San Atanasio de Paros

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Icono ortodoxo griego del Santo.

Icono ortodoxo griego del Santo.

Hoy quiero escribir sobre San Atanasio de Paros, que fue un eminente teólogo, un brillante profesor, un apóstol infatigable, un firme guardián de la tradición ortodoxa y el nacionalismo griego, un escritor prolífico, un destacado miembro del movimiento Philokalia y el fundador y director de la famosa Gran Escuela de Quíos.

Nació en el año 1721 en el pueblo de Kostos (isla griega de Paros), siendo su verdadero apellido Toulios y el primogénito de una familia de cuatro hermanos. Sus ansias por conseguir una mejor educación lo llevaron a Esmirna en el año 1745, donde estudió en una escuela religiosa fundada nueve años antes por los monjes Jeroteos Dendrinos y Crisantos Karavias. Allí permaneció por espacio de seis años, marchando posteriormente al Monte Athos, a fin de continuar su formación bajo la dirección del monje Neófitos Kafsokalyvitis; en Athos estudió historia griega, Sagradas Escrituras y los escritos de los Padres de la Iglesia. Su trabajo y excelente capacidad hicieron que fuese ordenado de diácono y desempeñara labores docentes, primero en la sagrada montaña y posteriormente en la principal Escuela Nacional de la ciudad de Tesalónica. Aunque en un principio se negó, a instancias de Eugenio Voulgaris, se convirtió en el director de esta Escuela en el período 1758-1760. Compaginaba sus trabajos de docencia con el servicio al altar – era diácono – y la predicación de la Palabra de Dios.

Pero en el año 1760 se vio obligado a abandonar Tesalónica y refugiarse en la isla de Corfú, después de que una plaga invadiera la ciudad, provocando el cierre de la Escuela. En Corfú se sintió atraído por el eminente teólogo, filósofo y matemático Nicéforos Theotoky y bajo su tutela, estudió filosofía y retórica hasta el año 1764. Ese año, fue invitado por Panagiotis Palamas – que fue compañero suyo en el Monte Athos -, a fin de que enseñara en la escuela de Messolonghi, fundada por él mismo cuatro años antes. Así, Atanasio abandonó sus estudios en Corfú y marchó a Messolonghi, donde enseñó hasta el año 1767, compaginando nuevamente, la enseñanza con la predicación y el enaltecimiento del sentimiento nacional griego. Ese año vuelve a Tesalónica, ocupándose otra vez de la dirección de la Escuela Ellinomouseiou hasta el 1771. Fue la segunda vez que Atanasio volvía a la ciudad de San Demetrio para ocuparse de la Escuela Nacional de Tesalónica.

Icono ortodoxo griego del Santo.

Icono ortodoxo griego del Santo.

Pero en 1771, después del estallido de la revuelta Ορλωφικών – en la historia de la “Cuestión de Oriente” se llama “Orlofika” a la rebelión de los griegos en el Peloponeso y Creta en el momento de la guerra ruso-turca de 1768 al 1774 -, invitado por el Patriarcado Ecuménico de Constantinopla, se marchó a dirigir la principal escuela del Monte Athos. Atanasio se comprometió con el Patriarcado, permaneciendo allí por espacio de seis años y siendo ordenado de sacerdote por San Macario Notarás, arzobispo de Corintos. Pero en este período de tiempo, los monasterios atonitas se vieron sacudidos por algunas controversias, convirtiéndose Atanasio en un firme defensor del movimiento Kollyvadikou (κολλυβαδικού, o famoso movimiento Philokalia), junto con sus colaboradores más cercanos: el arzobispo San Macario Notaras y San Nicodemo el Agiorita. Conviene recordar que este movimiento espiritual pretendía volver a la antigua tradición de la Iglesia, haciendo especial énfasis en la importancia del domingo, como día en el que se conmemora la Resurrección de Cristo y en la frecuencia de recibir la Sagrada Comunión. Hasta tal punto Atanasio se distinguió en esta defensa, que fue difamado y perseguido por sus opositores, considerándosele un hereje, por lo que fue destituido de su responsabilidad docente en el año 1776, aunque cinco años más tarde, fue nuevamente rehabilitado al demostrarse que las acusaciones contra él eran infundadas.

En este ínterin, a instancia de los tesalonicenses, volvió a dicha ciudad, donde por tercera vez fue director de la Escuela Ellinomouseiou. Durante este período de tiempo la Escuela floreció y su reputación aumentó, por lo que fue invitado por el Patriarca Ecuménico para que se hiciese cargo de la famosa Escuela Patriarcal de Constantinopla, ya que según el propio Patriarcado, “era el profesor más preparado, más popular y más adecuado”. De hecho, el propio Patriarcado le propuso que se designase él mismo sus honorarios y eligiese la zona o región de la que desearía ser consagrado como obispo metropolitano. Él se negó a tales propósitos, considerándose indigno de ellos y manifestando que su mejor recompensa era el servicio a la Iglesia.

Fresco ortodoxo griego de los Santos Atanasio de Paros, Macario Notarás y Nicodemo el Agiorita.

Fresco ortodoxo griego de los Santos Atanasio de Paros, Macario Notarás y Nicodemo el Agiorita.

