Santa María Magdalena de Xico

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Vista de la imagen original de la Santa. Xico, México.

Vista de la imagen original de la Santa. Xico, México.

Xico es una población situada en las faldas del Cofre de Perote en la zona centro del Estado de Veracruz. Su nombre proviene de las palabras náhuatl Xicotl, Xicochimalco “Nido de Jicotes”. Su clima es una variante entre el templado-húmedo con una temperatura anual de 19°C. Durante la época prehispánica este lugar era un centro fortificado y ceremonial. Actualmente este centro arqueológico recibe poca atención por parte del INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia) y los visitantes apenas pueden percibir su paradero, encontrándose en un estado deplorable y sus ruinas entre la maleza.

Xicochimalco formó parte de la Ruta de Hernán Cortés en 1519 en su camino hacia Tenochtitlán (la capital del Imperio Azteca) y describe en su Segunda Carta al Rey de España que el acceso a esta zona era difícil y donde aproximadamente vivían 5000 o 6000 guerreros. Entre 1525 y 1530 algunas familias de Xico Viejo se mudaron hacia el valle, lejos de la ciudad fortificada para evitar conflictos con los españoles y lo que fue Xicochimalco quedó desértico hasta apenas unas cuantas décadas que se volvió a poblar.

Vista de la imagen procesional de la Santa. Xico, México.

Vista de la imagen procesional de la Santa. Xico, México.

En 1540 llegaron al lugar los frailes franciscanos que dieron traza a la población al estilo español, estableciendo barrios y distritos respectivamente. Para 1580 los españoles forzaron a la población indígena de los alrededores (bastante diezmada por el proceso de Conquista) a vivir en la nueva ciudad y como muestra de gratitud eximieron a la ciudad del reparto de los latifundios, solo respetando la obligación de cumplir con los impuestos de la Corona.

La población es muy religiosa, destacándose el culto de Santa María Magdalena, patrona del municipio, quien se destaca por sus fervorosas fiestas y bailes que se realizan en el mes de julio así como el sincretismo cultural de estas tradiciones.

preguntasantoral_anticopia_articulo20160427

La venerada imagen
Las tradiciones referentes a la aparición de la venerada imagen de la Santa provienen de fuentes orales del siglo XIX, divagándose entre sí unas a otras, pero la Iglesia ha respetado el arraigo cultural que la población xiqueña tiene y ha conservado.

Como he expresado anteriormente, a mediados del siglo XVI, llegaron a la población un grupo de frailes franciscanos con el fin de evangelizar la zona. Fundaron la actual Xico dejando atrás a la ciudad original. Allí los frailes construyeron una pequeña capilla dedicada a San Miguel Arcángel (otras fuentes dicen que a San Francisco).

Un día apareció una mula cargando en su lomo dos cajas, permaneciendo cuatro días sin que nadie la moviera de su lugar. Al principio los pobladores no le ponían atención ya que la mula era un medio de transporte habitual y que Xico estaba en la ruta comercial con la Ciudad de México; pero después de ese lapso de tiempo el cuidador de la capilla sintiendo compasión con el animal al verlo sin descansar, lo hizo pasar al recinto para que descansara y quitó las cajas. Pero ésta huyó hacia un rumbo desconocido. El cuidador guardó las cajas para que se abrieran en presencia de los demás frailes. Así lo hicieron y en la primera caja encontraron repleta de cirios y la otra contenía nuestra venerada imagen de Santa María Magdalena. Este acontecimiento fue considerado un milagro y se decidió nombrar como nueva patrona del poblado a Santa María Magdalena.

Vista del vestuario de la imagen procesional de la Santa. Xico, México.

Vista del vestuario de la imagen procesional de la Santa. Xico, México.

Desde aquella época se siguió celebrando triduos y fiestas en su honor. Años más tarde se decidió crear una imagen para que pueda salir en procesión mientras que la original quedó a los pies del altar mayor y desde entonces está resguardada en la nave principal del templo. La nueva imagen se solía vestir cada año pero esta tradición ha ido cambiando, hasta que todo el mes de julio se cambiaba de ropaje con motivo de su festividad. Los lugareños cada año le donan vestidos en agradecimiento a algún favor recibido, solo durante el año 26 familias pueden donar los vestidos con que se va a vestir a la imagen durante el transcurso de las fiestas, pero los demás se pueden apartar con antelación.

Fiestas de Santa María Magdalena
Durante todo el mes de julio la festividad de la Santa es una tradición llena de folclor y espiritualidad. Hay actividades religiosas, como misas, triduos, novenas y rosarios así como culturales, entre ellas la danza (sobre todo con influencia prehispánica), espectáculos de música, venta de artesanías y en un punto destacado la gastronomía.

Imagen procesional de la Santa entre los devotos. Xico, México.

Imagen procesional de la Santa entre los devotos. Xico, México.

