San Babilés, obispo mártir

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Icono ortodoxo griego del Santo.

Icono ortodoxo griego del Santo.

Pregunta: El mes pasado ví una noticia relacionada con San Babilés obispo, patrón de la localidad madrileña de Boadilla del Monte. Según pude leer se han iniciado unas excavaciones en esa localidad para encontrar sus reliquias entre los restos arqueológicos de una basílica visigoda. ¿Nos podrías hablar de este santo que, al parecer, es natural de nuestro país? Gracias. España

Respuesta: Posiblemente mi respuesta no le guste a los vecinos de Boadilla del Monte, pero San Babilés tal y como allí lo veneran es un santo ficticio. Babilés es un nombre derivado de Babil o Babilas y santos reales con ese nombre solo hay tres: Babilas obispo mártir de Antioquía, Babilas de Antioquía mártir en Sicilia y Babilas mártir en Ossirinco, pero ya que en Bohadilla del Monte dicen que su patrón era obispo y que fue martirizado junto a unos niños, está claro que estamos hablando de San Babilas obispo mártir de Antioquia.

En los Martirologios Jeronimiano y Romano, así como en el Breviario Siríaco, es conmemorado el 24 de enero junto con tres niños llamados Urbano, Prilidiano y Epolonio, a los cuales él habría instruido en la fe. En el Breviario Siriaco, en realidad, se le conmemora con treinta niños, pero está claro que esto es un error. Los griegos lo conmemoran el 4 de septiembre.

Eusebio de Cesarea – del que tantas veces hemos hablado -, dice que Babilas murió en la cárcel de Antioquía, mientras que San Juan Crisóstomo, siguiendo una tradición menos autorizada, dice que murió decapitado. El mismo San Juan Crisóstomo da a entender que el santo estuvo anteriormente en la cárcel ya que dice que fue sepultado encadenado y que estas fueron instrumentos de su martirio. Eusebio dice que el emperador Felipe el Árabe (244-249) – ¡considerado como cristiano! -, en un viaje hacia Roma, al pasar por Antioquia el día de la Vigilia de Pascua y queriendo participar en la ceremonia religiosa, al presentarse ante el obispo, este se enfrentó a él y le impuso una penosa penitencia porque había asesinado a su predecesor, Gordiano III. Este dato es más que dudoso ya que en aquella época los emperadores no eran cristianos.

Martirio del Santo. Menologio de Basilio II (s.X). Biblioteca Apostolica Vaticana, Roma (Italia).

Martirio del Santo. Menologio de Basilio II (s.X). Biblioteca Apostolica Vaticana, Roma (Italia).

Es posible, como asegura San Juan Crisóstomo, que el obispo de aquella ciudad (Antioquia) se llamara Babilas, pero el San Babilas del que estamos hablando murió en el año 250 en tiempos del emperador Decio, siendo sepultado en el cementerio cristiano de Antioquia “extra portam Daphniticam”, o sea, en la vía que conducía a famoso suburbio de Dafne.

En la Chronographia de Juan Malalas se dice que Babilas fue ejecutado en tiempos de Numeriano, que yendo hacia terreno persa a fin de combatirlos, quiso entrar en una iglesia cristiana para ver cuales eran sus ritos y que el obispo se lo impidió. Si esta versión fuera cierta, el martirio habría que atrasarlo unos treinta años.

En el siglo IV sus reliquias fueron trasladadas muchas veces de un lugar a otro. En el 351, el emperador Gallo las transfirió a una nueva iglesia que hizo construir en el suburbio Dafne, con la intención de suprimir el culto del dios Apolo, que estaba muy difundido en aquel barrio. Esta es la primera translación recordada de las reliquias de un mártir en toda la hagiografía. Algunos años después, Julián el Apóstata dio órdenes para que los restos de Babilas fueran transportados a otro lugar a fin de restaurar el culto a Apolo. En esta ocasión, todos los cristianos de Antioquia fueron a Dafne a fin de hacerle cortejo al traslado; las reliquias fueron puestas sobre un carro y cantando los salmos las llevaron de nuevo al cementerio. Otra translación tuvo lugar en tiempos del obispo Melecio en el año 381, después de haberle dedicado una basílica junto al río Oronte. El mismo Melecio quiso ser sepultado junto a San Babilas en esta basílica, siendo san Juan Crisóstomo quién pronunció el panegírico fúnebre en su funeral. En la actualidad, la ciudad italiana de Cremona dice poseer sus reliquias llevadas allí en tiempos de los cruzados.

