Nuestra Señora del Castillo de Agres

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Imagen de la Virgen de Agres instalada en su anda procesional.

Imagen de la Virgen de Agres instalada en su anda procesional.

El Santuario de Nuestra Señora del Castillo de Agres se levantó en el entorno de la Sierra Mariola el 16 de enero de 1578, teniendo como antecedente un convento de religiosos Observantes cuyo fin primario fue atender el culto de la imagen de Nuestra Señora del Castillo de Agres, cuya aparición en aquel agreste paraje data, según la tradición, del 31 de agosto de 1484.

Y es que la tradición cree que en esa fecha la iglesia de Santa María de Alicante se incendió por completo y la imagen de la Virgen que allí había desapareció. A la mañana siguiente y según cuenta la historia, un pastor, Gaspar Tomás, fue el que encontró a la Virgen encima de un almez en las ruinas del castillo musulmán; y allí fue donde la Virgen dio milagrosamente al pastor el brazo que le faltaba, pues era manco. Ésta sería la prueba ante el pueblo de la aparición de la Virgen.

Dicha imagen fue transportada entonces nuevamente a la iglesia, pero al día siguiente había desaparecido. Y se encontró nuevamente en el lugar donde la encontró el pastor. Por ello, interpretaron que el deseo de la Virgen era ser venerada en aquel mismo lugar, construyéndose en un principio una humilde ermita. Cuando se hicieron cargo de esta ermita los franciscanos, tomó posesión de esta el Padre Fray Jerónimo Vidal, guardián por entonces del convento de Bocairent, edificándose sobre ella un pequeño convento cuyos cimientos se abrieron sobre el duro peñasco. Ya en la exclaustración de 1835 pasó el edificio a manos de la villa de Agres. Cuando llegó el año 1891 se llevó a cabo la más exhaustiva restauración del Santuario de Nuestra Señora del Castillo de Agres.

Popularmente, los pueblos enclavados en las cuencas del Serpis y Clariano y la comarca de la Marina profesan una sempiterna devoción a la Virgen de Agres, acudiendo a ella en numerosas romerías para cumplir sus promesas. Es por ello por lo que en las paredes de la sacristía de este Santuario cuelgan innumerables exvotos de curaciones milagrosas y otros beneficios obtenidos por intercesión de la Virgen de Agres. Existen, asimismo, varios lienzos o composiciones pictóricas representando algunos de estos hechos milagrosos con las circunstancias de personas, lugar y tiempo en que acaecieron.

Estampa de la aparición -la imagen se muestra vestida, con los añadidos de época barroca- y panorámica del Santuario.

Estampa de la aparición -la imagen se muestra vestida, con los añadidos de época barroca- y panorámica del Santuario.

Este importante centro de devoción mariana del sur de la Comunidad Valenciana consta de un edificio formado por un gran bloque longitudinal con pequeños huecos, donde destaca una pared maciza imponente y de gran altura. La parte mejor conservada es un recinto cerrado que incluye un albergue de peregrinos. La iglesia, de pequeño tamaño, se divide en dos naves paralelas de cuatro tramos sin ornamentación. Se llega a ella desde una gran escalinata cubierta. En uno de los extremos de la nave, en la parte más alejada de la entrada, se encuentra el camarín de la Virgen con una cúpula sobre pechinas.

Salvador Raga Navarro

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es