En el periodo del 19 al 23 de julio, es el lapso más importante en las festividades de la Santa Patrona, llegando a ser famosa la procesión por las calles entre alfombras de aserrín pintado y arcos de flores. Se clausura la tradición con una misa solemne en conmemoración litúrgica de nuestra Santa y con la llamada “Xiqueñada” donde se sueltan a los toros en la calle (de una u otra forma similar a la Pamplonada en España en honor de San Fermín), en este acto hay mucha afluencia de gente y mucho alcohol, por lo que los lugareños ya no lo recomiendan.

René

Webs consultadas (17/05/16)
– www.trotamexico.com/es/articulo/veracruz/xico/fiestas/lu/fiestas-patronales-maria-magdalena/
https://es.wikipedia.org/wiki/Xico_(Veracruz)
– www.xico.com.mx/?page_id=68

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Contestando a algunas preguntas breves (X)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Detalle de un fresco ortodoxo griego de San Filónides de Kourion.

Detalle de un fresco ortodoxo griego de San Filónides de Kourion.

Pregunta: Está claro que un suicida no puede ser canonizado, pero yo he oído hablar de que en la antigüedad fue canonizado un santo que se suicidó voluntariamente. ¿Eso es verdad? Estoy muy interesado en este tema tan curioso. Muchas gracias.

Respuesta: No seré yo quien juzgue las razones por las cuales una persona puede decidir suicidarse, ya que sólo Dios y esa misma persona saben, qué puede pasarle por la cabeza a quien toma esa trágica decisión. Pero yendo al meollo de tu pregunta, te diré que sí, que existe un Santo del cual se dice que se suicidó y es San Filónides de Kourion. Te resumiré su vida.

San Filónides nació en Chipre a mediados del siglo III. Muy joven fue ordenado de sacerdote y nombrado primer obispo de Kourion. Cuando se desató la persecución de Diocleciano, el gobernador Máximo lo capturó y encarceló y con él a sus tres compañeros: al sacerdote Aristocles, al diácono Dimitriano y al lector Atanasio, a quienes martirizaron hasta la muerte, de manera terrible, porque no quisieron ofrecer sacrificios a los dioses. Después de esto, los verdugos dijeron a Filónides que si no ofrecía sacrificios, lo desnudarían y abusarían sexualmente de él.

Ante esta amenaza, el obispo se quedó espantado y, después de haber orado durante largo tiempo, llamó a unos cristianos, les contó lo que le iban a hacer y su intención de sacrificarse, pues no quería escandalizar a nadie por la forma vergonzosa en la que lo iban a matar. Huyó por un pasadizo secreto que había en la cárcel hasta llegar a lo alto de un acantilado y, después de cubrirse el rostro y de hacer la señal de la cruz tres veces, se tiró por el precipicio. Dice la tradición que, antes de llegar su cuerpo al suelo, su alma voló a los cielos. Su cuerpo fue arrojado al mar, pero el mar lo devolvió a la orilla y pudo ser enterrado; era el año 305. Poco después de su muerte, se le apareció a unos cristianos con la palma del martirio en la mano y una corona en su cabeza.

Parece que se suicidó, pues se tiró voluntariamente por el acantilado para que su muerte no escandalizara a sus fieles, pero la Iglesia lo venera como santo mártir: el Sinaxario Constantinopolitano lo conmemora el 30 de agosto y el Sinaxario de San Nicodemos el Hagiorita, lo menciona el 17 de junio. Yo, personalmente, en este acto no veo un suicidio, sino un acto de amor a sus fieles.

"Magdalena penitente", óleo de Domenikos Theotokopoulos "El Greco" (1585-1590). Museo Cau Ferrat, Sitges (España).

“Magdalena penitente”, óleo de Domenikos Theotokopoulos “El Greco” (1585-1590). Museo Cau Ferrat, Sitges (España).

Pregunta: Buenos días. Quisiera saber cómo puedo localizar los textos de Hipólito donde nombra a María Magdalena como “Apostola apostolum” y también el himno penitencial de Kassia a María Magdalena. Muchísimas gracias.

Respuesta: Éste es el texto del Tropario de Cassia (Himno penitencial a Maria Magdalena), que se canta el miércoles santo en las Iglesias ortodoxas de Grecia:

“Sintiendo tu divinidad, Señor, una mujer de muchísimos pecados, se convierte a sí misma en una portadora de mirra y con riguroso luto te trae este perfume a tu sepultura gritando: ¡Ay de mí! porque la noche es para mí un antro de lujuria, un eros oscuro y sin luna. Tú que recoges en los océanos, las aguas de las nubes, recibe Señor, la fuente de mis lágrimas. Bendice los dolores de mi corazón, Tú que nos bendices desde los cielos. Por tu anonadamiento inefable voy a besar tus pies inmaculados y secarlos con los mechones de mis cabellos. Esos mismos pies cuyo sonido al andar escuché en la oscuridad y que me hizo temer tu juicio dada la multitud de mis pecados. Oh Salvador de mi alma, tú, cuya misericordia es infinita, no ignores a tu sierva”.

