San Luís Scrosoppi

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Lienzo contemporáneo del Santo, usado para estampas.

Lienzo contemporáneo del Santo, usado para estampas.

Pregunta: Hace 4 años estuve muy grave en el hospital, me operaron de emergencia con el conocimiento de que lo más probable era que me amputarían un brazo. Mi tía cuando supo eso fue a rezar a una iglesia (nosotros somos de México D.F.) y en la iglesia sin saberlo le rezó con mucho fervor a San Luís Scrosoppi ya que ella al ver la pintura de San Luís sintió algo especial. Salí del hospital y no me amputaron el brazo, mi tía me platicó lo que le sucedió y desde entonces he tratado de conseguir información sobre San Luís Scrosoppi. Quisiera saber en donde se venera, donde se encuentran sus reliquias ya que he prometido ir a ese lugar en agradecimiento. Hace algún tiempo tuve la oportunidad de ir a Padua, pregunté sobre San Luís Scrosoppi pero no me pudieron orientar, solo sé que nació en Italia en la ciudad de Udine y buscando, en un mapa vi que en Údine existe una calle que lleva su nombre. Yo soy de México y aquí no es muy conocido; solo he encontrado alguna información en la Iglesia de San Felipe Neri. Quisiera orientación y saber donde puedo comprar una medalla de San Luís Scrosoppi, tal vez exista un lugar así como en Padua donde se encuentra San Antonio de Padua. De antemano agradezco cualquier información. México.

Respuesta: Aunque ya en octubre te remitimos a la pequeña reseña que de San Luís da nuestro compañero Damiano en su artículo “Los santos y la medicina (III)” y te enviamos una foto de su relicario, como te prometimos que en el día de su festividad escribiríamos sobre él, con sumo gusto lo hacemos hoy.

San Luís nació en Udine el día 4 de agosto del año 1804, siendo su padre un joyero llamado Domenico Scrosoppi y su madre, Antonia Lazzarini, viuda de Filaferro. Ambos padres llevaban una vida muy recta y cristiana. Habiendo ingresado sus dos hermanastros, entre los años 1808 y el 1825 en la Congregación del Oratorio de San Felipe Neri de su ciudad. Su hermano Carlos fue ordenado cuando él tenía solo seis años y posteriormente, lo sería su hermano Juan.

El Santo, padre de huérfanas. Lienzo contemporáneo de E. Galli.

El Santo, padre de huérfanas. Lienzo contemporáneo de E. Galli.

Teniendo él unos doce años de edad, su región sufrió una gran sequía y epidemias de tifus y de viruela; al ver él tanta miseria a su alrededor y la gran cantidad de huérfanos que esas enfermedades ocasionaban, quiso seguir la senda de sus hermanos ingresando en el seminario, siendo ordenado de diácono en 1826 y de sacerdote, el 27 de marzo del 1827 en la catedral de Udine. En su primera misa, se vio asistido por sus dos hermanos.

Diez años antes, en el 1817, dos ancianos y santos sacerdotes llamados Cayetano Salomonio y Andrés Scripioni, alquilaron en Borgo Ronchi un pequeño local con el propósito de recoger a algunas huérfanas abandonadas. Sin embargo, los dos sacerdotes viéndose ya muy ancianos se preguntaban ansiosamente quién se haría cargo de aquel trabajo. El padre Carlos de Filaferro, hermano de San Luís, se hizo cargo de aquella piadosa herencia en el año 1822, ayudándole el mismo San Luís a partir del año 1826 como director auxiliar del orfanato, haciendo factible que aquella pequeña obra fuese capaz de dar hospitalidad a noventa y cinco niñas internas y a doscientos treinta externas. Para ello, Luís tuvo que buscar trabajadores y materiales de construcción para agrandar la casa, coordinaba las obras pero él también trabajaba como un operario más, completándose las obras en el año 1836 y recibiendo tres años más tarde el reconocimiento oficial del gobierno. Muchas fueron las fatigas que tuvieron que sufrir para llevar adelante aquella obra, sobre todo de índole financiera y no pocas fueron las mortificaciones a las que debieron someterse.

Mientras esta obra se desarrollaba, llamó la atención de un grupo de mujeres que también trabajaban con los pobres y los abandonados; entre ellas estaban Felicitas Calligaris, Rosa Molinos, Cristina y Amalia Borghese, Úrsula Baldazo y Catalina Broscon. Ellas, comenzaron a colaborar con los hermanos Carlos y Luís ayudándoles en la educación y en la asistencia a las huérfanas allí hospedadas y así, en el mes de febrero del 1837 estas primeras siete jóvenes, bajo la dirección de los dos hermanos, fundaron un nuevo Instituto que fue llamado Congregación de las Hermanas de la Providencia y que fue puesto bajo la protección de San Cayetano. Aun así, la persona que más ayudó a estos dos sacerdotes – Luís y Carlos – fue Lucia de Giorgio, que se hizo cargo de la organización y el alojamiento de la nueva comunidad de hermanas.

El Santo, padre de huérfanos y enfermos. Estampa devocional italiana.

El Santo, padre de huérfanos y enfermos. Estampa devocional italiana.

