El Santo “Niño Pa” de Xochimilco

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

La venerada imagen del Niño Jesús en Xochimilco (México)

Xochimilco se encuentra ubicado a unos cuantos kilómetros del centro de la ciudad de México, en este lugar se venera una imagen del niño Jesús conocido como el “Niño Pa” o “Niño Pan”, nombre que proviene del náhuatl que significa niño del lugar; otros investigadores nos dicen que el Pa también podría significar niño padre, la imagen hecha de madera de colorín muy utilizada para la fabricación de imágenes hasta la actualidad.

La escultura a la que nos referimos es del siglo XVI y se considera que es muy probable que sea de las primeras imágenes del Niño Jesús en suelo mexicano, debido a sus peculiares rasgos algo toscos, se piensa que fue hecha por manos indígenas bajo la supervisión de los franciscanos quienes evangelizaron la región, más preciso en el convento de San Bernardito de Siena; en el pueblo de Xochimilco sus habitantes tenían por patrón y adoraban al dios Huitxilopochtli en su infancia, los franciscanos aprovechándose de este peculiar culto, para poder convertirlos sustituyeron la devoción a la infancia de este antiguo dios mexica, por la de la infancia de Cristo. La imagen según se cuenta en un principio perteneció a Martín Cortés, hijo del conquistador Hernán Cortés con doña Marina “la Malinche”, quien puso la imagen en un oratorio en la población de Xochimilco que era administrado por los franciscanos, a la muerte de Martín Cortés la imagen quedó en donación al pueblo y la gente comenzó a hacerle peticiones, movidos claro está por la predicación de los franciscanos y la superposición de cultos. Los herederos de Martín Cortés al ver la gran devoción que el pueblo tenía por la imagen decidieron que debería quedarse con ellos y de esta forma comenzaron las mayordomías que duran hasta el día de hoy.

Entre los milagros del Niño se cuenta que por las noches sale a visitar los cultivos y que a la mañana siguiente encuentra tierra en sus sandalias. Otra anécdota nos dice que durante la guerra Cristera los pobladores escondieron la imagen para que los soldados no lo destruyeran; al pasar éstos frente al lugar donde se ocultaba la imagen ésta desapareció de su vista. Muchos aseguran que también el Niño visita a los enfermos en la noche y que se les aparece en sueños.

Altar al Niño Pa en la casa de alguna de sus mayordomías.

Las mayordomías al niño Pa son un caso particular puesto que la imagen permanece todo el año en la casa del mayordomo y sólo es llevado a la parroquia del 24 de diciembre al 2 de febrero, fecha en la que es la fiesta del Niño Pa y en que se cambia de mayordomo y la imagen es entregada al nuevo custodio, el que se encargará de rezarle el rosario todos los días y mandarle a decir misa diariamente si el Niño sale de visita y todos los domingos sin excepción, así como llevarle a visitar a los enfermos y con todos aquellos que soliciten la visita de la imagen e instalarle un altar a su casa donde diariamente debe permitir la entrada de las personas a venerar a la imagen, así como también está obligado a organizarle el novenario y buscar a las personas que quieran patrocinarlos, el cual va del 16 de diciembre al 24 del mismo mes, fecha en la como ya se dijo la imagen es llevada a la parroquia para las celebraciones de la Navidad. Es una lista enorme la de las personas que se anotan para poder tener la mayordomía del niño por todo un año, la lista está llena hasta el año 2042, muchas personas esperan entre diez y veinte años para poder tenerle, en otros casos son los padres los que lo piden para que cuando llegue el tiempo sea a sus hijos a quienes les toque recibirlo; no cualquiera puede estar inscrito en esta lista pues debes ser poblador conocido de Xochimilco. La imagen recibe miles de obsequios en agradecimiento de sus milagros, como potencias en oro, juguetes que se cuentan por cientos y los cuales son dados en custodia al mayordomo durante el tiempo que tiene al Niño en su casa, en el caso de los juguetes sucede otra manifestación más pues muchos cuentan que  han visto o escuchado como el niño Pa en persona juega con sus juguetes, con las canicas que muchos dicen son sus preferidas y los carritos de juguete, también posee más de tres mil ropones que le han obsequiado.

Otra vista de la venerada imagen rodeada de flores y ofrendas.

Esta devoción tiene también su contraparte pues muchos la han considerado como idolatría debido a los cuidados excesivos que recibe la imagen, como el acto de ponerle alimentos, al anochecer se le arropa y se le acuesta en una cuna como si fuera un niño de verdad, pero debemos entender que todo esto forma parte de la devoción popular de la gente, la forma en que buscan agradar al Niño y nos hace una referencia directa a ese mestizaje de costumbres y tradiciones que se dio durante la conquista y que desemboco en tradiciones y devociones como esta, en la que algunos tratos recuerdan a los que los aztecas daban a sus antiguos dioses, pero hay que decir que esto es resultado de ese cambio de devociones tan radical que se llevo en un primer momento durante la conquista y evangelización de los pueblos mesoamericanos.

BIBLIOGRAFÍA

De Estrada, Elsa, Los niños de Xochimilco, en ¡Extra! Contenido: los santos niños que protegen a México, México, Contenido, revista de publicación mensual, diciembre 2002.

Mondragón, Mario, Niños Dios apariciones, historias y milagros, México, Mina editores, primera edición, serie libros, 2009.

Mondragón, Mario, Milagroso Niño Jesús, México, Mina editores, revista mensual, No. 8, Marzo 2008.

Mondragón, Mario, Imágenes del Niño Dios, México, Mina editores, revista mensual, No. 10, Marzo 2009.

Schneider, Luis Mario, Cristos, Santos y Vírgenes, México, Planeta, primera edición, 1995.

CONSULTADO EN LÍNEA

http://www.eluniversal.com.mx/notas/583537.html

André Efrén

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es