Contestando a algunas breves preguntas (XIV)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Icono ortodoxo griego con la familia de San Basilio.

Icono ortodoxo griego con la familia de San Basilio.

Pregunta: Soy español pero vivo en Grecia donde es muy famoso San Basilio el Grande. Aquí se celebraba la festividad de la familia de San Basilio porque se dice que todos eran santos, pero ¿es eso cierto? Y si lo es ¿quiénes eran? Muchísimas gracias por su cortesía.

Respuesta: Es verdad que en septiembre del año 1998, el santo Sínodo de la Iglesia Ortodoxa Griega estableció la festividad de la Familia de San Basilio el Grande en el segundo domingo de enero y lo hizo con la intención de promover la institución familiar. Aunque esa festividad ha venido en decadencia y casi no se celebra, la realidad es que estamos tratando de una familia de santos, se celebren por separados o juntos. Ya nuestro amigo Damiano ha escrito sendos artículos enumerándonos una serie de santos relacionados familiarmente entre sí, pero bien es verdad que pocas familias enteras han sido oficialmente celebradas por la Iglesia a lo largo de sus más de veinte siglos de historia. Sobre San Basilio, se publicó un artículo de Mitrut el pasado 2 de enero.

San Basilio el Grande nació en Cesarea de Capadocia alrededor del año 330 y procedía de una familia rica y piadosa, en la que estaba incluido su padre San Basilio el Viejo, su madre Santa Emelia, su abuela Santa Macrina la Mayor, su hermana Santa Macrina la Joven y sus hermanos, San Gregorio de Nisa, San Nacracio del Monte Nitria y San Pedro de Sebaste. La tradición también nos dice que Santa Teosevia era su hermana menor. Uno de sus abuelos fue mártir pero se desconoce su nombre.

Pregunta: ¿Es verdad que en Egipto existe un mammisi en el que se representa el nacimiento del dios Horus y los Reyes Magos adorándolo?

Respuesta: Para quienes no sepan lo que es un mammisi, digamos que es un templete pequeño. Bueno, tú sabes que el dios halcón egipcio Horus era hijo de los dioses Isis y Osiris y esposo de la diosa Hathor. El dios Horus tiene un templo en Edfu y es verdad que allí hay un mammisi en el que se describe el nacimiento de ese dios. En una de esas escenas, ante Horus recién nacido aparecen cuatro reyes que llevan consigo como regalos oro, incienso, mirra y un libro sagrado.

Es cierto que esa representación, muy anterior a nuestra era, nos recuerda la escena de los Reyes Magos ante el Niño Jesús y esto hace que muchos historiadores se reafirmen en sus posicionamientos de que, en los primeros tiempos del cristianismo, existieron ciertos lazos entre éste y la milenaria cultura egipcia.

Fotografía de una celebración maronita.

Fotografía de una celebración maronita.

Pregunta: Tengo un amigo en un seminario maronita y antes de ordenarse, quiero regalarle los ornamentos sacerdotales para la celebración de su primera Misa. ¿Cuáles son estos ornamentos y dónde me los podrían confeccionar?

Respuesta: Yo supongo que ahí, donde tú vives, habrá algún convento de monjas que confeccionen ornamentos litúrgicos. Ellas podrían hacerlo pero para eso tienen que conocer cuáles son.

Nuestra sotana sería lo que ellos llaman el “rasón o djebbè”, que es un vestido amplio y de mangas largas, similar a las togas de los abogados. Normalmente no llevan botones.

Lo que nosotros llamamos el “alba” es similar a lo que ellos llaman el “stikharion” que es similar al alba, llega hasta los pies y es un hábito talar. Es una túnica blanca con mangas que algunas veces está adornada con una cenefa bordada en la parte inferior. Las mangas se estrechan en dirección a las manos quedando en su extremidad cortadas por la parte inferior a fin de que puedan unirse con un broche.

Lo que nosotros llamamos “estola” es lo que ellos llaman “epitrakheljon” o “peritrakhelion”, que es una banda larga, de seda o lino, de unos diez centímetros de ancho, que se lleva puesta alrededor del cuello cayendo por delante hasta casi los pies.

