Contestando a algunas breves preguntas (I)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Vista de la librería de la “Societé des Bollandistes”. Bruselas, Bélgica.

Pregunta: Quisiera haceros tres preguntas: si todos los santos están reseñados en el Martirologio Romano, quienes son los bolandistas y si todas las iglesias cristianas se reconocen mutuamente a sus santos. Gracias.

Respuesta: No, el Martirologio Romano no es una recopilación exhaustiva de los santos del día; prueba de ello es que al final de cada día viene la coletilla de: “en otros muchos lugares otros muchos santos mártires, confesores y vírgenes”.

Los Bolandistas, sociedad con varios siglos de existencia y que ha realizado numerosísimos estudios hagiográficos y tiene numerosas publicaciones, son el grupo de estudiosos que más han contribuido a ampliar los conocimientos hagiográficos y más han desgranado el trigo (historia) de la paja (leyendas). Sin la ingente labor de esta importante sociedad, muy vinculada a los jesuitas, la hagiografía no sería una ciencia histórica como hoy lo es. Cualquier investigador que se precie y esté interesado en conocer a fondo la vida de un santo, inevitablemente tiene que recurrir a ellos. En Internet existe muchísima información sobre ellos y su obra.

Tanto las Iglesias Ortodoxas como la Católica, reconocen a todos los santos anteriores al gran Cisma del 1054. A partir de esa fecha y salvo excepciones, que las hay, cada Iglesia reconoce solo a los suyos propios. Cada Iglesia determina a quienes tienen que canonizar y a quienes no. En la Iglesia Católica esa es una labor de la Sagrada Congregación para las Causas de los Santos, teniendo la última palabra el Papa, mientras que en las Iglesias Ortodoxas, son los Santos Sínodos de cada una de ellas quienes lo determinan.

Y te decía antes que había excepciones y te pongo sólo dos ejemplos. San Sergio de Radonezh es un santo ortodoxo reconocido por la Iglesia Católica y San Esteban I rey de Hungría es un santo católico canonizado también recientemente por la Iglesia Rusa.
Supongo que llegará un día, cuando la comunión entre las Iglesias sea plena, en que todos sean reconocidos por todos.

Detalle de un icono ortodoxo que representa el Concilio de Nicea.

Pregunta: ¿Me podéis explicar brevemente que es el arrianismo? Muchas gracias desde Colombia.

Respuesta: Muy brevemente. El arrianismo es el conjunto de doctrinas desarrolladas por Arrio, que era un presbítero de Alejandría, así como por algunos de sus discípulos y simpatizantes. Uno de los primeros y probablemente el más importante punto del debate entre los primitivos cristianos fue el tema de la divinidad de Cristo. El arrianismo fue condenado como herejía inicialmente en el Primer Concilio de Nicea y, tras varias alternativas en las que era sucesivamente admitido y rechazado, fue definitivamente declarado como herético en el Primer Concilio de Constantinopla. No obstante, se mantuvo como religión oficial de algunos de los reinos establecidos por los godos en Europa tras la caída del Imperio romano de Occidente.

El arrianismo es definido como aquellas enseñanzas opuestas al Dogma Trinitario determinado en los dos primeros concilios ecuménicos, dogma que es mantenido en la actualidad por la Iglesia Católica, las Iglesias Ortodoxas Orientales y la mayoría de las Iglesias protestantes. Este término también se utiliza en ocasiones de forma inexacta para aludir genéricamente a aquellas doctrinas que expresen la negación de la naturaleza divina de Jesús.

Arrio sostenía que Jesús fue creado por Dios como el primer acto de la Creación, que Jesús fue la coronación gloriosa de toda la creación. Los arrianos opinaban que Jesús fue un ser creado con atributos divinos, pero no divino en y por Sí mismo.
En la Iglesia cristiana primitiva se creía que Cristo había preexistido como Hijo de Dios ya antes de su encarnación en Jesús de Nazaret, y que había descendido a la Tierra para redimir a los seres humanos. Esta concepción de la naturaleza de Cristo trajo aparejados varios debates teológicos, ya que se discutió si en Cristo existía una naturaleza divina o una humana, o bien ambas, y si esto era así, se discutió la relación entre ellas.

