San Hermión, mártir de las catacumbas

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Vista del altar con la urna de las reliquias de San Hermión. Iglesia de la Asunción de Lagos de Moreno, Jalisco (México).

Vista del altar con la urna de las reliquias de San Hermión. Iglesia de la Asunción de Lagos de Moreno, Jalisco (México).

Lagos de Moreno, Jalisco, es la sede de la Región Altos Norte de este estado. Se ubica en el occidente de México y al noreste de ésta entidad federativa. Eclesiásticamente, pertenece la Diócesis de San Juan de los Lagos.

En la Parroquia de la Asunción, que tiene las torres más altas del estado, se guardan en su interior, las reliquias de San Hermión, un mártir de los primeros siglos del cristianismo. No es posible dar una biografía sobre este testigo de Cristo, porque simplemente no hay datos. Lo único seguro es que sus restos proceden de las Catacumbas de Santa Ciríaca y que en su sepulcro se hallaba su nombre y el “vas sanguinis”.

Su osamenta se reconstruyó en una figura de cera de soldado romano, siendo colocada la imagen en una hermosa urna metálica con cristales. La imagen yace recostada sobre un almohadón y su cabeza está coronada con una guirnalda de flores. Su mano izquierda sujeta una simbólica palma, representando su victoria martirial. A sus pies está colocado un casco. A la derecha de su rostro, en una posición más baja, se halla una copa que contiene el “vas sanguinis”, signo seguro de que padeció y murió por Cristo.

Antigua fotografía de la urna de San Hermión.

Antigua fotografía de la urna de San Hermión.

Fue el Papa Pío VI, quien, a petición del Padre Pedro Márquez de Jesús, nacido en esta población, y que en nombre del Padre José Ana Gómez de Portugal, párroco del mismo lugar, donó estas reliquias. El 7 de abril de 1790 se expidió el documento de donación (auténtica) por Fray Javier Cristiani, de la Orden de San Agustín, Obispo Titular de Porfiro y Pro-Prefecto del Sagrario Apostólico, Prelado Doméstico y Asistente al Solio Pontificio.

El 12 de febrero de 1791, el Rey Carlos IV de España, autorizó que fuera trasladado desde el puerto de Cádiz, en España, al puerto de Veracruz, en México, desde donde llegó a Lagos de Moreno en 1791, siendo colocado con gran pompa en un altar dedicado a él, un 12 de junio, por el Bachiller Don Juan de Aguilera, párroco interino. El 20 de mayo de 1792, el Siervo de Dios, Don Fray Antonio Alcalde y Barriga, Obispo de Guadalajara, otorgó al cura de esta ciudad, que se celebrara a San Hermión el 28 de febrero.

Su altar se sitúa al lado poniente de la nave de la parroquia, donde recibe el culto y veneración de los habitantes de Lagos y de los visitantes que van a conocerlo o siendo ya conocido, regresan para agradecerle algún favor.

Detalle de la figura que contiene las reliquias del mártir. Iglesia de la Asunción de Lagos de Moreno, Jalisco (México).

Detalle de la figura que contiene las reliquias del mártir. Iglesia de la Asunción de Lagos de Moreno, Jalisco (México).

Bajo la urna que contiene sus reliquias, hay un relicario que vale la pena mencionar. Se trata de un cuadro rectangular, al parecer de madera dorada, en el que hay tres filas de cuatro círculos cada una. Cada círculo representa un mes del año y contiene reliquias de los santos que celebra la Iglesia en cada día del año. Anualmente, el día de la festividad, se coloca una escalinata de madera frente a su retablo, para que los fieles puedan ver de cerca las reliquias. Cabe señalar que la mayor parte de esta información se tomó de una placa con inscripción latina que refiere estos datos y que se halla al centro superior del retablo de este santo mártir.

Humberto

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es