De esta manera, en el año 1786, con sesenta y cinco años de edad, Atanasio decidió abandonar Tesalónica, pero para marchar a tu tierra natal, a Paros, y dedicarse allí a la enseñanza y a la escritura, pues quería compartir su valiosa experiencia espiritual y la amplitud de sus conocimientos con sus convecinos. Embarcó en Tesalónica rumbo a Paros, pero el barco encalló en las costas de Quíos, donde fue recibido con gran alegría tanto por los gobernantes de la isla como por sus habitantes. Allí le ofrecieron residir en el monasterio de la Santísima Trinidad en Paleocastro, donde tranquilamente podría dedicarse a la oración y a la escritura. Pero Atanasio, con visión de futuro, propuso quedarse en la escuela parroquial, cerca del vecindario y convertirla en una escuela de la misma categoria que las anteriores donde había enseñado. Los habitantes de la isla consideraron que este objetivo era altamente beneficioso para ellos dada la alta experiencia y reputación a nivel nacional que Atanasio tenía en toda Grecia. Así, permaneció en Quíos, enseñando en la escuela hasta después de la terminación de la guerra ruso-turca en el año 1792. En esta tarea, buscó la ayuda de su amigo San Macario Notarás (del que en aquel momento dependía jurisdiccionalmente Quíos) y de San Nifón de Koinoviarchou. La Escuela de Quíos se hizo famosa en toda Grecia gracias a la sabiduría y espiritualidad de Atanasio: se convirtió en un verdadero centro de espiritualidad, promoviendo los ideales cristianos de Grecia, preservando su tradición ortodoxa como un escudo protector contra el espíritu europeo de la Ilustración, contra el racionalismo y el ateísmo. La Escuela de Quíos prestaba servicios a los estudiantes de las islas del Peloponeso, Creta, las islas del Mar Egeo, Esmirna, Tesalónica y Estambul. Pero, como la envidia es uno de los principales vicios, mientras la Gran Escuela de Quíos iba alcanzando cada vez más prestigio gracias al trabajo de San Atanasio, éste se vio forzado a renunciar a su dirección en el año 1811, acusado por sus adversarios ideológicos de ser excesivamente conservador y muy apegado a las tradiciones ortodoxas.

Parte del cráneo del Santo en la iglesia de la Transfiguración de Livadia (Quíos).

Parte del cráneo del Santo en la iglesia de la Transfiguración de Livadia (Quíos).

Después de su dimisión, se retiró al pequeño monasterio de San Jorge en Reston, situado al noroeste de la ciudad de Quíos, monasterio que había sido fundado en el 1770 por el monje Nilo de Quíos, compañero de San Macario Notarás. En ese ambiente sereno y acogedor, tuvo como compañero a San Nicéforo de Quíos y al hieromonje José de Fourna de Euritania. Allí continuó con su intensa vida de oración, ayunando y observando una estricta vida monástica, pero sin abandonar la escritura. Con noventa y dos años de edad, el 24 de junio de 1813, murió santamente. Fue sepultado en la zona sur del monasterio, en la que previamente habían sido también enterrados el fundador del mismo y otros monjes.

Este brillante e ilustre maestro, que hizo aportaciones inestimables a la doctrina de la Iglesia Ortodoxa Griega, fue canonizado oficialmente por Su Santidad Bartolomé I, Patriarca Ecuménico de Constantinopla, el día 9 de enero del año 1995, determinándose que su memoria se conmemorara el día 24 de junio. Diez años después de su canonización, el 15 de junio del 2005, el metropolita Ambrosio Stamena le erigió una bellísima iglesia en su localidad natal, Kostos, en la isla de Paros.

Las reliquias del Santo están distribuidas entre la parroquia de la Transfiguración de Livadia, en Quíos (parte del cráneo), en su iglesia de Kostos (Paros), en la de la Panagia Ekatontapyliani de Naxos, etc. Los escritos de San Atanasio de Paros son muy valorados por la Iglesia Ortodoxa Griega y gracias a sus amplísimas actividades literaria y docente es considerado como uno de los más grandes y prolíficos teólogos y maestros de finales del siglo XVIII y principios del XIX. Se le atribuyen unas ochenta y cinco obras, dedicadas al estudio de la historia, teología dogmática, hagiografía, didáctica, amén de la composición de numerosos himnos, discursos y cartas.

Primitiva tumba del Santo en el monasterio de San Jorge, en Reston (isla de Quíos).

Primitiva tumba del Santo en el monasterio de San Jorge, en Reston (isla de Quíos).

Los griegos consideran que las obras literarias de San Atanasio de Paros han sido fundamentales para afianzar su fe en la ortodoxia y muy valiosas para la conservación de la moral ortodoxa y la identidad nacional griega. Su principal biografía fue escrita por Andreas Kozani Mamoukas, erudito griego fallecido en Atenas en 1884, autor de importantes obras de archivística, diputado y miembro del gobierno griego, el cual hace hincapié en que era un exicasta, un líder del movimiento kollyvadikou, un defensor de las tradiciones ortodoxas griegas, o como el mismo lo llama: “un continuador sin tropiezos de la vida de Cristo”.

Antonio Barrero

Bibliografía:
– CHAROKPOU, A., “La gran escuela histórica de Quíos”, Hermanos Kyriakidis, S.A., Tesalónica, 2006
“Ο Άγιος Αθανάσιος ο Πάριος (1721 -1813)”, Actas del Simposium cultural de la Hermandad “Korais”, Atenas, 2004.
– POPIS, S., “Οι Άγιοι της Χίου”, Eptalophos Publicaciones, Atenas, 2008.

Enlaces consultados (30/04/2014):
– http://ahdoni.blogspot.gr/
– http://oca.org/saints/lives/2014/06/24/149033-st-athanasius-parios
– http://xristoslivadionxiou.blogspot.gr/

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es