Este texto lo he traducido del griego y creo que está más o menos bien traducido. En cuanto a los escritos de San Hipólito de Roma, los puedes localizar en una librería especializada o al menos, allí se los pueden buscar. Además, te aconsejo que leas los artículos que sobre Santa María Magdalena hemos publicado en este blog.

Pregunta: Soy de Toledo y tengo un blog dedicado a la “olvidada” historia de mi pueblo. Buscando en la red he dado con vuestro blog y me ha llamado mucho la atención que el padre del primer santo mexicano fuese de mi pueblo, cosa que creo ignora casi todo el mundo, pues es la primera referencia que tengo de esto. Quisiera que me aseguraseis que es de Illescas, pues en mi blog quiero hablar de este Santo y me gustaría tener más información. Muchas gracias.

Respuesta: Pues sí, San Felipe de Jesús nació en México pero de padres españoles como bien se explica en el artículo del día 5 de febrero del año pasado publicado sobre él, que es al que tú haces referencia.

Sobre los santos mártires del Japón existe mucha información publicada y sería larga la lista de bibliografía que podríamos facilitarte, aunque te advierto que poca está en castellano. Puedes dar por buenos los datos de nuestro artículo e, indagando en la historia de tu pueblo, verás como llegas hasta Don Alonso de Las Casas, quien nació en Illescas en el año 1547 y que era el padre de San Felipe.

Ejemplo de una auténtica.

Ejemplo de una auténtica.

Pregunta: Quisiera haceros algunas preguntas sobre los cuerpos santos: cuál fue la “auténtica” más antigua, qué pasa si se pierde una “autentica”, si todas las figuras yacentes de mártires son cuerpos santos y tienen “autentica”, qué datos se ponen en la “autentica”, qué es una lipsanoteca y si sabe por qué se roban algunas reliquias. Gracias.

Respuesta: ¿Cuál es la fecha más antigua de una “autentica” o certificación de autenticidad de una reliquia? Como comprenderás esa pregunta solo te la pueden contestar en el Vaticano. Yo, genéricamente, te diría siglo XII o XIII, pero comprenderás que la fecha exacta de la primera que se hizo, sólo la sabrán ellos.

Es verdad que debido a robos, incendios, guerras y otras catástrofes se han perdido muchas “autenticas”. Desde ese momento, al Santo en cuestión no se le puede dar culto público porque no existe su certificado de autenticidad. Si está en un altar, hay que quitarlo y reservarlo en un lugar digno pero donde no reciba culto. Desde ese momento, aunque estén justificadas, existen dudas y hay que ser consecuente.

Algunas veces no se veneran los restos reales del santo mártir y me explico. Hay muchas iglesias que tienen simples figuras yacentes de madera o cera con una minúscula parte del cuerpo del santo puesta en un pequeño relicario, por ejemplo, en el pecho. Como comprenderás esa figura no es el cuerpo del Santo. Casos de esos, hay cientos y esas figuras nunca tendrán una “autentica” como tal figura, sino que la “autentica” hará referencia sólo a la pequeña reliquia que porta.

En la “auténtica” consta el nombre del Santo, en qué condiciones se encuentra el cuerpo o reliquia, de donde se ha sacado, cómo se presenta en la urna y cómo es esa misma urna… (un ejemplo: “San Marcelo mártir extraído de las catacumbas de Calixto el día 1 de enero de 1740, cuyas reliquias están dentro de un cuerpo de cera, que aparece revestido de ropaje de lino rojo con una palma en la mano y que está acompañado por un vaso de vidrio que contiene su sangre y que se pone en una urna de madera dorada con cristales de vidrio, herméticamente cerrada y sellada…”), o sea, se dan todo tipo de detalles. Asimismo, se identifica al que lo certifica con su nombre completo y cargo eclesiástico que ostente, quién además tiene que firmar personalmente el documento y lacrarlo con su sello personal, indicando concretamente la fecha en que lo hace. Generalmente, el sello es en relieve para que no pueda falsificarse. Tiene además que decir si se permite o no poner la reliquia a la veneración pública, donde, a quién se le entrega, etc.

Una lipsanoteca es un recipiente que contiene una reliquia, pero si hablamos de la Lipsanoteca Vaticana, nos estamos refiriendo al Organismo Vaticano que se encarga de la custodia, control y reparto de las reliquias de los santos y beatos. Cada reliquia allí depositada, y son miles, tiene su “auténtica” correspondiente. Si una se entrega a alguien o a algún organismo eclesiástico, a la reliquia o cuerpo del Santo entregado (si es que está completo) tiene que acompañarle su “auténtica” correspondiente. Si no, no sirve.

Reliquias robadas en Grecia.

Reliquias robadas en Grecia.

