Nuestra Señora de Cortes

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Estampa de la verdadera y prodigiosa imagen de la Virgen, la más difundida, en la que se muestra el milagro de la aparición. Grabado del siglo XIX.

Estampa de la verdadera y prodigiosa imagen de la Virgen, la más difundida, en la que se muestra el milagro de la aparición. Grabado del siglo XIX.

Qué mejor ocasión que el mes de mayo, mes de María, para hablaros de la advocación mariana más venerada de la comarca de la Sierra de Alcaraz y provincia de Albacete. También se extiende su devoción a Murcia, Jaén, Comunidad Valenciana, etc. y dada su extendida devoción en muchas iglesias de esta comunidades, se encuentran réplicas suyas muy parecidas a la original.

Aparición
Hace 8 siglos, el día 1 de Mayo de 1222, recoge la tradición que un pastor de nombre Francisco Álvarez, natural de la vecina aldea de Solanilla, pastaba con su rebaño de ovejas cuando éstas, después de un gran estruendo, se alborotaron y también con ellas los perros y demás animales. Francisco, como buen pastor, acudió con presteza a apacentarlas, siendo para él sobrecogedor lo que pudo ver. En una encina flotaba una nube de la que salía una luz brillante, y de ella unos relámpagos de luz que le hicieron caer en tierra, cegado. Mayor admiración le provocó oír la música celestial de los ángeles que escoltaban, en el tronco de la encina, a la Santísima Virgen María.

El relato continúa diciendo que cuando el pastor Francisco Álvarez se repuso del “susto” y la imagen de la Virgen María se dirigió a él diciendo: “Cobra esfuerzo y desecha el temor. Yo soy la Virgen María, Madre del Redentor del Mundo. Irás a Alcaraz y significarás cómo me he aparecido en esta encina, y que es mi voluntad que me edifiquen en este lugar un templo y casa de oración, donde mis devotos me ofrezcan sus votos y dones, y que este lugar sea tenido por santo, en el cual obrará Dios milagros y hará muchas misericordias con los que veneren y reverencien esta imagen mía, por haber estado oculta en el hueco de esta encina desde la pérdida de España”.

Después de estas palabras el pastor obedeció, y a la vez quedó curado de la manquedad que padecía de nacimiento, cosa que cuando llegó al pueblo y contó lo que había visto y oído de la Imagen de la Virgen María, se creyó en la veracidad de sus palabras, aunque no estuvo exento de burlas y incredulidad, ya que pensaban los habitantes de Alcaraz que era una estrategia bélica de los moriscos que aun andaban por la frontera. Algunos emisarios acudieron a ver lo ocurrido y verdaderamente allí se encontró la Sagrada Imagen. Volvieron con ella en romería a Alcaraz a la Iglesia de Santa María, y misteriosamente, como suele ocurrir en las leyendas de esta época, la imagen volvió al día siguiente al lugar donde apareció; desde entonces se empezó en ese mismo lugar la construcción de una ermita que es el origen del Santuario actual.

Talla original de la Virgen (s. XII) después de la restauración de 2010. (Fuente: "Senderos de la Fe").

Talla original de la Virgen (s. XII) después de la restauración de 2010. (Fuente: “Senderos de la Fe”).

La talla
La imagen original de la Virgen de Cortes aún hoy se conserva y se cree, con toda probabilidad, que es la talla más antigua que se venera en la provincia de Albacete. Recientemente ha sido restaurada (2010), y gracias a esa restauración podemos ver que es una escultura románica, de los últimos años del siglo XII; pudo llegar a Alcaraz en los años previos a la conquista cristiana.

La imagen es de madera, de una sola pieza, con una altura de 97 cm y se encuentra encima de una peana. Es de tipo sedente y la Virgen lleva al Niño desplazado a la izquierda, no se perciben rasgos de comunicación entre ambos. Tiene un brazo mutilado, en el que probablemente sostendría una fruta, como la mayoría de las imágenes de este estilo.

Hoy en día no se muestra a los fieles tal y como es, sino que se nos presenta como una imagen de vestir, con lo indumentaria superpuesta a la talla de madera. Esto fue a causa de la corriente que surgió en el siglo XVI, periodo del barroco donde la mayoría de las Imágenes de la Virgen se vestían y recubrían de ornamentos y joyas; por este motivo y para una mejor estética, se le mutiló una mano y se añadió una peana para hacer la imagen más alta, junto con unas manos que no son las originales.

