Santos Palmacio y compañeros mártires de Tréveris

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Reliquias de los Santos.

Reliquias de los Santos.

Desde el siglo XI hay constancia del culto tributado a los santos mártires de Treveris en la iglesia de San Paulino de Trier (Alemania). En alguna ocasión hemos hablado de esta ciudad romana, fundada como tal en el año dieciséis antes de Cristo con el nombre de “Augusta Treverorum”, aunque existe una leyenda que dice que su fundación fue muchísimo anterior, en el siglo XIII ante de Cristo por parte de Trebeta, hijo del rey asirio Nino. Más fiables son las excavaciones arqueológicas que la remontan al neolítico. Lo cierto es que en tiempos de Julio César, a mediados del siglo I, los romanos subyugaron a los habitantes de aquella ciudad, a la que convirtieron en la capital de las Galias del Norte. Por su importancia, llegó a ser reconocida como la segunda Roma, teniendo incluso hasta senado propio. La ciudad fue romanizada, pero cierto es que también fue cristianizada.

Según las “Gesta Treverorum”, a finales del siglo III, el legendario gobernador Ricciovaro, del que ya hemos hablado en alguna otra ocasión, en tiempos del emperador Diocleciano y en cumplimiento de los decretos imperiales que obligaban a todos los ciudadanos del Imperio a rendir tributo a los dioses, hizo ajusticiar a un cristiano llamado Tirso el día 4 de octubre y en los dos días siguientes, hizo lo mismo con Palmacio – que era un noble procónsul de la ciudad -, junto con Masencio, Crescencio, Constancio, Justino, Leandro, Alejandro, Ormisda, Papirio, Constante, Joviano y muchos otros cristianos, algunos de los cuales eran miembros destacados de Treveris.

Reliquias de los Santos.

Reliquias de los Santos.

Se ha llegado a afirmar que en la ciudad estaba asentada una legión romana compuesta por más de siete mil soldados cristianos, los cuales tenían como misión proteger a la ciudad contra las incursiones de las tribus germánicas. Aunque los datos estén exagerados, pueden tener algo de cierto ya que Treveris era la ciudad romana más importante del norte de Europa. Este gobernador Ricciovaro (también conocido como Varus Rictius), reunió a los soldados en el Campo de Marte – que estaría situado donde ahora está la iglesia de San Paulino -, y allí les ordenó ofrecer incienso a los dioses romanos. El comandante de la Legión, hablando en nombre de todos, dijo que la lealtad ya la habían demostrado en el combate y que para ellos no había ningún Dios distinto a Cristo.

Allí fueron todos desarmados y decapitados en tres tandas: el diez por ciento el primer día, el mismo número al día siguiente y el resto, al tercer día junto con otros muchos cristianos habitantes de la ciudad, entre los que se encontraba Palmacio que era el burgo maestre de la misma. A todas vistas este es un tema que, aunque tenga un trasfondo de verdad, está exagerado al máximo porque si toda la legión fue decapitada, ¿quiénes los decapitaron? ¿Se atrevió el gobernador a dejar desprotegida a la ciudad asesinando a todos los soldados que la defendían? Podemos comprobar que esta tradición o leyenda tiene mucho parecido con el martirio de los componentes de la Legión Tebana y de hecho, en algunas de las pinturas e iconos de estos mártires se les representa con el rostro oscuro, dando a entender que procedían de la misma región de Tebas, en Egipto.

Reliquias de los Santos.

Reliquias de los Santos.

Los cuerpos de los mártires fueron arrojados al río Mosela, el cual se tiñó de rojo debido a la abundancia de la sangre derramada. Muchos de ellos fueron recogidos por algunos cristianos supervivientes de la matanza, quienes los sepultaron cerca del lugar de la ejecución, siendo más tarde trasladados a la cripta de San Paulino.

preguntasantoral_anticopia_articulo20151005

El descubrimiento de una inscripción en la cripta de esta iglesia de Trier, vino a confirmar el culto que la ciudad tributaba a Palmacio y sus compañeros cuyas reliquias se encontraban – y encuentran -, en la misma y en la cual hay una escultura del santo, obra del artista Fernando de Tietz, quién la realizó en el siglo XVIII. El arzobispo Boemundo, en el año 1356, donó algunas reliquias al emperador Carlos IV a fin de que las pusiera en la capilla dedicada a la Santa Cruz en su castillo de Carlstein, en Bohemia, donde en la actualidad se venera una imagen de San Palmacio, obra de Tomás Barrisini de Modena.

En la diócesis de Trier se les conmemora en el día de hoy, pero en el Martirologio Romano no solo se les recuerda hoy, sino también mañana y el 12 de diciembre, ya que según la inscripción a la que hemos hecho mención más arriba, los martirios de los mismos se ejecutaron en tres fechas (5, 6 y 7), aunque dentro del mismo mes de octubre. No sabemos el por qué Baronio puso el martirio de uno de los grupos el día 12 de diciembre, cuando debió ponerlo el 7 de octubre, pero de hecho lo hace así: “Treviris sanctórum martyrum Maxentii, Constantii, Crescentii, Iustinii et sociorum, qui in persecutione Diocletiani, sub Rictiovaro praeside, passi sunt”. (Creo que no hace falta traducción). Como he dicho, es esta la tercera vez que el Martirologio Romano conmemora a los santos mártires de Treveris.

Sarcófago de San Alejandro, senador de Treveris y mártir.

Sarcófago de San Alejandro, senador de Treveris y mártir.

Algunos de estos nombres: Maxencio, Constancio, Crescencio y Justino aparecen en la tableta de plomo encontrada en el 1072 en la cripta de San Paulino, con la siguiente inscripción latina: “In hac cripta iacent corpora sanctórum quórum nomina haec sunt: Palmatius, Maxentius, Constantius, Crescentius, Iustinus, Leander, Alexander, Sother, Hormisda, Papirius, Constans, Iovianus”. Es en base a esto por lo que dijimos al principio que desde el siglo XI había constancia de culto en Trier.

¿Qué razón indujo a Baronio para que pusiera a este grupo de mártires de Treveris, en el mes de diciembre, separándolos de los otros dos celebrados en octubre? Esto es algo que nadie lo ha sabido explicar, pudiendo ser una más de las “genialidades” que tuvo en sus trabajos sobre el Martirologio Romano.

Antonio Barrero

Bibliografía:
– Kraus, F.X., “Las inscripciones cristianas en la región del Rin”, Friburgo, 1894
– Waitz, G., “Gesta Treverorum”, Hannover-Berlin, 1826
– VV.AA., “Bibliotheca sanctorum, tomos IX y X”. Città Nuova Editrice, Roma, 1990.

Enlaces consultados (28/08/2015):
– http://foma.ru/v-poiskax-propavshego-legiona.html
– www.trierorthodox.net/inhalt/history.php

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es