San Martín y el dragón

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Estampa devocional italiana del Santo, de la serie Egim Isonzo, 409.

Estampa devocional italiana del Santo, de la serie Egim Isonzo, 409.

San Martín. ¿Quién no conoce al santo caritativo de Tours, famoso por el gesto del manto?

Nació en Panonia (actual Hungría), en Sabaria, de padres paganos. Fue instruido en la doctrina cristiana, pero no fue bautizado. Hijo de un oficial del ejército romano, se enroló a su vez, jovencísimo, en la caballería imperial, prestando servicio posteriormente en la Galia. Es en esta época cuando se ubica el episodio famosísimo de Martín a caballo, que con su espada corta por la mitad su manto militar, para proteger a un mendigo del frío.

Habiendo dejado el ejército en 356, ya bautizado, quizá en Amiens, se reunió en Poitiers con el obispo Hilario, que lo ordenó de exorcista (orden menor en el camino al sacerdocio). Después de algunos viajes, Martín regresó a la Galia, donde fue ordenado sacerdote por Hilario. En 361 fundó en Ligugé una comunidad de ascetas, que es considerada el primer monasterio datable en Europa. En 371 fue elegido obispo de Tours. Durante algún tiempo, sin embargo, residió en otro monasterio por él fundado, distante quatro kilómetros de la ciudad, llamado Marmoutier. Se empeñó a fondo en la cristianización de las campiñas. Murió en Candes en 397.

He aquí la historia de San Martín. Pero el título de este artículo tiene que ver con una iconografía hallada en una librería de Monza el pasado febrero. Una estampa de la serie conocida como Egim (serie Isonzo 409) lleva la nomenclatura San Martín, sin especificar nada. Ciertamente despertó mi curiosidad, pudiera tratarse de un tebano, uno de tantos de la Legión.

Reverso de la misma estampa, con la oración al Santo en italiano.

Reverso de la misma estampa, con la oración al Santo en italiano.

Pero entonces, el reverso de la misma estampa me hizo entender que era el Santo de Tours. Si analizamos la imagen, nos damos cuenta de que es un error iconográfico. La palma y el dragón hacen de éste un soldado romano, un legionario, un mártir, probablemente San Jorge, pero ciertamente no es el Santo de Tours, como dice la oración en el reverso.

Digamos que han querido variar la iconografía del santo pastor de las Galias, utilizando un motivo que resultase llamativo, pero que en realidad sólo es un pegote iconográfico realizado por un… ignorante.

Damiano Grenci

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Contestando a algunas breves preguntas (XXV)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Vista de un stergar o pañuelo sobre un icono ortodoxo del Salvador.

Vista de un stergar o pañuelo sobre un icono ortodoxo del Salvador.

Pregunta: Buenas tardes. En primer lugar felicito a todo el equipo por este magnífico sitio y por el bien que hacéis en él. Quisiera saber cómo se llama y qué significado tiene esa tela más o menos decorada, que los fieles ortodoxos colocan a modo de estola sobre los sagrados iconos, tanto en los templos como en los hogares. Muchas gracias.

Respuesta: Esa tela a la que haces referencia es un simple adorno que solo se usa a nivel popular; muy raramente se utiliza en los templos. No tiene por lo tanto, ningún significado litúrgico. Su nombre es “stergar”, aunque posiblemente en algunas localidades puedan darle otros nombres populares. En esta foto podrás ver un “stergar” puesto en un icono griego de Cristo.

Pregunta: Mi esposa se llama “Betina” y no tengo noticias de que tenga una santa patrona homónima. Supongo que el nombre es de origen germánico, ya que en Alemania es frecuente. Cualquier noticia que tengan al respecto, les agradezco desde ya su ayuda.

Respuesta: Santa Betina no existe. Como nombres más parecidos existen Betelino, Betón y Bett o Betti. ¿No será el femenino de este último nombre? A mi entender es lo más probable y por eso te daré algunas notas sobre este santo apóstol del Anglia Central y del Reino de Mercia.

Cuando Peada, hijo de Penda (625-655) heredó de su padre el gobierno de Anglia Central marchó hacia donde estaba el rey de Northumbria a fin de solicitarle la mano de su hija. El soberano se mostró dispuesto pero poniéndole como condición que abrazara el cristianismo y se hiciesen bautizar tanto él como todo su pueblo. El joven aceptó y después de hacerse catequizar por su futuro suegro, se convirtió junto con sus acompañantes siendo bautizados por San Finán, obispo de Lindisfarne. Cuando se iba a marchar de vueltas le pidió al rey cuatro sacerdotes para que evangelizaran su pueblo y con él se marcharon San Cedda, San Adda, San Betti y San Diuma. Los tres primeros eran ingleses y el último era escocés.

