Contestando a algunas breves preguntas (XVIII)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

San Eugenio de Toledo, óleo del pintor manierista Domenikos Theotokopoulos  "El Greco".

San Eugenio de Toledo, óleo del pintor manierista Domenikos Theotokopoulos “El Greco”.

Pregunta: Estoy un poco confundido con la biografía de San Eugenio, obispo de Toledo ¿y mártir? Me da la sensación de que he mezclado datos de dos Eugenios de Toledo, uno del siglo I y otro del siglo VII. En principio parece que los dos fueron obispos, pero sobre su martirio ya no estoy tan seguro. Podrían arrojar un poco de luz sobre este asunto y, a ser posible, decirme cuáles son las diferencias iconográficas entre uno y otro. ¿Son el mismo Eugenio los obispos de los dos cuadros que les remito? Muchas gracias

Respuesta: El primer obispo documentado de Toledo es de finales del siglo III-principios del IV, luego no puede existir ningún San Eugenio obispo mártir de Toledo del siglo I. San Eugenio arzobispo de Toledo sólo hay uno, a quien se le llama San Eugenio I o San Eugenio II (porque se confunde un Eufemio del siglo VI con Eugenio). Este único San Eugenio, es el arzobispo inmediatamente anterior a San Ildefonso y murió en 657 (siglo VII). Fue teólogo, músico, escritor y poeta, discípulo de San Braulio de Zaragoza y desde luego, no fue mártir. Es también el primero que utilizó el título de arzobispo, porque todos los anteriores eran sólo obispos. En esta web tienes buena información sobre él.

En cuanto a la iconografía, tengo que decir que aunque no es mi fuerte, puede estar relacionada con lo que te voy a decir a continuación: hay un Eugenio mártir en Deuil, de quien se escribió una “passio” a finales del siglo IX, y en esta “passio” se dice que, aunque era de origen romano, fue ordenado de obispo por San Dionisio el Areopagita, quien le asignó la región de Toledo para que ejerciera allí su apostolado, pero esto es más falso que un billete de un euro.

Estampa devocional del Venerable Moisés Lira Serafín.

Estampa devocional del Venerable Moisés Lira Serafín.

Pregunta: Hola me encanta su pagina y pues me gustaría que alguien me hablara del venerable Padre Moisés Lira Serafín pues supe que hace poco el venerable nació donde yo misma nací pero no se nada sobre el me podrían hablar de el. Gracias y saludos a todos.

Respuesta: El Venerable Moisés Lira Serafín nació en Tlatempa el 16 de septiembre de 1893 y falleció en Ciudad de México el 25 de junio de 1950. Su padre era maestro. Con cinco años falleció su madre. Estudió en el seminario de Puebla y posteriormente, en el año 1912, invitado por el fundador de la propia congregación religiosa, entró en la Congregación de los Misioneros del Espíritu Santo. En ella hizo la profesión el 4 de febrero de 1917.

Se ordenó de sacerdote el 14 de mayo de 1922, por lo que vivió como sacerdote en tiempos de la Cristiada, aunque marchó a Roma, donde estuvo hasta el año 1928. El 29 de marzo de 1934 fundó la Congregación de Misioneras de la Caridad de María Inmaculada. En el año 2000 se inició su Causa de beatificación y el Jueves Santo del año pasado, el Papa Francisco promulgó el decreto por el que se le declaraba Venerable.

Pregunta: He leído atentamente vuestra entrada sobre Santa Paula. Recientemente he tenido una sobrina a la que mi hermana y cuñado han decidido llamar Paula. Buscando posibles días para celebrar su onomástica han elegido el 20 de Julio, que aparece como Santa Paula Mártir. Esta santa no aparece en la entrada anteriormente citada y quisiera saber cuál de las que nombráis podría ser, o si no es ninguna de ellas. Me gustaría saber algo sobre la vida de la Santa cuyo nombre va a llevar mi sobrina y ahijada.

Respuesta: El 20 de julio se celebran los santos Sabino, Julián, Máximo, Macrobio, Casia, Paula y diez compañeros más, mártires en Damasco, luego verás que Paula es una de los componentes de este grupo. Por este orden y de esta forma, sin ni siquiera precisar cuándo fueron martirizados, son nombrados en ese día por el Martirologio Romano. Este mismo grupo se encuentra en los martirologios históricos occidentales, con la diferencia de que en algunos se nombra a Máximo antes que a Julián y de Casia se dice que es Casio. Esto lo hizo Floro en su martirologio y de él lo copiaron Adón y Usuardo.