“Conversión de Recaredo”, lienzo de Muñoz Degrain. Palacio del Senado, Madrid (España).

Arrio creía que Cristo era una criatura, la primera criatura que había sido formada por el Creador antes del inicio de los tiempos. El decía: “Dios no siempre fue Padre” sino que “hubo un tiempo en que Dios estaba solo y aun no era Padre, pero después se convirtió en Padre”. Por lo tanto, “el Hijo no existió siempre”, pues así como todas las cosas se hicieron de la nada y todas las criaturas y obras existentes fueron hechas, también el Hijo fue hecho de la nada. “Hubo un tiempo en el que no existió”.

Finalmente, en el Primer Concilio de Nicea del año 325 se aprobó el Credo propuesto por Atanasio de Alejandría, y la cerrada defensa de la naturaleza divina del Hijo de Dios hecha por Atanasio consiguió incluso el destierro de Arrio. Cuando éste fue perdonado el año 336, murió en misteriosas circunstancias (probablemente envenenado). La disputa entre partidarios de la Trinidad, arrianos y los llamados “semiarrianos” ” iba a durar durante todo el siglo IV, llegando incluso a haber emperadores arrianos (el propio Constantino I el Grande fue bautizado en su lecho de muerte por el obispo arriano Eusebio de Nicomedia).

Después del Concilio de Constantinopla del año 381, el arrianismo fue definitivamente condenado y considerado como herejía en el mundo católico. Sin embargo, el arrianismo se mantuvo como religión de algunos pueblos germánicos hasta el siglo VI, cuando Recaredo I, rey de los visigodos, se bautizó como católico en el año 587 e impuso el catolicismo como religión oficial de su reino dos años después.

Relicario con el brazo de San Francisco Javier llevado a veneración en la catedral de Pamplona, España.

Pregunta: Buenas tardes, estoy haciendo un estudio sobre San Francisco Javier y sus reliquias. Según tengo entendido, la mayor parte del cuerpo reside en Goa, India y el brazo incorrupto en la iglesia del Gesù en Roma. Me gustaría saber desde cuando este brazo descansa en esta iglesia italiana y por qué está allí y las veces que ha llegado hasta mi ciudad, Pamplona. Tengo entendido que en marzo del 2006 fue la última vez al cumplirse el 500 aniversario de su nacimiento. Gracias por anticipado y enhorabuena por su página.

Respuesta: San Francisco Javier falleció el día 3 de diciembre del año 1552 y fue sepultado en la isla de Xancian cubierto de cal y así estuvo hasta el mes de febrero del año siguiente que fue cuando la nave portuguesa llamada Santa Cruz estuvo en condiciones para poder salir de la isla. Como los miembros de esta nave eran los que habían enterrado el cuerpo del santo cubierto de cal, al exhumarlo quedaron sorprendidos porque el cuerpo estaba incorrupto.
Aunque transportaron el cuerpo nuevamente cubierto de cal, al llegar a Malaca el 22 de marzo de 1553, comprobaron que seguía incorrupto y allí fue enterrado en la iglesia de Santa Maria del Monte. En el mes de diciembre de ese mismo año fue nuevamente desenterrado y llevado hasta Goa, donde llegó el 16 de marzo del año 1554.
Allí, en Goa, fue sepultado y es en el año 1613 cuando fue trasladado a la iglesia del Bom Jesús que es donde actualmente se encuentra.
Aunque el cuerpo del santo permanecía incorrupto es desde entonces cuando empiezan a hacerse visibles algunos signos de deterioro en el mismo muy probablemente por la forma en que era guardado o por las condiciones climáticas de aquella ciudad.