En el año 1840, los dos hermanos, le rogaron a la condesa Franca de Colloredo, que era la presidenta del Colegio Dimesse, fuera con ellos a ayudarles aceptando la dirección del nuevo Instituto. En la Navidad del 1845, las primeras siete jóvenes hermanas vistieron el hábito religioso con la autorización del obispo diocesano, realizando asimismo los tres votos de pobreza, castidad y obediencia.

En el año 1846, San Luís se unió al Oratorio de San Felipe Neri. El 29 de enero del 1854 moría el padre Carlos y poco tiempo después, el 9 de noviembre de 1856, San Luís fue elegido rector de los “Filipinos” y así, tuvo que llevar esa responsabilidad hasta finales de 1866, año en el que fue suprimida dicha Congregación, a pesar de sus enérgicas protestas. Queriendo que la Congregación femenina obtuviera el reconocimiento del Papa, se dedicó a redactar las Constituciones con la ayuda del sacerdote Francisco Fantoni y después de realizadas las gestiones oportunas ante la Santa Sede, finalmente, en el mes de marzo del 1862 recibió el decreto de confirmación del Instituto firmado por el beato Papa Pío IX. El 7 de agosto de 1862 hicieron la profesión solemne veinte hermanas y poco después, otras siete en Portogruaro.

A la muerte del santo fundador, las Hermanas de la Providencia tenían ya en Udine y en otras nueve localidades, dos colegios, tres escuelas y la asistencia a numerosos hospitales. Pero la obra de San Luís Scrosoppi no solo se limitó a esta labor, porque se dedicó a gestionar otras muchas iniciativas sociales y religiosas.

Se encargó de embellecer la fachada de la iglesia de la Magdalena, en Orzano fundó una escuela gratuita, en 1855 abrió la casa para prestar servicio a los antiguos alumnos necesitados, mantuvo con su esfuerzo y dinero el “Giornale del Popolo”, fundó un instituto en Udine para las sordomudas, ayudó a las hermanas clarisas que padecían graves necesidades económicas, ayudó económicamente a la fundación del colegio Giovanni da Udine, lo mismo hizo con la Obra de los sacerdotes pobres, benefició a los clérigos y seminaristas pobres del seminario, realizó multitud de gestiones para la fundación de una obra que atendiera a los sacerdotes misioneros ancianos y enfermos, o sea, se puede decir que todo Udine, de una u otra forma, se vio afectado por tantas y tantas obras sociales y de caridad en las que siempre, San Luís formaba parte.

Urna del Santo bajo el altar de la capilla de San Cayetano. Catedral de Udine, Italia.

Urna del Santo bajo el altar de la capilla de San Cayetano. Catedral de Udine, Italia.

En el año 1855 envió a algunas hermanas para que asistieran a los enfermos de cólera y entre los años 1848 al 1859, para que cuidaran de los heridos de la guerra. En sus últimos años de vida tuvo que combatir contra los sentimientos anticlericales que surgieron en Italia durante la etapa de la unificación del país, viendo que le cerraban algunas casas e incluso el Oratorio, pero logrando proteger sus instituciones caritativas, viendo crecer su Congregación como he explicado anteriormente.

Después de una larga y dolorosa enfermedad, San Luís Scrosoppi murió el día 3 de abril del año 1884. Esta sepultado en la catedral de Udine (Italia).

El proceso ordinario para su beatificación lo inició Monseñor José Nogara, arzobispo de Udine, el día 12 de febrero de 1932 y se cerró el 30 de enero de 1937, siendo enviado a Roma, el 20 de febrero del mismo año.

El 27 de febrero de 1964 fue emitido el decreto de introducción del Proceso Apostólico. Fue beatificado por el Papa San Juan Pablo II, el día 4 de octubre de 1981, siendo canonizado por el mismo Papa el domingo 10 de junio del año 2001, junto con los beatos Agustín Roscelli, Bernardo de Corleone, Teresa Eustaquio Verzeri y Rafqa Choboq Ar-Rayès.

El milagro aprobado para la canonización ocurrió en Oudtshoon (África del Sur)y consistió en la rápida, completa y permanente recuperación de polineuritis y caquexia de un joven estudiante que era VIH positivo, que estaba infectado de Sida. Este joven era un estudiante en el Oratorio de San Felipe Neri y en el año 1994 comenzó a mostrar síntomas de que había contraído el Sida. De ser un joven fuerte y sano, se convirtió rápidamente en un hombre extremadamente delgado, que ni veía ni oía y al que su estómago no le permitía tomar ningún alimento.

Urna con los restos del Santo expuesta a veneración bajo un lienzo suyo. Catedral de Udine, Italia.

Urna con los restos del Santo expuesta a veneración bajo un lienzo suyo. Catedral de Udine, Italia.

Aunque fue tratado contra el Sida, los médicos aconsejaron trasladarlo con sus familiares a Zambia a fin de que muriese en casa. Pero tanto la comunidad del Oratorio como los fieles de Oudtshoon, sabiendo que el joven era devoto del beato Luís Scrosoppi, comenzaron a orar para conseguir su curación. Durante la noche del 10 de octubre de 1996, este joven vió en sueños al beato Scrosoppi, comenzó a sentirse mejor y al despertarse por la mañana comprobaron que estaba completamente sano. Hoy es un seminarista que está preparándose para el sacerdocio.
Las Hermanas de la Providencia fundadas por San Luís Scrosoppi, son actualmente casi dos mil, teniendo cerca de cien casas abiertas especialmente en Italia, Brasil y Paraguay.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es