Lo que nosotros llamamos “cíngulo” es el “zoster o zonarion” que es una estrecha banda de tela del mismo color que la casulla sujetándose con ella el stikharion y el epitrakhelion (alba y estola). Puede estar adornado con algunas cruces y se sujeta por detrás con un broche o un cordón.

Lo que antiguamente llamábamos “manípulo” y que ya no se usa, ellos, aunque muy poco, lo usan y se llama “epimanikia”. Son una especie de puños (puñetas) o manguitas que se ponen en ambas extremidades cubriendo las mangas del stikharion (o alba).

Lo que nosotros llamamos “casulla” para ellos es lo que para nosotros es una “capa pluvial”. Ahora no recuerdo cómo lo llaman. Espero haber podido ayudarte y que no se me haya olvidado ningún detalle.

Santa Gema Galgani en éxtasis. Lienzo basado en una fotografía real.

Santa Gema Galgani en éxtasis. Lienzo basado en una fotografía real.

Pregunta: Sé que ha habido algunos santos y beatos que han padecido problemas físicos, como Santa Genoveva Torres Morales, a la que le faltaba una pierna y utilizaba muletas, pero también ha habido otros que han sufrido significativas dolencias de orden psíquico como Santa Teresa de Lisieux. ¿Cómo se puede integrar dicho estado en una “vida santa”, como en los otros casos?

Respuesta: Las personas somos como somos, con nuestras virtudes, nuestros defectos y nuestras carencias ya sean físicas o psíquicas. Cuando una persona tiene como meta identificarse con Cristo, lo hace con todos sus condicionamientos. Bien es verdad que intentan disminuir sus defectos y aumentar sus virtudes, pero en cuanto a estas carencias, no siempre es posible darles solución y entonces te integras en Cristo tal cual eres.

Eso no sólo le pasó a Santa Teresa de Lisieux sino a otros muchos santos; quizás el caso más conocido sea el de Santa Gema Galgani, que en muchísimas ocasiones, realmente parecía actuar como una demente. Y algo parecido les sucede o, debe sucederles, a los llamados “locos por Cristo”, porque para hacer lo que algunos han hecho, muy cuerdos no debían estar.

Si una persona quiere integrarse plenamente en Cristo, Cristo la acepta tal cual es y la ayuda a mejorar en todo aquello en que le sea posible.

Pregunta: Me ha parecido muy interesante vuestro blog y os doy la enhorabuena. Mi consulta es la siguiente: Llevo años buscando información sobre un santo y la verdad es que no encuentro nada. El santo es San Aimar o Haimar; no recuerdo exactamente cómo se escribe. Recuerdo que era un monje italiano, pero nada más. Encontré la información de casualidad buscando información sobre este nombre.

Respuesta: Te estás refiriendo al Beato Ademaro (o Aidemaro), Aymar en francés, el cual fue nombrado por el Papa Gregorio IX inquisidor en el Languedoc cuando él era un simple clérigo. El 29 de mayo del año 1242, vigilia de la Ascensión, fue apresado por los albigenses junto con otros diez inquisidores, siendo todos martirizados cerca de Avignonet, en la actual archidiócesis de Toulouse, mientras cantaban el “Te Deum”. Todos, considerados desde un principio como mártires, fueron sepultados en la iglesia de San Román, en Toulouse. La tradición dice que después de muertos realizaron numerosos milagros y como es normal, su festividad se celebra el día de su muerte, o sea, el 29 de mayo. Todos ellos fueron beatificados por el Beato Papa Pío IX, el 6 de septiembre del año 1866.

Vidriera contemporánea del Beato Ricardo Whiting,

Vidriera contemporánea del Beato Ricardo Whiting,

Pregunta: Me llamo Arturo y no encuentro en su página web la biografía de mi santo patrono. De hecho, tengo la duda del día en que se celebra, ya que aunque yo siempre lo he celebrado el día 15 de diciembre, he encontrado que algunos santorales lo marcan el día 1 de septiembre. ¿Qué me podríais decir?