La fama de San Francisco Javier se extendió rápidamente desde el mismo momento de su muerte y se acrecentó por los traslados de un sitio a otro y por las curaciones que a él se le atribuían y es por eso, por lo que no estando aun beatificado, el Papa Paulo V solicitó al Quinto Superior General de la Compañía, Padre Claudio Acquaviva (que gobernó la Compañía de Jesús desde el 19 de febrero del 1581 al 31 de enero de 1615) que se llevase a Roma una reliquia importante de San Francisco.
Llegada la noticia a Goa se dispusieron a cumplirla, pero los cronistas dicen que hubo una serie de temblores y otros signos que daban a entender que esa no era la voluntad de Dios; sin embargo, los jesuitas rogaron al santo que les permitiese cumplir con la orden recibida y el día 3 de noviembre del año 1614 se le cortó el brazo derecho completo: brazo, antebrazo y mano.

Esta reliquia fue traída a Europa por el Padre Sebastián González que era el rector de los jesuitas de Goa y después de una travesía más o menos accidentada, llegó a España y, según tengo entendido, esta es la primera vez que el brazo de San Francisco estuvo en nuestro país. En total ha estado seis veces, la última de ellas, como tu muy bien dices, fue en el año 2006.
Inmediatamente, la reliquia fue llevada a Roma y depositada en un precioso relicario en la Iglesia del Gesù, que es donde actualmente se encuentra. El santo fue beatificado por este mismo Papa Paulo V, el día 25 de octubre de 1619, estando ya la reliquia en Roma.

Existen dos obras muy completas que narran con gran rigurosidad todas las peripecias ocurridas al cuerpo de San Francisco y es de Alexandro Valignano que fue testigo ocular en la segunda mitad del siglo XVI. Existe también una obra muy completa del Padre Georg Schurhammer.

Fotografía del Beato Reginaldo Hernández, revestido de su atuendo dominico.

Pregunta: Soy mexicano y me interesaría saber algo sobre el beato Reginaldo Hernández.

Respuesta: En el libro “Mártires dominicos de la provincia de España en Madrid (1936)” del Padre Felipe M. Castro, se habla extensamente de la vida y martirio del Beato Reginaldo Hernández. Como comprenderás te resumo muy brevemente todo lo relatado en dicho libro.

Él, cuando llegó de México, estuvo en Coria, de allí pasó a Salamanca y de esta ciudad, a Madrid (esto queda probado en la “Positio”). Cuando los frailes, huyendo, se marcharon del convento de Madrid en julio de 1936, Reginaldo, pensando en su condición de estudiante y mexicano y creyendo que no correría peligro, se quedó en el convento, pero eso fue por poco tiempo porque al ver que no era admitido como refugiado en la embajada mexicana, se acogió a la hospitalidad de la familia Reyna, aunque esto también fue inútil pues a los pocos días se presentaron unos milicianos en la casa y él se identificó.
Se lo llevaron y nunca regresó a su convento, ni supieron nada de él sus conocidos, ni la Orden Dominica y ni siquiera se supo nada en México. Se sabe que lo llevaron a la checa de Lista que estaba instalada en el convento de los Jerónimos y se corrió la voz de que por la noche lo habían fusilado, aunque no apareció ningún testigo ocular que presenciara el fusilamiento.

¿Dónde lo asesinaron exactamente? ¿Dónde lo enterraron? No se sabe nada de nada, solo lo que te he dicho antes: nunca regresó a su convento, nunca supieron nada sus conocidos, nunca supo nada la Orden y nunca se supo nada en México.
Después de una serie de investigaciones para comprobar que realmente hubo martirio, su nombre fue incluido en la “Causa General” de los Dominicos constando sus datos entre los folios 215 y 254 de dicha “Causa”. Por eso, la Provincia Dominicana en España, en el Capítulo Provincial celebrado en 1938, lo registró en las Actas Oficiales.
Murió mártir pero no se sabe absolutamente nada más. No te puedo decir otra cosa.

Detalle del Beato José María Scoto en una vidriera del santuario de Tàrrega, España.

Pregunta: Quisiera saber alguna cosa sobre un beato carmelita mártir llamado Gabriel Scoto, pero no encuentro nada. ¿Podéis ayudarme?

