Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Antigua Imagen de Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas, Parroquia de Sn. Pedro Cholula, Puebla (México).

Antigua Imagen de Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas, Parroquia de Sn. Pedro Cholula, Puebla (México).

Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas, del Templo de San Pedrito, San Pedro Cholula, Puebla
“¡Amante Jesús mío, oh, cuánto te ofendí, perdona mi extravío y ten piedad de mí!…” (Canto popular).
La devoción que se ha tenido a Cristo en sus diferentes etapas de la Pasión, en la milenaria ciudad de Cholula, ha tenido desde la evangelización de la zona, gran arraigo entre los fieles durante la Cuaresma y la Semana Santa.

La devoción
Para mover más a la piedad de los fieles, se fabricaron imágenes de Jesucristo en su suplicio, entre ellas cargando el pesado madero, para prescindir las procesiones de la Cuaresma y del Viacrucis el Viernes Santo. Es posible que la primera imagen de Jesús cargando la cruz fuera del Convento Franciscano de San Gabriel, aunque no tenemos alguna fuente que nos dé esa certeza. Tras la secularización de las parroquias a cargo de las Órdenes mendicantes de la Diócesis Angelopolitana, en 1541, por el Beato Juan de Palafox y Mendoza, les es retirado a los franciscanos la administración de las dos parroquias que tenían en Cholula. En la parroquia de San Pedro Cholula, fuentes orales nos dicen que en la procesión, ahora encabezada por los sacerdotes seculares, empezó a salir la imagen del Padre Jesús, patrono del Barrio de Jesús Tlatempa, para la procesión del Viernes Santo. Es en el siglo XIX, tras la aplicación de las Leyes de Reforma, en la cual se suprimían las procesiones, cuando dejó de salir la mencionada imagen y un vecino devoto del Barrio de Santiago Mixquitla, mandó hacer las imágenes de Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas y de la Virgen de la Soledad, de tamaño natural, que durante el año era resguardada en su casa, y en la Semana Mayor la prestaba para las procesiones parroquiales. Dicha casa se ubicada en el predio llamada la Arrinconada de Santiago.

La imagen tuvo tal aceptación entre el pueblo cholulteca que, muerto el dueño, fue donada a la parroquia de San Pedro, colocándose en el primer altar del muro de la Epístola. Crónicas orales nos cuentan una versión diferente: que inicialmente fue entregada al Templo del Barrio de Santiago Mixquitla, donde estaba en un nicho en los muros del templo para su culto y que actualmente se conserva. Debido a la gran devoción que existía, los miembros de las Claverías de los Templos de Santiago Mixquitla, Santa María Xixitla y San Matías Cocoyotla, estuvieron en disputa por la custodia de la sagrada imagen, el conflicto llegó a tal grado que el párroco decidió trasladarlo a la sede parroquial hasta que terminara la incómoda situación y devolverlo a su templo; pero con el cambio de párroco, fue imposible sacarlo, ya que no existían documentos sobre el acuerdo de devolverlo a Santiago Mixquitla.

Reglamento de la Hermandad.

Reglamento de la Hermandad.

En los años 40 se crearon entre los barrios las hermandades para fomentar su culto y veneración, y una de mayor importancia y que regía a las demás, con sede en la Parroquia de San Pedro, tiene fundación al inicio del siglo XX. Esta Hermandad, dedicada a tan gran Señor, tenía bastantes devotos entre los pueblos circunvecinos, pues tenían hermanos de otras parroquias y pueblos cercanos. Es en la Visita Pastoral a la Parroquia de San Pedro Cholula, realizada por el entonces Arzobispo de Puebla, Don Pedro de Vera y Zuria, cuando aprueba y erige canónicamente la Hermandad de Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas, el día 6 de enero de 1938, aprobando un pequeño reglamento que rija a la Hermandad; quedando como Mesa Directiva de la Hermandad los señores, Gregorio Arrieta como presidente, Daniel Espinoza como secretario, Luis Romero como Tesorero, y como era de suponer, la asistencia espiritual recayó en el párroco, el Padre José María Vázquez. Durante los años posteriores se acrecentó la devoción a la santa imagen en toda la región, sobre todo en la procesión del Viernes Santo.