Respuesta: No existe ningún santo con este nombre, pero sí un beato: el Beato Ricardo Whiting, conocido también como Beato Arturo de Glastonbury. Nació en Somerset y fue el último abad de la abadía de Glantombury hasta que sufrió el martirio colgado y descuartizado el 15 de noviembre de 1539 por su fidelidad al Papa de Roma, junto con los Beatos Rugerio James y Juan Thorne. La cabeza del mártir fue colgada a las puertas del monasterio y el resto del cuerpo expuesto en Wells, Bridgwater, Ilchester y Bath. Fue beatificado por León XIII en el año 1895 y su fiesta se celebra el 15 de noviembre (no diciembre). Prometemos escribir más adelante un artículo sobre él y otros santos y beatos mártires ingleses.

Pregunta: Este blog me ha sacado de muchas dudas y también me ha servido de mucho pues soy catequista de Tecamachalco, en Puebla. El motivo por el que os escribo es para preguntar si existe alguna santa con el nombre de Minerva, pues tengo una tía llamada así y que tiene dudas sobre quién es su santa patrona, si es que la hay. Muchas gracias.

Respuesta: Pues después de consultar bastante bibliografía, debo decirte que Santa Minerva no existe. Existe un San Minervo y de él te puedo decir algo, aunque muy poco. Minerva no deja de ser el femenino de Minervo. Los Santos Minervo y Eleazaro, junto con ocho de sus hijos, fueron martirizados en Lyon, siendo conmemorados por el Martirologio Romano el día 23 de agosto.

El Martirologio de Lyon del siglo IX dice: “Lugduno Galliae Minervi, Eleazari cum filiis VIII” indicando el lugar de su sepultura: “quorum corpora in crypta quae urbi imminet condita habentur”. Se está refiriendo a la cripta de San Ireneo de Lyon. De las vidas y martirio de estos santos, no se sabe absolutamente nada. Algunos bolandistas ponen en tela de juicio su existencia histórica.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

San Basilio el Grande (329-379)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Mosaico bizantino del Santo.

Mosaico bizantino del Santo.

El epíteto “el Grande” añadido al nombre de San Basilio, arzobispo de Cesarea, se le dio muy pronto por su importancia en la historia y desarrollo de la Iglesia. Junto con San Atanasio de Alejandría, el héroe del primer concilio ecuménico, San Basilio está considerado como “pilar de la Iglesia” por su teología, aunque murió antes del inicio del segundo Concilio. Fue no sólo un teólogo, sino también un asceta y un gran amante de los que sufren: ancianos, viudas, huérfanos, enfermos, pobres. Para todos ellos organizó un impresionante sistema de cuidados sociales.

Vida
Basilio procedía de una familia rica y respetada de Cesarea, ciudad de Capadocia, que tenía una considerable fortuna y tierras en el Ponto. Durante la persecución de Maximino Daia, su abuelo y su esposa, Macrina la Anciana, huyeron a los bosques pónticos durante siete años (en torno a 306-313). Los únicos hijos que alcanzaron la vida adulta fueron Basilio, posteriormente obispo en Capadocia (tío de San Basilio), y Gregorio, padre de San Basilio, que se convirtió en abogado y profesor de derecho. Se casó con Emelia, oriunda de Capadocia, una huérfana hija de un mártir y una piadosa esposa cristiana. Tuvieron diez hijos, cinco chicos y cinco chicas. La mayor de los hermanos era Macrina (llamada como su abuela) que se encargó de educar a toda la familia. Un hermano llamado Naucracio se hizo ermitaño y murió en torno a los 27 años de edad. Los hermanos más famosos son Gregorio, posteriormente obispo en Nisa; y Pedro, obispo en Sebaste tras la muerte de San Basilio.