Icono de San Betti, apóstol de Anglia y Mercia.

Icono de San Betti, apóstol de Anglia y Mercia.

Cuando llegaron a Anglia, los cuatro sacerdotes de pusieron a predicar el evangelio, obteniendo un gran número de conversiones. Enseguida, con el consentimiento de Penda, los cuatro sacerdotes evangelizaron también el Reino de Mercia. Las dos regiones, o sea, Anglia Central y Mercia se unificaron en una sola diócesis, cuyo primer obispo fue San Diuma, consagrado por San Finán. De San Betti de Wirksworth no se conoce ningún dato más, solo que los bolandistas determinaron su festividad el 11 de febrero.

Resumiendo, si tu esposa quiere que San Betti sea su santo patrono, puede hacerlo sabiendo que fue un sacerdote del siglo VII, apóstol de Anglia y Mercia, que nada tuvo que ver con Germania y que se conmemora el 11 de febrero.

Pregunta: Aunque sé que Santa Águeda no es la única santa cuyo cuerpo está troceado y que sus restos andan repartidos por medio mundo, por ser devota de ella os agradecería que me informaseis un poco sobre sus reliquias. Su vida ya la he leído en el magnífico artículo del 5 de febrero del 2011 hecho por Meldelen.

Respuesta: Pues llevas razón porque sus restos, aunque mayoritariamente están en Catania, lo están también en otros relicarios repartidos por otros muchos lugares, especialmente en Italia y en otros países europeos.

En primer lugar tenemos que destacar el magnífico busto relicario de plata del siglo XIV, obra del orfebre italiano Giovanni Di Bartolo, que contiene el cráneo y parte del tórax de la santa. Este relicario, que tiene la forma de una escultura de cintura para arriba, que está esmaltado y repujado con abundantes joyas, está hueco por dentro y ese es el sitio donde se encuentran las reliquias, que como te he dicho es el cráneo y algunos huesos del tórax e incluso ¡algunos órganos internos de la santa! A mi entender, este es el relicario más popular, al que a lo largo de los siglos se le han hecho numerosas donaciones papas, reyes, cardenales, etc., algunas de ellas muy valiosas, como por ejemplo, la corona que le regaló Ricardo “Corazón de León”, que ella sola lleva casi un kilo y medio de piedras preciosas. Ni que decir tiene que este busto relicario está en la ciudad de Catania y que sale en procesión.

Busto-relicario procesional de la Santa que se venera en su catedral de Catania, Sicilia (Italia).

Busto-relicario procesional de la Santa que se venera en su catedral de Catania, Sicilia (Italia).

De ese mismo siglo son los relicarios de algunos de sus miembros, venerados también en Catania: un fémur, un brazo, el pie derecho, la mano derecha y una pierna. Los relicarios de la mama y del velo de la santa son del año 1628. Este velo es visible dentro de una especie de urna, es de seda rosa y se expone a la pública veneración en la festividad de la santa.

Hay dos ciudades italianas de la región de Puglia – Gallipoli y Galantina -, que tienen relación con una de las mamas de la santa; de ambas ciudades es patrona Santa Águeda. En Gallipoli se cuenta que en el año 1126 Santa Águeda se le apareció en sueños a una mujer diciéndole que su bebé tenía algo en la boca. Ella se despertó, confirmó que así era, pero no le pudo abrir la boca al niño. Como no había forma de conseguirlo, recurrió al obispo de la ciudad el cual se puso a rezar las letanías de los santos. Al nombrar a Santa Águeda, el niño abrió la boca y de ella salió la mama. La reliquia estuvo en Gallipoli hasta el año 1389 cuando el príncipe Del Balzo Orsini la trasladó a Galatina, donde se colocó en la iglesia de Santa Catalina de Alejandría, que es donde actualmente se encuentra.

Relicario con la mama de Santa Águeda.

Relicario con la mama de Santa Águeda.

En Catania está también el llamado “scrigno”, que es una caja de madera que se conserva en la iglesia de Sant’Agata la Vetere, que contuvo parte de los restos de la santa hasta el 1576 y que actualmente sólo contiene dos documentos: una Bula del Papa Urbano II en la que se dice que la santa nació en Catania y no en Palermo y un pergamino del 1666 en el que se declara a la santa como protectora perpetua de Messina. Esta caja de madera actualmente está dentro de una preciosa urna de plata.

