Santa Radiana (o Radegunda) de Wellenburg

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Grabado alemán de la Santa con donante.

Pregunta: ¿Qué me podrían contar sobre la vida de Santa Radiana? Alemania.

Respuesta: Pues sinceramente muy poca cosa, porque casi nada se sabe de ella, aunque es una santa venerada a nivel local en algunas regiones alemanas. Es de esas santas medievales, de las que históricamente se sabe muy poco, pero sobre las que se ha escrito bastante, inventándose su vida en la mayoría de las ocasiones.

Según una tradición oral, que solo ha sido escrita en época relativamente reciente y en la que se confunden datos históricos con leyendas puras y duras, Santa Radiana nació en Wulfertshausen, cerca de Augsburg, donde se dice que se conserva su casa natal.
Fue contratada como empleada doméstica (criada) en el castillo de Wellenburg, cuyo propietario era un noble llamado Portner, que vivía en Augsburg. Según Stadler, el castillo perteneció a los Portner hasta el 1329, mientras que se habla de la vida de la santa como doméstica alrededor del 1330 (un año más o menos no es nada), pero algunas fuentes dicen que la santa vivió en tiempos del obispo Wolfhart de Roth (1290-1302), por lo que para que cuadren las fechas, habría que decir que la santa nacería en el 1290 como muy pronto.

Se distinguió por ser muy trabajadora y muy piadosa y por dedicar su tiempo libre al cuidado de los enfermos en una leprosería cercana al castillo.
Yendo un día a aquel lugar, fue atacada por unos lobos y murió tres días más tarde. El dueño del castillo quiso sepultarla en la sepultura familiar, pero los bueyes que tiraban del carro donde iba el ataúd tiraron hacia la leprosería y allí fue sepultada; (con todos mis respetos, comprenderás que esto es pura leyenda). Son infinitos los casos en los que los animales dicen cómo hay que hacer las cosas santas: sepultar santos, llevar imágenes, etc.

Inmediatamente después de su muerte recibió culto popular y en el lugar donde estaba sepultada se erigió una capilla, de la que existe documentación escrita del año 1422.
Todas las leyendas se ocupan principalmente de la historia de la veneración a la santa por los alrededores de Augsburg e incluso en esa ciudad. Y así, se dice que sus restos fueron puestos sobre el altar mayor de la capilla en el año 1492, que se construyó una nueva iglesia en el año 1521, que se acuñaron medallas con la efigie de la santa en 1521 y en 1538, que el conde Fugger hizo una solemne traslación de las reliquias en el año 1691, que por temor a unas guerras fueron nuevamente trasladadas en 1703 y en 1796, etc. O sea, se escribe bastante sobre hechos relacionados con su culto, pero nada de nada sobre su vida.

La Santa atacada por los lobos. Grabado medieval alemán.

En el año 1810 el gobierno bávaro abolió el culto que se le tributaba en la capilla de su tumba. Las reliquias fueron llevadas entonces a la parroquia de Bergheim y posteriormente, el día 5 de agosto del 1812 a Waldberg, donde siguen las peregrinaciones.
En la festividad de la santa, las llamadas “ocho vírgenes de Radiana” tienen por costumbre sacar en procesión su efigie portando panes y frutos en recuerdo de su generosidad.

Como no se sabe el día de su muerte, los bolandistas le han adjudicado el día 13 de agosto, que es la fecha de otra santa de su mismo nombre y que fue reina de los francos (Santa Radegunda de Francia), por lo que esta fecha fue puesta sin motivo alguno de peso. Por eso, en Alemania se celebra el cuarto domingo y el lunes siguiente a ese domingo, posterior a la fiesta de Pentecostés, que es cuando se realizó el traslado de las reliquias en el año 1691.

Se la representa vestida humildemente, con ropa de criada, con un peine y un cepillo o incluso con una tinaja. Otras veces la han pintado en el momento en el que era atacada por los lobos.
Las representaciones más importantes son tres bajorelieves en madera de Hans Burgkmair, de 1521, y que están en las iglesias de Haselbach y de Stätzling y una obra de O. Kobel (1962-63) representando su vida y que se encuentra en la capilla de la santa en Wellenburg.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es