¿Por qué se roban las reliquias? Pues eso lo sabrán quienes las roban, no yo. Puede ser para quedársela, para venderla, para regalarla, para profanarla… a saber… no te puedo ser más concreto. Recientemente, a un diácono ortodoxo griego le cogieron cientos de relicarios incluso de cráneos de Santos; los había robado para venderlos. El cráneo de San Francisco Solano lo robaron para hacer magia con él. Los restos de Santo Toribio de Mogrovejo se fueron quedando a trozos por cada localidad por donde pasaba desde el sitio en el que murió hasta donde finalmente se puso, llegando solo pequeños huesos y el cráneo, etc. Hay miles de casos.

En fin, termino diciéndote que sobre cuerpos santos hemos escrito muchos artículos en el blog y que sería bueno que los leyeras poco a poco.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Todos los Santos delincuentes, rogad por nosotros

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

De izqda. a dcha: San Dimas (cuadro de altar barroco), San Judas Tadeo (estampa devocional) y San Moisés de África (icono ortodoxo).

Un caso particular y que merece especial atención es el de la devoción popular a algunos santos por los delincuentes y también a ciertas devociones populares, algunas aceptadas por la Iglesia y otras no y hasta rechazadas totalmente por la clerecía, entre éstas están los cambios de patronazgos de algunos santos y la adopción de otros muchas veces sólo por su popularidad, me enfocaré especialmente al caso de México, puesto que la persona que me extendió la duda sobre este tema pertenece a este país, y especialmente al caso de San Judas Tadeo al cual se han comenzando a encontrar sus imágenes en las residencias de los delincuentes, lo que ha propiciado el que se le cree una mala fama al santo y ser conocido como un santo de los ladrones o una devoción de gente relacionada con el crimen, pero no me quedare sólo en el caso de San Judas, también sobre algunas devociones más, como ya mencioné, que se han destacado por ser adoptadas entre la devoción de los criminales.

San Dimas (24 de marzo) Conocido como “el buen ladrón” que murió junto a Cristo en la cruz y al que le prometió que estaría junto a Él en el Paraíso, es considerado el patrón de los delincuentes arrepentidos, aunque muchos de los aun pertenecientes a la vida delictiva le consideran simplemente como el patrón de la delincuencia y le piden su intercesión para ayudarles en su “trabajo” muy a pesar de que la Iglesia pueda estar en contra de esto, por otra parte también se le considera abogado para recuperar cosas robadas o extraviadas de lo cual el esoterismo ha hecho uso y lo envuelve en ritualismos donde usando velas negras, chile en polvo (ají picante) y rezando la oración al Santo el supuesto ladrón deberá enfermarse gravemente hasta que no devuelva lo robado, la oración en uno de sus párrafos dice de esta forma:

“¡Oh Glorioso San Dimas! Te suplico que intercedas por mí a Dios, nuestro Señor, que humille el corazón de la persona a quién me haya robado, que devuelva sin que nadie se dé cuenta ¡Oh Dimas Santo como tú fuiste ladrón bueno y justo, pues te pido que hagas aparecer lo que se me ha extraviado lo más pronto!”.

Hay que resaltar que no es el único santo al que el pueblo le cambia el patronazgo, famoso es el caso de Santa María Magdalena patrona de las prostitutas arrepentidas y que es venerada como su patrona por muchas mujeres de la vida galante sin arrepentir, siendo que estos patronazgos aunque lejos de ser aprobados por la Iglesia la gente se los da pues sienten así la  protección en su vida o en su labor aunque esta no este del todo acorde a la moral.

San Moisés de África (el Negro o el Etíope, 28 de agosto) Otro famoso Santo de la cristiandad que habría que resaltar en estos casos de delincuencia es el de San Moisés, patrón del continente africano quien según se cuenta durante su juventud se dedico al bandolerismo, salteador de caminos y asesino, hasta que se convirtió aunque no está a un muy clara la forma de su conversión y se hizo monje. Tiempo después con arduo trabajo y mortificación logró domar sus instintos violentos y se ordeno sacerdote, al ser atacado en una ocasión su monasterio, ordeno a los monjes que se fueran sin pelear y les dijo, “yo me quedo pues no quiero contradecir al Señor cuando dijo, el que hierro mata a hierro muere”, San Moisés se quedo con otros siete monjes de los cuales sólo uno sobrevivió, murió a la edad de setenta y cinco años.

El tercer caso que mencionare será el de San Judas Tadeo que es sobre el cual me hicieron la pregunta en específico, primero veremos una breve reseña de su vida.

Imagen popular contemporánea de San Judas Tadeo.

San Judas Tadeo (28 de octubre) Uno de los doce apóstoles del Señor, al parecer primo de Jesús y autor de uno de los libros del Nuevo Testamento. Después de la resurrección predico juntó a San Simón en Persia donde debido a las conversiones que obtuvieron murieron mártires, Judas decapitado por el hacha y Simón aserrado en dos mitades. A San Judas se le considera patrón de las causas difíciles y desesperadas, de los estudiantes y algunos del trabajo. Este último patronazgo es el que nos conlleva especialmente a la delincuencia, pues como bien se puede distinguir en la vida y leyenda de San Judas Tadeo no se menciona nada que tenga que ver con el mundo delictivo.

