Beata Madre Carlota de la Visitación, religiosa mártir

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Fotografía de la Beata.

El pasado sábado 10 de noviembre de 2018 en la famosa Iglesia de la Sagrada Familia de Barcelona, fueron beatificados el Padre Teodoro Illera del Olmo y 8 compañeros de la Congregación de San Pedro ad Vincula, 3 cooperadores laicos, así como 3 religiosas capuchinas de la Madre del Divino Pastor y una religiosa franciscana de los Sagrados Corazones.

Si bien con permiso de Ana María, que a causa de su labor docente no ha podido escribir sobre las mártires de la Guerra Civil Española, hoy hablaré de una de las religiosas martirizadas durante éste periodo que pertenece a una congregación muy poco conocida, la Madre Carlota Duque Belloso, quien fue asesinada en medio de la persecución religiosa, que fue llevada a cabo por las asociaciones frente-populistas leales al gobierno de la II República, y que sabiendo que quedan excluidas las otras 3 religiosas y los demás mártires de la causa, dedico este pequeño artículo a la que es considerada la primera beata oriunda de la provincia y diócesis de Valladolid.

Primeros años y profesión religiosa
Baudelia Duque Belloso
(nombre de pila) nace en Nava del Rey, Valladolid el 22 de mayo de mayo de 1872 siendo la mayor de seis hermanos, a los seis años queda huérfana de padre. Mientras la situación familiar era delicada, en ese mismo momento la Beata Carmen del Niño Jesús, aconsejada por su director espiritual funda en la misma localidad una casa perteneciente a la recién fundada Congregación de las Hermanas Franciscanas de los Sagrados Corazones.

El Ayuntamiento local vio con agrado la labor pedagógica de las religiosas, que fundaban una casa fuera del ámbito malagueño original y les encomendaron la administración del antiguo Hospital de San Miguel, así pudieron dedicarse a la educación de las niñas.

Como pequeño paréntesis la historia de la Congregación nace de la vida espiritual de la Beata Carmen del Niño Jesús González Ramos, quien con el sacerdote capuchino Fray Bernabé de Astorga, fundó el instituto el 8 de mayo de 1884 basado en la espiritualidad franciscana pero con una peculiar devoción de los Sagrados Corazones de Jesús y María. Tenía como objetivo la educación y orientación de la infancia y la juventud, pero también de la asistencia espiritual y material de los desamparados, los abandonados y los ancianos según el espíritu de San Francisco de Asís.

En Nava del Rey se había abierto el colegio de San José, en la calle Manuel Salvador Carmona en junio de 1897 y su labor duró hasta los años cincuenta del siglo XX, la asistencia del Hospital cesó en 1928, por lo que Baudelia quedó prendada por el carisma y la estima que la Congregación tenía en la población. Con quince años solicitó su ingreso en el noviciado de Antequera, emitiendo sus primeros votos en 1889 y profesando con el nombre de Sor Carlota de la Visitación. Fue fiel colaboradora de la madre Carmen y a pesar de que le valiese algunas incomprensiones, amó mucho el carisma y la vocación que Dios le ha dado.

Logo y lema de la Beata.

Vida religiosa y colaboración con el carisma de la fundadora
En 1893 la madre Carlota emitió sus votos perpetuos, para ese momento la consolidación de la fundación y la aprobación pontificia fueron una cruz para la madre fundadora. No faltaron incomprensiones por parte de las mismas religiosas de su Instituto, cuyas casas se extendían por las provincias de Málaga, Castilla y Cataluña. Las hermanas incluso llegaron a acusar a la Madre Carmen de malgastar los bienes de la comunidad que dirigieron a Roma, lo que a sugerencia del Cardenal Antonio María Cascajares convoca en mayo de 1897 un capítulo general en Valladolid donde se eligió una nueva Superiora General y la Madre Carmen fue consejera hasta su muerte dos años más tarde. En 1894 terminó sus estudios de Magisterio en la Escuela Normal de Sevilla y fue la primera maestra calificada de la Congregación.

Mientras los problemas afligían a la congregación, la madre Carlota fue directora del recién fundado Colegio de Santa Ángela de Osuna de 1894 a 1897, de ahí en julio del mismo año fue elegida Secretaria General. Ejerció como tal hasta 1900 y en 1908 fue elegida Consejera General. Era considerada como una mujer piadosa, bien educada pero de firmes convicciones y queda demostrado que a pesar de las dificultades siempre permaneció fiel a la vida religiosa.

Siguió con el paso de los años gobernando las comunidades de Calasparra, Sentmenat, Papiol, Torregrosa, Miralcamp, Valladolid, Boadilla de Rioseco, así como en Macanet de Cabrenys y dirigiendo colegios, incluso en 1934 completó un manuscrito sobre la madre fundadora titulado: “Vida, virtudes y milagros de la Madre Carmen del Niño Jesús”, en sus páginas reflejaba muy bien del espíritu de la congregación. Después de terminar su periodo escolar, todavía daba clases de piano y a veces bordaba, pero siempre estuvo dispuesta a servir al Señor con fidelidad.

Contexto y precedentes de la persecución religiosa en España
La situación política de España se estaba deteriorando, la Caída de la Monarquía Alfonsina y la Proclamación de la II República Española en 1931, la Iglesia vivió un periodo de acoso por parte del laicismo imperante en la administración republicana. Se dejó a la Iglesia a merced del Estado, se limitaron las expresiones religiosas, se aprobó una constitución que suprimía el presupuesto de culto, se prohibió a las congregaciones religiosas ejercer actividades económicas, industriales o de enseñanza bajo amenaza de que sus bienes pudieran ser nacionalizados, se tomaron medidas de disolución y expulsión de la Compañía de Jesús, además de que las expresiones de anticlericalismo se multiplicaron con las quema y profanación de conventos e iglesias en todo el país.

