazimierz, Polonia.

Urna-relicario de los Santos en Kazimierz, Polonia.

-Beato Cristiano de Perugia, dominico (15 de septiembre): Las noticias que se tienen de él son escasas. Tomó el hábito dominico y por orden del mismo Santo Domingo fundó un monasterio juntamente con el beato Nicholas Giovinazzo. Fue prior del monasterio de Perugia y murió aproximadamente en el año 1276.

-Beato Cristiano Franco, agustino (28 de septiembre): Nació en Villafranca Piamonte (Italia). Ingresó en la orden Agustina en el año 1362. Años después le nombraron superior general de los monasterios de la orden y fue muy destacado por su piedad, su humildad y su prudencia. Murió en año 1432 a causa de una grave enfermedad.

Harold Toledo Baeza

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es