Basilio fue el tercer hijo de la familia, nacido en 329 ó 330. La mayor parte de su infancia la pasó con su abuela Macrina, alumna de San Gregorio el Taumaturgo, de modo que es obvio que recibió una educación cristiana. Pero su padre quería que fuese abogado, así que estudió en las mejores escuelas de Cesarea, Constantinopla y Atenas, y tuvo entre sus profesores al gran retor y filósofo Libanio, y entre sus compañeros, su amigo San Gregorio Nacianceno, pero también el futuro emperador Juliano el Apóstata. Durante su estancia en Atenas (desde 350) se sabe que Basilio y Gregorio sólo conocían dos caminos -el de la iglesia y el de la escuela- y que eran como una sola alma en dos cuerpos, practicando las virtudes cristianas y aprendiendo al más alto nivel (Oratio 43, capítulo 19-21). Las materias que estudiaron durante cuatro o cinco años fueron astronomía, geometría, gramática, dialéctica, historia y medicina.

En 355 o 356 Basilio abandonó Atenas. De vuelta en casa, supo que su abuela y su padre habían muerto. Su hermana mayor, Macrina (la Joven) asumió el liderazgo de la casa, mientras Basilio empezaba a practicar oratoria en Cesarea. Ciertamente, bajo la influencia de su hermana, Basilio sintió una creciente incomodidad con el mundo, de modo que decidieron consagrarse enteramente a una vida de renuncia monástica y ascetismo. En cualquier caso, Basilio no recibió el bautismo hasta el año 357, de manos del obispo Dianio de Cesarea. Poco después, Basilio visitaba los monasterios de Oriente y Egipto para conocer a los famosos monjes, como escribió a Eustacio de Sebaste (Epistula 223, capítulo 2). De vuelta a casa, renunció a su patrimonio en beneficio de los pobres y se estableció en soledad junto a su familia, que también vivía una dura vida ascética, en su granja del río Iris, cerca de Neocesarea. De hecho, se organizaron como dos monasterios gemelos. En la orilla contraria del río, en Annesi, Macrina había fundado un monasterio donde vivía junto con su madre Emelia. Sus vidas consistían en la lectura de las Escrituras, la oración y el trabajo en el campo.

Icono ortodoxo griego del Santo.

Icono ortodoxo griego del Santo.

Basilio conoció al obispo Eustacio de Sebaste, que había fundado un movimiento ascético muy duro que favorecía el modo de vida anacoreta (solitario). Pero San Basilio entendía el monasticismo como vida en común (cenobítica), que es superior porque es más útil y más segura para la salvación personal (Oratio 43, capítulo 62, ver también Sozomeno, Historia Ecclesiastica 4,12). San Gregorio Nacianceno visitó Annesi en torno a 358 y describió el lugar como de una bella soledad. En la atmósfera monástica de Annesi, Basilio y Gregorio compusieron la antología de los trabajos de Orígenes conocidos como “Philokalia” (Gregorio, Epistula 115; Sócrates, Hist. Eccl 4, 24), un importante trabajo para el desarrollo de la terminología teológica posterior.

Es posible que Dianio lo ordenara como lector o incluso diácono antes de su retiro en el Ponto. En cualquier caso Basilio ya era diácono en 360 y tomó parte en las disputas dogmáticas entre los “homoiusianos” (que creían que Cristo era como Dios –homoios– pero no Dios; entre los cuales estaba Basilio de Ancira y Eustacio de Sebaste) y los eunomianos o anomoeanos (extremistas arrianos), pero él apoyó decididamente la posición de Nicea (la “homousiana”). Tras la muerte de Dianio (362), los obispos vecinos eligieron, bajo la presión política del público, a Eusebio como obispo, aunque éste era un laico y no tenía conocimientos teológicos. De modo que buscó un buen teólogo que lo apoyara en la administración de su diócesis y encontró a Basilio, a quien consagró como sacerdote.

En este período, Juliano el Apóstata pidió un gran tributo a cambio de la libertad cristiana. Basilio lo rechazó, y las amenazas del emperador no fueron llevadas a cabo porque murió en 363, en una batalla contra los persas. Poco después, la ciudad se dividió entre los partidarios del obispo y sus oponentes, y en este contexto, Basilio abandonó la ciudad y regresó a su monasterio del Ponto. Pero poco después, debido a que el emperador Valente (364-375) intentó imponer un obispo arriano en Cesarea, Basilio aceptó la petición de Gregorio Nacianceno y regresó a la ciudad, se reconcilió con el obispo y fue, de facto, el líder de la iglesia de Cesarea hasta la muerte de Eusebio (370). Los magistrados imperiales y otras personalidades no querían a Basilio de obispo. El voto decisivo fue dado por el nonagenario Gregorio el Anciano, el padre de Gregorio Nacianceno, que acudió personalmente a la elección y le dio la consagración.