El que San Judas Tadeo se le considere particularmente en México como patrón para conseguir trabajo ha hecho que muchos delincuentes se encomienden a él, puesto que para muchas de las personas que se dedican a esto, ese es un trabajo, sumado además a la creciente devoción al Santo, que empezó a principios del siglo XX con la llegada de los misioneros claretianos al templo de San Hipólito, hasta donde el día de hoy se sigue venerando cada 28 de mes al apóstol, esta misma devoción ha hecho denigrar mucho la imagen del Santo, al grado que muchos piensan que los que le son devotos son gente del bajo mundo o que es una devoción solo de delincuentes cuando es todo lo contrario; la creciente devoción en la población al santo ha hecho que también los delincuentes se encomienden a él, eso no quiere decir en ningún modo que San Judas Tadeo, San Dimas o San Moisés, aboguen por los ladrones o que den su patrocinio ante tales actos delictivos que como bien sabemos están en contra de los mandamientos especialmente el de “no robarás” , y al ser los santos los más grandes seguidores de las leyes de Dios de ninguna forma estaría su patrocinio de por medio en un acto delictivo, es la gente las que inmiscuyen a los santos en sus actos y los que les damos esos matices, por eso algunos como San Dimas terminan en la brujería haciendo “que los ladrones se enfermen” para que devuelvan lo robado, o que San Judas Tadeo se encuentre en las residencias de muchos narcotraficantes, debido a esta situación también cabe hablar en este tema sobre las devociones que no son aceptadas por la Iglesia y que la mayoría de ellas por no decir que todas son consideradas heréticas y que van en contra de la doctrina de la Iglesia, y la mayoría de ellas reciben un culto que ha ido aumentando los últimos años, por personas que se dedican al narcotráfico, secuestros y actos delictivos de todo tipo, me enfocaré en cuatro especialmente que son los que más relevancia han tenido los últimos años en México.

Imagen popular de la Santa Muerte.

La Santa Muerte (o San la Muerte): La devoción a la Santa Muerte (o San la Muerte en Argentina) en el caso de México se remonta hasta la época prehispánica con el culto a Mictlantecuhtli (Señor de la región de los muertos) entre los aztecas y a Yum Kimil (Ah Puch) entre los mayas y a Tezcatlipoca (Señor de la Noche y de los brujos), en la época virreinal existió un culto a la muerte que después fue tratado de ser eliminado por la Iglesia pero no se logró por completo caso especial es el de San Pascualito rey en Chiapas; pero el mayor auge hacia la figura de la Santa Muerte como se conoce al día de hoy en la figura de un esqueleto vestido de negro con una guadaña en la mano, una balanza y el mundo es de finales del siglo XIX de una influencia griega y romana y sobre todo medieval a lo que a la representación de la muerte se refiere, principalmente en el estado de Veracruz, famoso por el pueblo llamado Catemaco, mejor conocido como “la ciudad de los brujos” donde un hechicero practicante de la magia negra luego de tener ciertos sueños con la muerte en el techo de su local apareció una imagen de la muerte, de inmediato acudió a la iglesia a buscar un sacerdote para que se la bendijera, pero lógicamente este se negaría ya que la aparición de este ser descarnado se debía a que en ese sitio se practicaba la magia negra. Tiempo después la imagen comenzaba a desvanecerse y el hechicero tuvo nuevamente sueños donde la muerte le pedía que hiciera una imagen suya y que le prendiera velas rojas símbolo del amor, necesario para que pudiera quitar el dolor a la muerte de los hombres. El culto a este ser descarnado es uno de los más populares entre los delincuentes pues se considera que es una entidad que “domina” la luz y la oscuridad y que a diferencia de los santos si te ayuda a hacer el mal, además algunas la consideran como “esposa de Dios” y que existe desde el principio de los tiempos como este y que por lo tanto es omnipotente y que Cristo intercede por nosotros ante ella, en una de sus oraciones más famosas dice de esta forma “Jesucristo vencedor, que en la cruz fuiste vencido”. Le visten de diferentes colores, según el color será la petición que le hagas, el negro es el que se usa para hacer el mal y el rojo para el amor. La Iglesia Católica mexicana tradicionalista, mejor conocidos como Tridentinos y que no tiene nada que ver con la Iglesia Lefebrista, son los principales difusores del culto, haciéndole misas y dedicándole iglesias como si de un santo se tratara. Se debe recordar que Cristo venció a la muerte con su resurrección y que esta es un castigo que Dios le dio al hombre por su desobediencia.

Busto de Jesús Malverde en su capilla en Culiacán, Sinaloa (México).

