San Dionisio Siguros de Zakynthos, obispo

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Icono ortodoxo griego del Santo.

Icono ortodoxo griego del Santo.

Gradenigo – ese era su nombre -, nació en el año 1547 en Aigialos, en la zona costera de la ciudad de Zakynthos (Grecia), en el seno de la rica, terrateniente y noble familia de los Siguros, provenientes de Italia, cuyos antepasados habían sido católicos, aunque cuando Gradenigo nació, la mayor parte de ellos era de religión ortodoxa. Su padre se llamaba Moukios, su madre, Paulina y tenía dos hermanos más. Según la tradición, fue bautizado por San Gerasimos el Joven. Fue criado cristianamente y como no tenía problemas económicos, desde muy temprana edad, Gradenigo pudo dedicarse a los estudios, especializándose en Sagrada Teología, aunque paralelamente estudió el griego clásico, el latín y el italiano.

Era aun muy joven cuando quedó huérfano de padre y madre y con veintiún años de edad, regalándoles la finca a sus hermanos, ingresó como monje en el monasterio de Strofades – situado en la isla de su mismo nombre -, donde asumió el nombre de Daniel. En el año 1568, obtuvo de la comunidad de Zakynthos el monasterio de la Theotokos Anafonitria, donde dos años más tarde fue ordenado de diácono y posteriormente, de presbítero por parte del obispo Filoteo Loverdos, metropolita de Cefalonia y Zakynthos.

En el año 1577, obtenida la bendición del metropolita Nicanor de Atenas el cual quedó maravillado de su santidad y sabiduría, peregrinó a Tierra Santa. Mientras Daniel estaba en Palestina, el obispo Nicanor propuso al Patriarca Ecuménico Jeremías II que lo promoviese al episcopado a fin de que ocupara la sede vacante de Egina y así, a su retorno, el mismo metropolita Nicanor lo consagró como obispo de aquella diócesis vacante, en la actual iglesia ateniense de San Eleuterio, que en aquel tiempo estaba dedicada a la Theotokos Gorgoepikos. Fue en esta ocasión cuando el hieromonje Daniel asumió el nuevo nombre de Dionisio, en honor de San Dionisio el Areopagita que era natural de Atenas. En Egina desarrolló una intensa labor apostólica y social. En la vieja catedral de Perachora de Egina aun se conserva la sede de piedra que es conocida como el “trono del santo”.

Urna-relicario cerrada. Zakynthos (Grecia).

Urna-relicario cerrada. Zakynthos (Grecia).

Por razones desconocidas (posiblemente por querer llevar una vida más ascética), en el año 1579 Dionisio renunció de su cargo y abandonó la isla de Egina volviendo a Zakynthos. Pero tanto el Patriarca como el obispo Nicanor querían que San Dionisio continuara ejerciendo su labor episcopal, por lo que Jeremías II lo nombró obispo de la isla de Zakynthos, gesto que originó un conflicto con el obispo de Cefalonia (el que lo había ordenado de sacerdote), el cual, enviando un embajador a Venecia, pidió la intervención del Dux Nicolás Daponte, el cual en el año 1581 emitió un decreto mediante el cual se prohibía a Dionisio ejercer funciones episcopales en aquella región.

Como Dionisio no quería ser motivo de conflictos ni cismas, deseando dedicarse a la oración y el silencio, dimitió de su cargo en el año 1582 y el 25 de enero del año siguiente se marchó como simple párroco a la iglesia de San Nicolás, que dependía directamente del Patriarcado de Constantinopla. Podemos ver cómo la República de Venecia (católica) era quién gobernaba aquellas islas griegas de religión ortodoxa. Además es conocida la desafección que el Dux de Venecia sentía hacia los clérigos que tenían lazos de unión eclesial con el Patriarcado de Constantinopla.

