El Misteri d’Elx

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Vista de la representación del Misteri: la Virgen María en oración sobre su lecho de muerte, rodeada de ángeles y frente a las otras dos Marías.

Vista de la representación del Misteri: la Virgen María en oración sobre su lecho de muerte, rodeada de ángeles y frente a las otras dos Marías.

La Festa, Misteri d´Elx o Misterio de Elche es una obra teatral de raíces medievales que se divide en dos actos y que se pone en escena cada año durante los días 14 y 15 de agosto en el interior de la Basílica de Santa María de Elche. En esta obra escrita en valenciano se representa la muerte, Asunción y Coronación de la Virgen y, en conjunto, muestra numerosos aspectos artísticos e históricos acreedores de estudio. Si además tenemos en cuenta que se trata de la única obra de su género que se ha representado sin interrupción hasta la actualidad, a pesar de las prohibiciones oficiales derivadas del Concilio de Trento, no dudamos en aseverar que nos encontramos ante una obra clave del teatro religioso europeo de origen medieval. Así lo reconocía también la UNESCO al declararla en 2001 “Obra Maestra”, la primera española, “del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad”.

Respecto a su origen, no somos capaces de datar con precisión cuándo nació, debido a la falta de documentación al respecto. No faltan sin embargo dos tradiciones que pretenden ubicar su génesis en el tiempo: una de ellas vincula la creación de la Festa con la conquista de la Elche musulmana por las tropas de Jaime I El Conquistador, en 1265. Otra leyenda relaciona la obra con la aparición o venida de la imagen de la Virgen ilicitana en 1370, de modo que la “consueta” o libreto de la representación se habría encontrado junto a la figura mariana, aparecida milagrosamente. No obstante, los expertos, tanto sobre la obra de Elx como sobre el teatro medieval europeo en general, la ubican en la segunda mitad del siglo XV, por ser ésta etapa en la que se revela un auge en el teatro de temática asuncionista.

Momento de la representación del Misteri: el ángel del Señor desciende de las alturas -el techo de la Basílica- en la tramoya o "magrana celestial" para llevarse a la Virgen al cielo.

Momento de la representación del Misteri: el ángel del Señor desciende de las alturas -el techo de la Basílica- en la tramoya o “magrana celestial” para llevar a la Virgen la palma dorada, anuncio de su muerte.

La acción dramática de la Festa está basada en los cuentos tradicionales alrededor de la Asunción de la Virgen que se transmitieron oralmente durante los primeros años del cristianismo y que, desde el siglo IV, se recogieron en los denominados “Evangelios Apócrifos”. Santiago de la Vorágine refundió estos evangelios de forma fantasiosa en el siglo XIII en su “Leyenda Aurea”, obra que tuvo una gran difusión en la Europa medieval y que ejerció su influjo también sobre el drama ilicitano. Sin duda, los aspectos que más llaman la atención de la Festa son la compleja tramoya que permite las apariciones de personajes celestiales desde la cúpula de la iglesia, la “magrana celestial”, y su vertiente artística más notable que es la musical.

El drama ilicitano es totalmente cantado y contiene melodías que proceden de diversas épocas: así, junto a cantos de clara ascendencia medieval, existe una interesante parte renacentista y se revelan también adornos y añadidos de la época barroca e incluso posteriores. El texto literario del “Misterio de Elche” consta de un total de doscientos cincuenta y nueve versos que aparecen distribuidos en estrofas de diversos tipos. Sin embargo, su homogeneidad musical es extraordinaria y en conjunto se presenta como una obra unitaria que destaca por su valor esencial. Hay que recordar que todos los personajes son representados por varones -adultos en el caso de los apóstoles y niños en el caso de los ángeles y las tres Marías-, tratando de respetar así el origen litúrgico-medieval de la misma, que prohibía expresamente la aparición de mujeres en este tipo de representaciones.

Momento de la representación del Misteri: la tramoya desciende de nuevo, llevando el alma de María, para reunirla con su cuerpo y llevársela al cielo. El niño que interpreta a la Virgen ha sido sustituido por una pequeña imagen que representa el alma de la Virgen y, posteriormente, por la imagen de la patrona.

Momento de la representación del Misteri: la tramoya desciende de nuevo, llevando el alma de María, para reunirla con su cuerpo y llevársela al cielo. El niño que interpreta a la Virgen ha sido sustituido por una pequeña imagen que representa el alma de la Virgen y, posteriormente, por la imagen de la patrona.

En sus comienzos estuvo organizada por algunas familias de la pequeña nobleza local y es en el año 1609 cuando, de manera definitiva, el Consejo de la villa tomó el acuerdo de hacerse cargo de la organización y financiación de la Festa. Por otra parte, hay documentos que constatan que la obra ha sido interpretada por una importante capilla de instrumentistas y cantores existente en la iglesia de Santa María de Elche que alcanzó su máximo esplendor en el siglo XVIII. Esta capilla musical profesional desapareció en 1835 y, con el fin de asegurar la continuidad de la representación del Misterio, cantores aficionados de la ciudad la tomaron a su cargo y evitaron de este modo su desaparición.

La escena propiamente dicha se divide en dos partes bien diferenciadas: el escenario horizontal o “terrestre” y el vertical o “aéreo” que simboliza el cielo. La cúpula se cubre totalmente en la base de su anillo toral con una gran lona pintada con nubes y ángeles. En la actualidad son los miembros de la “Capilla del Misterio de Elche”, alrededor de setenta adultos y treinta niños, los que recitan el drama asuncionista. Y aunque, con pocas excepciones, ninguno de ellos sea profesional del canto, la alta calidad que alcanzan las voces y el buen trabajo de estos cantores se hace patente en las puestas en escena anuales.

Momento de la representación del Misteri: los apóstoles, que han visto a María ascender al cielo, reciben el rocío celestial.

Momento de la representación del Misteri: los apóstoles, que han visto a María ascender al cielo, reciben el rocío celestial.

El gran escenario del Misterio de Elche, la Basílica de Santa María, es un templo barroco cuya construcción se inició en el año 1673 bajo la dirección del arquitecto Francesc Verde. Se levantó sobre el solar que ocuparon otros edificios religiosos dedicados a Santa María en su Tránsito: la mezquita musulmana, consagrada al culto cristiano por Jaime I tras la conquista de 1265, una iglesia de estilo gótico (1334-1492) y otra de estilo renacentista.

Salvador

Vídeo con la representación completa del Misteri

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es