La fuente utilizada por Floro no es otra que aquella que aparece en el Martirologio Jeronimiano exactamente el mismo día 20 de julio. Comentando este Martirologio, el bolandista Delehaye dice que ninguno de los santos de este grupo puede identificarse con absoluta certeza con la ciudad de Damasco. Según este bolandista, Sabino ha de localizarse en África y Casia no es más que una deformación de Besia, que es una mártir del grupo de los mártires Scillitanos, conmemorados tres días antes, o sea, el 17. Dice asimismo que la coletilla “y diez compañeros más” confirma como este grupo es una deformación del grupo de los mártires Scillitanos, proponiendo que esta expresión es una errata de lectura de “doce compañeros” que son los que realmente componen a los mártires de Scillicia. Por otro lado, Paula es una confusión del nombre de Pablo, el mártir de Cesarea de Palestina, que es conmemorado el 16 de julio.

Sin pretender resolver completamente el problema de la identificación de estos mártires, parece sugerente intentar una aproximación con otro grupo de mártires, localizados tradicionalmente en Damasco, ciudad en la que habrían dado testimonio de su fe, derramando su sangre durante la persecución del emperador Máximo o de Maximiano. En efecto, el 25 de septiembre, los sinaxarios bizantinos conmemoran a tres hermanos (Sabiniano, Pablo y Tata), mientras que los menologios, en ese mismo día, amplifican este grupo de mártires damascenos, diciendo que Pablo y Tata eran esposos que fueron martirizados con sus hijos Sabiniano, Máximo, Rufo y Eugenio. Pero como se puede ver, esta fecha del 25 de septiembre está muy lejana del 20 de julio.

Hay quienes han intentado identificar Casia con Tata, pero esto debe evitarse si no existen argumentos más sólidos que puedan servir como puntos de confrontación para poder avanzar una hipótesis algo más consistente. Por el momento, basta con concluir que la localización de Damasco que se encuentra en el Martirologio Jeronimiano el 20 de julio, no tiene ningún fundamento, pudiendo pensarse que se trata de un error arrastrado de la conmemoración de los sinaxarios bizantinos del 25 de septiembre, insertada de manera indebida en el Martirologio Jeronimiano y de este, en los otros. O sea, como ves, este es un grupo del que no se puede decir nada con certeza absoluta, y que es posible que ni tan siquiera, la mártir Paula no sea un mártir Pablo.

Fresco decimonónico de Santa Hunna de Alsacia, patrona de las lavanderas.

Fresco decimonónico de Santa Hunna de Alsacia, patrona de las lavanderas.

Pregunta: Por casualidad estaba navegando por Google buscando en vano imágenes sobre santa Huna, pues como ya sabrán santa Huna de Alsacia es la patrona de las lavanderas, murió en el 687, se celebra el 15 de abril y fue canonizada en 1520 por el papa León X. Si pueden hablen un poco de su vida cuando ustedes buenamente puedan. Estaré a la orden en lo que pueda ayudarles, en esta excelente pagina como punto de referencia en hagiografía y mariología. Un gran abrazo a todo el equipo de preguntasantoral.es que cada día dan mas aportes sobre información de santos, beatos y advocaciones marianas. Saludos desde Venezuela.

Respuesta Santa Huna (o Una) junto con su esposo Hunón, eran unos señores francos que vivieron en Hunaweier en el siglo VII. Allí edificaron una iglesia dedicada al apóstol Santiago Zebedeo, que poco después dejaron en herencia a la abadía de Saint Dié. Cuando murieron, fueron sepultados en dicha iglesia, convirtiéndose sus tumbas en meta de peregrinaciones.

Según algunas leyendas, estos señores se habían establecido en unas tierras que anteriormente pertenecían al fisco romano y sobre las cuales había una pequeña fuente termal. Parece que posteriormente, fueron dejadas en herencia a los duques de Alsacia y que tenían como protectores a unos monjes itinerantes escoceses, entre los cuales se encontraba San Deodato. Huna se dedicaba a curar a los enfermos que acudían a esas aguas termales y a socorrer a los pobres de la región.

Estas conclusiones se basan únicamente en la “Vita Deodati”, que cronológicamente es posterior en tres siglos y medio con respecto a la época en la que habían vivido estos santos esposos. No existe ningún testimonio ni documental, ni epigráfico, ni litúrgico con anterioridad a esta “Vita” que fue escrita por alguien a quien sobre todo le motivaban los intereses y los privilegios del monasterio de Ebersheimmüster. Y en esta “Vita”, dice que Huna y Hunón eran parientes de San Segismundo, rey de los burgundios, y que San Deodato era un obispo peregrino que bautizó al hijo de estos dos santos esposos, que llegó a ser monje de ese monasterio. En esta “Vita” se le da el papel preponderante como benefactor a Hunón y de Huna sólo se dice que era su compañera; fue una tradición popular posterior la que hizo que Huna, que quedó viuda, tuviera un rol más importante que su propio esposo.