Jesús Malverde (Patrón de los narcotraficantes) El llamado “santo” patrón del narcotráfico, hasta el día de hoy no existe ni un documento que avale la existencia de este personaje, el cual según narra la leyenda nació en Culiacán, Sinaloa, en el Norte de México en 1870 y que según se cuenta se trato de un bandolero bueno que robaba a los ricos para dárselo a los pobres, fue muy perseguido al grado de robar en la casa del gobernador del Estado; cuando ya estaba a punto de morir dice una de las leyendas que le pidió a uno de sus compadres que lo entregara con las autoridades y que la recompensa la repartiera entre los pobres, otra leyenda dice que al contrario su compadre lo traiciono para quedarse con el dinero, el bandolero Malverde es colgado y fue prohibido el que fuera enterrado, el primer milagro que se cuenta sucedió a un arriero el que según en unos casos dice que perdió una mula en otros una vaca y al ser su único sustento le pidió al ánima del hombre que estaba colgado que si lo ayudaba a encontrarlo el cubriría su cuerpo con piedras, y en el momento apareció el anime y entonces el hombre en agradecimiento cubrió su cuerpo, lo que propicio que empezara la fama al ánima de Malverde: posteriormente se construyó una capilla cercano a  donde se piensa fue colgado Malverde (cabe decir que tampoco existen los restos de este hombre) y donde se le venera hasta hoy. Los narcotraficantes le han adoptado como su patrón por asimilarse ellos al igual como Malverde como bandidos que a través de su oficio ayudan a la pobre gente de sus pueblos, cosas como esta han propiciado que muchos digan que el portar el escapulario de Malverde te protegen de las balas en las redadas de la policía, en la mayoría de los decomisos de droga que la policía hace entre los grupos de grandes narcotraficantes siempre por lo general se encuentra un altar dedicado a Malverde o a la Santa Muerte, hay que decir además que la imagen que se usa para representarlo no existía anteriormente y fue sacada de la unión del cantante Pedro Infante y de otros personajes, no habiendo nada que avale con certeza que esa imagen fuera Malverde.

Maximon (Judas Iscariote o el falso San Simón) venerado en Santiago Atitlán, Guatemala, su culto se ha difundido en gran parte del territorio mexicano, es un culto a dioses antiguos en la imagen de un hombre vestido de negro, al cual para que la iglesia por un tiempo lo permitiera decían era San Simón y de ese nombre le llaman hasta hoy y le celebran el 28 de octubre, aunque en verdad la mayoría lo asimila como Judas Iscariote, una de sus oraciones más populares dice de esta forma “ Y por aquel que vendiste por treinta monedas de plata…” con esto creo que más claro no puede estar. En el caso de este culto también los que se dedican a oficios no muy sanos le tienen por patrón, siendo que al igual que la Santa Muerte se piensa que el sirve para hacer el bien y el mal y que por lo tanto puede abogar por la delincuencia.

Retrato de Francisco (Pancho) Villa en su caballo Siete Leguas.

Pancho Villa (Francisco Villa, Doroteo Arango) Doroteo Arango, que era el verdadero nombre de Francisco Villa, es uno de los héroes de la revolución mexicana que lucho en las filas maderistas para derrocar la dictadura en 1910 en el norte de México, fue famoso por ser un bandolero y mujeriego, lo que ha movido a gente que desde su muerto le empezó un culto, especialmente le piden que los ayude en el bandolerismo así a como él lo fue, o para conseguir muchas mujeres o dinero, este tipo de culto se ah difundido sobre todo debido al espiritismo ya que muchas personas dedicadas a este oficio dicen ser usados por el espíritu de dicho héroe revolucionario.

Bibliografía:
– Genis, José, Jesús Malverde patrono de narcotraficantes y desamparados, en Crónicas y leyendas mexicanas, tomo X, México, enero, 2006, pp. 68-80.
– Genis, José, El culto al ánima de Jesús Malverde, en Crónicas y leyendas mexicanas, tomo XII, México, Agosto, 2006.
– Gómez, Marco Antonio, Delgado, José Arturo, Ritos y mitos de la muerte en México y otras culturas, Editorial Tomo, México, segunda edición, 2002.
– Niño, Eleazar Franco, El más grande error religioso de nuestro tiempo en México: el “culto” a la “Santa” Muerte, Arquidiócesis de Puebla, México, s/e, 2006.
– Olmos, José Gil, Los brujos del poder el ocultismo en la política mexicana, Debolsillo, México, quinta reimpresión, 2009.
– Sellner, Albert Christian, Calendario Perpetuo de los Santos, Hermes, México, primera edición, 1995.
– Saucedo Zarco, Carmen, Historias de Santos mexicanos, Planeta, México, primera edición, 2002.
– Zarazúa Campa, Jorge Luis, La Santa Muerte el mal de ojo y otras supersticiones, Apóstoles de la Palabra, México, s/e, 2006.

Consulta en Internet
http://www.oremosjuntos.com, consultado el 25 de octubre de 2010

http://www.santiagoatitlan.com, consultado el 30 de octubre de 2010

André Efrén

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Santa María Magdalena: apóstol de apóstoles (II)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

"Magdalena penitente", óleo de Domenikos Theotokopoulos "El Greco" (1585-1590). Museo Cau Ferrat, Sitges (España).