Respuesta: El beato Escoto, al tomar el hábito del Carmelo como novicio y siguiendo la costumbre de entonces, cambió su nombre Gabriel por José María y así consta en el elenco de los beatos, por lo cual ese es posiblemente el motivo por el que no encuentras nada sobre él.

Había comenzado su noviciado en Tárega (Lleida) cuando le sorprendió la guerra del 1936. Junto con los otros once religiosos, miembros de aquella comunidad carmelita, fue detenido el 29 de julio y posteriormente fusilado en las afueras de la vecina población de Cervera. Los doce beatos fueron cayendo uno sobre el otro tras ser asesinados; los cadáveres (algún testimonio certificó que algunos aún no habían muerto) fueron rociados con gasolina y quemados. Finalmente, los huesos calcinados fueron esparcidos por los campos de cultivo.

Cuando se volvió a formar una nueva comunidad carmelita en Tàrrega, los hermanos indagaron sobre el lugar del martirio y sobre los puntos en los que podrían haber sido esparcidos los restos de los mártires. En el lugar llamado “Clot dels Aubins” y sus alrededores recogieron los huesos que encontraron y los entregaron al Instituto Anatómico Forense para su análisis e identificación.
Una vez descartados los huesos no humanos, aquellos que de manera científicamente cierta pertenecían a esqueletos humanos (además sólo había huesos pertenecientes a hombres) fueron depositados ante un tribunal eclesiástico en una arqueta con la correspondiente certificación.

Con ocasión de la beatificación, fueron de nuevo examinados ante un tribunal diocesano y se depositaron en una nueva arca-relicario que fue colocada para su veneración bajo el altar de la iglesia de la Mare de Déu del Carme, que había sido reformada con vitrinas de los doce nuevos beatos mártires y con un nuevo altar. Por tanto, existen reliquias (huesos) de los doce beatos carmelitas de la comunidad de Tàrrega, pero no se puede saber a qué mártir pertenecía cada uno de los huesos del relicario.

Imagen de San Expedito venerada en su santuario de Rosario, Argentina.

Pregunta: Paz y bendiciones. Quisiera saber más sobre San Expedito y San Julián, soldados mártires romanos.

Respuesta: San Expedito fue un mártir que pertenece al grupo de los mártires de Mitilene, conmemorados el día 19 de abril. Él, independiente de los otros mártires del mismo grupo, ha gozado de un culto muy popular y difundido aunque desde una época relativamente reciente.
Tanto el Martirologio Jeronimiano como el Martirologio Romano indican sólo el nombre del mártir pero es absolutamente imposible precisar ningún otro dato fiable, ni sobre su vida, ni sobre en qué época vivió y ni siquiera cómo fue martirizado.

El hagiógrafo Delehaye avanzó la hipótesis de que el nombre de Expedito no sea más que una mala interpretación del nombre de Elpidio, otro mártir del mismo grupo de Mitilene, cuyo nombre ha llegado hasta nosotros bajo cinco formas diversas.
Desde la mitad del siglo XVIII, o sea, muy tardíamente, el culto a San Expedito se desarrolló en Sicilia (Messina, Acireale, etc.) y en Nápoles, donde el santo fue proclamado patrono secundario de la ciudad y especialmente venerado por los navegantes y negociantes, como favorecedor de los negocios (!!)
Es también muy venerado en la Alemania meridional.
Su iconografía es muy sugestiva porque se le representa vestido de soldado romano (cosa totalmente ficticia) e incluso a veces, cazando un cuervo. En las manos, normalmente, porta una cruz. Su culto está rodeado de muchas supersticiones.

Y en cuanto a San Julián, tengo que decirte que existen muchos santos de nombre Julián, pero ninguno fue soldado mártir romano. El tema está en que a algunos cuerpos santos extraídos de las catacumbas, les han puesto el nombre ficticio de Julián y los han vestido como si fuera un soldado romano, pero de esos cuerpos santos no se sabe absolutamente nada: ni vidas, ni épocas en que vivieron, ni qué profesiones tenían, ni cómo fueron martirizados… nada de nada. Lo siento, pero no puedo darte más detalles.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es