Santa Modesta, abadesa en Tréveris (Trier)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Estampa-grabado popular alemán de la Santa.

Pregunta: Mi hija se llama Modesta. Yo se que hay un santo llamado Modesto que era compañero de San Vito, pero no se si existe alguna santa que se llame Modesta. Si existe, ¿me podría contar algo de ella y decirme cuando se celebra? Barcelona

Respuesta: Existen varias santas con ese nombre (cuerpos santos), pero a mi juicio, la más interesante es Santa Modesta abadesa de Trier, de la que ciertamente se sabe poco, pero te contaré lo que se conoce de ella.

Hoy, día 4 de noviembre se conmemora la festividad de Santa Modesta, virgen abadesa de Tréveris, la actual Trier en Alemania. Las fuentes sobre esta santa están en un opúsculo que proviene de un autor contemporáneo suyo y de Santa Gertrudis de Nivelles, por lo que se tienen por creíbles. El opúsculo se llama “De virtutibus sanctae Geretrudis”. Tú sabes que Santa Gertrudis murió en el año 659.

Dice que Modesta vivió en la segunda mitad del siglo VII y que era la abadesa de un monasterio existente en Tréveris, que parece ser era el de “Santa Maria ad Horreum”. Este opúsculo pasa por alto datos sobre su juventud y sobre su familia y solo dice: “que era una abadesa en un monasterio treverense, que se llamaba Modesta y que desde su infancia estaba consagrada a Dios, teniendo una singular familiaridad y amistad con Santa Gertrudis”. Sigue diciendo que aunque ambas santas nunca se conocieron, “en sus corazones siempre se tenían presentes con un especial cariño ya que ambas tenían un mismo objetivo: servir al Señor”.

Pasado algún tiempo, un día en el que Modesta estaba rezando en su monasterio delante del altar de la Virgen, mirando alrededor suyo, vio a la derecha del altar a Santa Gertrudis que le reveló que había muerto en ese mismo instante. Le dijo: “hermana Modesta, esta visión que estás teniendo es cierta y en este momento estoy dejando el habitáculo de mi cuerpo; yo soy Gertrudis a la que tanto has querido”. La visión desapareció.

Sigue diciendo el opúsculo que Modesta tenía dudas sobre si revelar o no esta visión que había tenido y todo aquel día lo mantuvo en secreto, pero al día siguiente llegó al monasterio el obispo Clodolfo de Metz y ella se lo contó describiendo las características corporales de quién se le había presentado. Esa descripción correspondía exactamente con lo que el obispo Clodolfo sabía de Santa Gertrudis y poco después el propio obispo tuvo conocimiento de la muerte de la santa que coincidió exactamente con el día y la hora en que Modesta tuvo la visión: había sido el día 17 de marzo del año 659.
Y aquí termina todo lo que se narra sobre nuestra santa.

Vista frontal de la fachada de la abadía de San Matías en Trier, Alemania.

El hagiógrafo A. Poncelet ha estudiado minuciosamente este relato incorporándolo exactamente en su “Acta sanctorum” cuando hace mención de Santa Modesta.
Estudiando con detalle todos los escritos sobre Santa Gertrudis se deduce que Modesta había sido abadesa del Monasterio de Santa Maria ad Horreum, aunque algunos autores, como Henskens, dice que fue abadesa del monasterio de Remiremont o del monasterio de San Sinforiano de Tréveris, tesis defendida por Papebroch, De Smedt, Wion y Arturo de Moustier. Pero Poncelet insiste y dice incluso que fue la primera abadesa de su monasterio (Santa Maria ad Horreum), monasterio que fue fundado en el siglo VII por San Modoaldo.

Pero hay en esto alguna incongruencia pues si San Modoaldo murió en el año 640 habiendo fundado el monasterio y Santa Modesta vivió en la segunda mitad del siglo VII, como mucho fue la segunda o tercera abadesa, no la primera. Aun así, absolutamente nadie pone en duda su existencia histórica.
Santa Modesta murió un 4 de noviembre de un año no precisado a finales del siglo VII y sus reliquias fueron puestas en el altar de la cripta de la Iglesia de San Maximino de Tréveris.

Sin embargo, en el siglo XVII, su cuerpo estaba en la Abadía de Santa Irmina, pero en el año 1770, la iglesia fue destruida y posteriormente reconstruida, aunque sin embargo, en la nueva no se le dedicó ningún altar ni ninguna capilla. Según los habitantes del lugar, las reliquias fueron llevadas a la Iglesia de San Matías (en Trier), donde aun se conservan.

El culto de Santa Modesta está confirmado desde el siglo IX, figurando su nombre en las letanías de los santos en el grupo de las santas vírgenes. Asimismo, desde esas fechas, aparece en los calendarios y en los libros litúrgicos de Trier, Utrecht y Remiremont.
Desde el año 1097, su festividad se celebra en la iglesia de San Simeón de Tréveris el día 4 de noviembre, festividad que se fue extendiendo por todas las demás iglesias de la ciudad y diócesis de Trier.
En el siglo XVIII su fiesta se unió a la de Santa Severa el día 20 de julio, pero en el año 1888, nuevamente se trasladó al día de su muerte. Los benedictinos la conmemoran un día más tarde y en el Martirologio Romano aparece el día 4.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es