Aparte de Catania, en Sicilia existen otras reliquias de Santa Águeda, como por ejemplo el cubito y el radio de un brazo en Palermo, un hueso del otro brazo en Messina y otra reliquia insigne de un brazo en la localidad de Alí (Messina). En varias iglesias de Roma también existen reliquias menores. En la localidad de Sant’Agata dei Goti (Benevento) se conserva un dedo y otras reliquias más pequeñas en las ciudades italianas de Florencia, Venecia, Salerno, Ferrara, Capua, Pistoia, Venalzio, Siponto, etc. En España hay reliquias en Barcelona, Burgos, Sevilla, Palencia y Oviedo. En Francia las hay en Cambrai, Douai y Breau. En Bélgica tienen reliquias las ciudades de Amberes, Bruselas, Thienen y Laar. Asimismo las hay en Colonia y Kamp Lutfort (Alemania), Luxemburgo y Praga (Chequia).

Pregunta: En más de una ocasión he escuchado o leído que del Beato Pablo VI se dice que fue un papa mártir. Vosotros mismos lo habéis referido en alguna ocasión en el blog. ¿Me podríais explicar con algo más de detalle el por qué se le califica de esta manera? Muchísimas gracias desde Chile.

Respuesta: Es cierto lo que dices: muchas veces se le nombra como Papa mártir y esta calificación, como tú mismo dices, tiene cierta lógica. Este es un tema que podría dar para un artículo completo pero como ya hemos escrito sobre este beato, prefiero darte solo algunas pinceladas que muestren su sufrimiento.

Nadie duda que el beato Pablo VI fue un hombre muy inteligente, valiente y bueno aunque algo tímido. Vivió unos años difíciles desde el punto de vista eclesial porque al ser elegido Papa se encontró con un Concilio convocado, del que solo se había celebrado una sesión que daba a entender que muchos padres conciliares querían algunas reformas que podían poner en peligro la unidad de la Iglesia. Tuvo que ser muy astuto y muy firme para manifestar de manera muy delicada que si algunos de los documentos que se estaban elaborando no se modificaban, él no los firmaría. El quería conseguir que del Concilio salieran unos documentos que fueran aceptados por toda la Iglesia Católica y no solo por parte de ella.

La historia nos ha demostrado que con posterioridad al Concilio han existido dos corrientes predominantes en la Iglesia: unos que querían continuar con los modos y formas precedentes al mismo (los llamados ultraconservadores) y otros que buscaban una ruptura con el pasado (los llamados progresistas). Por eso el propio Papa Benedicto XVI llegó a decir que “el post-concilio tuvo sus luces y sus sombras”.

El Beato Pablo VI, papa.

El Beato Pablo VI, papa.

Y estas tensiones comenzaron inmediatamente después de clausurarse el Concilio y al Papa Pablo VI le tocó vivirlas y hacerles frente. Fueron años difíciles: recordemos las secularizaciones masivas de sacerdotes y religiosos, el abandono de multitud de católicos desengañados con una jerarquía que en determinados países estaba excesivamente politizada, el cisma de Lefèvre, etc. El propio ímpetu ecuménico que imprimió a la Iglesia no era comprendido por todos; era incluso atacado por determinados sectores de la propia jerarquía. Esto hizo sufrir muchísimo al Papa, tanto que recordemos que en la fiesta de los santos apóstoles Pedro y Pablo del año 1972 llegó a decir que “el humo del infierno ha entrado dentro de la Iglesia… ya no hay confianza en la Iglesia… La duda ha entrado en nuestras conciencias y entró por una ventana que debería haber sido abierta para que entrara la luz”. Sufrió mucho, muchísimo, pero jamás perdió la esperanza en Dios.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Santo Tomás Becket, arzobispo mártir de Canterbury (II)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Pintura decimonónica del Santo. Iglesia de Saint Gervais, Rouen (Francia).

Pintura decimonónica del Santo. Iglesia de Saint Gervais, Rouen (Francia).

Ayer escribimos sobre la vida, muerte y culto de Santo Tomás de Canterbury, pero es tan abundante su representación iconográfica que, aunque este no sea un tema que domine, basándome sobre todo en la Bibliotheca sanctórum, quiero dedicarle un segundo artículo a este santo.

La figura de Santo Tomás Becket, desde inmediatamente después de su muerte asumió un papel tan importante que se le identificó con la libertad, con la dignidad humana y con una indómita fidelidad a la Iglesia de Roma, por lo que no tenemos por qué extrañarnos de que su culto se difundiese por toda Europa y la riqueza iconográfica ligada a tal culto, especialmente entre los siglos XII al XVI, cuando su memoria fue abolida por Enrique VII en su país natal.

Como consecuencia de esto, encontramos representaciones del santo por toda Italia, Francia y Alemania, a menudo asociado a sus dos homónimos: Santo Tomas apóstol y Santo Tomás de Aquino. Se podría iniciar una recopilación iconográfica, aunque no exhaustiva, con las representaciones disponibles en Italia, ya sea porque algunas de ellas están entre las más antiguas, ya sea por su localización en iglesias emblemáticas por su contenido artístico o por su tradición histórica, aunque entre estas representaciones no existan muchas que sean contemporáneas del santo.

