La Sagrada Familia: Jesús, María y José

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

"Sagrada Familia del pajarito", óleo de Bartolomé Esteban Murillo. Museo Nacional del Prado, Madrid (España).

“Sagrada Familia del pajarito”, óleo de Bartolomé Esteban Murillo. Museo Nacional del Prado, Madrid (España).

En la Octava de Navidad encontramos algunas festividades de reconocida antigüedad como lo son la de San Esteban protomártir y la de San Juan, apóstol y evangelista.  Pero no así esta “Fiesta de la Sagrada Familia de Jesús, María y José” que se celebra en el domingo dentro de la Octava de Navidad, o en caso de no existir tal, el 30 de diciembre. En realidad, dicha fiesta tiene poco más de un siglo de tener carácter universal en el rito romano.

Sus más remotos orígenes podemos rastrearlos en la Europa de los siglos XVI y XVII, donde empieza a abrirse paso como festividad local, especialmente en Francia. Será allí, más exactamente en Lyon, donde el presbítero de la Compañía de Jesús, P. Francisco Felipe Francoz, funda la “Pía Asociación de familias cristianas consagradas a la Sagrada Familia” en 1861, que le da un impulso especial al culto y devoción a la Familia de Nazareth. En 1880 Su Santidad León XIII escribiría la encíclica dedicada a la familia cristiana “Arcanum Divinae”. Él mismo, movido por todo lo anterior, instituiría la fiesta en el calendario universal el III domingo después de Epifanía con carácter facultativo, en 1893.

"La Sagrada Familia", óleo de Domenikos Theotokopoulos "El Greco". Hispanic Society of America, Nueva York (EEUU).

“La Sagrada Familia”, óleo de Domenikos Theotokopoulos “El Greco”. Hispanic Society of America, Nueva York (EEUU).

En la reforma litúrgica que San Pío X llevó a cabo entre 1911 y 1913 todas las fiestas fijadas en domingos fueron suprimidas, salvo la del Nombre de Jesús y la de la Santísima Trinidad, así que nuestra festividad desaparecería del calendario universal. Con todo, en 1914 Su Santidad Benedicto XV permitiría su misa votiva [1] fijándola el 19 de enero. Habría que esperar hasta 1921 cuando fue reincorporada al calendario, esta vez como fiesta obligatoria, estableciendo su celebración el domingo infraoctava de la Epifanía [2]. La razón que llevó a sacrificar por esta vez los principios de la reforma de San Pío X fue que la lectura evangélica de esta fiesta correspondía a aquella que tradicionalmente se hacía el domingo siguiente a la Epifanía. Allí se conservaría nuestra fiesta hasta la reforma de 1969, que la desalojaría de aquel lugar para dar paso a otra fiesta de reciente factura, el Bautismo de Jesús, y trasladaría a la Sagrada Familia al primer domingo después de Navidad, posición que ocupa en la actualidad.

Finalmente valga apuntar que los cristianos coptos poseen dos fiestas referidas a la Sagrada Familia: el 6 de hator (noviembre) se celebra la huída de la Sagrada Familia a Egipto, y el 24 de pasons (mayo) se festeja su correspondiente llegada y permanecia.

Dairon


[1] Una misa votiva es aquella que se ofrece según la piedad del celebrante o de algún grupo de fieles, siempre a la libre elección de éstos y por tanto, distinta a la misa propia del tiempo que el calendario prescriba.  Antes de la reforma litúrgica de 1969, muchas de estas misas opcionales estaban referidas a días de la semana o a fechas fijas en el calendario.
[2] Para estas épocas, muchas fiestas gozaban del privilegio de una octava, desvirtuando así su primitivo significado exclusivamente pascual.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es