San Paisio de Neamt

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Lienzo rumano del Santo.

San Paisio del monasterio de Neamt (monasterio situado en el noroeste de Rumania), es un santo reverenciado a partes iguales tanto por los rumanos como por los eslavos, debido a su contribución al “Renacimiento ortodoxo” en el siglo XVIII. Su nombre en rumano es Paisio Velicicovschi y en ucraniano es Паїсій Величковський.
La reivindicación de este santo no es un privilegio, sino la herencia de una espiritualidad que aun plenamente hoy reivindica tanto Rumania como Ucrania y tal vez, todos los países ortodoxos de lengua eslava.

Sus primeros años:
San Paisio, como seglar llamado Pedro, había nacido en Poltava (Ucrania) el día 21 de diciembre del año 1722, en el seno de una familia sacerdotal, siendo el undécimo hijo de un total de doce. Su padre, Juan, era “protoieron” (una de las distinciones más altas en la división de una diócesis) y su madre, Irene, era una mujer muy piadosa y cristiana.
Su padre murió muy pronto y de su educación se encargó su madre, pero en el año 1735, el niño fue enviado a la Academia Teológica de Kiev, fundada por el obispo Pedro Movida, que fue un importante obispo ortodoxo en la Edad Media y el autor de la “Confesión Ortodoxa de la Fe” en el año 1645.

Después de cuatro años de estudio, con diecinueve años de edad, el joven Pedro salió de la Academia ingresando en la comunidad del monasterio Medvedeski. Fue tonsurado como “rasofor” (portador de la “rasa”, que es un paño monástico, prácticamente, un novicio) tomando el nombre de Platón. Tras una corta estancia en el monasterio Pecerska, fue a Valaquia en el año 1745, a la ermita Traisteni, cercana a Ramnicu Sarat y posteriormente, al monasterio Dălhăuţi, que está al sur de Moldavia.

La vida monástica y el trabajo de traducción:
En el verano del año 1746 marchó al Monte Athos, en Grecia, donde vivió como ermitaño durante cuatro años. Solo después de ser tonsurado como monje en el año 1750 y teniendo como “padrino” a su confesor, el monje moldavo San Basilio de Poiana Marului, fue cuando tomó definitivamente el nombre de Paisio. Poco después fue ordenado como “hieromonje” (monje sacerdote) y fundó la comunidad monástica del Santo Profeta Elías. En torno a él se unieron unos sesenta y cinco monjes procedentes de Rumania, pero en el verano del año 1763 tuvo que abandonar el Monte Athos como consecuencia a la asfixia financiera a la que fueron sometidos por parte de los turcos. Así que Paisio y su comunidad volvieron a Moldavia y todos se establecieron en el monasterio Dragomina, cerca de Suceava que era la antigua capital.

Vista del monasterio Dragomira, Rumanía.

La comunidad de Paisio en Dragomina creció hasta tener trescientos cincuenta monjes. Su éxito consistió en la divulgación de algunas obras místicas importantes, las cuales tradujo a los idiomas locales. El mismo Paisio y algunos de sus discípulos tradujeron por primera vez la “Philokalia” (el amor por la belleza), que es como una especie de manual de espiritualidad de las Iglesias Orientales, del griego antiguo al rumano y al eslavo. Un manuscrito de esta traducción se conserva actualmente en el monasterio Dragomina, manuscrito cuyo texto consta de 626 páginas.

San Paisio prestó especial atención al grupo de traductores. Después de la “Philokalia”, algunos monjes de Moldavia, Valaquia y Transilvania y también algunos rusos y ucranianos, tradujeron los textos de los Santos Padres griegos al rumano y al eslavo, por lo que el monasterio Neamt se convirtió prácticamente en una academia y en un centro espiritual, sin precedentes en otros países ortodoxos. Este fue el “Renacimiento ortodoxo”.

Las normas comunitarias en el Monasterio Neamt: El Renacimiento Ortodoxo.
En el año 1775, parte del norte de Moldavia (Bukovina) fue ocupada por el Imperio Austríaco; San Paisio se fue con doscientos de sus monjes al monasterio Secu, permaneciendo en Moldavia con el consentimiento del metropolita Gavriil Ghica Callimachi y del principe Gregorio. En Secu hizo lo mismo: combinar la vida ascética del Monte Athos con un duro trabajo de traducción de textos en lenguas vernáculas.
En agosto de 1779, el nuevo príncipe de Moldavia decidió darle a Paisio el estatuto de “staret” (abad) del monasterio moldavo más grande en ese momento, es decir, del Monasterio Neamt, por lo que el santo se convirtió en un líder espiritual muy importante en las dos comunidades monásticas.

Vista del monasterio Neamt, Rumanía.