Los frescos del oratorio de Santo Tomás en la catedral de Anagni y que son atribuidos al Maestro de la Translación (siglo XII), fueron pintados en una época cercana a los acontecimientos de Canterbury y aunque se encuentran en un estado de grave deterioro, nos ofrecen el modelo de aquella que posteriormente será la imagen inmortalizada en todas las demás obras. Lo mismo podríamos decir de los mosaicos de la Catedral de Monreale, también del siglo XII y del fresco del siglo XIII que se encuentra en el Sacro Speco de Subiaco.

Santo Tomás aparece casi siempre representado como un obispo solemnemente ataviado, con un aspecto relativamente joven y con la mitra sobre su cabeza. Aunque en Monreale aparece revestido con el palio de arzobispo, barbudo y con la cabeza descubierta y en Subiaco, con un libro cerrado en su mano izquierda y bendiciendo con la derecha. En otras imágenes aparece con el pectoral. A veces es representado con un hacha incrustada en el cráneo, recordando el modo de su martirio e incluso, alguna vez, montado a caballo.

"La muerte de Santo Tomás Becket", lienzo de Albert Pierre Dawant (1852-1923). Museo de Fécamp, Francia.

“La muerte de Santo Tomás Becket”, lienzo de Albert Pierre Dawant (1852-1923). Museo de Fécamp, Francia.

Quedándonos en Italia, recordemos el políptico de Andrea Bonaiuti de Florencia (que actualmente se encuentra en la National Gallery of London), o la estrada de Giovanni del Biondo en la capilla Bardi en el templo Santa Croce de Florencia, en las cuales, Santo Tomás aparece junto a San Juan Gualberto. En lo referente a los ciclos y episodios singulares de su vida, entre los cuales está naturalmente la escena de su asesinato en la catedral, recordemos entre otras la del fresco de la iglesia de los Santos Juan y Pablo en Spoleto (Perugia) atribuida a Alberto Gotrio (siglo XII) y la miniatura de la escuela de Facino de Buonaguida, perteneciente a la colección Hoepli de Milán. Encerrado en el bucle de una gran S inicial, se ve el santo en el altar, con el cáliz cogido entre las manos, con un acólito a su lado, mientras un hombre armado le golpea la cabeza con una espada.

Entre las representaciones más antiguas en Francia está la escultura de la catedral de Sens, en la que aparece el santo en actitud de bendecir y que es del siglo XIII y también el fresco del mismo siglo, que se encuentra en Saint Junien, en el Limousin. Pero las representaciones artísticas que mejor encajan en el arte francés en el culto a Santo Tomás Becket, están las planchas de esmalte fabricadas en las célebres manufacturas de Limoges, reproduciendo la escena del martirio y que forman parte de los recuerdos que los peregrinos traían de Canterbury.

El episodio del martirio es reproducido en numerosísimas miniaturas de salterios y de libros de oraciones, como por ejemplo, el “Salterio de San Fusciano” en Amiens, que es del siglo XII o “El libro de Horas del Mariscal de Boucicault”, que se encuentra en el Museo Jacquemart-André de París. No faltan las esculturas como por ejemplo, los bajorrelieves del pórtico de la catedral de Chartres y un vitral con la misma escena, ambos del siglo XIII. Ventanales o vidrieras con las escenas completas de su vida, las hay por ejemplo en Sens (siglo XII), Angers (siglo XIII) y otras muchas.

Relicario en Arrás (Francia).

Relicario en Arrás (Francia).

Si nos vamos a Alemania, encontramos imágenes del santo en la iglesia de St. Jürgens de Wismar, donde aparece con los otros dos Tomases, o el tríptico de Santa Valburga, en Baviera, que es del siglo XV. En otras muchas iglesias alemanas se encuentran pinturas que representan las escenas de la vida, culminando con el martirio del santo. Entre estas existen algunas del siglo XIII, como los frescos de la catedral de Brunswich, aunque gran parte de estos pasajes están datados como del siglo XV.

Recordemos el gran cuadro del Museo de Hamburgo, realizado bajo el mecenazgo de los mercaderes que comerciaban con Inglaterra. Originariamente, la obra estaba compuesta de numerosos paneles de los cuales, cuatro estaban dedicados al santo. De estos, se conservan dos que representan la fuga de Rochester entre las burlas del populacho y el asesinato en la catedral. Otros episodios de su vida están representados por Michele Pacher en dos paneles, que hoy se encuentran en el Museo Johanneum de Gratz. La representación más popular del martirio es la de Réau, donde los agresores son cuatro, uno de los cuales lleva un hacha. El santo tiene el cáliz sobre el altar y con su mano bendice a quienes lo atacan.