“Magdalena penitente”, óleo de Domenikos Theotokopoulos “El Greco” (1585-1590). Museo Cau Ferrat, Sitges (España).

Después de la Ascensión de Jesús a los cielos y de la venida del Espíritu Santo en Pentecostés, ¿qué hizo María Magdalena? Existen, digamos, algunas leyendas.

En Oriente, se dice que marchó a Efeso, donde permaneció hasta su muerte. La primera alusión a esto se encuentra en una homilía de San Modesto de Jerusalem, del año 670. Más tarde esta leyenda va tomando cuerpo en los sinaxarios y menologios bizantinos y es comentada por Teófilo de Ochrida (1108), Teófane Cherameo (siglo XII), Nicéforo Calixto Xantopulo (siglo XIV) etc.

En Occidente hay varias versiones. Un texto del siglo IX llamado “Vita eremítica”, escrito en el año 805, dice que después de Pentecostés se retiró a un lugar solitario, donde hizo vida eremítica (algo parecido a lo realizado por Santa Maria Egipcíaca) cuyo texto traducen del griego al latín,  Pablo el Diácono y Anastasio el Bibliotecario. Esta leyenda eremítica fue compuesta en Italia y de allí pasó al mundo germánico, Inglaterra y resto de Europa, llegando a identificarse este lugar como el sitio donde se dice está su sepulcro: la localidad de Saint-Maximin-la-Sainte-Baume, en la Provenza francesa. Otra versión la da el llamado “Ciclo de Vézelay”, una serie de manuscritos escritos a partir del siglo XII en los que se dice que ejerció el apostolado en aquella zona hasta su muerte, o sea, no llevó vida eremítica sino apostólica. Los textos son múltiples, pero no es cosa de entrar en ellos en este blog.

Fuera en Efeso o fuera en la Provenza francesa, yo me inclino más por la vida activa apostólica que por la vida eremítica, pues seguro que María Magdalena cumplió a rajatabla el mandamiento del Maestro de “Id y predicad a todos los pueblos….” Pero hablemos también, aunque sea someramente, sobre el culto que se le ha tributado.

La Santa predicando a la multitud. Ilustración contemporánea.

La Santa predicando a la multitud. Ilustración contemporánea.

Los primeros testimonios son del siglo IV, donde ya los griegos la festejaban el II Domingo de Pascua (Domingo de las Myrroforas o portadoras de mirra). Recordemos que la mañana de Pascua, Magdalena iba al sepulcro para ungir el cuerpo de Cristo, pues este rito no pudo hacerse la tarde del Viernes Santo. En el siglo V, en Occidente, aparece en las primeras “Lectiones” de los maitines de la octava de Pascua y se le empieza a dar culto durante el ciclo pascual tanto en Roma, como Hispania, las Galias, etc., pero sin llegar a tener una fiesta propia. En cuanto a su conmemoración o festividad, en Oriente es conmemorada el día 30 de junio junto con los doce apóstoles y los setenta discípulos y el día 22 de julio celebran su “dies natalis” tanto los coptos como los jacobitas, maronitas, bizantinos, sirios, etc. El día 4 de agosto la conmemoran los Sinaxarios Constantinopolitano y Etiópico. Los principales lugares de culto en Oriente son desde el siglo V, en Efeso, donde se dice que está su tumba cercana a la de los Siete Durmientes y desde el siglo X en Constantinopla donde fue trasladado su cuerpo según lo atestigua León el Filósofo en el año 905. La fiesta de este traslado es el 22 de mayo.

En Occidente, los calendarios merovingios dicen que su conversión fue el 28 de marzo y así lo celebraban y el “dies natalis”, desde el siglo X, el 22 de julio, como en Oriente, siendo los lugares de culto, Roma, la Abadía de Cluny, Vézelay (donde existen partes de “sus reliquias”) y Saint-Maximin-la-Sainte-Baume, donde se dice que vivió como ermitaña y donde se descubren sus reliquias el ¡9 de diciembre del año 1279! El culto que recibe en Oriente es predominantemente como apóstol y en Occidente, como penitente.

Detalle del relicario del pie de Santa María Magdalena. Basílica de San Juan Bautista de los Florentinos, Roma (Italia).

Detalle del relicario del pie de Santa María Magdalena. Basílica de San Juan Bautista de los Florentinos, Roma (Italia).

Resumamos: es injustamente tratada desde los primeros siglos: ¿Cómo una mujer iba a ser la anunciadora de la Nueva Noticia? El evangelio apócrifo de Piscis Sofía habla incluso de los celos que le tenía San Pedro y por supuesto, para San Pablo,“la mujer sometida al hombre”. En mi opinión, así se sigue tratando a la “Apóstol de los apóstoles” como la llamó San Hipólito de Roma.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Santa María Magdalena: apóstol de apóstoles (I)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Icono de la Santa que se venera en la iglesia ortodoxa de la Santa Dormición en Cumberland, EEUU.