En el año 1520 se procedió a la elevación de los restos de ambos que estaban sepultados en Hunaweier, como he dicho antes. Esa orden fue dada por el Papa León X, a petición de Ulrico – duque de Wüttemberg y señor de aquel lugar – y del obispo de Basilea, pero sobre todo, a instancia de los canónigos de la abadía de Saint-Dié. Poco tiempo después, Ulrico se hizo protestante y las reliquias de la santa fueron profanadas y dispersadas por los seguidores de Ulrico.

En el año 1865, la diócesis de Strasburgo empezó a conmemorar a santa Huna, viuda, el día 25 de abril (no el 15), fecha en la que se elevaron sus reliquias en el año 1520, mientras que la iglesia de Saint Dié la conmemora el 13 de junio. Como consecuencia de un detalle que incluye la “Vita Deodati”, se proclamó a la santa como patrona de las lavanderas, porque allí se dice que ella lavaba las ropas a los pobres, en un lejano arroyo, y que el obispo Deodato, para compensar este trabajo de la santa, hizo surgir una fuente más cercana a su casa de Hunaweier. Eso es todo.

Imágenes de los Santos Bonoso y Maximiano veneradas en Arjona (España).

Imágenes de los Santos Bonoso y Maximiano veneradas en Arjona (España).

Pregunta: Buenas, creo que en un pueblo del norte de Italia, concretamente en la región del Veneto, existe un cuerpo incorrupto de San Bonoso, ¿Tendría algo que ver este santo con el San Bonoso de Arjona?, gracias.

Respuesta:
No tiene absolutamente nada que ver. Se trata de un mártir extraído de las catacumbas romanas, al que le pusieron ese nombre, nombre que se ha dado asimismo a otros cuerpos santos.
Sobre San Bonoso de Arjona te recomiendo que leas este artículo.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Santos Ciríaco y Paula, hermanos mártires

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Óleo de los Santos ubicado en la ermita de Guadalupe, San Cristóbal de las Casas, Chiapas (México). Fotografía: Montserrat Báez.

De los santos patronos de Málaga (España), los hermanos Ciríaco y Paula, se sabe realmente muy poco. En Martirologio Romano dice el día 18 de junio: “En Málaga de España, los santos mártires Ciríaco y Paula virgen, que fueron apedreados y entre las piedras dieron sus almas al cielo”. Sin embargo, la ubicación del martirio, aunque generalmente aceptada en la susodicha ciudad, no está exenta de debate: parece que el cardenal Baronio, al redactar este elogio, escogió por sí mismo Málaga como lugar del martirio, prefiriéndola a otras ciudades mencionadas en otros Martirologios: Cartagena, o África de modo genérico. La tesis de Cartagena (Carthago Nova) plantea la posibilidad de que los hermanos fueran apresados en Málaga y llevados posteriormente a la mencionada ciudad para sufrir el martirio. Ambas teorías, la malagueña y la cartaginesa, los hacen hispanos de nacimiento o al menos, sitúan en España su martirio. Queda sin embargo, la versión africana.

Más allá de este debate sobre la ubicación geográfica del martirio, lo cierto es que nadie duda de la existencia histórica de estos mártires. Sin embargo, no existen actas que relaten el martirio de estos Santos. Se ignora totalmente cuál puede ser el valor histórico de las actas que se pueden leer en el Legendario Asturiense. Por lo tanto, se desconoce hasta el más mínimo detalle sobre la vida de estos Santos, a excepción de la mención del Martirologio Romano, y la del Martirologio de Usuardo, muy similar, que aquí reproduzco:
“En España, en la ciudad de Málaga, murieron en este día los señores mártires Ciriaco y Paula, virgen, los cuales de haber padecido muchos tormentos fueron apedreados y dieron sus almas cielo entre las mismas piedras”.

Se entiende por tradición que los mártires, ubicados cronológicamente en la Hispania romana, eran hermanos y murieron apedreados en el lecho del río Guadalmedina. La iconografía los representa como dos adultos atados a sendos troncos de árbol y recibiendo las pedradas de la multitud. Otras versiones, sin embargo, insinúan que serían casi niños en el momento del martirio, pero lo cierto es que esta representación infantil de los Santos no ha prosperado en absoluto.
Por un error iconográfico, se ha llegado a representar a San Ciríaco como un diácono, copiando la iconografía del San Ciríaco diácono que se conmemora el día 8 de agosto y que, para más inri, tampoco era diácono aunque su leyenda así lo afirme (!!!).

Grabado "Aleluya" donde se ve a los patronos de Málaga inmovilizados para su lapidación.

