Beata Matilde del Sagrado Corazón Téllez Robles

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Estampa moderna de la Beata.

Es la fundadora de las Hijas de María Madre de la Iglesia. Fue la hija segunda de Félix Téllez y Basilea Robles, naciendo el día 30 de mayo de 1841 en la localidad cacereña de Robledillo de la Vera. Cuando la niña tenía diez años de edad su familia se estableció en Béjar (Salamanca), iniciando muy pronto una actividad apostólica entre las jóvenes de la Asociación de las Hijas de María, asociación de la que ella era su presidenta.

Casi todo su tiempo lo dedicaba a la catequesis y a la educación de las niñas más pobres de la localidad. Todos los días recorría esta ciudad salmantina buscando todo tipo de ayuda para cubrir las necesidades de los niños pobres. Aunque ella estaba deseosa por dedicarse completamente a la vida religiosa, como no tenía la mayoría de edad, aunque recibió el apoyo de su madre, su padre se opuso, pero ella, firme en este propósito, cuando ya tenía treinta y tres años de edad, el 19 de marzo de 1874, se retiró a una modesta casa de la ciudad junto con una amiga, llevando las dos una especie de vida religiosa, viviendo en extrema pobreza y en el más absoluto y completo recogimiento.

Pero sintiendo en su interior que su vida no estaba destinada a la soledad sino a la acción, acompañada por su compañera María Briz se dedicó nuevamente y por entero al cuidado y a la enseñanza de las niñas y jóvenes enfermas y pobres. Llevaba una especie de vida activa-contemplativa, mezcla de las llevadas por María y Marta, hermanas de Lázaro y amigas de Jesús.
El obispo de Plasencia aprobó provisionalmente su obra en abril de 1876 y así, Matilde y María pudieron vestirse de religiosa; ella tenía treinta y siete años de edad y era el día 20 de enero de 1878. Un año más tarde marchan a Don Benito (Badajoz) donde fundó el noviciado de su nuevo Instituto, así como un colegio para huérfanas, una escuela para muchachas pobres y un hospital.

Pocos años después, consiguió la aprobación de la primera Regla como una Congregación Religiosa de derecho diocesano, Congregación a la que ella llamó “Amantes de Jesús e Hijas de María Inmaculada”. Sus fines eran la adoración del Santísimo Sacramento, la formación cristiana de las niñas pobres y la asistencia domiciliaria a los enfermos.
Esta obra de la Madre Matilde se extendió por toda Extremadura y provincias limítrofes: Cáceres, Trujillo, Béjar, Almendralejos, Los Santos de Maimona, Villanueva de Córdoba, Valverde de Burguillos y otras.

Colegio intitulado a la Beata en Prados del Este, Baruta, Estado Miranda (Venezuela).

Ella seguía de cerca el desarrollo de cada nueva casa y nunca dejó de ocuparse en conseguir que su obra y sus casas se consolidaran. Así estuvo trabajando hasta su muerte, ocurrida en Don Benito, por culpa de una apoplejía, el día 17 de diciembre del año 1902 cuando tenía sesenta y un años de edad.
Su Congregación fue aprobada definitivamente por la Santa Sede el día 6 de mayo del año 1941. En 1965 la Congregación cambió de nombre llamándose actualmente “Hijas de María, Madre de la Iglesia”. Tienen casi medio millar de religiosas y unas cincuenta casas en España, Portugal, Italia, Francia, Venezuela, Colombia, México y Perú.
El proceso diocesano de beatificación se inició en la diócesis de Plasencia-Cáceres el día 10 de noviembre del año 1979. Fue beatificada por el papa San Juan Pablo II, el día 21 de marzo del año 2004. Su festividad se celebra el día de su muerte, el 17 de diciembre, o sea, hoy.

Antonio Barrero

O Sapiéntia,
Quae ex ore Altíssimi prodiísti,
Attíngens a fine usque al finem,
Fórtiter suaviterque dispónens ómnia:
Veni
Ad docéndum nos viam prudéntiae.
O Sabiduría,
Que brotaste de los labios del Altísimo,
Abarcando del uno al otro confín,
Y ordenándolo todo con firmeza y suavidad,
Ven
Y muéstranos el camino de la salvación.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es