Hablemos hoy de una de las mujeres más importantes de la primitiva iglesia de la cual, aun hoy en día, hemos de aprender muchísimo. Desde el punto de vista etimológico, su nombre significa lo siguiente: María: la preferida por Dios. Magdalena: hace mención a su lugar de origen, Magdala, pueblito situado en el Mar de Galilea, junto a Cafarnaúm y Tiberíades.

Si hoy en día la mujer pinta muy poco en muchísimos países del Oriente Medio, imaginémonos lo que pintarían hace dos mil años y sin embargo, Jesús, se rodea de ellas propagando así la emancipación de la mujer. Para Cristo, el discipulario (sus discípulos)está compuesto por hombres y mujeres, siendo citados más asiduamente por los evangelios, tres hombres y tres mujeres: Pedro, Santiago y Juan y las llamadas tres Marías, uno de las cuales es siempre Magdalena. Las fuentes en las cuales podemos basarnos para hablar de ella son los cuatro evangelios canónicos, que la mencionan en numerosas ocasiones. Lucas y Marcos hacen mención de ella como una mujer liberada por Jesús de siete demonios, haciendo Marcos hincapié en la inmensa gratitud mostrada por ella a Cristo. Magdalena es mencionada como discípula de Cristo desde el principio de su vida pública, pertenece al grupo más cercano a Jesús,  hace el camino con Él hacia Jerusalem,  comparte sus proyectos y su destino y siempre (y esto es muy importante) es citada sin referencia a ningún varón: (María la hermana de Lázaro, Juana mujer de Cusa, María mujer de Cleofás, Marta hermana de Lázaro, María madre de Santiago Alfeo, Salomé madre de los Zebedeos….), a Magdalena se le cita “a secas”. Esto da a entender que no era necesario relacionarla con nadie para que fuese conocida. Sólo son nombradas por sus nombres “a secas” la Santísima Virgen y María Magdalena.

"Noli me tangere" (1515), María Magdalena se encuentra con Jesús resucitado. Óleo de Antonio Allegri "Il Correggio". Museo Nacional del Prado, Madrid (España).

Destaquemos de los evangelios algunas cosas importantes:
1.- Pertenece al Grupo Apostólico: sigue al Maestro desde Galilea, es la primera en ver a Jesús Resucitado y es enviada por el mismísimo Cristo para anunciar su Resurrección (Mateo, 28, 10 y Marcos, 16, 9-10). Y es por eso que  San Hipólito de Roma que vivió en el siglo III la llama “apóstol de los apóstoles” y San Jerónimo, que vivió en los siglos IV/V, dice que “ella merece ver a Cristo Resucitado antes que los apóstoles”. Pero volvamos un poco atrás: aunque Cristo se rodea de hombres y mujeres por igual, ya en la primitiva iglesia empieza a aparecer la discriminación de la mujer y parte de culpa la tiene San Pablo“la mujer debe estar sometida al marido….” E incluso aún así continúa, haciéndosenos llegar, por ejemplo, que Magdalena era una prostituta arrepentida: craso error, porque los evangelios jamás la reflejan como tal. Lucas no la identifica con la prostituta que lava los pies a Jesús y no es mencionada como la mujer adúltera. Sólo se dice de ella que estuvo poseída por demonios (lo hemos visto ya), pero lo mismo se dice de algunos hombres.

2.- Sigue a Jesús hasta su muerte: Así lo reseñan los cuatro evangelistas en el relato de la Pasión de Cristo. Mateo, 27, 55-56;  Marcos, 15, 40-41;  Lucas, 23, 49 y Juan, 19, 25 la mencionan junto a la cruz y siempre en primer lugar. Eso significa algo, significa muchísimo. Recordemos lo que hicieron los discípulos: Pedro lo niega tres veces, todos huyen y el único que da la cara es Juan. Comparemos la actitud de los discípulos con la actitud de María Magdalena. Algunos nos la han querido representar como la “llorona” que está junto a la cruz, pero es realmente la mujer valiente que está junto a su Maestro hasta el final, en los momentos más duros.

Miniatura medieval románica que representa a la Santa anunciando la Resurrección de Cristo a los apóstoles, procedente de Hildesheim, Alemania

Miniatura medieval románica que representa a la Santa anunciando la Resurrección de Cristo a los apóstoles, procedente de Hildesheim, Alemania

3.- Es testigo en la mañana de Pascua: Los cuatro evangelistas la identifican como la primer testigo de la Resurrección de Cristo: Mateo, 28, 1-10;  Marcos, 16, 1-8;  Lucas, 28, 1-10 y Juan, 20, 1-18. Si es la primera persona a la que Cristo se aparece Resucitado, por algo sería, eso no es casual.

Resumamos esta primera parte: es una importante mujer que pertenece al grupo más cercano a Jesús, que siempre le será fiel, que lo sigue hasta su muerte y que merece ser la primera persona en verlo Resucitado. En el próximo capítulo seguiremos hablando de este hermoso ejemplo de apostolado.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es