San Florián, mártir

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Imagen del Santo venerada en la catedral de Vilnius, Lituania.

Imagen del Santo venerada en la catedral de Vilnius, Lituania.

El 4 de mayo, el Martirologio Romano dice: “En Lorch, en La región Nórico, cerca del Danubio, San Florián, mártir, el cual, durante la persecución de Diocleciano y por orden del gobernador Aquilino, fue arrojado desde el puente al río Enns con una piedra atada al cuello”.

Probablemente fuera del centro de Europa San Florián no sea tan conocido, pero en esta zona goza de bastante popularidad y devoción. Los inmigrantes que han pasado al nuevo mundo, tanto en Estados Unidos como en Sudamérica, han contribuido a propagar su culto en este continente.

Los datos sobre su vida son escasos, pues las actas de su martirio se consideran legendarias, por ello, hay que espigar cuidadosamente la información para tratar de forjar un perfil.

Es probable que haya nacido cerca del año 250, por lo que de ser verídico este dato, al haber muerto en el año 304 ya era un veterano del ejército romano. Se le atribuye haber nacido en la ciudad de Aelium Cetiumin, hoy Saint Pölten (Zeilzemauer) Austria. Según la tradición vivía en Lauricum y era comandante del ejército romano en Baviera, siendo responsable de la brigada de bomberos.

Durante la persecución de Diocleciano, se presentó en la ciudad de Lorch el cónsul Aquilino para hacer valer el edicto de persecución contra los cristianos. Allí cumplió Florián su deber de militar perfectamente, hasta que se dio cuenta de que cuarenta de sus compañeros fueron encarcelados a causa de ser seguidores de Cristo. Entonces, se sintió impulsado a compartir la suerte de sus hermanos de fe y también se negó a perseguir a sus correligionarios.

Martiro del Santo, obra de Albrecht Aldörfer. Galería de los Uffizi, Florencia, Italia.

Martiro del Santo, obra de Albrecht Aldörfer. Galería de los Uffizi, Florencia, Italia.

Por ello fue conducido ante Aquilino quien le exigió que adorara a los dioses romanos a lo cual se opuso tajantemente. Fue desnudado, azotado cruelmente con garfios y, posteriormente, se le arrojó al río Enns atado por el cuello a una pesada roca; su cuerpo fue arrastrado por la corriente y fue a parar a una orilla. Entonces, sigue diciéndonos la tradición, descendió un águila para proteger sus restos, hasta que fue sepultado por una mujer llamada Valeria.

Sus reliquias fueron veneradas en la abadía agustina de San Florián, cerca de Lins y luego fueron llevadas a Roma. En 1183, el Papa Lucio III donó una parte de las mismas al rey Casimiro de Polonia y al arzobispo de Cracovia; por esta razón San Florián es considerado patrono de Lins, de Polonia y de Austria superior. Estas reliquias se veneran en la iglesia de San Florián en Cracovia.

Sin duda es la iconografía del Santo la más popular, pues lo representa con una cubeta vaciando agua sobre una casa que se está incendiando. Esta idea viene de una leyenda que cuenta que cuando el santo era niño, la choza donde vivía se estaba incendiando y tomó un balde con agua logrando apagar con rapidez y sin contratiempos el siniestro, sin embargo, como ya se ha dicho, este atributo más bien le viene por haber sido el capitán del cuerpo de bomberos del ejército romano.

Relicario del cráneo del Santo en Cracovia, Polonia.

Relicario del cráneo del Santo en Cracovia, Polonia.

San Florián tiene el patronazgo sobre el cuerpo de bomberos, los deshollinadores de chimeneas, se invoca su protección sobre los que están en peligro de ahogarse y por este motivo, comparte con San Juan Nepomuceno dicha protección. La catedral de Vaduz le está dedicada.

Humberto

Enlaces consultados (20/04/2015):
– http://arteysimbologia.wordpress.com/2013/06/03/san-florian-de-lorch/
– http://es.wikipedia.org/wiki/Flori%C3%A1n_de_Lorch

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es