No se puede concluir este brevísimo repaso sin recordar algunas de las representaciones de Santo Tomás Becket en España, como por ejemplo, la iglesia de Santo Tomás Canturiense, en Toro (siglo XII), los frescos de la iglesia de Santa María en Tarrasa (siglo XII) y algunos otros. Con respecto a los países escandinavos, recordemos la escultura de madera realizada por Bernt Notke, del siglo XV y que se encuentra en el Museo de Estocolmo o el ciclo pictórico de Björsäter, del siglo XIV, que también se encuentra en el mismo museo.

Relicario en Petersborough Abbey.

Relicario en Petersborough Abbey.

Como dijimos al principio, la iconografía de Santo Tomás Becket en Inglaterra se ha visto afectada por las vicisitudes de aquella Iglesia, existiendo pocas obras en el país que le vio nacer y donde murió. Aun así, recordemos el fresco de la iglesia Halexton en Cambridgeshire (siglo XIII), el ciclo de vidrieras de la catedral de Canterbury (siglo XIII) y la escena del martirio en la catedral de Exeter (siglo XIV).

Antonio Barrero

Bibliografía:
– Celletti, M.C., “Bibliotheca sanctórum, Tomo XII”, Città Nuova Editrice, Roma, 1990.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Contestando a algunas breves preguntas (XXIII)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

El Beato Pablo VI, Papa.

El Beato Pablo VI, Papa.

Pregunta: De todos es conocido el rechazo de la Iglesia al aborto. ¿Es cierto que el milagro que ha llevado a Pablo VI a los altares está relacionado con este tema? Muchísimas gracias.

Respuesta: También es sabido que el Beato Pablo VI rechazó el aborto en la encíclica “Humanae vitae” publicada el 25 de julio de 1968 y que puede leerse en este link de la web del Vaticano.

Bueno, pues refiriéndome en concreto a tu pregunta quiero decirte que, en efecto, el milagro está relacionado con la curación de un feto, realizado en el año 2001. La madre se encontraba en la semana 24 de la gestación cuando en una de sus revisiones le detectaron al feto una lesión grave en la vejiga. Aunque los médicos le dijeron a la madre que el niño no nacería vivo y que si así lo hiciera, nacería con deformaciones y necesitaría de inmediato un transplante, la madre se negó a abortar y le pidió a una amiga que había conocido personalmente al Papa Pablo VI, que le rezara por su hijo. La amiga así lo hizo y cuando los médicos le hicieron la siguiente revisión a las 34 semanas de gestación, comprobaron asombrados que la malformación había desaparecido. El niño nació sano, tiene unos catorce años de edad y estuvo presente en la beatificación del Papa Montini.

Imagen de San Ginés de la Jara, obra de la escultora española Luisa Roldán, "la Roldana".

Imagen de San Ginés de la Jara, obra de la escultora española Luisa Roldán, “la Roldana”.

Pregunta: Buenos días. Me gustaría saber si me pueden ayudar en la iconografía de San Ginés de la Jara. Estoy intentando buscar los atributos del santo y si su patronazgo es de los viticultores, campesinos, mineros e incluso los marineros. La información que he encontrado es ambigua, inconclusa y dispersa. Un saludo.

Respuesta: Siento ser brusco, pero como a mi me gustan las cosas claras, a veces, no soy muy diplomático para decirlas y esta es una de esas veces. San Ginés de la Jara no es un santo real, no existe; es un personaje de leyenda creado en el entorno de la ciudad de Cartagena, de la que es copatrono. Es un claro desdoblamiento de un santo real: San Ginés de Arlés, un mártir del que nos hablan tanto Prudencio en el “Peristephanon” como Venancio Fortunato.

Pero este no es el único caso de desdoblamiento de San Ginés de Arlés, sino que también lo son San Ginés de Alvernia, San Ginés de Béziers, San Ginés de Barcelona, San Ginés de Córdoba y algún otro Ginés más, todos ellos falsos. En el caso de San Ginés de la Jara (o San Ginés Sciarensis) hay que decir que en el siglo XV se fundó un convento franciscano en Cartagena al que se le puso el nombre de “San Ginés de la Jara”, pero en el que se veneraba en realidad al soldado mártir San Ginés de Arlés. A partir de ahí, se armó el lío porque el pueblo se inventó una historia que hablaba de un eremita que se había establecido junto al Mar Menor mucho antes de que los árabes desembarcaran en la Península Ibérica y que había muerto como mártir. Se decía que su linaje era noble y ¡oh casualidad!, que procedía de Francia. Recordemos que Arlés es una ciudad francesa. El colmo del despropósito fue que el Papa Paulo III, lo reconoció como santo en el año 1541 y ¡oh casualidad también!, puso su festividad el 25 de agosto, que es la misma fecha en la que se conmemora al santo de Arlés.