Después de la muerte del obispo Filoteo de Cefalonia, San Dionisio presentó su candidatura para ocupar la sede vacante, aunque esta no le fue aceptada y no fue elegido. Entonces se retiró al monasterio de Anafonitria, donde estuvo instruyendo a los monjes y a la gente pobre que vivía en los alrededores, compaginando esta labor docente con la oración y una vida ascética.

Urna-relicario semiabierta. Zakynthos (Grecia)

Urna-relicario semiabierta. Zakynthos (Grecia)

En este período de tiempo se originó una serie de conflictos entre las familias Siguros y Modinou y en un enfrentamiento entre ambas fue asesinado su hermano Constantino Siguros. Buscado por las autoridades, el asesino se refugió en el mismo monasterio donde habitaba San Dionisio y, aun sabiendo que aquel hombre era el asesino de su hermano, le ofreció hospitalidad, lo escondió para que las autoridades no pudieran encontrarlo y le ayudó a escapar, salvándolo así de una muerte segura.

San Dionisio murió el 17 de diciembre de 1622, teniendo setenta y cinco años de edad. Según su deseo, fue sepultado en la iglesia de San Jorge del monasterio de Strofades, al cual dejó como herencia todas sus posesiones familiares. Cuando años más tarde su cuerpo fue exhumado, se encontró completamente incorrupto y desprendiendo un perfume que parecía sobrenatural. Fue depositado en el nártex de la iglesia y posteriormente, sentado en el trono episcopal. Ya hemos hablado en alguna otra ocasión como en algunos lugares de Grecia se acostumbra a sepultar a los obispos sentados en su sede.

Aunque los fieles ortodoxos ya lo veneraban como santo, el 20 de marzo del año 1703, los monjes del monasterio de Strofades solicitaron al Patriarcado Ecuménico la canonización de Dionisio y en un “tomo sinodal” emitido por el Patriarca Gabriel y firmado por los diez padres sinodales, Dionisio Siguros de Zakynthos fue reconocido como santo de la Iglesia Bizantina.

En el transcurso de la guerra entre los venecianos y los turcos, el monasterio de Strofades fue saqueado en agosto del 1717. Los turcos, después de asesinar a casi todos los monjes, cortaron las manos al cuerpo incorrupto del santo y se las llevaron, aunque posteriormente, estas reliquias fueron encontradas. De todos los monjes del monasterio, solo cinco lograron salvarse y el 22 de agosto, en un navío dálmata, llevaron el cuerpo de San Dionisio a su isla de Zakynthos, donde después de una solemne procesión, fue colocado en la iglesia que lleva su nombre. Desde entonces, la comunidad ortodoxa de la isla lo venera como su santo patrono.

Urna-relicario abierta. Zakynthos (Grecia).

Urna-relicario abierta. Zakynthos (Grecia).

A San Dionisio de Zakynthos se le han compuesto numerosos himnos y oficios litúrgicos, los cuales han sido editados en varias ocasiones: en Venecia en el año 1738, en Atenas en los años 1844, 1885, 1911… en Zakynthos, Patras, Tesalónica, etc. En estos oficios litúrgicos, el 17 de diciembre se recita el himno escrito por Angelos Simmachios, mientras que el 24 de agosto se recita el compuesto por el sacerdote Nicolás Aravantinos.

Antonio Barrero

Bibliografía:
– Kerofilas, K., “Άρχοντες Άγιος”, Atenas, 1925.
– Kralides, A.F., “Bibliotheca sanctórum orientalium, tomo I”, Città Nuova Editrice, Roma, 1998.
– Provatakis, T., “Αγίου Διονυσίου του εν Ζακύνθου”, Atenas, 1993
– Zois, L. “Αγίου Διονυσίου του εν Ζακύνθου”, Zakynthos, 1895.

preguntasantoral_anticopia_articulo20160109

Enlace consultado (20/12/2015):
– www.imzante.gr/zakynthos-metropolis/agios-dionysios

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es