Santa Natalia de Tolosa, virgen mercedaria

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Estampa devocional de la Santa. Serie de la Orden Mercedaria por el ilustrador italiano Bertino.

Estampa devocional de la Santa. Serie de la Orden Mercedaria por el ilustrador italiano Bertino.

Nació en el castillo de Caillac, pueblo del Linguadoc, perteneciente a la diócesis de Albi en Francia, y se dice que nació gracias a la intercesión de Santa Natalia, esposa de San Adrián, de quién su madre era muy devota.
Con dieciséis años de edad se marchó con sus padres a Tolosa, a fin de recoger una gran herencia. En estas circunstancias, sus padres quisieron casarla pero ella decidió dedicar su virginidad a Cristo y con los consejos de Fray Bernardo Poncelli, fraile mercedario de Tolosa, decidió vestir el hábito de la Tercera Orden de la Merced, haciendo la profesión de los votos.

Fue muy devota de Jesús Crucificado que se le aparecía exhortándola a que perseverara en ese modo de vida, en virginidad. Tuvo también el don de milagros, entre los cuales se recuerda uno de bilocación en África con el fin de liberar a una esclava calabresa.
Murió el día 4 de julio del 1355 a la edad de cuarenta y dos años y fue sepultada en la iglesia de la Merced de Tolosa. Pronto se le rindió culto como lo atestigua una estatua de madera del siglo XIV, que se encuentra en el convento de Santa Maria de los Olivos en Zaragoza.
Sus restos fueron venerados hasta el siglo XVI, cuando los hugonotes profanaron el sepulcro y dispersaron las reliquias.

A finales del siglo XIX, el obispo de Tolosa,  presentó ante la Congregación de Ritos la documentación para el reconocimiento de culto “ab immemorabili”. Pero la Congregación  emitió sentencia el día 20 de enero del 1907 solicitando “dilatam ut coadiuventur probationes”, o sea, solicitando más datos históricos, antes de declarar dicho culto.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es