Como el Mar Menor está en el Mar Mediterráneo y junto a las minas de cinc y plomo de La Unión, de ahí le viene su patronazgo a los marineros y mineros. Y como se dice que era un ermitaño, se le representa vestido como un monje (se puede ser ermitaño sin ser monje) y para más colmo, con el báculo de un abad. Todo un despropósito. Por eso no me extraña que, como tú muy bien dices, la información que hasta ahora has encontrado es ambigua, inconclusa y dispersa. Pues yo te lo aclaro: es falsa.

Detalle de los mártires del Zenta en un lienzo contemporáneo.

Detalle de los mártires del Zenta en un lienzo contemporáneo.

Pregunta: ¿Me podríais decir que hay de cierto sobre la Causa de beatificación de los mártires del Zenta y darme alguna información sobre estos mártires? Gracias.

Respuesta: Bueno; es cierto que el pasado 25 de octubre el Vaticano dio el “Nihil obstat” a esta Causa, manifestando que no existe ningún obstáculo para continuar el proceso de beatificación de estos presuntos mártires. La diócesis de Orán (Argentina) lleva trabajando en esta Causa desde el mes de marzo del año 2002, habiendo constituido un tribunal y una comisión de peritos en Historia y Teología, cuyo principal objetivo es la recopilación de la mayor cantidad de datos históricos posibles. Por el hecho de ser argentino, el Papa Francisco está al tanto de esta Causa.

Aunque a finales del siglo XVIII, fueron asesinados unos veinte sacerdotes y seglares cuando estaban en plena tarea evangelizadora en el Chaco salteño, la Causa de beatificación ha sido solo abierta a los sacerdotes Pedro Ortiz de Zárate (de la diócesis de Orán) y Juan Antonio Solinas (jesuita italiano de Cerdeña). Al menos, que yo sepa, en la Causa no están incluidos los dieciocho seglares que les acompañaban, ya que de ellos se desconoce absolutamente todo, salvo el número de cuantos eran. Sin embargo lo más probable es que a lo largo de la tramitación de la Causa, sean agregados como compañeros mártires de nombres desconocidos.

El padre Pedro – que era un hombre viudo que se había ordenado de sacerdote -, quería misionar la zona del Gran Chaco comprendida entre los ríos Bermejo y Pilcomayo y en esta tarea era ayudado por el padre Juan Antonio. Junto al río Bermejo habían construido una pequeña capilla dedicada a la Virgen, donde celebraban la Eucaristía. El 27 de octubre del 1683, los dos sacerdotes y los seglares criollos y aborígenes allí presentes (hombres, mujeres y niños), fueron atacados por miembros de las tribus tobas y mocovíes, quienes a golpes de macanas los martirizaron y asesinaron. En esta web puedes encontrar más información sobre estos mártires.

Tenebrario encendido durante el oficio de tinieblas.

Tenebrario encendido durante el oficio de tinieblas.

Pregunta: Buenos días. Quisiera saber con exactitud cuales eran los salmos que se recitaban en el Oficio de Tinieblas en la Semana Santa, antes de la última reforma litúrgica y el uso exacto del tenebrario. Muchas gracias.

Respuesta:
Jueves Santo
Maitines:
Primer Nocturno: Salmos 68, 69 y 70
Segundo Nocturno: Salmos 71, 72 y 73
Tercer Nocturno: Salmos 74, 75 y 76
Laudes:
Salmos 50, 89, 35, 146 y Cántico de Moisés.

Viernes Santo
Maitines:
Primer Nocturno: Salmos 2, 21 y 26
Segundo Nocturno: Salmos 37, 39 y 53.
Tercer Nocturno: Salmos 58, 87 y 93
Laudes:
Salmos 50, 142, 84, 147 y Cántico de Habacuc

Sábado Santo
Maitines:
Primer Nocturno: Salmos 4, 14 y 15.
Segundo Nocturno: Salmos 23, 26 y 29.
Tercer Nocturno: Salmos 53, 75 y 87
Laudes:
Salmos 50, 91, 63, 150 y Cántico de Ezequías.

Sobre el tenebrario y su uso ya hemos escrito en este blog.

Fotografía de Cástor Zarco García, seminarista mártir.

Fotografía de Cástor Zarco García, seminarista mártir.

Pregunta: ¿Es cierto que la archidiócesis de Madrid ha incoado la Causa de beatificación de siete seminaristas madrileños?