Basilio tenía 40 años de edad cuando se convirtió en arzobispo, teniendo en torno a 50 obispos sufragáneos en Capadocia. Intentó reconciliar las diferentes facciones en la ciudad, pero entraba en gran conflicto con Valente, protector de los arrianos, que llegó a la ciudad en 371 e intentó exiliar al Santo. Aparentemente porque Basilio sanó a la hija enferma del emperador (Oratio 43, capítulo 37), el emperador cambió de estrategia. Dividió la provincia de Capadocia para debilitar la influencia de Basilio y la fuerza de Nicea. En cambio, los capadocios crearon nuevas diócesis y ordenaron nuevos obispos.

Icono ortodoxo griego del Santo.

Icono ortodoxo griego del Santo.

Basilio mantuvo correspondencia con los obispos occidentales y trató de restaurar mejores relaciones entre Oriente, dominado por los arrianos, y Occidente, dominado por los niceos. Intentó acabar con el cisma antioqueno y reconciliar el obispo Melecio con el papa Dámaso, que apoyaba al contra-obispo Paulino, pero sin éxito. En los asuntos internos, Basilio intentó mejorar la educación espiritual e intelectual de los obispos y sacerdotes, prohibió a los obispos sufragáneos la ordenación a cambio de dinero bajo pena de excomunión, insistió en la impecable transformación de los sacerdotes y se declaró en contra de la presencia de mujeres en el servicio doméstico en las casas de los clérigos, para eliminar sospechas morales. Envió numerosas cartas pastorales a obispos y sacerdotes, con consejos acerca de diferentes problemas pastorales.

San Basilio es también conocido como el “padre de los pobres” a raíz de la creación del famoso Basilias, construido primero como una casa y posteriormente como una “nueva ciudad” a las puertas de Cesarea, donde los enfermos, los pobres, los extranjeros, los ancianos y todos aquellos incapacitados para trabajar eran ayudados a llevar una vida digna. Este centro humanitario tenía una gran catedral, una casa para el obispo, otros apartamentos para los sacerdotes, monjes, doctores, enfermeras; hospicios para peregrinos, hospitales, establos, graneros y talleres donde diferentes artesanos acudían a ayudar.

San Basilio sirvió como arzobispo sólo durante nueve años. Las tensiones con la política imperial acabaron cuando Valente murió en agosto de 378 y Teodosio se convirtió en emperador y ofreció libertad eclesiástica a los nicenos. Seguramente con ayuda de Basilio, Gregorio Nacianceno se convirtió en obispo en Constantinopla. Poco después de este nombramiento, Basilio se sintió muy enfermo y murió el 1 de enero de 379.

Los escritos de San Basilio
Los trabajos de San Basilio tienen una función teológica muy importante en el desarrollo de la fe cristiana, tanto en teología moral como en dogmática, pero también en la praxis ascética y litúrgica de la Iglesia.

Escritos dogmáticos:
Contra Eunomio en 3 libros (Migne, Patrologia Graeca 29, cols. 497-670), una respuesta a una apología arriana escrita por Eunomio en 361. La réplica, concebida en 364, defiende la divinidad del Hijo de Dios, que ha nacido del Padre, el No Nacido, y que es consustancial con Él (ὁμοούσιος). En el tercer libro Basilio defiende la consustancialidad del Espíritu Santo. Para este tema escribió un libro especial, siendo éste:
De Spiritu Sancto, en 375 (Migne, PG 32, cols. 67-218).

Icono ortodoxo griego doble: San Basilio el Grande (arriba) y la Circuncisión (abajo).

Icono ortodoxo griego doble: San Basilio el Grande (arriba) y la Circuncisión (abajo).