Reliquia del Santo. Museo de Arte de Filadelfia, EEUU.

Reliquia del Santo. Museo de Arte de Filadelfia, EEUU.

En el Martirologio de Rabban Sliba es recordado el 23 de enero junto con tres niños: Urbano (de siete años), Barbado (de doce años) y Apolonio (de nueve). Vemos como en este Martirologio se cambia el nombre de dos de los niños. San Gregorio de Tours, anota también los nombres de los tres diciendo: Babilas episcopus Anthyocinus cum tribus parvulis id est Urbani, Prilidan et Epolon”. Recordemos cómo el Martirologio Romano los nombra bajo la forma de “Prilidiano y Epolonio”.

La representación más antigua de San Babilas es la que aparece en una miniatura del siglo XI en el Menologio de Basilio. En esta miniatura el santo aparece sufriendo el martirio en presencia de los tres niños que después corrieron la misma suerte. Este esquema iconográfico es el que se ha adoptado en la mayoría de las representaciones posteriores. Es más rara la escena en la que el santo aparece con Felipe el Árabe (miniatura del siglo XIV en el Breviario de Carlos V que se encuentra en la Biblioteca Nacional de Paris) y aun es más compleja la escena del “Pasionario” de la Biblioteca Ambrosiana de Milán, donde se representa la flagelación de San Babilas y de los tres niños, sus decapitaciones y finalmente, un obispo bendiciendo su tumba.

Esto es lo que podemos decir con respecto a este santo. Con posterioridad, la ciudad de Pamplona se ha otorgado la presencia de un San Babilas obispo pamplonica, muerto en tiempos de Decio, y para rematarlo aun más, Tamayo de Salazar lo hace obispo nacido en Pamplona, pero muerto por los musulmanes en el siglo VIII. Es este autor el que se inventa la historia de que Babilas se asentó en los alrededores de Toledo, siéndole confiada la educación de un gran número de niños cristianos y que, en el año 715, fue masacrado con ochenta de sus alumnos.

San Babilas, hecho o no hecho santo local, llamado así o llamado Babilés, es venerado en muchas ciudades europeas y concretamente en España, lo es en muchas localidades navarras y aragonesas. Pero tú haces referencia a Boadilla del Monte, donde es venerado como Babilés. Aquí es conmemorado en la versión fantasiosa de Tamayo de Salazar y es cierto que están siendo buscados sus restos dentro del término municipal, ya que la tradición les dice que allí fue martirizado.

Imagen del Santo y excavaciones en marzo de 2014. Boadilla del Monte, España.

Imagen del Santo y excavaciones en marzo de 2014. Boadilla del Monte, España.

En ese lugar se están realizando unas excavaciones arqueológicas y se han encontrado algunos enterramientos, uno de ellos con una gran tapa de granito, bajo la cual estaba una estela romana como si fuera la cabecera de la tumba. En esta tumba había un esqueleto humano junto a una botella de cerámica que según los arqueólogos puede datarse entre los siglos VI-VII. El que una estela romana se encuentre en una tumba visigoda da a entender que fue reutilizada porque la persona allí sepultada era una persona relevante. Esta tumba está situada dentro de los restos de una antigua basílica visigoda, que está alineada con dos necrópolis en las que se han identificado cuarenta tumbas.

Está claro que estamos hablando de las excavaciones de un lugar sagrado y de culto, de época visigoda, sobre la que existen restos de siglos posteriores que pueden demostrar la continuidad de un culto a una persona santa, pero de ahí que allí puedan encontrarse los restos de nuestro San Babilas (Babilés) va un largo trecho, porque este santo en concreto, hispano de nacimiento y martirizado por los musulmanes en el siglo VIII; no existe; es un invento de Tamayo de Salazar.

Antonio Barrero

Bibliografía:
“Anallecta Bollandista XLVIII”, 1930.
– CARAFFA, F., “Bibliotheca sanctórum, tomo II”, Città Nuova Editrice, Roma, 1990.
– CRISÓSTOMO, J. “De S. Babyla”.
– DE CESAREA, Eusebio, “Historia Ecclesiastica, VI cap.”

Enlaces consultados (09/10/2014):
– es.wikipedia.org/wiki/San_Babil
– www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=37717

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es