Lo que podemos observar hoy de la talla original, debido a la evolución iconografía, y a pesar de estar revestida con bonitos y ricos vestidos, ráfagas, rostrillo y corona, es la cara de la Virgen y la del Niño.

Tradición y culto
A lo largo de los siglos han sido muchas las personas que han visitado el Santuario de la Virgen María de Cortes; los más destacables son Alfonso X el Sabio y su suegro, también rey Jaime I de Aragón que en 1265 se reunieron en este lugar para delimitar los terrenos de la conquista, aquí celebraron cortes y, por este motivo, el lugar y la advocación de la Virgen tomaron el nombre de Cortes. Según cuenta la tradición, ambos monarcas son informados de la aparición de la Virgen y deciden dar unas compensaciones económicas para la mejora de la ermita existente y para construir una hospedería, dado el número de peregrinos que se acercaban por aquel entonces. También concedieron privilegios a los frailes trinitarios que regentaron la ermita por muchos años. Actualmente se encargan del Santuario las Hermanas Dominicas.

Son de destacar las visitas que en peregrinación como la de Santo Tomás de Villanueva, Isabel la Católica, Alfonso X el Sabio, Alfonso XI el Justiciero, San Juan de Ávila, Fray Fermín de Alcaraz obispo de Cuenca, Francisco de Quevedo, entre otros muchos personajes ilustres españoles de distintas épocas.

Imagen del interior del Santuario, al fondo el camarín de la Virgen.

Imagen del interior del Santuario, al fondo el camarín de la Virgen.

Su solemne coronación tuvo lugar el 1 de Mayo de 1922, por manos del obispo auxiliar de Toledo, a cuya diócesis pertenecía la jurisdicción del Santuario por aquel entonces. Después sufrió otros avatares, como el de la Guerra Civil, que gracias a la Hermanas Franciscanas, que la escondieron en el sótano del convento, no sufrió daño alguno, a pesar de que algunos milicianos tenían orden de hacerle algún daño. No corrieron tanta suerte algunos de sus ornamentos.

Todos los años se cantan los típicos Mayos, tradición que se remonta en el pueblo de Alcaraz a varios siglos de antigüedad. Son los Mayos un elemento intrínseco del folklore alcaraceño: el día 30 de Abril se canta en la plaza mayor de Alcaraz donde hay una asistencia multitudinaria, el día 1 de Mayo se vuelven a entonar en el Santuario que dista del pueblo de Alcaraz a unos 6 km aproximadamente, después de una corta procesión con la Santa Imagen de Nuestra Señora de Cortes en la inmediaciones. El día grande de sus fiestas y que más raigambre tiene en la zona es el día 26 de Agosto, que se traslada en procesión acompañada de miles de fieles, desde el Santuario hasta la Iglesia de la Santísima Trinidad de Alcaraz. Durante el trayecto se le dan las típicas carreras y al llegar al casco antiguo del pueblo de Alcaraz, se encuentra allí con Jesús de los Faroles; ambas imágenes recorren juntas el camino hasta llegar a la iglesia, corriendo por la calle mayor del pueblo. Durante los 15 días en los que permanece en la iglesia, se le hace una novena y multitud de misas, teniendo lugar el día 8 de septiembre, día de su onomástica, el acto final de despedía del pueblo con la misa del alba.

Durante todo el año está abierto al culto el Santuario: los domingos sobre todo, cuando se congregan cientos de personas en la Santa Misa. Es costumbre ver muchas personas que vienen andando desde los pueblos cercanos como Povedilla, Viveros, Villapalacios e incluso desde la capital de la provincia, Albacete, que se encuentra a unos 90 Km.

Imagen de las típicas "carreras" desde el santuario al pueblo, 26 de agosto. Fotografía: Rafael Antonio Castillo.

Imagen de las típicas “carreras” desde el santuario al pueblo, 26 de agosto. Fotografía: Rafael Antonio Castillo.

Por último, este año, con motivo también del Año de la Fe, se celebrará un Jubileo que empezará en septiembre y que tiene previsto multitud de actos religiosos aún por concretar.

David Garrido

Bibliografía:
– Instituto de estudios albacetenses “Don Juan Manuel”.
– PÉREZ PAREJA, fray Esteban, “Historia de la primera fundación de Alcaraz”, 1740.
– Libro “Senderos de la Fe”.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es