La nueva imagen
En 1975, el párroco don Gregorio Ortega se opuso a que la imagen de Jesús de las Tres Caídas se siguiera sacando para las procesiones, alegando la antigüedad y el maltrato hacia la escultura, sugiriendo a la Hermandad adquirir una nueva imagen. Esto provocó un “cisma” entre la todas la hermandades de los barrios y la Hermandad Mayor que las presidía, sólo quedo ligada a ella la que se encontraba en el templo de San Matías Cocoyotla, ocasionado la supervivencia de ambas, y la desaparición de las demás. Esta situación no frenó la intención de la Hermandad Mayor en la idea sobre la adquisición de una nueva imagen. El encargado para tallar la imagen que, hasta donde fuera posible, resultara copia de la original, fue el escultor cholulteca Rafael Casco. El coste de la imagen fue de $31,000 pesos, incluyendo cruz de madera, corona y cantoneras de plata. Fue posible reunir la cantidad gracias a la cooperación de la Hermandad de San Matías Cocoyotla, que contribuyó con la mayor cantidad de dinero, los fieles devotos de la parroquia de San Pedro Cholula, y los Señores comisionados para la obtención de los recursos Alejandro Ramírez Lozada y Guadalupe Ximello Mancilla. Éste último, teniendo gran devoción la imagen de Cristo, pidió al escultor que hiciera una copia de la imagen, más pequeña, para ser objeto de veneración en su domicilio, conservándose en buen estado hasta la fecha.

Ntro. Padre Jesús de las Tres Caídas, Templo de Sn. Pedrito, San Pedro Cholula, Puebla (México).

Ntro. Padre Jesús de las Tres Caídas, Templo de Sn. Pedrito, San Pedro Cholula, Puebla (México).

Una vez obtenida la imagen, se plantea un problema: dónde se le colocaría, pues no era posible que hubiese dos imágenes de la misma advocación en el mismo templo. La Mesa Directiva de ambas Hermandades y el Padre Ortega decidieron que la nueva imagen se colocara en el templo donde se iniciaba la Primera Caída en la Procesión del Viacrucis el Viernes Santo. Este templo estaba dedicado a San Pedro y llamado cariñosamente San Pedrito, dado la pequeñez del recinto. Para dar certeza jurídica al acto, la Hermandad de San Matías Cocoyotla “donaba” a la Hermandad de San Pedrito, llamada así la Hermandad Mayor, al trasladar al nuevo titular a la dicha iglesia. La imagen de la parroquia se quedó sin culto y olvidada. Los devotos volcaron su veneración hacia la nueva imagen, quedando el de la parroquia sin culto y casi en el olvido, pues la Hermandad se había mudado a San Pedrito. La hermandad de Cocoyotla que entregaba estaba conformada por el presidente Amando Daniel, Hermano Mayor Esteban Daniel, secretario Tomás Zacarías y tesorero Lino Panecatl, los de la Hermandad de San Pedrito integrados por el presidente Manuel Almazán Chávez, secretario Ángel Martínez Chilaca, tesorero Alejandro Ramírez Lozada y el primer vocal Guadalupe Ximello Mancilla. La entrega de la imagen se verificó después de la visita que realizara al templo de San Matías Cocoyotla, el día 20 de noviembre de 1976 a las 5 de la tarde. Ese día, ambas hermandades llegaron al acuerdo de que la imagen de Padre Jesús seguiría visitando anualmente el templo de San Matías Cocoyotla, -como voto de haberlos librado de una terrible epidemia décadas anteriores-, que se efectuaban desde el 17 de septiembre al 15 de noviembre, quedando ambas partes en conformidad. La solemne bendición fue realizada por el entonces obispo auxiliar de Puebla, don Rosendo Huesca y Pacheco.

La imagen del Padre Jesús fue colocada en el altar mayor, para gozo de todos sus devotos, y la inseparable imagen de la Virgen de la Soledad al lado del presbiterio, que casualmente se conservó. Al contrario, los fieles de la comunidad de San Pedrito se desentendieron del templo, quizás por la llegada de la nueva devoción que inspiraba la imagen de Cristo, y que había quitado del altar mayor a su imagen de mayor devoción, que era la Virgen del Rosario, causando un olvido del templo.

El templo
El templo que alberga la imagen es pequeño, colocado sobre la Avenida Miguel Alemán en la ciudad de San Pedro Cholula. El que se le llame de “San Pedrito”, quizá se deba a que la parroquia también tiene la misma advocación, tratando de distinguir una de la otra, aunque el patronazgo petrino goza de poca devoción en el recinto.

Templo de San Pedrito, San Pedro Cholula, Puebla (México).

Templo de San Pedrito, San Pedro Cholula, Puebla (México).