Respuesta: Si es cierto y concretamente, hace muy poco tiempo, se clausuró el proceso diocesano, que se había iniciado en la diócesis de Madrid el 21 de octubre del año 2010. En esta Causa no solo hay siete seminaristas madrileños, sino que también hay uno de Santander y otro de Toledo, además de un sacerdote y un seglar. Su postulador es el sacerdote benedictino Miguel Vivancos Gómez.

Como acabo de decir, en esta Causa están incluidos: un sacerdote (Julio Pardo Pernía), nueve seminaristas (Pablo Chomón Pardo, Ramón Ruiz Pérez, Jesús Sánchez Fernández-Yáñez, Miguel Talavera Sevilla, Antonio Moralejo Fernández, Mariano Arrizabalaga Español, Ángel Trapero Sánchez-Real, Ignacio Aláez Vaquero y Castor Zarco García) y un seglar (Liberato Moralejo Juan). De todos modos, quiero remacharte, que a esta Causa aun le queda mucho recorrido, aunque por el solo hecho de haberse incoado, ya estos presuntos mártires son reconocidos como Siervos de Dios.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Contestando a algunas breves preguntas (XXII)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Símbolo del Crismón, presente en el tapiz de los 233 Beatos Mártires Valencianos.

Símbolo del Crismón, presente en el tapiz de los 233 Beatos Mártires Valencianos.

Pregunta: Hola de nuevo. Veo su página a diario y estoy seguro que aquí podré encontrar la respuesta a mi pregunta. Me gustaría saber qué significa la imagen del tapiz de la beatificación de los 233 mártires españoles. Agradeceré su respuesta.

Respuesta: En el museo San Pío V de la Ciudad de Valencia se conserva un sepulcro en el que, según la tradición, fue colocado el cuerpo del diácono San Vicente, quien murió martirizado en Valencia en torno al año 304. Este sarcófago de mármol, probablemente del siglo IV, sólo ofrece labrado uno de los frentes. La sección más interesante es el relieve rectangular que se encuentra en la zona central. El motivo inferior es una cruz latina con piedras preciosas figuradas y debajo de sus brazos hay un cordero, a la derecha y un ciervo, a la izquierda. Sobre la cruz, coronándola, se encuentra el crismón constantiniano, formado por las dos primeras letras del nombre de Cristo en griego. El crismón, también decorado con gemas, está encerrado dentro de una rica láurea o corona de hojas de laurel, enlazadas con cintas. En los brazos de la cruz descansan dos palomas, que picotean los frutos de la corona de laurel.

Este relieve central es símbolo de la muerte y la resurrección de Cristo, significadas, respectivamente, por la cruz y el crismón coronado. Las palomas representan las almas de los justos, quienes, seguros en el árbol de la cruz, saborean los beneficios espirituales de la resurrección del Señor. Pregustando los bienes celestiales, confían alcanzar la corona de la inmortalidad. Ésta es la esperanza que les permite enfrentarse incluso al martirio, con la seguridad de que la victoria final pertenece a Cristo.

Este relieve central, de gran calidad y bella composición, es el reproducido en el tapiz que durante el acto solemne de la beatificación estuvo colgado en la fachada de la Basílica de San Pedro. Con él quiere representarse a los 233 mártires que son beatificados. Siguiendo los pasos de San Vicente Mártir, ellos dieron sus vidas por Cristo, con la mirada puesta en su muerte y resurrección, seguros de alcanzar la corana de gloria del martirio.

Vidriera prerrafaelita del arcángel San Uriel.

Vidriera prerrafaelita del arcángel San Uriel.

Pregunta: Se dice que son cuatro los arcángeles y entre estos está supuestamente Uriel. ¿Por qué no es reconocido Uriel por la Iglesia Católica? Muchas gracias.

Respuesta: Al arcángel Uriel sólo lo celebran las Iglesias Coptas y Etiópicas y lo hacen el 15 de julio y el 22 de enero. La Iglesia Católica no lo tiene recogido en el santoral porque este arcángel no aparece nombrado en ningún libro canónico de la Biblia, Los otros tres reconocidos – Gabriel, Rafael y Miguel -, sí que aparecen en las Escrituras.

A Uriel se le menciona en el Libro de Enoc, al igual que se mencionan a Raguel, Sariel y Remiel, pero tú sabes que este libro es considerado apócrifo por todas las iglesias cristianas, excepto por la Etíope. El Libro de Enoc lo menciona en el capítulo 28, versículo 8. También aparece en el IV libro de Esdras, 4, 1, que también es apócrifo y en las Epístolas de los Apóstoles, otro apócrifo de mediados del siglo II. Sólo los coptos y etíopes reconocen como canónicos a estos Libros. Estos cuatro arcángeles apócrifos fueron rechazados por la Iglesia y en realidad sólo ha “sobrevivido” Uriel en esas dos Iglesias orientales.