Durante quince años, San Paisio conservó las reglas de la vida monástica del Monte Athos, tanto en lo referente a los servicios divinos como a la vida ascética individual de cada uno de los monjes.
Hasta entonces, no todos los monjes participaban siempre en los servicios litúrgicos; él impuso como obligatoria la participación en estos servicios en la iglesia, estando solo exentos los monjes enfermos o los que eran enviados a otras tareas verdaderamente importantes.

Una reforma importante en la vida monástica fue la aplicación de la oración “exicasta”, que es conocida como la “oración del corazón”, que consistía en repetir tantas veces como fuera posible una oración o jaculatoria corta. Las palabras de esta oración eran: “Señor Jesucristo, Hijo de Dios, ten misericordia de mí, que soy pecador”. Esta oración se supone que fue utilizada por primera vez en el Monte Athos en la época de San Gregorio Palamas, en el siglo XIV, pero investigaciones posteriores han demostrado que ya en el siglo V, en el desierto de Egipto, era usada. (Ver “The origins of the monastical life”, de Antoine Guillaumont).

El sacramento de la Confesión debía repetirse frecuentemente entre los hermanos: cada tres días y con esto consiguió hacer florecer la vida espiritual de la comunidad. A fin de poder llevar a cabo esta labor, San Paisio procedió a la ordenación de veinticuatro sacerdotes, que confesaban y guiaban espiritualmente a toda la comunidad. Los confesores tenían también la función de supervisar la administración de los dos monasterios.

Urna con los restos mortales del Santo en el monasterio de Neamt, Rumanía.

Otros monasterios:
Cerca de los monasterios de Neamt y Secu, San Paisio fundó en todo el Monte Ceahlău varias ermitas para monjas, nombrando como confesor a San José el Ermitaño (1828), que era uno de sus discípulos en el monasterio Neamt.
Otro de sus discípulos, San Irinarco Rosetti (1859) fundó en Moldavia el monasterio Horaita y en Tierra Santa, la Iglesia en el Monte Tabor. Hay que mencionar que de él aprendió también San Jorge de Cernica y el metropolita San Jorge el Profesor (Dascălul) de Valaquia, del que ya escribimos otro artículo en este blog, el cual también llevó a cabo el trabajo de traducción de libros y la renovación de la vida monástica.

La santidad de su vida, hizo que Paisio fuera muy conocido en toda la República Moldova, tanto en los círculos nobles como entre los simples cristianos, también del norte de Rusia. Un metropolita ruso llamado Ambrosio, estando en Moldova lo nombró archimandrita, que es la más alta distinción monástica en las Iglesias Orientales.
Su influencia fue grande en muchos monasterios y eremitorios de toda Moldova: monasterios Dragomina, Secu, Neamt, Agapia, Văratec, Bisericani, Rasca, Vovidenia, Pocrov y Tarcău y en los de Valaquía: Cernica, Căldăruşani.

Paisio como santo:
En el otoño del año 1794 Paisio cayó enfermo y se durmió en el Señor el día 15 de noviembre a la edad de setenta y dos años. En el momento de su muerte, la congregación de sus dos monasterios la formaban más de mil monjes de diferentes nacionalidades: rumanos, rusos, ucranianos, griegos y búlgaros.
Fue sepultado en la cripta de la gran iglesia construida por el Voivoda San Esteban el Grande.
Aunque en vida fue honrado como un santo, sus discípulos, después de muerto, lo conmemoraban anualmente el día 15 de noviembre. En las últimas décadas del siglo XVIII y en el siglo XIX, sus discípulos de origen rumano extendieron el “hesicaismo” por todas las tierras de Rumania y los eslavos, en más de cien monasterios de Rusia y Ucrania.

En el año 1988, el Santo Sínodo de la Iglesia Ortodoxa Rusa canonizó a San Paisio y lo mismo hizo en el año 1992, el Santo Sínodo de la Iglesia Ortodoxa Rumana, que puso la conmemoración de San Paisio de Neamt el día 15 de noviembre, o sea, hoy. Su tumba se encuentra en el monasterio de Neamt siendo un importante centro de peregrinación.

Icono ortodoxo rumano del Santo, donde aparece ejerciendo su labor de traductor.

Himno al Santo (Tropario):
“Defensor de la verdadera fe y de la oración monacal, oh Piadoso Padre Paisio, que amaste a Cristo desde tu infancia y que, como Abrahán, dejaste tu país para llevar vida ascética en el Monte Athos y que juntando contigo a numerosos discípulos has hecho bendito el país de Moldova, haciendo del monasterio Neamt un cielo en la tierra y que ahora estás junto a los ángeles, no dejes de orar ante Dios por la salvación de nuestras almas”

Mitrut Popoiu

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es