La portada es sencilla, con la rosca del arco y las jambas adornadas de almohadillado, así como la ventana del coro. En la clave del arco hay esculpido un ángel tratando de llevar en actitud triunfante la tiara pontificia, pero tal vez por la falta de habilidad del cantero, resultó una verdadera travesura, pues parece que el ángel trata de coronarse con la dicha tiara. La torre es de un solo cuerpo y capulín, con columnas en las esquinas, tiene escaso interés salvo la veleta con su cruz de triple brazo en forma de dardos y las llaves pontificias, y dos esquilas del siglo XIX, una dedicada a San Pedro y la otra a la Virgen del Rosario. El interior se compone de una nave con 2 bóvedas de lunetos bajo la primera, ocupando sólo la mitad se cobija el coro. La cúpula ochavada abre las ventanas en los gajos de la media naranja y la otra bóveda de lunetos sobre el presbiterio. Los cruceros son estrechos, con bóvedas de medio cañón. El altar mayor tiene mucha importancia por ser uno de los mejores ejemplos de barroquismo de finales de XVIII. En los nichos las columnas tiene capiteles que quieren ser jónicos, debajo de los cuales hay un anillo de pequeñas cabezas de querubines. Todo el retablo, pintado el fondo de un blanco lechoso, se enriquece con festones, flores y frutos dorados, así como una gran cantidad de angelitos o niños desnudos o con paños de colores que recuerdan a las yeserías de la iglesia cercana de Tonanzintla.

Digno de mencionarse entre sus obras es el bello púlpito barroco, obra de finales del siglo XVIII, y que ahora se conserva en las oficinas del inmueble, dado sus deshuso post-conciliar. En los muros cuelga un bello apostolado novohispano de autor anónimo, y en la sacristía un óleo representado la escena de la Crucifixión de Cristo, atribuible a Marcos Serrano. Entre las esculturas sobresalen la escultura de Jesús Divino Preso, El Señor del Desmayo en madera de aguacahuite, la Dolorosa con expresión bastante bien lograda y la primitiva imagen de mayor devoción, Nuestra Señora del Rosario, copia de su homónima del Convento dominico de Puebla.

La devoción hoy en día
La devoción a Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas en la ciudad de San Pedro Cholula ha sido bastante fuerte, sobre todo por la gran cantidad de devotos que acompañan a la sagrada imagen en su recorrido por las calles de Cholula, primero desde su Templo hasta el del Barrio de Santiago Mixquitla, durante la noche del Jueves Santo, la cual es procesionada todas las horas nocturnas y la madrugada del día siguiente por todo el barrio. Pero la mayor concentración de devotos es durante la Procesión del Viacrucis, Viernes Santo, una vez devuelto por sus devotos de Mixquitla a la Capilla de los Dolores y llevado a de su Templo, donde se realiza la primera Caída, para concluir el viacrucis en la Capilla Real, siempre acompañado por su inseparable imagen compañera, la Virgen de la Soledad.

Exvoto a Padre Jesús de las Tres Caídas y a Sn. Antonio. Sacristía del Templo del Barrio de Jesús Tlatempa, San Pedro Cholula, Puebla (México).

Exvoto a Padre Jesús de las Tres Caídas y a Sn. Antonio. Sacristía del Templo del Barrio de Jesús Tlatempa, San Pedro Cholula, Puebla (México).

La piedad de los fieles le ha atribuido varias gracias y milagros a tan singular efigie de Cristo, pues hoy en día en el templo siempre hay devotos a los pies de la sacra imagen, siendo de las de mayor devoción en la ciudad. En cambio, la Hermanad y el templo, después de la entronización de la imagen de Jesús, decayó considerablemente. Afortunadamente, el Párroco don Rafael Amador Tapia, en 2011, nombró nueva mesa directiva, recayendo en los señores Daniel Minto como presidente, secretario Gregorio Porras y Arturo Minto Domínguez. Este nombramiento fue para bien, acrecentando la devoción por la imagen de Cristo en el aumento de miembros jóvenes de la Hermandad y dándole vida y dignidad al templo sede. Cabe reconocer el esfuerzo de la familia de don Daniel Minto por esta nueva etapa, dándole nuevos bríos a la Hermandad y vida al templo, agradeciéndoles el acceso a documentos e información sobre el tema.

Tacho de Santa María

Bibliografía:
– DE LA MAZA, Francisco, La Ciudad de Cholula de Cholula y sus iglesias, Impresa Universitaria. México 1959.

Fuentes orales:
– Familia Ximello, del Barrio de Jesús Tlatempa.
– Familia Minto Domínguez, de Santa María Xixitla.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es