San Doroteo de Gaza

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Fresco ortodoxo griego contemporáneo del Santo.

Pregunta:En el libro “Ejercicio de perfección y virtudes cristianas”, el sacerdote jesuíta Alonso Rodríguez (1537/38-1616) cita varias veces a “san Doroteo”. En el Santoral encontré tres Doroteos: san Doroteo de Tiro (m. 362), monje: san Doroteo de Gaza, monje y escritor ascético del s. VI, y el monje ruso san Doroteo (m.1622). Parece, pues, que el san Doroteo citado por el P. Alonso Rodríguez es san Doroteo de Gaza. Confirmaría mi opinión haber encontrado referencias a la gran influencia que habría tenido en la espiritualidad jesuítica. Por lo tanto pregunto:
1) ¿Qué otros datos sobre su vida se conocen más allá de su ingreso a un monasterio cercano a Gaza (en el sur de Palestina) en 525 y la fundación de otro donde  murió entre 560 y 580?
2 ¿Qué obras (homilías, instrucciones ascéticas, exhortaciones dirigidas a algunos monjes, etc.) dejó escritas san Doroteo de Gaza? Saludo atentamente.

Respuesta: Estimado amigo, los santos con ese nombre, Doroteo, son:
San Doroteo de Gaza, monje palestino y escritor ascético,
San Doroteo, mártir de Jerusalén,
San Doroteo el Joven, abad,
San Doroteo, eremita de Lucca en Italia,
San Doroteo, mártir de Melitene en Armenia,
San Doroteo, mártir en Nicomedia,
San Doroteo, mártir de Tarso,
San Doroteo, sacerdote de Tiro,
San Doroteo, obispo (no se sabe de dónde)
San Doroteo de Pskov, monje ruso,
San Doroteo Jugskie, monje ruso.

A mi entender, el padre Alonso Rodríguez se está refiriendo al primero, a San Doroteo de Gaza, y estos son los datos que te puedo dar sobre él. Es un monje palestino que nació en Antioquia en los primeros años del siglo VI en el seno de una familia “fervorosamente cristiana”. Recibió una excelente educación, tal, que años más tarde, él mismo escribe que en su juventud, su única pasión eran los estudios.
Alrededor del año 525, deseoso de abrazar una vida de mayor perfección, entró en el monasterio que el abad Seridos había fundado en el oasis de Thawata, a pocos kilómetros al sudeste de Gaza, en el extremo meridional de Palestina. En dicho monasterio estaban grandes ascetas y sobre todo dos ancianos (gerontoi en griego) que eran celebérrimos: San Barsonufio el recluso y San Juan llamado el Profeta, los cuales eran los verdaderos padres espirituales del monasterio. Estos directores espirituales enseguida se dieron cuenta del progreso que hacía Doroteo en el monasterio: en su obediencia, humildad, espíritu de mortificación… y cómo Doroteo era de salud delicada, débil, aunque de mente muy prodigiosa por lo que ellos no le consentían que se sobrepasase en las mortificaciones, mortificaciones que eran tremendas según los usos del monacato oriental. Por esta cuestión, a Doroteo le entró como una especie de angustia espiritual al ver que no podía mortificarse tanto como él quería, pero se dice, que un misterioso personaje se le presentó y le quitó todas esas congojas.

Icono griego moderno del Santo.

En el monasterio desempeñó muchos menesteres, desde portero hasta jardinero. Los dos “gerontoi” (San Barsonufio y San Juan) le ordenaron edificar un hospital junto al monasterio (con la ayuda económica de su propio hermano)”para poder atender a los hermanos enfermos a los que nadie cuidaba cuando esto ocurría” (Vita Dosithaei en BHL, I, página 351). Estos dos santos ancianos le encargaron también la dirección espiritual de los monjes, siendo uno de sus principales discípulos, San Dositeo. También estuvo cuidando a San Juan el Profeta hasta que este murió.
En el año 540, después de que San Barsonufio se recluyera, se enclaustrara totalmente para vivir en completa soledad y muerto San Juan el Profeta, Doroteo se marchó del monasterio aunque no se sabe si por discrepancias con los otros monjes o lo que es más probable, por su deseo de vivir como eremita, en soledad. Pero poco tiempo después, fundó un monasterio entre Gaza y Maiuma, monasterio que llevó su nombre y en el cual vivió hasta su muerte. Parece que murió entre los años 560 y 580; no se sabe exactamente la fecha. De su cuerpo, de su tumba y de su monasterio no existe nada en la actualidad; todo fue destruido cuando los árabes tomaron Gaza en el año 634.

El único tesoro que ha llegado hasta nosotros es una pequeña parte de su obra “Didascalia psihofeleis diaforoi”. Bajo este título griego tenemos veinticuatro instrucciones ascéticas, que como acabo de decir, se le atribuyen a él, aunque hay quienes atribuyen la última de las veinticuatro al mártir nestoriano San Juan Sabas el Viejo, que vivió en el siglo VIII.
Las primeras catorces son conferencias espirituales, la quince, veintidós y veintitrés son homilías dadas a sus monjes probablemente entre los años 540 al 560; de ellas solo tenemos un resumen que conservan toda la vivacidad y la espontaneidad original. Las demás, son exhortaciones concretas escritas a varios monjes. Hay quienes fundadamente afirman que el escritor fue su discípulo San Dositeo a quien San Doroteo se las dictaba. El inspirador era Doroteo y el escritor, Dositeo.
Estos escritos han gozado de muchísima fama tanto entre los monjes del Sinaí (desde el siglo VII), como en Constantinopla (desde el siglo VIII) y posteriormente, gracias a San Teodoro Estudita que defendió ardorosamente la ortodoxia de esta obra y de su autor (Doroteo) porque algunos lo confundían con su homónimo, el Doroteo monofisita. Los monjes católicos basilianos italo-griegos trajeron al monacato occidental la espiritualidad oriental de San Doroteo y los jesuitas también la dieron a conocer y la difundieron por Occidente.

De la doctrina ascética de San Doroteo destaca su calidad y su equilibrio, su orientación en la perspectiva más amplia del “mysterium salutis”, que es una especie de misterio Pascual; insiste también en la lucha contra las pasiones, en la humildad, en la renuncia a la propia voluntad y en la sumisión filial a la voluntad de Dios; el examen de conciencia hecho con periodicidad, la dirección espiritual, la caridad fraterna y el temor de Dios.

Esto es lo que sabemos de su vida y esto es lo que se ha conservado de su obra. Esto ha permitido que la Iglesia lo venere como santo, aunque ni en los sinaxarios ni en los menologios griegos aparece ninguna traza de culto.
Los menologios eslavos lo mencionan el día 5 de junio, pero lo hacen como San Doroteo egumeno (Annus eccl. graeco-slavicus, Bruselas, 1863) P/D.- BHL: “Biblioteca hagiographica Latina antiquae et mediae aetatis”, que consta de dos volúmenes editados en Bruselas entre 1898 y 1901. Existe un suplemento o apéndice editado en 1911.
Creo que con estas reseñas contesto a tu pregunta. Un saludo.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es