Así, con la intención de sacar algo de donde poco había, se ha alentado una leyenda piadosa sobre ambos Santos, diciendo que pertenecían a la cristiandad floreciente de Málaga presidida por el obispo San Patricio. Apresados durante la décima persecución, la de Diocleciano y Maximino (s.IV) fueron sometidos a terribles tormentos con tal de forzarles a cumplir el edicto de adoración a las divinidades paganas, y como no lograran doblegarlos, ambos hermanos fueron inmovilizados en dos troncos de árbol y lapidados hasta la muerte, el 18 de junio de 303, en el mencionado lecho del Guadalmedina, de donde se cree que se extrajeron las piedras que serían su último tormento.
Cuando los verdugos se disponían a incinerar los cadáveres, cayó un fuerte aguacero y tuvieron que renunciar a su propósito, dejando los cuerpos abandonados. En ese momento la comunidad cristiana aprovecharía para darles digna sepultura.

Sin embargo, la realidad es que los cuerpos de los mártires no han sido localizados y se ignora dónde pudieran estar. Existen diversas teorías, la primera de las cuales alude al llamado Paseo de los Martiricos, cercano al lugar del martirio; otra menciona el vecino Arroyo de los Ángeles, aunque las excavaciones llevadas a cabo allí no han dado resultado.

Sea como fuere, el culto a estos hermanos mártires, aunque prácticamente reducido al ámbito malagueño, ha seguido de forma muy intensa y constante hasta hoy. Cuando Málaga fue conquistada a los musulmanes por los Reyes Católicos, el papa Inocencio VIII la puso bajo el patrocinio de los Santos, haciendo hincapié en que padecieron el mismo martirio que San Esteban, el Protomártir.

En resumen: Santos históricos, pero de los que se desconoce con certeza el origen geográfico y la ubicación del martirio; y de cuya vida también carecemos de detalles específicos más allá de la hipotética muerte por lapidación.

Detalle de la imagen procesional de los Santos en Málaga, España.


Mi agradecimiento a http://www.patronosdemalaga.com/ por la información aportada. Quienes deseen saber más detalles acerca del culto y fiesta a estos mártires en su ciudad protegida, que no duden en acceder a este útil enlace.

Meldelen

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Varias Santas para Paula

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Cerámica votiva de los Santos Ciríaco y Paula, hermanos mártires, patronos de Málaga (España).

Pregunta: Hola, me gustaria saber que acerca del santoral 10 de agosto de Santa Paula Virgen y Mártir, vida, historia…

Respuesta: Me preguntas por una Santa Paula de la que apenas se sabe nada. Consta el 10 de agosto en el Martirologio Romano junto a Basa y Agatónica, y tan sólo se nos dice que fueron vírgenes y mártires en Cartago. Nada más. Incongruentemente, las tres son mencionadas en la passio de Santa Agripina, mártir en Roma; donde se nos dice que las tres eran hermanas entre sí y muy piadosas. Habiendo muerto Agripina a consecuencia de las torturas a las que fue expuesta, ellas tomaron su cadáver, lo ungieron y lo llevaron a Sicilia. Esto parece cuadrar poco con su posterior martirio en Cartago, pero así tienes todas las referencias a la misma.

Existen otras Santas Paulas vírgenes y mártires, más conocidas, las cuales son:

Santa Paula de Bizancio (3 de junio): En tiempos del emperador Valeriano, fue sorprendida recogiendo la sangre vertida de los mártires Luciliano, Claudio, Dionisio, Hipacio y Pablo; y al ser interrogada, se manifestó cristiana. Después de padecer la cárcel y diversas torturas, fue degollada en el año 273.

Santa Paula de Málaga (18 de junio): Ella y su hermano Ciríaco padecieron el martirio siendo atados a sendos troncos de árbol y apedreados hasta la muerte en el lecho del río Guadalmedina. Otras versiones dicen que fueron hechos prisioneros y llevados a Cartago, donde padecerían al martirio (¿confusión con la Paula del 10 de agosto?). Son los patronos de Málaga (España) y aunque aparecen representados (en la imagen) como adultos casi siempre, algunas versiones sostienen que eran casi niños en el momento del martirio, en el siglo IV.

Santa Paula de Cesarea, en Palestina (10 de febrero): conmemorada junto a las mártires Ennata (o Thea) y Valentina, fueron martirizadas en el año 308. No parece haber habido entre ellas mayor relación que haber sido compañeras en el proceso de condena y ejecución. Actualmente sabemos que esta Paula no es tal, sino Pablo, un varón mártir convertido en mujer debido a una traducción errónea. Para saber más de este grupo de mártires, recomiendo la lectura de este artículo.

Y bueno, tampoco cabe olvidar a la más conocida de todas, Santa Paula Romana, viuda (26 de enero) que murió en el año 404, cuando ya habían acabado las persecuciones. No escribo más sobre ella porque dejo a mis compañeros el tratar a esta Santa con más detalle, no siendo mártir.

Meldelen

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es