Contestando a algunas breves preguntas (XXVII)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Foto de San Bartolomé Bondarenko, “loco por Cristo” del siglo XX.

Foto de San Bartolomé Bondarenko, “loco por Cristo” del siglo XX.

Pregunta: Hace unas pocas semanas escribieron ustedes sobre San Miguel Samuel, seglar ortodoxo ruso “loco por Cristo”. He tenido conocimiento de que en Ucrania también acaban de canonizar a otro “loco por Cristo”, muerto en los años treinta del siglo pasado. ¿Podríais darme alguna información sobre este nuevo santo?

Respuesta: Te estás refiriendo a San Bartolomé Bondarenko, que nació en Chyhyryn (Ucrania) en el año 1870. Ya desde joven se hizo pasar por loco, dedicándose totalmente a la oración y a la contemplación, lo que llamaba la atención de sus conciudadanos, pues aunque parecía un demente, sus oraciones eran escuchadas por Dios, que a través de él realizaba numerosas curaciones.

Como vivía muy cerca del monasterio de la Santísima Trinidad, las monjas de dicho cenobio y su abadesa, Santa Rafaela Tertatska, lo veneraban profundamente. Cuando los bolcheviques tomaron el poder de la ciudad en el 1927, las monjas tuvieron que abandonar el convento, aunque la abadesa se negó, por lo que fue brutalmente sacada del monasterio, golpeada y enterrada viva. Bartolomé fue perseguido por los comunistas que al tomarlo por loco lo encerraron en un manicomio. Ya anciano, murió el 17 de octubre del año 1931, siendo enterrado en su ciudad.

Debido a la ininterrumpida veneración popular, el Santo Sínodo de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana decretó su canonización el 16 de septiembre del año pasado, celebrándose la correspondiente ceremonia en la eparquía de Cherkassy, el pasado 7 de diciembre del 2014.

Monjes del monasterio Mgarsky martirizados en 1919.

Monjes del monasterio Mgarsky martirizados en 1919.

Pregunta: Yo sé que cuando en algún país se ha perseguido a la Iglesia, en general, los mártires han sufrido diversos tipos de tormentos. Sin embargo, tengo entendido que cuando en la antigua URSS los bolcheviques persiguieron a la Iglesia, casi todos los mártires murieron fusilados. ¿Es esto cierto?

Respuesta: Por supuesto que no. Es cierto que de los miles de mártires ortodoxos y católicos que cayeron durante la Revolución Bolchevique, una gran mayoría fueron fusilados, bien en un paredón o con un simple tiro en la nuca, pero en los gulags rusos muchos murieron de hambre, de frío o simplemente como consecuencia de las enfermedades cogidas en aquellas malsanas condiciones de vida y trabajos forzados.

Pero se dieron muchos otros tipos de martirio y sólo te pondré algunos ejemplos, a fin de no hacerme excesivamente pesado: el arcipreste San Juan Kochurov fue sometido a durísimas palizas y posteriormente tirado a las vías de un tren para que muriera atropellado; el obispo San Teófano Solikamsky Ilmensky fue ejecutado públicamente por inmersión periódica en un agujero hecho en el hielo, muriendo congelado suspendido por los pelos; el obispo San Miguel Isidoro Bell murió empalado; el obispo San Andrónico Nicholas fue enterrado vivo; el arzobispo San Joaquín Levitsky fue ahorcado en una plaza pública; el obispo Ambrosio Serapulsky fue atado a la cola de un caballo y murió a consecuencia de los golpes recibidos; el archimandrita San Barlaám Konoplev fue arrojado al río Kema con unas piedras atadas al cuello y prefiero no seguir. Como verás, se hicieron auténticas barbaridades, simplemente por su condición de cristianos.

Foto del siervo de Dios Francisco Javier Truong Buu Diêp

Foto del siervo de Dios Francisco Javier Truong Buu Diêp

Pregunta: Muchas gracias por su maravilloso blog, al que accedo diariamente y del que estoy aprendiendo muchas cosas que desconocía. Quisiera preguntarles si es cierto que va a ser beatificado el sacerdote vietnamita Francisco Javier Truong Buu Diêp, que murió mártir por salvar a sus feligreses. Muchísimas gracias.

Respuesta: La beatificación del Siervo de Dios Francisco Javier Truong Buu Diêp no es nada inminente, ya que el “nihil obstat” de la Sagrada Congregación para las Causas de los Santos es del pasado 31 de octubre, por lo que ahora se está iniciando el proceso en la diócesis de Xuan Loc, a propuesta de la asamblea de obispos vietnamitas celebrada en abril del año 2012. A esta Causa todavía le queda un largo camino por recorrer; lo que pasa es que como el padre Diêp es muy conocido entre los católicos vietnamitas, las noticias provenientes de la archidiócesis de Ho Chi Minh ha provocado gran alegría entre los fieles.

El padre Francisco Javier Truong Buu Diêp nació en el año 1897 en un pueblecito de la provincia de An Giang, que estaba bajo la jurisdicción del entonces Vicariato Apostólico de Phnom Penh. Estudió en el seminario mayor del Vicariato y se ordenó de sacerdote en la capital de Camboya en el año 1924. Desde el año 1930 hasta la fecha de su martirio, estuvo destinado en la parroquia de Tac Say. Cuando se inició la “Việt Nam Ðộc Lập Ðồng Minh Hội”, o sea, la guerra para conseguir la independencia de Francia, muchos sacerdotes abandonaron sus parroquias, pero él decidió quedarse con sus feligreses. El 12 de marzo del año 1946 fue detenido junto con sesenta de ellos y viendo cómo los iban a matar, él solicitó ser ejecutado a cambio de la liberación de los sesenta detenidos. Fue ejecutado y está sepultado en la iglesia de Tac Say, en la actual diócesis de Cân Tho. Su tumba es un continuo ir y venir de peregrinos, no sólo católicos sino del resto de religiones existentes en Vietnam, ya que es considerado como un héroe nacional.

Tumba de siervo de Dios Francisco Javier Truong Buu Diêp.

Tumba de siervo de Dios Francisco Javier Truong Buu Diêp.

El cardenal Juan Bautista Pham Minh Man, arzobispo emérito de Ciudad Ho Chi Minh, que lo conoció cuando sólo tenía ocho años de edad y ha sido uno de los principales impulsores de su Causa, decía recientemente: “Era un santo sacerdote, siempre preocupado por el futuro de la Iglesia y listo para alentar a los fieles, para que ellos se comprometieran profundamente con la religión católica. Dondequiera que iba, se comprometía a construir un lugar de culto y casas para sus fieles. Él vivió y murió por ellos”.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es