El primer chispazo de persecución religiosa ocurrió con el llamado Octubre Rojo Español de 1934, que durante dos semanas, los revolucionarios comunistas y anarquistas llevaron a cabo un fallido movimiento contra el Gobierno derechista, y cuyo fuerte fue la provincia de Asturias. El resultado fue que treinta y cuatro miembros del clero fueron asesinados. En 1936 y tras las elecciones generales, el Frente Popular obtuvo el poder, la situación nacional ya estaba caldeada, y de nuevo se repitió la violencia anticlerical que en el año de 1931, sin embargo, el asesinato del diputado de la oposición monárquica José Calvo Sotelo el 13 de julio de 1936 fue el punto de quiebre de la descomposición gubernamental. El 18 de julio el Ejército al mando del General Mola organizó un fracasado golpe militar con que dio inicio a la guerra civil, y con ella la gran represión y persecución religiosa que suministrará a la Iglesia Católica un gran número de mártires, entre ellos 12 obispos, un administrador apostólico, más de 6000 sacerdotes, 283 religiosas y un número indeterminado de seglares, asesinados simplemente por ser cristianos. Entre las víctimas estará la Madre Carlota, quien sufrirá martirio en la Provincia de Cataluña, donde le sorprende el estallido del conflicto.

Guerra Civil y martirio
Al inicio de la contienda, la Madre Carlota estaba en el Colegio Serafín de Asís de Vilanova de Bellpuig (Lérida) de donde las religiosas son expulsadas por las autoridades, entonces decide refugiarse con algunas amigas en la misma localidad, pero viendo los problemas que les podía causar decide irse a Barcelona donde espera pasar desapercibida. La señora de Ballester le ofreció su domicilio en la Diagonal 367, para que acogiese a las jóvenes dispersas, sin embargo los porteros del departamento pertenecían a la CNT, e inmediatamente la denunciaron como religiosa al comité de Clot. En la madrugada del 14 de noviembre, los milicianos suben hasta donde estaban hospedadas y practican un registro.

En el domicilio estaba estacionado un camión y al poco rato suben a él Sor Carlota y todas las refugiadas, escoltadas por el piquete de milicianos anarquistas. Ya a punto de partir les pregunta a los patrulleros a dónde las llevaban. A mataros, respondieron. Y ¿por qué?, les volvió a preguntar sonriendo. Pues porque sois monjas, replicaron. No, la única monja soy yo, éstas otras son estudiantes, repuso la mártir. Los patrulleros admirados de su serenidad y en camino al lugar de la ejecución, pararon el camión y dejaron libres a las muchachas que le acompañaban. En la misma caravana iba el sacerdote Enrique Bayón, catedrático del Seminario, quien también estaba detenido, las conducen hasta el barrio de Casa Antúnez, a orillas de la playa.

preguntasantoral_anticopia_articulo20181117

Cuando se levantan los fusiles para ejecutar a las víctimas les ofrecen la libertad a cambio de renegar de su fe, a lo que sor Carlota responde con un sonoro: ¡Viva Cristo Rey!, recibiendo la descarga que inmediatamente le causó la muerte. Sus cadáveres fueron ingresados al Hospital Clínico siendo registrado el de nuestra mártir con el número 352 B. El estado del cuerpo era lamentable, ya que media cara estaba carbonizada y una pierna estaba desprendida pero fue identificado por el anillo que llevaba con las iniciales BD (Baudelia Duque). Sus restos fueron enterrados en una fosa común en el cementerio de Montjuic por lo que se perdieron entre cientos de cuerpos de ejecutados.

Beatificación de los Mártires. Iglesia de la Sagrada Familia, Barcelona, España.

Causa de Beatificación
Nuestra mártir fue incluida en la causa de Beatificación junto con trece mártires de distintas congregaciones que operaban en la entonces diócesis de Barcelona. Quien encabeza la causa es el Padre Teodoro Illera del Olmo junto con otros hermanos de la Congregación de San Pedro ad Vincula.

La apertura del caso está fechada el 8 de mayo de 2006 y el 26 de octubre del mismo año se otorgó el permiso de incluir en la causa a los tres laicos que habían ayudado a los hermanos de San Pedro. El proceso diocesano se abrió en Barcelona el 25 de enero de 2007 y finalizó el 26 de octubre de 2010; el 27 de junio de 2012 se otorgó la validación de los procesos de investigación entregados por la arquidiócesis de Barcelona a la Congregación para las Causas de los Santos. La Positio super martyrio fue emitida en 2016 y examinada por los consultores teológicos de la misma Congregación. Finalmente el 18 de diciembre de 2017 el Papa Francisco, recibió en audiencia al Cardenal Angelo Amato, quien era hasta hace poco prefecto del mismo departamento, para aprobar el decreto, en el cual los dieciséis Siervos de Dios podrían ser declarados mártires.

Como comenté al principio del artículo, la ceremonia de beatificación de Sor Carlota junto con sus compañeros de la causa se efectuó el 10 de noviembre de 2018 en la Basílica de la Sagrada Familia de Barcelona, presidida por el cardenal Giovanni Angelo Becciu (sucesor del Cardenal Amato como prefecto para las Causas de los Santos).

René

Enlaces consultados (12/11/18)
• http://www.santiebeati.it/dettaglio/97770
• https://www.elnortedecastilla.es/valladolid/beatificada-navarresa-carlota-20181111182529-nt.html
• https://www.religionenlibertad.com/blog/53131349/10.11.-Sagrada-Familia.05—la-martir-Carlota-de-la-Visitacion-Duque.html
• http://religiosasmartiresenlaguerra.blogspot.com/2011/09/franciscanas-de-los-sagrados-corazones.html

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es