Pregunta: He oído hablar del Siervo de Dios Benedicto Daswa, seglar sudafricano asesinado por un brujo y que la Iglesia Sudafricana quiere que sea considerado como mártir. ¿Me podéis decir algo sobre él? Muchísimas gracias de antemano.

Respuesta: Algo podremos decirte. Tshimangadzo Samuel Benedicto Daswa nació en el año 1946 en el pueblo de Mbahe, en la provincia de Limpopo, en Sudáfrica. Pertenecía a la tribu Lemba, los llamados “judíos negros”, porque siguen las normas judías sobre la circuncisión, los alimentos puros e impuros, etc. En el año 1963 se convirtió al catolicismo y lo hizo tan de veras que se convirtió en un referente seglar para su comunidad.

Fotografía del Siervo de Dios Tshimangadzo Samuel Benedicto Daswa.

Fotografía del Siervo de Dios Tshimangadzo Samuel Benedicto Daswa.

A principios del mes de febrero del año 1990 hubo una serie de lluvias torrenciales que asolaron su pueblo y la población local pensó que estos fenómenos atmosféricos estaban relacionados con actos de brujería. Así, el consejo de ancianos del pueblo decidió consultar a un curandero y pidió a los aldeanos una pequeña contribución económica – cinco rands – para pagarle al curandero. Benedicto defendió que los truenos y relámpagos eran fenómenos naturales y que su fe le impedía hacer esa contribución por pequeña que fuese. Esto despertó las iras de todos algunos de sus vecinos. El día 2 de febrero, el coche en el que viajaba Benedicto fue bloqueado por una emboscada organizada por algunos de sus vecinos. El consiguió escapar y se escondió en una casa, pero ante la amenaza de que si no se entregaba matarían a la mujer que le dio cobijo, Benedicto se entregó, siendo asesinado a puñaladas y cubriendo su cuerpo con agua hirviendo.

El obispo de Tzaneen – que es la diócesis a la que él pertenecía -, ha pedido a sus feligreses que recen por el éxito de la reunión que celebraron el pasado 9 de octubre los asesores teológicos de la Congregación para las Causas de los Santos, en la que se iba a evaluar si Benedicto podría ser considerado un mártir, ya que fue asesinado por negarse a colaborar en la contratación de los servicios de un hechicero que iba a realizar un ritual de brujería. Si el asesinato de Benedicto se reconoce como martirio por odio a la fe, este sería el primer mártir oficial de la Iglesia Sudafricana.

Pregunta: Hace unos días, cuando leí el artículo del Beato Jorge Popieluzsko, vi que en él se decía que recientemente se ha iniciado el estudio de un supuesto milagro que podría servir para su canonización. ¿Sabéis algunos detalles de ese milagro?

Respuesta: Sí, algo podemos decirte. Se trata de la curación repentina de un hombre desahuciado y a punto de morir por un cáncer en el hospital francés Albert-Chenevier. Los médicos habían decidido suspenderle el tratamiento y habían avisado a su esposa diciéndole que la muerte era inminente. De hecho, su propia familia había comenzado a preparar el funeral. Pero una religiosa polaca perteneciente a la capellanía del hospital se enteró y la convenció para que buscara a un sacerdote en concreto, al padre Bernard Brien que había nacido el mismo día en que fue martirizado el beato Jorge Popieluzsko. Este sacerdote le administró la Unción de los Enfermos y sacando una imagen del Beato le dijo a esta: “Hoy es nuestro cumpleaños, así que tienes que hacer algo porque es la hora de intervenir”. Inmediatamente, el moribundo abrió los ojos.

Fotografía del Beato Jorge Popieluzsko celebrando misa.

Fotografía del Beato Jorge Popieluzsko celebrando misa.

A la mañana siguiente, cuando la religiosa polaca fue a visitarlo, vio que la cama estaba vacía y creyó que había fallecido, pero al rato lo vio paseando por los pasillos del hospital. Los médicos estaban perplejos porque, ante tan repentina mejoría, le habían realizado todo tipo de análisis y no aparecía ninguna traza de células cancerígenas. La religiosa polaca se puso tan contenta que inmediatamente llamó a Polonia para comunicarle la noticia al cardenal arzobispo de Varsovia, quién a su vez informó a la Congregación para las Causas de los Santos.

El obispo de Créteil (Francia), el día 20 de septiembre pasado, comunicó oficialmente que se abría una investigación para que se estudiase el presunto milagro. Si este fuese oficialmente reconocido, serviría para decretar su canonización. Como ya sabes, para su beatificación no necesitó ningún milagro ya que fue reconocido oficialmente su martirio, pero para la canonización, sí que es necesario.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es