Escritos ascéticos:
Ascetica ( ̓Ασκητικά, Migne, PG 36, cols. 619-1428) compuesta en tres partes: Moralia (ἠθικά), una guía para la vida cristiana en ochenta reglas de costumbres, y dos reglas monásticas: las 55 Grandes Reglas (Asketikon Mayor) y las 313 Pequeñas Reglas (Asketikon Menor), en forma de preguntas y respuestas. Ambas reglas monásticas tienen gran importancia hasta el día de hoy en los monasterios cenobíticos de la cristiandad oriental. Gregorio Nacianceno atestiguó que Basilio escribió y usó estas reglas durante su retiro a las orillas del río Iris, para la vida de la comunidad monástica basiliana y como contrapunto a las reglas anacoretas de Eustacio. Basilio nunca usa el término de “monachos” para definir al monje, prefiere el uso del nombre “hermano”, para hacer referencia al monje”.

Escritos litúrgicos:
La Liturgia de San Basilio (Migne, PG 21, cols. 1629-1656) que se celebra 19 veces al año.
Los exorcismos de San Basilio, oraciones leídas al final de la Liturgia del 1 de enero, en todas las Iglesias Ortodoxas.
– Diferentes oraciones usadas en la vida cristiana diaria (como son las oraciones matutinas, las oraciones eucarísticas de antes y después de la Santa Comunión, etc.)

Escritos homiléticos y cartas
– Comentarios bíblicos a diferentes libros: el más común es su comentarios a los Seis Días de la Creación (Hexaemeron), pero también otros, como trabajos exegéticos de los Salmos, Isaías, Job, los 24 sermones, las 366 cartas con propósito dogmáticos, apologético o pastoral.

Veneración:
Su conmemoración comenzó casi inmediatamente después de su muerte, de modo que el día 1 de enero se convirtió en la fiesta del Santo en Oriente. Es celebrado por la Iglesia Católica Romana el 14 de junio, el día de su elección como arzobispo. Desde 1969, su celebración se ha trasladado al 2 de enero, porque el primer día del años está dedicado a la Solemnidad de María, Madre de Dios. El 2 de enero San Basilio es celebrado junto con su amigo, San Gregorio Nacianceno.

Doble icono ortodoxo griego de la Circuncisión y San Basilio.

Doble icono ortodoxo griego de la Circuncisión y San Basilio.

Las Iglesias Bizantinas tienen otra fiesta para los Tres Pilares de la Iglesia: Basilio, Gregorio Nacianceno y Juan Crisóstomo, el 30 de enero. Esta celebración se relaciona, tradicionalmente, con una dispuesta en torno a “cuál de los tres es el más grande”. San Juan Mauropoulos, obispo de Euhatiae, tuvo una visión en 1084 en la cual los tres jerarcas le comunicaron su total igualdad en el Reino de Dios. Desde entonces, Basilio, Gregorio y Juan son conmemorados conjuntamente y de hecho se les considera patrones de las escuelas teológicas.

Hay numerosas reliquias de San Basilio a lo largo y ancho del mundo. Una de las más importantes es su cabeza, que se preserva hoy en día en el monasterio de la Gran Laura del Monte Athos, en Grecia. Se dice que la mítica espada Durandal contiene algo de sangre de Basilio.

Troparion (himno) de San Basilio
Tu proclamación se ha extendido por toda la tierra, que fue divinamente instruida al oír tu voz, exponiendo la naturaleza de todas las criaturas, ennobleciendo las costumbres de los hombres. ¡Oh santo padre de sacerdocio real, suplica a Cristo Dios que nuestras almas se salven!

Mitrut Popoiu

Bibliografía:
– Dr. Anton Stegmann, Allgemeine Einleitung, en: *** Des heiligen Kirchenlehrers Basilius des Grossen ausgewählte Schriften Bd. 1 (Bibliothek der Kirchenväter, 1. Reihe, Band 46), aus dem Griechischen übersetzt, München: Pustet, 1925
– Stelianos Papadopoulos, Viaţa Sfântului Vasile cel Mare, traducere din limba greacă de diacon Cornel Coman, Editura Bizantină, Bucureşti, 2003.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es